¿Cómo evitar contagios por aerosoles? ¿Cuánto durará la pandemia? ¿Pasaremos la Navidad confinados? Respuestas de Esther Samper a vuestras dudas

Atravesamos la segunda ola de la pandemia pero las preguntas sobre ella todavía siguen siendo muchas. Los lectores y lectoras de eldiario.es tuvieron una nueva oportunidad de resolver sus dudas sobre la COVID-19 de la mano de la divulgadora Esther Samper: Licenciada en Medicina, Máster en Biotecnología Biomédica y Doctora en Ingeniería Tisular Cardiovascular (Medicina Regenerativa), además de comunicadora.

Con ella, que publica de forma regular artículos divulgativos sobre la epidemia en eldiario.es, organizamos una sesión de Preguntas y Respuestas en Instagram en la que respondía en directo a las cuestiones que lanzabais. Hubo muchísima participación y lamentablemente la experta no pudo contestar a todo. Aún así, fueron muchas las cuestiones que abordó. Estas son vuestras preguntas y sus respuestas.

¿Existe tratamiento para la anosmia?

Uno de los síntomas más característicos de la COVID-19 es la pérdida de olfato: la anosmia. Algunas personas lo pierden por completo, otras pueden perder una parte. Normalmente se recupera después de unas semanas, pero hay quien sigue con este síntoma después de meses. Es posible que pueda haber un déficit del olfato más permanente, como pasa con otras enfermedades infecciosas.

No hay tratamientos específicos y curativos, pero sí terapias dirigidas a potenciar el olfato, aunque con eficacia limitada. De todas formas, la mayoría acaba recuperando el olfato al cabo de unas semanas. 

¿Por qué no se lleva mascarilla en televisión y en otros empleos es obligatorio?

Si se analiza desde un punto de vista legal, si estás sentado a un mínimo de metro y medio de otros trabajadores como ocurre en un plató no tienes obligatoriedad de llevar mascarilla. Desde un punto de vista epidemiológico, si es posible llevarla, lo veo totalmente recomendable.

Es una medida adicional para evitar los contagios y también es importante por el mensaje que se envía a la población. En la televisión no se ve casi ninguna mascarilla y debería normalizarse también ahí, por dar ejemplo. Es lo que opiné cuando acudí al plató de laSexta Noche y me parecía lo más coherente. No suponía ninguna dificultad para poder hablar. 

¿Cuánto durará esta pandemia?

Es difícil de concretar, pero todavía queda bastante. Aunque las vacunas lleguen a finales de año o principios del siguiente y resulten efectivas, su administración a millones de personas llevará tiempo y hay que ver qué grado de protección ofrecen: si hay suerte será del 70 u 80%, pero es difícil que sea del 100%.

En cualquier caso, va a ser un proceso gradual y esta pandemia no va a cambiar de un día para otro. Si tenemos suerte, la situación mejorará a partir de primavera-verano, y si va bien la vacuna, puede que a finales del próximo año tengamos una cierta normalidad. Pero va a ser algo progresivo.

La situación más complicada va a ser este otoño - invierno porque se dan más circunstancias para que aumenten los contagios. Por las temperaturas, permanecemos más tiempo en lugares cerrados con otras personas, lo que favorece el contagio. Además, el frío permite un mayor tiempo de supervivencia del coronavirus y puede afectar a sistemas de defensa de las vías respiratorias y podría hacernos más susceptibles a la infección. 

¿Por qué unas personas contagian y otras no? 

Un detalle curioso que estamos viendo a la hora de analizar la epidemiología del coronavirus es que alrededor del 10% de las personas provocan el 80% de los contagios. Que cada persona pueda contagiar a ninguna o a muchas depende de muchas condiciones. Un factor clave es la cantidad de contactos que tiene esta persona: si es sociable y acude a reuniones, es probable que pueda contagiar más el virus.

También depende de si es asintomática o no. Si está infectada, pero no tiene síntomas, es más probable que pueda transmitir este virus a numerosas personas.

En cualquier caso, se prefiere hablar de eventos supercontagiadores que de personas supercontagiadoras, porque más que un factor biológico, es una mezcla de circunstancias y comportamientos. Se ha visto que los grandes eventos en interiores con muchas personas son las situaciones que propician muchos contagios. 

¿Cómo sería posible evitar la transmisión por aerosoles?

Hay bastante confusión y faltan muchos matices sobre la transmisión por aerosoles. Hay cosas que están claras y otras que están discusión científica.

Está bastante claro que la transmisión por aerosoles -gotitas pequeñas que pueden estar en suspensión en el aire y contagiar más allá de dos metros- es posible bajo ciertas circunstancias. En locales cerrados mal ventilados, sobre todo si se juntan bastantes personas, los aerosoles se pueden acumular con el tiempo y se ha visto que personas que estaban a más de dos metros de personas infectadas se pueden contagiar. Esto lo reconoce el Centro para control de enfermedades, el ministerio de Sanidad, la OMS acepta esta posibilidad…

Pero hay discusión sobre hasta qué punto los aerosoles son responsables de los contagios. Sabemos que casi todos los contagios se producen entre personas que están bastante cerca, por gotitas más grandes. Si se compara esta capacidad del coronavirus con la del sarampión, que tiene bastante capacidad para contagiar por el aire, tendríamos una epidemia mucho peor. Por eso bastantes científicos indican que la capacidad del coronavirus para contagiar por aerosoles parece pequeña. Es algo complicado de estudiar a nivel científico. Que se encuentren en gotitas en aerosoles partículas virales, no significa que sean capaces de infectar a una persona. 

¿Cuánto cuesta la vacuna?

