La portada de mañana
Acceder
La tensión sobre Ucrania se desboca y alimenta una escalada militar
Cuando Hitler y Franco fracasaron en su intento de cazar al primer lehendakari
Opinión - 'La grandilocuencia en política', por Esther Palomera

(Casi) todos los enemigos del Papa Francisco unen sus fuerzas para atacarlo en un libro

Misas según el rito anterior al Concilio

Son todos los que están, pero no están todos los que son. Alrededor de 45 firmas salen de la falsa neutralidad y atacan directamente al Papa Francisco en el volumen De la Paz de Benedicto XVI a la Guerra de Francisco (Angelico Press) que sale a la venta hoy en Estados Unidos y que pronto verá la luz en otros países, incluido España. Entre los firmantes, algunos de los enemigos declarados del pontífice argentino: Müller, Sarah, Brandmuller, Burke (el cardenal antivacunas que todavía se recupera del coronavirus) o el chino Zen, entre los cardenales; y personajes conocidos por sus posiciones ultras, como el ex nuncio Viganò o el mexicano Héctor Aguer. Entre los españoles, mucha ausencias. De hecho, sólo una firma, y no es cardenal, ni obispo, ni siquiera sacerdote: el escritor Juan Manuel de Prada.

El Papa prohíbe las misas en latín y de espaldas a los fieles y abre la puerta al cisma de los ultras

El Papa prohíbe las misas en latín y de espaldas a los fieles y abre la puerta al cisma de los ultras

El elenco de autores del volumen, editado para criticar abiertamente la orden del Papa de eliminar las misas en latín, de espaldas al pueblo y con separación hombre y mujer, define hasta qué punto son pocos, aunque muy poderosos, los eclesiásticos que ya no tienen miedo de posicionarse contra Francisco. Apenas 45 autores, de los que solo cinco son cardenales, otro cinco obispos, ocho sacerdotes, dos religiosos (uno con pseudónimo, además) y 27 laicos. Ninguno de ellos tiene ahora responsabilidades efectivas, pero hasta hace poco dos de ellos (Sarah y Müller) dirigían dos de los 'ministerios' vaticanos con más poder: Culto Divino (del que dependían las misas bajo el rito tridentino) y Doctrina de la Fe. Una declaración de guerra en toda regla, especialmente cuando Francisco ha pisado la directa en los cambios tanto en la Curia como la organización sinodal de la Iglesia.

"Estos son algunos de los autores del nuevo libro contra Francisco (...). Es curioso que estos perseguían a los teólogos latinoamericanos y ahora atacan al Papa Francisco. Sería interesante saber qué piensa Benedicto XVI del título que escogieron", sostiene el teólogo Rafael Luciani ante los críticos contrarios a Francisco, entre los que no se encuentra el Papa emérito ni su secretario personal, Georg Gänswein. Tampoco, ningún prelado español, pese a que algunos, como el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, sí han dejado su impronta este fin de semana cuestionando la oportunidad de que el Papa recibiera a Joe Biden y le permitiera (según declaraciones del presidente de Estados Unidos, no desmentidas por el Vaticano) seguir comulgando, pese a las voces que exigen que se le niegue la comunión por su apoyo al aborto. Tampoco se han atrevido a firmar eclesiásticos españoles como Rouco Varela o Jesús Sanz, abiertamente opuestos al 'estilo Bergoglio'.

¿Y por que protestan esta vez los críticos? Por la publicación de Traditionis Custodes, el Motu Proprio papal que regulaba las misas bajo el rito anterior a la reforma de Pablo VI. Las misas en latín, de espaldas al pueblo, con separación hombre-mujer, que se habían convertido en centros de resistencia a las reformas en la Iglesia y que, como ya ocurrió con los lefebvrianos, se encontraban a un paso del cisma. 

"Este libro no es, y no pretende ser, una presentación de 'ambos lados del argumento'. Ofrece una variedad de críticas a este decreto profundamente imprudente y poco pastoral, que adolece de fundamentos doctrinales incoherentes, graves defectos morales y jurídicos e imposibles implicaciones eclesiológicas", sostienen desde la editorial.

Toda la información en www.religiondigital.org

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats