La extrema derecha se convierte en tercera fuerza con 52 diputados y promete "recurrir todas las leyes liberticidas"

Santiago Abascal en el cierre de campaña de Vox en la plaza de Colón

Vox se ha disparado este 10N. El partido de extrema derecha se ha convertido en la formación que más se ha beneficiado de esta nueva convocatoria electoral. El 28 de abril entró por primera vez en el Congreso con 24 diputados, seis meses después han obtenido 52 representantes. Esta nueva oportunidad ante las urnas también le ha otorgado más apoyos, pasando de 2,5 millones de votos (10,6%) a 3,6 millones (15,2%). De esta forma, por primera vez en la democracia española una formación que lanza mensajes xenófobos, que no reconoce el matrimonio homosexual y que niega la existencia de la violencia de género se convierte en tercera fuerza política. 

Vox ignora la resolución de la Junta Electoral y mantiene el veto a los medios no afines en la noche electoral

Vox ignora la resolución de la Junta Electoral y mantiene el veto a los medios no afines en la noche electoral

Los líderes del partido son consciente del empujón que estas elecciones han dado a su formación. Por eso, el partido de Santiago Abascal ha pasado de alardear el pasado 28 de abril de las proposiciones no de ley (PNL) que iban a presentar en el Congreso a asegurar este domingo que los 52 escaños obtenidos les permitirá "recurrir todas las leyes liberticidas y anticonstitucionales que otros partidos habían dejado pasar y que no habían recurrido al Tribunal Constitucional", con una clara alusión a la ley de Memoria Histórica o a la que combate la violencia de género. 

Ante un par de centenares de seguidores, Abascal ha hecho un recorrido por las provincias en las que han conseguido representación. Como si de un speaker deportivo se tratara, el cabeza de lista por Madrid ha recorrido una por una, espoleado por su público. Entre esos datos, uno de sus hitos es haberse convertido en Murcia en la primera fuerza más votada, con el 28,2% de los apoyos y tres diputados. Aunque el PP no se ha quedado muy alejado, también han conseguido tres escaños.


Los esfuerzos de Vox en esta última semana por conseguir representación en Ceuta les ha dado buenos resultados. De esta forma, se colocan como primera fuerza en esta ciudad autonómica y arrebata el único escaño en disputa al PSOE. 

El partido ha mejorado sus datos en todas las autonomías, en Andalucía han conseguido 12 diputados, uno en Aragón, dos en Canarias, uno en Cantabria, cinco en Castilla-La Mancha, seis en Castilla y León, dos en Catalunya, uno en Ceuta, siete en Madrid, siete en la Comunidad Valenciana, dos en Extremadura, dos en Baleares, uno en Asturias y tres en Murcia. Por su parte, Euskadi y Galicia se confirman como autonomías en las que esta formación no consigue atraer al electorado. 

Abascal ha celebrado ante sus seguidores estos resultados. Ante ellos, se ha comprometido a "recurrir todas las leyes liberticidas y anticonstitucionales que los otros partidos habían dejado pasar". En su intervención ha asegurado que representan un "cambio político y cultural" que introduce en el Congreso  "una representación más fidedigna de lo que piensa el pueblo español".

El líder del partido de extrema derecha ha recordado que "hace solo once meses" no tenían "representación en ninguna institución". "Habéis sido protagonistas de la mayor gesta política, más fulgurante y más rápida, de la democracia española para dar representación a millones de españoles que no se sentían representados", ha planteado ante sus simpatizantes.

"No somos fachas, somos españoles"

Conforme el recuento electoral confirmaba los resultados apuntados por las encuestas, el partido animaba a través de redes sociales a sus votantes a acercarse a la sede nacional, situada en el norte de la ciudad de Madrid. Finalmente, un par de centenares de seguidores respondían a este llamamiento. Acudían eufóricos y ataviados con banderas de España al grito de "no somos fachas, somos españoles". Muy medido y conteniendo el entusiasmo, Abascal ha templado los ánimos de sus seguidores cuando le gritaban "presidente, presidente, presidente". "Todavía, no. Habrá que esperar un poco", reseñaba el líder de Vox.

Los aliados internacionales de Vox también se sumaban a la celebración. La líder de la extrema derecha francesa, Marine Le Pen, y el del movimiento populista italiano La Liga Norte, Matteo Salvini, les felicitaban a través de Twitter. Le Pen destacaba  el "impresionante trabajo de oposición" de Vox "que ha dado sus frutos en solo unos años". Por su parte, Salvini añadió a su mensaje "nada de racismo y fascismo, en Italia como en España solo queremos vivir pacíficamente en nuestro hogar".

Como viene siendo habitual, Vox no ha permitido que todos los medios cubran el recuento electoral en su sede y ha insistido en mantener el veto a las cabeceras no afines. La dirección del partido ha llegado a esta decisión a pesar de que la resolución emitida este viernes por la Junta Electoral Central impide a la formación de extrema vetar el acceso a periodistas a sus actos públicos de naturaleza electoral.

El responsable de prensa del partido, Juan Pflüger, ha asegurado a esta redacción que este acuerdo se ciñe a "la campaña electoral que terminó este viernes a medianoche". De esta forma, no han permitido la entrada a periodistas de eldiario.es, así como a profesionales del Grupo Prisa, El País, Cadena Ser y Huffington Post.

Etiquetas
Publicado el
10 de noviembre de 2019 - 23:20 h

Descubre nuestras apps

stats