eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

El doctor acusado del robo de un bebé se retracta y no reconoce su firma en el parte del nacimiento

Este martes ha arrancado el primer juicio en nuestro país por la sustracción de una niña. El antiguo ginecólogo de la clínica San Román ha sido procesado por la presunta sustracción de Inés Madrigal en 1969

Eduardo Vela ha asegurado no recordar la mayoría de las cuestiones. Pero sí ha sido capaz de reconocer que la letra del documento de nacimiento no era suya, contradiciendo lo que declaró en la fase de instrucción

El doctor Eduardo Vela comparece en el primer juicio que se celebra por un caso de bebés robados

El doctor Eduardo Vela comparece en el primer juicio que se celebra por un caso de bebés robados

El doctor Vela se ha sentado en el banquillo en el primer juicio por un caso de bebés robados que se celebra en nuestro país y que ha arrancado este martes. La Audiencia Provincial de Madrid tendrá que determinar si el 6 de junio de 1969 este ginecólogo regaló una niña recién nacida a la familia que crió a Inés Madrigal.

La defensa de Vela ha intentado que su cliente no declarase alegando su avanzada edad, tiene más de 80 años. Finalmente pasadas las diez de la mañana este médico, que trabajaba en la clínica San Ramón de Madrid, ha respondido de forma dubitativa a las partes y a la Fiscalía. "No sé, no recuerdo" o "no puedo decirle" han sido las contestaciones más reiteradas durante el interrogatorio.

Madrigal ejerce la acusación particular en este caso, su abogado solicita trece años de cárcel contra el profesional sanitario. Por su parte, el Ministerio Público pide una pena de once años de cárcel por un delito de suposición de parto y otro de detención ilegal siendo la víctima menor de edad. La defensa del ginecólogo requiere la absolución de su cliente.

Amparados en el delicado estado de salud y problemas de audición que ha exteriorizado durante todo el interrogatorio el acusado, los abogados y el Ministerio Público han repetido de forma clara las preguntas para tratar obtener respuestas a sus cuestiones.

A preguntas de la Fiscalía, Vela ha asegurado desconocer qué sucedía cuándo un niño fallecía en el hospital en el que trabajó, así como el número de personas que trabajaban en la clínica el año en el que nació Madrigal, dónde se guardaban los registros de nacimientos, quién elaboraba ese libro de registros o quién comprobaba si los certificados que se incluían eran correctos.

Sin embargo, sí que ha sido capaz de reconocer que la letra del parte de nacimiento de Madrigal no era suya. En ese momento la Fiscalía le ha recordado que en el proceso de instrucción Vela sí que advirtió que esa era su grafía y su firma. "El documento que yo le he mostrado es un documento que certifica que usted atendió en 1969 en el parto a una señora que tuvo una niña. Con el tiempo se averiguó que todo era falso, que esa niña no era hija de esos padres. ¿Le suena?", ha insistido la representante del Ministerio Público. "No le suena nada", ha concluido sobre este tema.

"No recuerdo más que el tema médico", ha añadido también sobre la gestión de la clínica. En su relato ha asegurado que solo atendió los partos de sus clientes y que tanto él como las matronas eran los encargados de elaborar los certificados de estos nacimientos. Preguntado sobre si ha rellenado documentación médica relativa a temas en los que no haya intervenido: "No lo sé, pero creo que no", ha asegurado.

Entrega sin contraprestación económica

La defensa de Vela ha vuelto a reivindicar antes de comenzar el juicio la prescripción de los delitos que le acusan, ya que los hechos se remontan al año 1969. Sin embargo, el Ministerio Público ha defendido que la Audiencia de Madrid ya desestimó esta cuestión al entender que "había indicios de criminalidad". Por su parte, la acusación particular Estamos ante un delito de detención ilegal, que ya ha sido catalogado en el Supremo como un delito "permanente".

A pesar de que ya ha fallecido y no podrá comparecer, el testimonio de la mujer que aseguró que recibió a la pequeña ha sido clave para que la justicia haya podido investigar la presunta sustracción de Madrigal. La denunciante reconoce a esta mujer como su madre. Según ha relatado este martes la denunciante en la Audiencia Provincial, también ha comparecido este martes. Madrigal ha mantenido que esta mujer "siempre" defendió que "Eduardo Vela le regaló una niña" sin ninguna contraprestación económica a cambio.

"Vela le comentó que no fuese a la peluquería, que simulase naúseas, que no se encontraba bien y que no se arreglase mucho", ha incidido sobre el recuerdo de su progenitora de los momentos previos a la presunta entrega de Madrigal.

Relevancia del juicio

Colectivos de bebés robados se han reunido en los exteriores de la Audiencia. Según los datos de estas asociaciones, de los 2.095 casos denunciados se han sobreseído el 90%. "Llevo años escuchando historias terribles, que se denuncian y van directamente al archivo por el tema de la prescripción [temporal]", recordaba Madrigal en una entrevista con eldiario.es.

Lo que determine la Audiencia Provincial puede marcar el futuro de los expedientes que llevan años paralizados. "Es una esperanza para tantos casos que hay paralizados, sobre todo en determinadas audiencias donde hay muchos casos archivados. Dependiendo de cómo trate la Audiencia de Madrid la prescripción [del delito] habrá alguna posibilidad para todos esos casos. Mientras, seguimos a la espera de que haya una ley que tipifique el robo de bebés", apuntaba.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha