Todos los partidos, incluido Unidas Podemos, cargan contra Illa por irse de candidato en plena pandemia

El ministro de Sanidad y cabeza de lista del PSC a las elecciones catalanas, Salvador Illa, entrando en el Comité Federal del PSOE, celebrado el 23 de enero en Barcelona

Unidas Podemos, socio de coalición del PSOE en el Gobierno, se ha sumado este lunes a todos los partidos de la oposición para criticar que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, vaya a presentar mañana su dimisión para centrarse en la campaña catalana en plena pandemia, en medio de la tercera ola, con las cifras de contagios y fallecidos disparadas y las UCI y los hospitales al borde del colapso.

Los grupos se han lanzado en tromba contra el anuncio realizado a primera hora por la Moncloa acerca de la salida de Illa ante el inminente inicio de la campaña de las elecciones catalanas del 14F. Entre los más críticos se han situado PP, Vox y Ciudadanos, a pesar de que estos tres partidos han pedido insistentemente la dimisión de Illa en las últimas semanas, tanto por su gestión de la pandemia como por haber sido designado candidato del PSC para presidir la Generalitat.

Las críticas han arreciado coincidiendo con la celebración de la Diputación Permanente del Congreso que decidió precisamente sobre las comparecencias del propio Illa, del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de las vicepresidentas Carmen Calvo y Teresa Ribera y de varios ministros. De hecho, el órgano aprobó que el ministro de Sanidad, comparezca en una reunión extraordinaria de la Comisión de Sanidad para hablar "sobre su dedicación a la campaña de las elecciones autonómicas" de Catalunya previstas para el 14 de febrero y para que dé explicaciones "sobre la conveniencia y el previsible impacto, desde un punto de vista sanitario, de la celebración de comicios electorales en plena tercera ola del COVID-19". Se trata de dos iniciativas presentadas, la primera de ellas, por el PP, y la segunda, por ERC, que han salido adelante gracias el voto a favor de los republicanos, socios del Ejecutivo en la investidura y en los Presupuestos.

Se da la circunstancia de que esta misma mañana el Gobierno ha anunciado que Illa dimitirá este martes de su cargo de ministro para dedicarse a la campaña catalana, por lo que fuentes del Congreso han explicado que deberá ser su sucesor o sucesora al frente de Sanidad quien deba comparecer para hablar de esos asuntos, una vez se convoque esa sesión extraordinaria de la citada comisión parlamentaria. Además de esas comparecencias, la Diputación Permanente ha aprobado las de la vicepresidenta y ministra de Economía, Nadia Calviño, sobre los fondos europeos, y la del ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá, sobre pensiones. Ha sido rechazada, en cambio, la comparecencia de Pedro Sánchez para abordar también los fondos europeos –que había sido solicitada por el PP–, y la de la vicepresidenta Carmen Calvo para hablar sobre" los gastos y actuaciones de Patrimonio Nacional en relación a la estancia del Rey emérito en los Emiratos Árabes Unidos", pedida por ERC y EH Bildu.

En una misma intervención, la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, consideraba que Illa ha utilizado "su posición de ministro como trampolín para ser candidato en la Generalitat" y, a la vez, le criticaba por dimitir dándose "a la fuga" en plena tercera ola.

"Illa burlará esta Cámara dimitiendo mañana", denunciaba Gamarra, cuyo partido lleva semanas pidiendo al ministro que deje el cargo. "Los españoles merecen el respeto de un Gobierno que comparezca, dé explicaciones y no se dé a la fuga dejándonos solos a los españoles", añadía. "El señor Illa, cuando estamos en el peor momento de la tercera ola y los hospitales al borde de su saturación, ha preferido buscarse la vida de candidato partidista para conseguir los votos de unos ciudadanos a los que debería dar cuenta de su negligencia", proseguía minutos después el portavoz de Sanidad del PP, José Ignacio Echániz, en la Diputación Permanente.

Isa Serra: "Illa debería centrarse en combatir la tercera ola"

"Illa debería centrarse en combatir la tercera ola, que es lo que pide la ciudadanía en una situación tan complicada. En una situación tan difícil no debería abandonar su responsabilidad. Yo le respeto pero podría llegar a pensar la gente que se está poniendo por delante los intereses electoralista frente a proteger la salud de la ciudadanía", aseguraba, en la misma línea, la portavoz de Unidas Podemos, Isa Serra, durante una rueda de prensa. El socio de coalición del PSOE considera que el aún titular de Sanidad debía haber aplazado su marcha al menos hasta la comparecencia prevista para el jueves, en el Congreso, que quedará cancelada por la dimisión.

El presidente de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, consideraba una "mala noticia" y "un error" que el ministro "vaya a dimitir antes de dar explicaciones en sede parlamentaria" acerca de la pandemia. El dirigente del grupo confederal ha criticado también que Illa no se haya posicionado a favor de aplazar las elecciones catalanas, tal y como acordó el Govern, un retraso que por el momento ha sido rechazado por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya.

Asens ha cargado contra la "doble condición de ministro y candidato" de Illa y ha considerado "razonable que haya ciudadanos" que cuestionen que el aún titular de Sanidad no haya querido aplazar los comicios dada esa "doble posición" y ante el "miedo" de que "el efecto Illa se convierta en el suflé Illa". Por todo ello ha exigido que el ministro comparezca en el Parlamento en los próximos días.

