La portada de mañana
Acceder
Junts impide al Gobierno asentar la legislatura
CRÓNICA | La pinza del PP y Junts golpea dos veces a Sánchez
OPINIÓN | El 'caso Peinado' y los múltiples culpables, por Rosa María Artal

SAMU anuncia un recorte en la plantilla ante un aumento de los costes operativos no compensado en los contratos

Samu también se encarga de llevar a cabo misiones de cooperación internacional cuando se producen emergencias sanitarias como la de la guerra de Ucrania

SevillaelDiario.es

0

SAMU, la empresa de servicios de emergencias más antigua de España fundada en Sevilla, está planteando un plan de reestructuración empresarial que contempla recortes en la plantilla debido al “escenario económico contradictorio” al que se lleva enfrentando esta organización sevillana los últimos años. Según explican desde la entidad, dicho escenario alude a que mientras los costes operativos –tanto de suministros como laborales– han crecido “de forma exponencial”, las administraciones públicas que contratan sus servicios “no han incrementado los importes de sus contratos de forma proporcional a las subidas” que se registran en un contexto de inflación como el actual.

Este desfase que deja a Samu sin apenas margen de beneficio empresarial ha provocado que se introduzcan cambios en sus proyecciones económicas de negocio, anunciados por la compañía este jueves. Así pues, se barajan medidas de regulación de la plantilla que podrían afectar a 500 de los 2.800 trabajadores que actualmente reúne esta empresa, distribuidos por el centenar de centros de trabajo con los que cuenta Samu por todo el país, la mayor parte de ellos en Andalucía.

“La contratación pública, principal vía de trabajo de SAMU, tiene además estrictas exigencias de calidad en la prestación de los servicios, condiciones con las que se alinea la organización, pero que no ofrecen margen de maniobra para la gestión de esos contratos”, informan desde esta organización especializada en servicios médicos de urgencia, cuyo “estrés financiero se ve acentuado por el retraso en los pagos de determinadas administraciones a las que SAMU presta servicio”. En algunos casos, añaden desde la entidad, “los retrasos se convierten en impagos”.

Decisión necesaria para la “supervivencia”

Por todo ello, con el objetivo de “garantizar la viabilidad de su proyecto de emergencias sanitarias y acción social”, Samu se ha visto obligado a reajustar su plan de empresa, contando con que la “modernización” de la institución –que ha pasado de ser “una pequeña empresa de servicio de ambulancias a una gran organización de emergencias sanitarias y de prestación de servicios sociales y asistenciales muy diversificados, de máxima calidad, con implantación en todo el país y con proyectos internacionales”– les exige “llevar a cabo una minuciosa gestión financiera y, en este caso, a implantar una eficiencia de todos los recursos acorde con una empresa solvente y con futuro”, tal y como explican desde esta organización con 42 años de trayectoria.

Al término de un comunicado difundido con tal motivo, SAMU reconoce “la vocación, esfuerzo y dedicación de su plantilla”, y subraya que esta decisión obedece a “una obligación impuesta por el contexto económico para garantizar la supervivencia de la organización y su capacidad de respuesta frente a los retos que se presentan”.

Etiquetas
stats