Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Merkel defiende las restricciones y no descarta que puedan prolongarse

Merkel defiende las restricciones y no descarta que puedan prolongarse
Berlín —

0

Berlín, 2 nov (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, defendió las nuevas restricciones contra la pandemia del coronavirus, que entraron en vigor este lunes, y no descartó que tengan que prolongarse más allá de noviembre si no tienen el efecto deseado.

Merkel avisa de que el sistema sanitario se acerca a su límite

Merkel avisa de que el sistema sanitario se acerca a su límite

"Tenemos una etapa intermedia que será el 16 de noviembre, cuando nos volveremos a reunir con los primeros ministros y analizaremos si las metas que nos hemos propuesto se pueden alcanzar hasta finales de mes", dijo la canciller ante la prensa en alusión a los jefes de los gobiernos regionales.

"Se hará todo lo posible para que las medidas se limiten a noviembre. Pero tenemos que lograr que se puedan reconstruir las cadenas de contagios para interrumpirlas, lo que ahora no es posible", agregó la canciller.

Para ello, hay un indicador clave, que es la incidencia semanal de contagios por 100.000 habitantes, que actualmente está por encima de 120 y que, según opinión de los expertos, como recordó Merkel, debe estar en torno a los 50 por 100.000 habitantes para no rebasar las capacidades de seguimiento de las oficinas de sanidad.

LLAMAMIENTO AL SENTIDO COMÚN

Merkel dijo al comienzo de su comparecencia que había convocado la conferencia de prensa con el propósito de explicar las medidas ante el rechazo que había visto en algunos sectores, donde se supone que Alemania volvería a tener que asumir nuevas medidas de limitación de la vida pública.

"Nos acercamos cada vez más a los límites humanos y estructurales del sistema sanitario. Eso no lo puede permitir ningún Gobierno, no el Gobierno alemán, y yo no lo quiero permitir", advirtió Merkel, quien recordó que la pandemia es "la mayor prueba de esfuerzo desde la fundación de la República Federal Alemana".

Las restricciones obligan a "prescindir de mucho de lo que es bueno", reconoció la canciller, y abogó por evitar "tres de cada cuatro contactos".

Tras apelar a la "razón" y el "sentido común", indicó que su objetivo con estas normas, que son "la variante suave" de lo que se ha implementado en otros países europeos, es "evitar en lo que sea posible un confinamiento"

"Hemos considerado largamente si había un camino mejor o menos drástico. No lo hemos visto. Por eso, con dolor, hemos optado por tomar estas medidas", dijo.

De cara a los críticos, Merkel señaló que a veces se discutía si solo en Alemania se estuvieran haciendo restricciones y en el resto del mundo la vida siguiera su vida normal, mientras que lo ocurre verdaderamente es que buena parte de los otros países europeos han tomado medidas más drásticas.

En Alemania, durante las próximas cuatro semanas, estarán cerrados restaurantes, bares e instituciones culturales, lo que ha generado protestas de parte de esos sectores, que se sienten discriminados ante otros.

"Teníamos que reducir contactos y para ello teníamos que hacer algo. Hubiéramos podido cerrarlo todo y hubiera sido lo más justo, pues hubiéramos tratado a todos los sectores por igual. Pero no hubiera sido lo más práctico, había que establecer prioridades", dijo.

LAS MEDIDAS, COMPRENDIDAS COMO UN "ROMPEOLAS"

Merkel manifestó su esperanza de que las restricciones puedan funcionar como una especie de rompeolas, para lo que dijo que es clave que la gente respete medidas preventivas, también en espacios privados.

"Hemos buscado consejo de las organizaciones científicas. Se nos dice que en caso ideal debería haber una reducción de contactos del 75 por ciento. Dependemos de que la mayoría se comporte responsablemente", dijo.

Merkel recordó cómo tras las restricciones que se impusieron en marzo y el alivio de las mismas en abril la gente siguió siendo cuidadosa y eso permitió mantener un cierto grado de control sobre la pandemia en primavera y que en verano se pudiera disfrutar de muchas libertades.

"La gente está ahora naturalmente decepcionada de que esto dure tanto. En marzo tuvimos una gran aceptación. Después de un verano sin problemas en que se disfrutaron de muchas libertades el otoño ha golpeado duro y el invierno es difícil", dijo.

Sin embargo, Merkel expresó su esperanza de que siga habiendo una aceptación, ya que "todo el mundo conoce a alguien que pertenece a un grupo de riesgo al que quisiera proteger".

Este lunes, Alemania comunicó 12.097 nuevos contagios con coronavirus en las últimas 24 horas -tras el nuevo máximo de 19.059 el sábado-, lo que se atribuye al hecho de que no todos los estados federados comunican sus datos el fin de semana.

Aún así, los casos contabilizados hoy suponen un nuevo máximo registrado en un lunes desde el inicio de la pandemia.

Según datos del Instituto Robert Koch (RKI) actualizados la pasada medianoche, los positivos contabilizados desde que se dio a conocer el primer contagio en el país a finales de enero ascienden a 545.027, con 10.530 víctimas mortales, 49 más en un día.

Etiquetas
Publicado el
2 de noviembre de 2020 - 17:16 h

Descubre nuestras apps

stats