Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El PP congela los recursos por la amnistía e intenta romper la mayoría con Junts y el PNV
El juez alarga su investigación a Gómez pese a los límites de la Audiencia de Madrid
Opinión - Así son los jóvenes del ‘lepenismo 3.0’. Por Neus Tomàs
Sobre este blog

No nos gusta la palabra “discapacitado”. Preferimos retrón, que recuerda a retarded en inglés, o a “retroceder”. La elegimos para hacer énfasis en que nos importa más que nos den lo que nos deben que el nombre con el que nos llamen.

Las noticias sobre retrones no deberían hablar de enfermitos y de rampas, sino de la miseria y la reclusión. Nuria del Saz y Mariano Cuesta, dos retrones con suerte, intentaremos decir las cosas como son, con humor y vigilando los tabúes. Si quieres escribirnos: retronesyhombres@gmail.com

El teclado

Foto: EFE

0

En este presente digital, es necesario que todos, sin importar nuestras habilidades físicas o psíquicas, podamos utilizar sitios web y aplicaciones sin impedimentos. Esto es especialmente importante para personas que no usan dispositivos convencionales como el ratón, debido a discapacidades físicas o preferencias personales. Es aquí donde entra en juego el criterio 2.1.1 de las Pautas de Accesibilidad para el Contenido Web, o WCAG, que insiste en que todo sitio web debe ser completamente operable usando solo un teclado.

Las WCAG son un conjunto de normas destinadas a hacer los sitios web más accesibles para todos, especialmente para las personas con discapacidades. El criterio 2.1.1 se centra en la accesibilidad por teclado, asegurando que cualquier acción que normalmente realizarías con un ratón también pueda ejecutarse con el teclado. Esto incluye navegar por menús, activar botones, abrir enlaces y moverse por páginas web.

Imagina que quieres comprar un libro en tu tienda en línea favorita. Sin utilizar el ratón, deberías poder:

1. Navegar desde la página de inicio hasta la sección de libros usando la tecla “Tab” para saltar entre enlaces y botones.

2. Seleccionar la categoría de libros de interés presionando “Enter”.

3. Navegar entre los productos listados usando nuevamente “Tab”.

4. Ver detalles de un libro específico con “Enter”.

5. Añadir el libro al carrito de compras y proceder al pago, todo mediante combinaciones de teclas como “Tab” y “Enter”.

Este proceso debe ser fluido y sin obstáculos, garantizando que cualquier usuario pueda completar la compra sin frustraciones. 

Es imprescindible que los diseñadores y desarrolladores web dispongan los elementos de la página de manera lógica. Esto significa que al navegar con el teclado, el foco debería moverse de manera coherente de un elemento a otro en un orden que tenga sentido: de izquierda a derecha y de arriba a abajo, como se leería una página. Además, debe haber indicaciones visuales claras de  qué elemento tiene el foco en cualquier momento, generalmente representado como un borde, más o menos rectangular, aunque puede cambiar de forma y adaptarse alrededor del elemento activo.

Por otro lado, cuando un usuario no puede moverse fuera de un elemento interactivo sin usar un ratón estamos ante una trampa de teclado. Por ejemplo, si un usuario entra en un menú desplegable y no puede salir del mismo presionando “Tab” o “Esc”, esto se considera una trampa de teclado. Los desarrolladores deben evitar estas situaciones para no aislar o limitar a los usuarios que dependen del teclado.

Además de ayudar a aquellos que no pueden usar un ratón, diseñar para usar el teclado también beneficia a quienes prefieren el teclado por su rapidez y eficiencia. Estas prácticas no solo hacen que los sitios web sean más inclusivos sino también más navegables y agradables para todos los usuarios. Implementar una accesibilidad plena no es simplemente una buena práctica; refleja un compromiso con la equidad y la inclusión digital, asegurando que todos los usuarios, sin importar sus habilidades físicas, puedan disfrutar de los recursos y servicios disponibles en línea. 

En conclusión, para algunos perfiles, usar el teclado es indispensable para crear un entorno digital accesible y equitativo. Al centrarse en la accesibilidad por teclado, podemos asegurar que los sitios web y las aplicaciones sean utilizables por todos, marcando un paso importante hacia una sociedad mucho más inclusiva en la esfera digital.

Sobre este blog

No nos gusta la palabra “discapacitado”. Preferimos retrón, que recuerda a retarded en inglés, o a “retroceder”. La elegimos para hacer énfasis en que nos importa más que nos den lo que nos deben que el nombre con el que nos llamen.

Las noticias sobre retrones no deberían hablar de enfermitos y de rampas, sino de la miseria y la reclusión. Nuria del Saz y Mariano Cuesta, dos retrones con suerte, intentaremos decir las cosas como son, con humor y vigilando los tabúes. Si quieres escribirnos: retronesyhombres@gmail.com

Etiquetas
stats