Sánchez enmendará su reforma de la sedición y se abre a tocar la malversación sin rebajar penas en casos de corrupción

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez se dirige a los medios de comunicación tras asistir al acto institucional del Día de la Constitución, este martes, en el Congreso de los Diputados. EFE/Chema Moya

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha comprometido a revisar la reforma del Código Penal que deroga el delito de sedición para dejar fuera del nuevo tipo de desórdenes públicos a los piquetes sindicales. Además, se ha abierto a asumir una reforma del delito de malversación, a propuesta de ERC, siempre que no rebaje las penas a la corrupción política. Así lo ha expresado el jefe del Ejecutivo en una conversación informal con periodistas en la recepción organizada por el Congreso en el Día de la Constitución.

Batet pide usar el Congreso "para construir" y no para "herir" u "ofender" tras los insultos de los últimos días

Batet pide usar el Congreso "para construir" y no para "herir" u "ofender" tras los insultos de los últimos días

Sánchez ha anunciado que el PSOE presentará una enmienda a su propio texto (la reforma del Código Penal que se tramita en el Congreso es a propuesta de socialistas y de Unidas Podemos) para que el nuevo tipo penal de desórdenes públicos no se pueda aplicar a las movilizaciones sindicales, especialmente a los piquetes en caso de huelga.

El líder socialista había recibido en los últimos días mensajes desde los principales sindicatos mostrando su preocupación porque la reforma, que deroga el delito de sedición, tiene una redacción que podría aplicarse a protestas sindicales. El Gobierno de coalición ya ha derogado en esta legislatura una reforma del Código Penal que implantó Mariano Rajoy y que ha supuesto el procesamiento y encarcelamiento de líderes sindicales por organizar protestas en sus centros de trabajo.

La malversación, sin afectar a “corrupción política”

El presidente del Gobierno también ha abordado en su conversación con los periodistas presentes en el Congreso la hipotética reforma del delito de malversación. Una petición de ERC que todavía no se ha confirmado. El plazo de enmiendas para la reforma del Código Penal planteada por el PSOE y Unidas Podemos concluye este viernes, y hasta que no se cierre la posibilidad de registrarlas puede llegar.

Desde el Gobierno se pide prudencia hasta conocer el detalle de la reforma planteada por ERC, si llega. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha señalado en conversación con los periodistas en el Congreso que no está del todo convencida de que ERC presente efectivamente una enmienda a la reforma del Código Penal para tocar la malversación, un delito del que están acusados, y por el que están condenados, algunos de los líderes del proceso independentista de la década pasada.

Antes de saber si ERC presenta o no la enmienda, el presidente del Gobierno ha querido poner límites a esta posible reforma. En conversación con los periodistas en el Congreso, Pedro Sánchez ha asegurado que no aceptará un “retroceso en las penas a la corrupción política”.

El PP: “Rufián, el mayor penalista de España”

Las declaraciones de Sánchez ha corrido como la pólvora por el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso y han llegado al líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo y al resto de dirigentes del PP presentes en la recepción. La reacción ha sido inmediata.

Fuentes del PP han asegurado que la reforma de la malversación, se sustancie como se sustancie, confirma que el Gobierno hace “lo que diga ERC”. “Rufián se ha convertido en el mayor penalista del Reino de España”, han apuntado desde el entorno de Feijóo a los periodistas presentes en el Congreso.

En el PP sostienen que la hoja de ruta del Gobierno tras la reforma de la sedición está clara y que Sánchez continuará con la misma agenda hasta el final de la legislatura.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats