El Gobierno se abre a ampliar los permisos de maternidad de las madres monoparentales

Una mujer pasea a su bebé en Valencia.

El Gobierno está analizando la ampliación de los permisos de maternidad de las madres monoparentales. Poder disfrutar del mismo tiempo de cuidado de los recién nacidos que los hogares de dos progenitores es una de las reivindicaciones de las familias, que están acudiendo a los tribunales para ver reconocido el derecho. Ahora el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, se ha comprometido a abordar la cuestión y ha reconocido este jueves que la diferencia de permisos que tienen las madres solteras frente a las parejas supone un "problema de equidad". Fuentes de la Seguridad Social confirman a este medio que es un asunto que se está "analizando".

Un tribunal reconoce por primera vez el derecho de una madre monoparental a las mismas semanas de permiso de maternidad que los hogares de dos progenitores

Un tribunal reconoce por primera vez el derecho de una madre monoparental a las mismas semanas de permiso de maternidad que los hogares de dos progenitores

"Es un tema que hay que abordar desde el punto de vista del problema de equidad que plantea. Hay un punto claro ahí de equidad, sí", ha respondido Escrivá en una entrevista en Canal Sur en la que era preguntado por la cuestión. "Lo vamos a abordar", se ha comprometido a renglón seguido el ministro competente en estos permisos por nacimiento.

Actualmente las madres monoparentales disfrutan de 16 semanas mientras que las parejas tienen 16 semanas cada progenitor. Aunque seis son obligatorias tras el parto para ambas partes, la diferencia alarga en la práctica el cuidado del bebé en casa o por figuras de apego durante más tiempo. Otros miembros del Gobierno se han pronunciado también al respecto. Es el caso de la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, que anunció la ampliación en el marco de la futura ley de diversidad familiar, pero la medida no se ha incluido en los Presupuestos Generales del Estado.

Hasta el momento, la Seguridad Social ha mantenido el criterio de denegar la ampliación argumentando que la ley vigente no contempla esta posibilidad. Lo ha hecho de forma sistemática cada vez que una madre monoparental lo ha reclamado como paso previo a acudir a los tribunales. Cada vez son más las que deciden iniciar la vía judicial amparadas por diferentes sindicatos y asociaciones con la intención de abrir una brecha ante lo que consideran "una discriminación" por su tipo de hogar.

Una cascada de pronunciamientos favorables

Muchas de las respuestas de la justicia están siendo favorables a la ampliación; la última, a principios de octubre en Las Palmas de Gran Canaria, que se sumó a sentencias de Galicia, Castilla y León, la Comunitat Valenciana o Catalunya. La primera en España se produjo en Euskadi hace un año y fue recurrido por la Fiscalía ante el Tribunal Supremo. Tras el fallo llegó una cascada de pronunciamientos similares, entre ellos uno del propio Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que avaló la acumulación de permisos para una magistrada de Catalunya.

En todos los casos se concede a las mujeres el derecho a disfrutar de semanas adicionales al permiso de maternidad, en algunos les reconocen 26 semanas (16 de maternidad y solo diez de paternidad, ya que seis son obligatorias tras el parto para ambos progenitores) mientras que en otros les otorgan directamente la suma de los dos permisos (32 semanas desde el pasado mes de enero).

La mayoría de pronunciamientos favorables han considerado que entran en juego elementos como la protección del menor, la igualdad de género y la conciliación, y han argumentado que no ampliar el permiso es discriminatorio y va contra la Convención de los Derechos del Niño. Han recordado además que las normas deben ser interpretadas a la luz del principio general del "interés superior del menor", que en casos de familias monoparentales van a ver "claramente mermados" su "atención, cuidado y desarrollo" en comparación con las biparentales.

Algunos fallos se han referido también al decreto aprobado por el Gobierno en 2019, que equiparó los permisos de maternidad y paternidad para fomentar la igualdad entre hombres y mujeres, pero que dejó constancia "de una nueva brecha" con los hogares monoparentales e indirectamente las mujeres que los forman, que son una inmensa mayoría. Además, los derechos de conciliación y vida familiar "reciben un trato dispar" en función del tipo de hogar, argumentó el Tribunal Superior de Justicia de Euskadi en el primer fallo de este tipo.

Las asociaciones de familias monoparentales, por su parte, llevan años pidiendo que la ampliación se haga mediante un cambio de ley y lamentan que "tras años de discriminación y a pesar del reconocimiento social, judicial, político e incluso administrativo en varias comunidades autónomas" las madres monoparentales estén "obligadas a recurrir a la justicia, caso a caso", se manifestaba hace un mes la Asociación de Madres Solteras por Elección.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats