La portada de mañana
Acceder
Europa subordina su política de defensa a la estrategia de la OTAN
El calor extremo de junio abrasa todo el hemisferio norte
OPINIÓN | 'Se apagaron las luces y queda la pobreza', por Esther Palomera

'Sumar', el proceso de escucha de Yolanda Díaz, busca “un nuevo contrato democrático” con la ciudadanía

Yolanda Díaz en una imagen de archivo.

Iñigo Aduriz


55

'Sumar', la plataforma con la que la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, realizará el “proceso de escucha” con el que pretende perfilar su candidatura a las próximas elecciones generales, ya ha sido oficialmente registrada como asociación en el Ministerio del Interior, según han confirmado desde el entorno de la también ministra de Trabajo. Todo está listo y “habilitado”, apuntan, para que la iniciativa eche a andar en cuanto pasen las elecciones andaluzas del próximo 19 de junio.

Podemos intenta ganar peso en el proyecto de Yolanda Díaz, la gran ausente de la Fiesta de la Primavera

Podemos intenta ganar peso en el proyecto de Yolanda Díaz, la gran ausente de la Fiesta de la Primavera

Junto al nombre, la marca y el logotipo –que es provisional–, el equipo de la vicepresidenta también ha registrado sus estatutos, en los que se recogen los fines y actividades de la plataforma que buscará un “nuevo contrato democrático” con la ciudadanía y que se propone “pensar en común ese proyecto de país que renueve la esperanza” de los españoles. Su equipo insiste en que 'Sumar' no es la marca electoral definitiva. Y en que la hipotética candidatura de Díaz saldría del proceso que ahora se abre y será una consecuencia de él.

El documento que figura en Interior, al que ha tenido acceso elDiario.es, establece que la asociación tiene entre sus fines “promover el compromiso democrático y la participación de la ciudadanía en la vida pública”, así como “fomentar y fortalecer la participación ciudadana y de la sociedad civil para mejorar la calidad democrática y el desarrollo humano”. Además de “contribuir al desarrollo del pensamiento crítico”, 'Sumar' se propone “favorecer el estudio, la investigación, la reflexión y el debate sobre los principales problemas sociales, económicos y políticos”.

Uno de los principales objetivos de la asociación es, también, “procurar el vínculo con movimientos sociales, ciudadanos y demás entidades de la sociedad civil”. Asimismo, trata de “contribuir a la consolidación de redes de intercambio de experiencias y saberes en el ámbito de la participación democrática”.

Para cumplir con todos esos fines, la asociación de Yolanda Díaz, según figura en los estatutos, organizará “encuentros, reuniones, coloquios, congresos y cualquier otro tipo de actos públicos”, además de impulsar “espacios de debate, colaboración o cooperación” con la ciudadanía. Tampoco se descarta que 'Sumar' elabore y publique “estudios, investigaciones, diagnósticos y materiales de divulgación”, o “promover campañas de sensibilización relacionadas con los fines de la asociación”.

Sin tutelas ni condiciones de los partidos

Díaz ya ha dejado claro que, en su proceso de escucha, no quiere tutelas ni condiciones de los distintos partidos del espacio confederal, entre los que están Podemos, IU o En Comú Podem. Ese planteamiento ha generado en las últimas semanas cierto recelo especialmente en la dirección de Podemos, que lamenta que existan problemas de comunicación con la vicepresidenta segunda, a la que siguen considerando la “mejor candidata” para las próximas generales pero a la que reprochan que no les informe de los pasos de su iniciativa.

En este contexto, el pasado fin de semana, en el mitin central de la Fiesta de la Primavera que Podemos celebró en València, la ministra de Derechos Sociales y líder del partido, Ione Belarra, quiso dejar claras sus intenciones respecto a la iniciativa de Díaz. “Necesitamos al Podemos más fuerte, liderando las candidaturas más amplias, respaldadas siempre por primarias. Por nuestra parte no va a faltar compromiso por la unidad ni generosidad, pero también tenemos que saber que Podemos es imprescindible para seguir ampliando las transformaciones que llevamos tiempo aplicando. Podemos marca la diferencia”, le advirtió a Díaz, sin mencionar su nombre.

Belarra intenta dejar claro que aunque el partido acepta el liderazgo de la vicepresidenta, Podemos quiere ser escuchado para configurar la candidatura y no “ignorado”, como dicen que ha ocurrido según denuncian en privado distintos dirigentes del partido. A Díaz le acusan de tomar decisiones de calado político y organizativo dentro y fuera del Gobierno –la vicepresidenta es la coordinadora de Unidas Podemos en el Consejo de Ministros– sin ni siquiera consultarles. La última fue precisamente la elección del nombre para el proceso de escucha, 'Sumar', del que sí se informó a otros partidos del espacio confederal, como IU, pero no a la dirección de Podemos.

Tratando de situarse siempre al margen de cualquier trifulca interna, la idea de Díaz es aunar en una candidatura conjunta a todo lo que está a la izquierda del PSOE aunque la vicepresidenta quiere que su proyecto sea incluso más transversal con el objetivo de lograr un amplio respaldo ciudadano en el caso de que finalmente se materialice en una plataforma política que concurra a las generales. En sus respuestas, la vicepresidenta segunda repite desde hace meses que lo importante no son los partidos ni las listas ni la candidatura, que todavía no quiere dar por hecha.

Hacer frente al descrédito ciudadano hacia la política

Como paso previo, tratará de entablar una conversación ciudadana e impulsar un nuevo proyecto de país recorriendo España y reuniéndose con sindicatos, colegios profesionales, asociaciones o cualquier tipo de iniciativa que haya surgido de la sociedad civil. Díaz es consciente de que todos los sondeos apuntan a que la distancia entre la política y la sociedad es cada vez mayor y que, en general, la gente rechaza el odio y el desencuentro político continuo.

El “proceso de escucha” está concebido como una forma de encuentro, un diálogo con la ciudadanía donde poder “hablar, escuchar, entender y construir en común”, según explican desde su entorno. Se trata de un proceso innovador, sin apenas precedentes en España, que trata de explorar nuevas formas de participación democrática.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats