Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El juez Peinado exprime la causa contra Begoña Gómez y cita ahora a Pedro Sánchez
OPINIÓN | 'Que no pare el espectáculo Peinado', por Esther Palomera
CRÓNICA | Una guerra de cien días para impedir la victoria de Trump

El PP se abre a negociar con Puigdemont la investidura de Feijóo ante el ‘no’ del PNV

El candidato del PP a la investidura, Alberto Núñez Feijóo

Aitor Riveiro / Arturo Puente

181

Alberto Núñez Feijóo solo tiene, hoy por hoy, una opción de ser investido presidente del Gobierno: la abstención de Junts. El líder del PP, designado como candidato por el rey pese a no tener los apoyos necesarios, cuenta de partida con 172 ‘síes’ y 178 ‘noes’. Todos los partidos del ‘no’ han confirmado su rechazo a un voto favorable a Feijóo, pero el partido del expresident Carles Puigdemont ha dejado en el aire una posible abstención que le abriría la puerta a una investidura. Y el PP se va a sentar a hablar con ellos. En Vox permanecen a la espera: “No le vamos a decir al PP con quién debe o no hablar”.

Así lo señalaron diferentes portavoces durante la mañana del miércoles, horas después de hacerse pública la designación del rey, amparada en la “costumbre”, y cuando Feijóo ya había negociado con la presidenta del Congreso, Francina Armengol, posponer la investidura a finales de septiembre. Tras pedir hace apenas una semana una “investidura rápida”, el PP quiere ahora ganar tiempo para armar una mayoría que incluso el jefe del Estado reconoció que el gallego no tiene.

elDiario.es ha recabado la opinión de los diferentes grupos parlamentarios que apoyaron a la socialista Francina Armengol para presidir el Congreso, y que será la base de la posible investidura de Pedro Sánchez para una coalición con Sumar. Tanto ERC como EH Bildu y el BNG tienen claro su ‘no’ al gallego. “Absolutamente descartado”, aseguran desde ERC. También la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, o el diputado de Bildu Oskar Matute lo dejaron claro en Twitter

Feijóo ya descontaba esos rechazos. El líder del PP sueña desde hace meses con un giro del PNV, con quien su partido se ha entendido en el pasado y con cuyos dirigentes él mismo tiene buena relación. Pero los ‘jeltzales’, que gobiernan con el PSE a nivel autonómico, provincial y municipal y notan el empuje de EH Bildu en su carrera por la hegemonía en Euskadi, han dicho en múltiples ocasiones que es imposible que apoyen al PP si en la ecuación está Vox.

La posición del PNV la ratificó este miércoles el portavoz parlamentario, Aitor Esteban, en un vídeo distribuido por su equipo de prensa. “En una investidura de la mano de Vox no vamos a participar”, insistió, una vez más, Esteban para echar por tierra las ensoñaciones del PP con una geometría parlamentaria que incluya a los nacionalistas vascos y a la extrema derecha. “Las posiciones están fijadas por prácticamente todos los partidos, por no decir todos. Nos espera un mes en el que habrá mucha especulación, mucho marketing, pero en el que no creo que haya sorpresas”, añadió.

El portavoz del PNV puntualizó en sus declaraciones que si les llama el PP, “por mínima cortesía hay que ir a la reunión”, para añadir con ironía: “Puede servir para que el señor Feijóo y yo nos conozcamos, porque no nos conocemos. Pero no va a servir para nada más. Ya hemos dicho claramente que en una investidura de la mano de Vox no vamos a participar”. 

Junts, abierta a escuchar ofertas

Así las cosas, solo hay una opción para Feijóo: la abstención de Junts. En la mañana del miércoles el PP salió en tromba a los medios de comunicación a defender la candidatura de su jefe de filas. Y tanto la secretaria general, Cuca Gamarra, como el vicesecretario de Institucional, Esteban González Pons, y la de Políticas Sociales, Carmen Fúnez, aseguraron que se quieren reunir con la portavoz de Puigdemont en Madrid, Míriam Nogueras.

Los tres aseguraron que Feijóo va a abrir una ronda de negociaciones con todos los grupos, excepto con EH Bildu. Y ese “todos” incluye a Junts. “Junts es un grupo parlamentario que, al igual que Esquerra, más allá de las acciones que cuatro personas, cinco, diez, las que fueran, llevaran a cabo, representan a un partido cuya tradición y legalidad no está en duda”, dijo Pons. “Hay una realidad parlamentaria y convocaremos a los grupos parlamentarios a esa ronda de contactos”, aseguró Gamarra. “Vamos a lanzar un guante a todos los grupos, es nuestro deber y compromiso”, añadió Fúnez. La responsable de Políticas Sociales añadió que el PP no hablará de “amnistía ni de referéndum”. 

No es el primer intento de acercamiento del PP a Junts. Tras las recientes elecciones municipales, los de Feijóo se plantearon la opción de aupar a Xavier Trias a la Alcaldía de Barcelona. Finalmente optaron por permitir gobernar la capital catalana al socialista Jaume Collboni.

elDiario.es ha intentado, sin éxito, que la dirección nacional del PP precise cuáles serán las propuestas que le puedan lanzar a Junts. Este mismo martes, Feijóo aseguró que la propuesta que presentará ante el Congreso tendrá “como pilares básicos la defensa de la Constitución y el impulso del Estado autonómico”, entre otras, dos ejes que no parecen formar parte de un plan para seducir a Puigdemont.

Negociar con un “prófugo” y “golpista”

Poco antes de abrirse a negociar con ellos, Feijóo atacó al PSOE por negociar con Junts la investidura de Pedro Sánchez. “Lamento que haya partidos que no han acudido” a la ronda de consultas del rey, dijo en referencia a los grupos independentistas. “Dejan claro lo que les interesa España y su gobernabilidad, que no respetan sus instituciones”, añadió. “Mal nos irá con un Gobierno que se sustente en ellos”, concluyó. 

En ese “ellos” están, obviamente, los diputados de Puigdemont, a quien el PP ha calificado de forma habitual de “prófugo” y de “golpista”. Junts, por el momento, se ha instalado en el silencio, como hicieran ya durante la negociación con el PSOE para la Mesa del Congreso. Los independentistas catalanes son conscientes de que Sánchez puede tener más margen que el PP a la hora hacer concesiones en su agenda política, principalmente en lo relativo a una amnistía. Ahora bien, eso no significa que vayan a cerrar la puerta de entrada a escuchar ofertas, vengan de donde vengan.

Para Puigdemont supone cierta dosis de venganza ver cómo primero el PSOE y ahora el PP han pasado de menospreciarlo y prometer que lo meterían en prisión, a hacer malabarismos para reconocer a su partido como interlocutor. En Junts creen que su capacidad negociadora con Sánchez crece si el PP puja también por sus siete votos.

El partido, que se ha negado a hacer ninguna declaración como reacción al giro del PP, sí se ha encargado de lanzar entre sus voces mediáticas más afines la idea de que ellos tratan de conseguir unos objetivos concretos, y que no les importa quién esté al otro lado de la mesa.

Vox, fuera del Gobierno de Murcia

Feijóo cuenta así, de momento, con 172 votos tras recuperar los 33 de Vox que perdió durante unos días, los que fueron desde el jueves de la semana pasada a este mismo martes, cuando Santiago Abascal anunció su apoyo al PP sin más contraprestaciones que una declaración pública de desagravio por parte del líder de la derecha. Así lo hizo Feijóo, quien dijo tener con la extrema derecha “una relación de normalidad democrática”, y de quien agradeció un “apoyo sin exigencias”.

El líder del PP también aseguró que “la relación de colaboración” con Vox “se mantendrá”. Pero eso no pasa, por ejemplo, por permitir su entrada en el Gobierno de Murcia, región abocada a una repetición electoral si no hay un acuerdo antes del 7 de septiembre.

Fuentes del Ejecutivo murciano consultadas por elDiario.es rechazan cualquier cambio en la negociación con Vox tras el anuncio de Abascal de su respaldo a Feijóo. Y así lo ratificó el vicesecretario de Cultura del PP, Borja Sémper, en una entrevista en esRadio. “Son cosas a separar”, zanjó. 

En el partido de Abascal se mantienen expectantes sobre lo que puede ocurrir con Junts. “Nosotros no vamos a decir al PP con quién debe o no hablar”, apuntan a elDiario.es fuentes del partido. Preguntados por una hipotética investidura con la abstención de Junts, la respuesta es el silencio.

Etiquetas
stats