eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Arranca el primer juicio por un bebé robado: "Es una esperanza para el resto de casos que hay paralizados"

El antiguo ginecólogo de la clínica San Román de Madrid ha sido procesado por la presunta sustracción de Inés Madrigal en 1969

La Fiscalía solicita una pena de 11 años de cárcel, la acusación pide 13 años de prisión y la defensa requiere la absolución de su cliente

Es la primera vez que se juzga a un médico por estos hechos. El relato de la mujer que presuntamente recibió a la pequeña ha sido clave para que la investigación siguiese adelante

- PUBLICIDAD -
Inés Madrigal, presidenta de la asociación de bebés robados de Murcia

Inés Madrigal, presidenta de la asociación de bebés robados de Murcia

Este martes arranca el primer juicio por un caso de bebés robados en nuestro país. La Audiencia Provincial de Madrid tendrá que determinar si el 6 de junio de 1969 el ginecólogo Eduardo Vela regaló una niña recién nacida a la familia que crió a Inés Madrigal. El testimonio de la mujer que asegura que recibió a la pequeña ha sido clave para que la justicia haya podido investigar la presunta sustracción de Madrigal en la clínica San Ramón de Madrid.

La Fiscalía solicita una pena de 11 años de cárcel por un delito de suposición de parto y otro de detención ilegal siendo la víctima menor de edad. Por su parte, la acusación particular pide dos años más de prisión y añade el delito de falsedad en documento público.

Protagonizar el primer caso que llega a juicio ha alterado estas últimas semanas la rutina de la demandante. "A nivel personal en mi casa y entre mi gente más cercana está siendo estresante. Me ha dado pena dejar a mis hijos en Murcia – su ciudad de residencia – y que no puedan estar aquí, porque hay mucho movimiento", ha reseñado Madrigal.

Temores por la avanzada edad del demandado

La denunciante afronta esperanzada la vista oral ya que su gran temor era que el doctor no declarase ante el juez debido a su avanzada edad, tiene más de 80 años. En su recuerdo está el caso de María Gómez Valbuena, conocida como Sor María, la primera investigada en todo el proceso, que falleció sin sentarse en el banquillo Esta causa finalmente fue archivada.

"Mantengo la esperanza de que Vela acuda. Pidió un reconocimiento médico a la Audiencia Provincial para intentar evitarlo y el forense ha determinado que está en condiciones de asistir al juicio", ha incidido Madrigal.

La edad de los testigos claves ha sido acusada en este procedimiento. La persona que también formó parte de esta presunta red, su madre adoptiva, ya ha fallecido. Madrigal reconoce el "sacrificio" que realizó la mujer que la ha criado, a la que reconoce como su madre, por haber contado su historia ante magistrados, fiscales y periodistas. "Me quedo con la pena de que no vea el juicio. Ella se ha expuesto públicamente hasta llegar a estar imputada, ha sido muy generosa", ha asegurado la denunciante.

El ginecólogo niega las acusaciones

La defensa del acusado solicita la absolución de estos hechos. "El doctor Vela no ha robado ni ha regalado nunca niños", apuntó a esta redacción su abogado Rafael Casas. La causa de Madrigal se ha sustentado gracias al relato de la madre de la denunciante. "Ella contaba que vio a Vela en dos ocasiones. En la primera, le dijo que tal vez le fuese a dar el hijo de una chica de buena familia, que se encontraba en el inicio del embarazo, y que si lo tenía iba a ser repudiada por su familia". Ante esta supuesta oferta, el doctor propuso a la progenitora adoptiva de Madrigal que "fingiese náuseas" y se pusiese "unos cojines para simular la gestación".

Sin embargo, de acuerdo a su narración, los planes cambiaron: "Algo debió ocurrir con el caso de esta chica, porque a los 15 días les llamaron de la clínica San Ramón y les pidieron que se presentasen con ropa de niño recién nacido, que les iban a dar una sorpresa".

Según su relato, ese regalo fue ella. "Hay algo que me ha llamado poderosamente la atención. Yo fui prematura y como he podido constatar con otras personas que también nacieron en San Ramón, también nacieron antes de tiempo", ha incidido. "Al parecer, por personas que han dado a luz allí, hemos llegado a saber que las dormían, que lo normal era dormir a las madres", ha continuado. El relato de la progenitora de Madrigal reconociendo los hechos ha sido "clave" para que la justicia haya podido seguir investigando este caso.

Relevancia del juicio

A pesar de las dilaciones que ha sufrido este procedimiento, Madrigal, que también es presidenta de la Asociación de Bebés Robados de Murcia, "se quita el sombrero" ante la justicia de Madrid por seguir adelante con la causa. De acuerdo a los datos de estos colectivos, de los 2.095 casos denunciados se han sobreseído el 90%. "Llevo años escuchando historias terribles, que se denuncian y van directamente al archivo por el tema de la prescripción [temporal]", finaliza.

Los colectivos de bebés robados van a seguir muy de cerca este juicio. Lo que determine la Audiencia Provincial puede marcar el futuro de los expedientes que llevan años paralizados. "Es una esperanza para tantos casos que hay paralizados, sobre todo en determinadas audiencias donde hay muchos casos archivados. Dependiendo de cómo trate la Audiencia de Madrid la prescripción [del delito] habrá alguna posibilidad para todos esos casos. Mientras, seguimos a la espera de que haya una ley que tipifique el robo de bebés", finaliza.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha