La portada de mañana
Acceder
España, encerrada antes del puente
Escrivá: "La reforma de la jubilación anticipada será muy gradual"
Opinión - Ayuso y sus demonios, por Esther Palomera

Un estudio relaciona las bajas temperaturas con una mayor transmisión del coronavirus

El tiempo invernal regresa a Andalucía por la entrada el lunes de una masa de aire frío y una borrasca atlántica

A menor temperatura, más transmisión. Este es el resultado preliminar de un estudio elaborado por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que ha detectado la existencia de una correlación entre el número de nuevos contagios diarios por coronavirus por cada 100.000 habitantes y la temperatura. 

El patrón que han establecido los organismos dependientes de los ministerios de Ciencia y Transición Ecológica, respectivamente, se repite durante todo el periodo acumulado, del 26 de marzo al 5 abril, en el que se comparó el índice de incidencia acumulado en los últimos 14 días –definido como el número de contagios nuevos diarios por cada 100.000 habitantes– con la temperatura promedio correspondiente al mismo periodo por Comunidad Autónoma. 



El estudio pretende determinar de qué manera influyen determinadas variables meteorológicas y la contaminación ambiental en la propagación de la enfermedad. El objetivo es desarrollar un sistema de vigilancia epidemiológica estatal que permita monitorizar ambos factores para emitir alertas tempranas. 

El ministerio de Ciencia e Innovación señala asimismo que otras investigaciones recientes ya venían estableciendo una relación entre la humedad del aire y la propagación del virus. En concreto, las altas temperaturas y la alta humedad reducirían significativamente la transmisión y la propagación de la COVID-19. 

Estos estudios arrojan esperanzas para el hemisferio Norte de cara a la primavera, donde un aumento de las temperaturas podría reducir la transmisión del coronavirus. 

Otros estudios han dejado ver también una relación entre la contaminación atmosférica y las tasas de mortalidad superiores. En concreto, la Universidad de Harvard publicó un análisis científico desarrollado en EEUU que mostraba la relación entre la contaminación atmosférica –en forma de partículas en el aire– y las tasas de mortalidad más altas. En la misma línea, científicos italianos apuntaban que las tasas de mortalidad eran mayores en el norte del país, con niveles de contaminación atmosférica superiores. 

Etiquetas
Publicado el
14 de abril de 2020 - 15:54 h

Descubre nuestras apps

stats