La portada de mañana
Acceder
España acusa nuevas dificultades en el rastreo en pleno ascenso de contagios
¿Puigdemont, de vuelta? La respuesta de Llarena, clave en sus movimientos
OPINIÓN | Batet, alto y claro, por Esther Palomera

Yolanda Díaz celebra que la ley de vivienda pondrá "orden" en el mercado por "primera vez" en democracia

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, interviene en una sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados

Unidas Podemos (UP) afronta unas jornadas de debate sobre la ley de vivienda, que han acordado en las últimas semanas con el PSOE. Las portavoces de la coalición que han tomado la palabra en el acto inaugural han partido de una premisa. "Si esta ley sólo hubiese dependido de UP habríamos llegado más lejos y antes, pero siendo consciente de esto, creo que hemos llegado lejos", ha planteado la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra. 

La nueva Ley de Vivienda nace condicionada por el bloqueo de comunidades y ayuntamientos del PP

La nueva Ley de Vivienda nace condicionada por el bloqueo de comunidades y ayuntamientos del PP

En la misma línea se expresaba la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz. "[Belarra] ha conseguido el mejor acuerdo posible. ¿Es el que nos hubiera gustado a nosotras? Efectivamente, no", ha apuntado en una mesa que compartía con dos activistas del derecho a la vivienda que han dado el salto a la política: la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; y la diputada autonómica de Podemos, Alejandra Jacinto. 

Tras reconocer las cesiones que han tenido que realizar durante las negociaciones con el PSOE, Díaz ha celebrado el texto conseguido. "En un país en el que no ha existido política pública de vivienda, es la primera vez en la que estamos configurando una política de vivienda en la democracia", ha destacado. Y ha añadido: "Esta norma es a favor de la gente. Que nadie se confunda, no está en contra del mercado, está en contra de la especulación y el abuso. Con esa nueva ley vamos a poner orden en el mercado de la vivienda".

La intervención más emotiva ha sido la de Colau, que ha recordado su etapa como activista de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). El acto, que se ha celebrado en una sala del Congreso, le ha servido a la alcaldesa de Barcelona para rememorar su comparecencia en la Comisión de Economía de la Cámara Baja el 5 de febrero de 2013. En ese momento, ataviada con una camiseta verde del colectivo que defiende el derecho a la vivienda, reprochó la intervención previa del vicesecretario general de la Asociación Española de la Banca (AEB), Javier Rodríguez Pellitero. "No le he tirado un zapato a este señor porque creía que era importante quedarme aquí para decir lo que estoy diciendo. Este señor es un criminal y como tal deberían ustedes tratarlo. No es un experto", expuso en ese momento.

Más de ocho años después, y ya como máxima dirigente de la ciudad de Barcelona, ha planteado que ha sido "especialmente bonito" recordarlo este lunes porque cuando se produjo aquella escena —que acaparó los titulares de esa jornada parlamentaria— se sintió un poco "sola". "Han sido momentos duros, pero también hemos visto cómo David puede vencer a Goliat", ha añadido, sobre su experiencia como activista de la PAH. "Es emocionante si miramos momentos atrás, es inevitable. En el caso de algunas de nosotras son décadas luchando por el derecho a la vivienda", ha reseñado.

El texto acordado por Unidas Podemos y PSOE incluye una nueva regulación para grandes propietarios. La ley, para quienes tengan más de 10 viviendas y sean personas jurídicas, regulará los precios para bajar sus alquileres en base al índice de referencia para todos los contratos en las zonas de mercado tensionado. Además, se retirarán los privilegios fiscales, según indican fuentes de Unidas Podemos. Para los pequeños propietarios, habrá congelación de precios e incentivos fiscales para bajarlos.

Belarra, que ha liderado las negociaciones por parte del grupo confederal, también ha expuesto las novedades que incorpora esta ley para detener desahucios "de manera efectiva". A partir del momento en el que la norma entre en vigor, "los juzgados van a tener que solicitar obligatoriamente a los Servicios Sociales un informe de vulnerabilidad". Además, las comunidades autónomas tendrán "la obligación de favorecer alternativa habitacionales a familias vulnerables, que tiene que ser una vivienda digna y no un albergue", ha añadido.

Ante el futuro cercano que tiene la ley de vivienda por delante, Colau ha pedido a los partidos y a colectivos defensores del derecho a la vivienda que no se "confíen" durante el trámite parlamentario que se inicia. "Creo que una de las tentaciones que va a tener el PSOE ante las presiones [inmobiliarias] es dilatar el proceso de tramitación", ha apuntado, para sentenciar posteriormente que la ratificación de la normativa de vivienda "es urgente" porque "hay vidas en juego".

Etiquetas
Publicado el
18 de octubre de 2021 - 11:27 h

Descubre nuestras apps

stats