El precio de las vacunas es muy variable dependiendo de qué vacuna sea, porque los costes son muy diferentes. La de Moderna es más cara de producir, por ejemplo. También depende de sus condiciones de almacenaje, muchas tienen que estar a -80 ºC y esto encarece la vacuna.

Hasta donde yo sé, la de Oxford-Astrazeneca será más baratas, porque ha recibido inversión pública.

Puede variar mucho el precio entre unas y otras, y dependerá de si demuestran efectividad. Quedan ver los resultados de la fase 3. 

¿Ves posible la inmunidad de rebaño sin lamentar muchos más fallecidos en España?

Es una posibilidad que se ha descartado porque sería muy traumático para la población española intentar la inmunidad de rebaño. Afectaría no solo a la población más sensible a la COVID-19, como ancianos o personas de riesgo, sino a toda la población porque los servicios sanitarios colapsarían.

Las restricciones son para tratar de mantener los servicios sanitarios bajo control y que no se desborden. 

Hay muchas personas que a priori no tendrían que tener riesgo y que terminan sufriendo complicaciones graves, por eso la absoluta mayoría de científicos descartan intentar la inmunidad de rebaño. 

Ahora mismo ya se están cancelando operaciones programadas, los médicos de primaria no pueden atender a pacientes... No se puede mantener esta tensión porque se resiente la salud por otras enfermedades. 

¿Es posible que pasemos las Navidades confinados?

Depende de cómo evolucione la epidemia, pero es difícil que tengamos una Navidad normal y creo que sería un error volver a una cierta normalidad como pasó en verano porque esto podría empeorar la evolución de la epidemia. 

¿Cuándo habrá una vacuna?

Se ha anunciado que aquí en España recibiremos millones de dosis de la vacuna de Astrazeneca en diciembre, pero todavía hay que asegurarse de que sea eficaz. 

Eso ayudaría en algo, pero no supone la solución a la epidemia. Se necesitarán muchas más que irán llegando a lo largo del próximo año, todavía queda bastante lejos el horizonte para que esta pandemia termine.

¿La vacuna de la gripe frena un poco el contagio y la evolución de la pandemia?

De momento, la principal y clave utilidad de la vacuna de la gripe, aparte de proteger de esta enfermedad, es evitar que se confundan los síntomas de la gripe con los de la COVID-19 porque muchos de sus síntomas se solapan. Cuantas más personas estén vacunadas contra la gripe, más difícil será confundir ambas enfermedades. 

Solo por los síntomas y signos es muy difícil decir si alguien tiene COVID-19. No hay ningún síntoma o signo que nos diga “esto es 100% COVID-19”. Esto es un problema para los médicos, por eso es recomendable hacer un test PCR para confirmarlo, poder hacer los rastreos y que haya confinamientos. 

¿Supone más riesgos para la salud abrir los parques y zonas verdes que el transporte público?

Con lo que sabemos ahora de la enfermedad, pasear por parques y zonas verdes es de las prácticas más seguras si mantenemos distancia con las demás personas. Debería priorizarse lo más posible las actividades en el exterior. No tiene ningún sentido cerrar parques porque favoreces que las personas trasladen su actividad al interior.

Si es por miedo a que se realicen botellones, debería haber vigilancia para evitarlos, pero no es una justificación.

¿Es fiable la PCR? ¿Qué fallos puede presentar?

Como todas las pruebas, tiene su margen de error. Pueden dar falsos positivos y falsos negativos. La PCR es bastante fiable si es positiva, hay bastante certeza de que alguien está infectada por coronavirus. Pero puede dar negativo y que esa persona esté infectada. Eso puede ser porque esté en una fase temprana de la infección y la carga viral sea baja, por eso da negativo. Se recomienda que aunque de negativo siga en cuarentena alrededor de 10 días si ha tenido un contacto de riesgo.

Es un problema que no tengamos una prueba con fiabilidad 100% pero esto es algo muy difícil en medicina. 

VÍDEO | ¿Qué es... una PCR?

¿Hay relación entre lugar de concentración de personas, como el metro o el autobús, y los rebrotes?

Es difícil identificar los contagios en lugares de mucha afluencia de personas y que son de paso. También se ha visto que como las personas llevan mascarillas y no hablan, se dan menos contagios. Pero son difíciles de identificar.

En aviones sí que tenemos casos de algunos brotes, pero son muy pocos por varios factores. Por un lado, tienen filtros y ventilación para evitar el contagio por aerosoles, pero por otro, comentábamos que son difíciles de detectar y rastrear.

Así que probablemente estén infraestimados los contactos en los transportes, aunque como la gente lleva mascarillas y va en silencio, esto los disminuye.

¿Cuándo volveremos a disfrutar del ocio nocturno y salas de conciertos?

Desafortunadamente en los sitios donde se reúnen muchas personas es donde más peligro hay de grandes brotes. Se están probando iniciativas de reconversión de locales de ocio en restaurantes, con limitación de aforos, pero es bastante complicado y probablemente tenga que haber pasos intermedios para abrir estos locales de forma segura. 

¿Se saben las consecuencias a medio plazo de la infección por COVID-19?

Sobre las secuelas seguimos aprendiendo bastante. Hay personas que después de haber padecido la infección tienen confusión, dificultad para concentrarse, dificultades respiratorias que duran meses.. Ahora hay ensayos clínicos para seguir a pacientes y ver cómo evolucionan. Parece sí que hay secuelas a medio plazo y hay que ver si a largo. Aunque la mayoría no tiene secuelas y se acaba recuperando, sabremos con el paso del tiempo si es así en general. 

síguenos en Instagram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats