La portada de mañana
Acceder
La nueva versión de Sánchez provoca fisuras con sus socios de coalición
150 días de guerra entre el Gobierno y las eléctricas
OPINIÓN | La consulta anticonstitucional de Batet, por Javier Pérez Royo

Rajoy fía su suerte a la recuperación económica y anuncia que no adelantará las elecciones

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su comparecencia en Moncloa

Mariano Rajoy ha aprovechado su última comparecencia antes de las vacaciones para presumir de la mejora de las cifras económicas. El crecimiento del empleo y la bajada de la prima de riesgo han permitido al presidente del Gobierno a confiar su futuro a la recuperación. Frente a las especulaciones sobre un posible adelanto electoral tras los resultados de los comicios europeos, Rajoy ha anunciado con rotundidad que acabará la legislatura.

Pedro Sánchez critica la "autocomplacencia" de Rajoy

Pedro Sánchez critica la "autocomplacencia" de Rajoy

Tan solo dos monosílabos le han bastado para cerrar la puerta a una crisis de Gobierno y a un adelanto electoral. "No", ha respondido sobre la posibilidad de hacer cambios en el Ejecutivo. "Sí", ha sentenciado respecto a acabar la legislatura sin adelantar los comicios.

Rajoy ha basado su comparecencia ante los periodistas en la recuperación económica. El presidente ha recordado que anunció que 2012 sería "el año de los ajustes; 2013, el de las reformas; y 2014, el de la recuperación". "Las cosas van mejor de lo que habíamos previsto", ha afirmado después de decir que las expectativas del Ejecutivo se han cumplido de manera "inapelable".

"La recuperación es firme y cada vez más intensa", ha insistido Rajoy para quien España no está "ante un espejismo". El presidente ha basado esas afirmaciones en los datos económicos. Así, ha destacado el crecimiento del empleo que "ha dado un giro de 180 grados": "Cuando llegamos al Gobierno el paro crecía al 12% y ahora desciende al 7%", ha expresado antes de asegurar que la creación de empleo es "la mayor de toda la serie histórica".

Rajoy ha señalado que se comienza a crear empleo neto a pesar de que la economía aún no crece con contundencia, algo que achaca a las "reformas estructurales". El Gobierno ya ha dicho en varias ocasiones que la reforma laboral ha hecho posible flexibilizar el mercado de trabajo hasta el punto de que crear empleo es ahora posible con tasas de crecimiento mucho más bajas, con medidas como el fomento de los contratos a tiempo parcial.

El presidente ha admitido que la recuperación "aún no ha llegado a todos los españoles", aunque les ha instado a tener "esperanza". Sobre las medidas de futuro, Rajoy ha destacado la reforma fiscal, que "aliviará la carga fiscal de 20 millones de españoles".

La unidad de España no está en riesgo

Cataluña ha sido otro de los temas de la rueda de prensa después de la reunión que mantuvo con Artur Mas y de cuyo contenido Moncloa informó a través de un comunicado. Rajoy ha insistido en que la consulta independentista es "ilegal" y ha celebrado que el presidente de la Generalitat haya asegurado que "no va a hacer nada ilegal".

El jefe del Ejecutivo ha descartado la propuesta del líder del PSOE, Pedro Sánchez, de modificar la Constitución para tender hacia un Estado más federal, pero ha dado una versión distinta a la que dio el lunes en el comunicado tras su encuentro. Esa nota decía que no era el momento porque la reforma no "concitaría" el mismo consenso que tuvo en 1978, mientras que este viernes ha asegurado que los socialistas deben plantear claramente la modificación que quieren.

"Cuando alquien quiere hacer algo, que lo plantee de verdad", ha señalado, aunque ha dejado clara su postura: "No se debe modificar la forma del Estado".

"Vemos que la Justicia trata a todos por igual"

Rajoy ha evitado pronunciarse sobre los casos de corrupción que afectan al PP. Como ya ha hecho en otras ocasiones, ha recordado que "esas personas ya no están en el partido", en referencia a Jaume Matas, Luis Bárcenas y Carlos Fabra, dos de ellos en prisión y uno condenado a cuatro años de cárcel. "Que se produzcan ese tipo de acontecimientos no gusta a nadie", ha añadido antes de decir que "el objetivo es que no vuelvan a producirse en el futuro".

"Las instituciones están funcionando", ha continuado el presidente: "Estamos viendo que Justicia trata a todos por igual". "Acataré lo que digan los tribunales, me guste o no", ha matizado.

Etiquetas
Publicado el
1 de agosto de 2014 - 15:55 h

Descubre nuestras apps

stats