Las críticas al ministro también las han pronunciado los socios de investidura y de Presupuestos del Gobierno, como ERC o PNV. Carolina Telechea, diputada republicana en el Congreso, ha considerado que "Illa es el único ministro de Sanidad del mundo que deja sus funciones para ser candidato". En su opinión, en los comicios catalanes "habrá que decidir entre democracia y el 155 encubierto de Illa". El diputado del PNV Mikel Legarda, por su parte, ha querido lanzar un "reproche directo" al aún ministro por no haber comparecido en el Congreso "antes" a pesar de que su declaración estaba pedida desde el 10 de diciembre y, por tanto, antes de que se conociera que sería candidato por el PSC. "No entendemos cómo en este contexto decide dimitir antes de comparecer", ha añadido el portavoz de EH Bildu en el Congreso, Oskar Matute. "La razón de partido puede más que la de Estado", ha denunciado él, que ha considerado que. "el efecto Illa puede convertirse en un efectillo a la vista de las últimas actuaciones que está llevando a cabo".

Vox cree que "no hay ningún efecto Illa"

El portavoz nacional de Vox, Jorge Buxadé, también ha cargado este lunes contra Illa, al considerar que tenía que haber dimitido hace un año, después de las manifestaciones del 8M, que el Gobierno permitió "cuando ya conocía la expansión del virus". "No hay ningún efecto IIIa’", ha sentenciado Buxadé, que ha acusado al ministro de “utilizar todo el aparato del Estado para situarse en mejores condiciones en la campaña", anteponiendo sus intereses a la "gravísima situación que sufre España" con los rebrotes de la Covid.

"El ‘efecto Illa’ es el efecto separata, el efecto separatista. Al final cuando de verdad nos estamos jugando el futuro de España, de los españoles y de los catalanes vemos que el PSC es lo mismo que una organización separatista", ha continuado durante la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede del partido de extrema derecha. El dirigente de Vox ha llamado a la "movilización contra el gobierno traidor, desleal, negligente e irresponsable" y ha dicho que lo que tiene que hacer los catalanes es no dejarse engañar de nuevo "por las elites del PSOE" y "votar a Vox" porque -ha reiterado- "nos estamos jugando el futuro de España". "El PSC quiere perpetrar otro fraude electoral en Catalunya", ha opinado, al igual que el hizo Sánchez tras las generales cuando "dijo que no iba a pactar con separatistas ni nacionalistas y mintió a los españoles". 

En la misma línea, el portavoz parlamentario de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha juzgado como "indignante" que Illa "se haya dedicado a dar mítines en lugar de atender sus deberes en pleno rebrote de la pandemia". "Esto no tiene nombre, ha perdido el respeto [como ministro] porque es antiético. Ha hecho dejación de sus responsabilidades y ha preferido ser candidato que ministro", ha señalado Bal en rueda de prensa en el Congreso.

A su juicio, Illa "debió cesar en cuando presentó su candidatura". "Los ciudadanos se merecen un Gobierno que vele por sus vidas y sus empleos" y "no deje sus obligaciones solo para conseguir rascar unos cuantos escaños más en el parlamento de Catalunya porque eso es algo indignante", informa Carmen Moraga

"Llevan semanas pidiendo la dimisión de Illa y, cuando presenta la dimisión, critican su dimisión. Lo que les molesta es que va a ganar las elecciones, que sea el candidato que prefieran los catalanes", trataba de responder el diputado socialista José Zaragoza todas esas críticas del resto de los partidos.

Sánchez, al ministro: "Entiendo tu decisión"

Mientras arreciaban los discursos contra Illa, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aprovechaba su último acto oficial en compañía del ministro para despedirse y poner en valor el trabajo que ha desempeñado este año al frente del departamento que se ha convertido en clave por la lucha contra el coronavirus. Sánchez ha asegurado que "el desafío" que tiene" por delante los próximos meses y años es apasionante, pero muy necesaria para Catalunya" y se ha referido a la "labor de reencuentro y de bienestar que necesita".

"Entiendo tu decisión", le ha dicho el presidente al todavía ministro, que dejará este martes la cartera para dedicarse de lleno a la campaña electoral. Los socialistas hicieron pública la candidatura de Illa el pasado 30 de diciembre, aunque la decisión se tomó un mes y medio antes después de que Miquel Iceta le planteara a Sánchez la idoneidad de presentar a Illa como cabeza de cartel del PSC, un ofrecimiento que le hizo dando un paso al lado y que el ministro aceptó horas después. "Tienes virtudes de liderazgo público basadas en humildad, la capacidad de trabajo y la determinación y una visión de lo que se necesitaba en el Sistema Nacional de Salud y no me queda duda también en Catalunya", ha expresado Sánchez durante su intervención en la Agencia Española del Medicamento.

"Sin ti y sin muchos de los que estás aquí presentes y que representan al Sistema Nacional de Salud y al Ministerio de Sanidad todo hubiera ido mucho más complejo", se ha despedido el presidente, que ha dicho que ha sido "un honor trabajar codo con codo" junto a Illa estos meses.

Etiquetas
Publicado el
25 de enero de 2021 - 15:16 h

Descubre nuestras apps

stats