Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

La India se prepara para el alzamiento del disputado templo al dios hindú Ram

La India se prepara para el alzamiento del disputado templo al dios hindú Ram

0

Nueva Delhi, 4 ago (EFE).- A menos de un día para que el primer ministro indio, Narendra Modi, coloque la primera piedra de un templo en honor al dios hindú Ram sobre los restos de una mezquita en Ayodhya (norte), tras décadas de disputa legal entre musulmanes e hindúes, la ciudad se está convirtiendo en una fortaleza.

Un complejo despliegue de efectivos, tanto de seguridad como sanitarios, pretende garantizar el orden en pleno avance del coronavirus así como evitar manifestaciones y protestas.

CEREMONIA PRESIDIDA POR MODI

Está previsto que Modi presida mañana, con gran pompa pero ante un público selecto, la ceremonia que servirá como punto de partida para la construcción de un templo dedicado al dios hindú Ram en la ciudad de Ayodhya, en el estado norteño de Uttar Pradesh donde, según sus fieles, nació y reinó la deidad.

Lo hará en el lugar donde antes se levantaba la mezquita del siglo XVI Babri, arrasada en 1992 por una horda de fanáticos hinduistas que desataron a su paso una ola de choques entre hindúes y musulmanes en los que murieron 2.000 personas.

El acto se celebrará tras la decisión del Tribunal Supremo de la India de otorgar la propiedad a un fideicomiso del Gobierno central el pasado noviembre, poniendo fin a décadas de disputa legal.

Según la televisión local NDTV, que mostró imágenes de muros recién pintados y calles reasfaltadas, al evento asistirán 175 personas entre políticos, líderes religiosos y ciudadanos locales.

Diferentes escenas de los relatos de la epopeya hindú de Ramayana se han grabado en las paredes y otras estructuras de la ciudad en el camino que Modi recorrerá hasta llegar al lugar donde se elevará el templo.

Además, según contó el sumo sacerdote Satyendra Das a la prensa, más de cien mil lámparas de aceite iluminarán la ciudad para la celebración, y durante la ceremonia se repartirán cien mil laddus (dulces esféricos indios).

En cuanto al itinerario que seguirá el primer ministro indio, se espera que llegue al sitio sagrado a mediodía y que proceda a la colocación de un ladrillo de plata de 40 kilogramos de peso como símbolo de fundación del templo en medio del canto de himnos religiosos.

El acceso al lugar exacto en el que los hindúes creen que nació la deidad, así como a la ciudad de Ayodhya, se encuentra limitado y las autoridades desplegarán a cerca de 4.000 miembros de las fuerzas de seguridad.

UNA CELEBRACIÓN EN PLENA PANDEMIA

Las medidas de seguridad tienen como objetivo evitar aglomeraciones de devotos y posibles protestas, pero también garantizar las disposiciones de higiene en medio del avance de la COVID-19.

La India es ya el tercer país del mundo más afectado por la pandemia con 1.816.807 casos, según los últimos datos del Ministerio de Salud.

Hace solo una semana, un sacerdote y quince policías del área dieron positivo, y el pasado domingo una ministra del gabinete de gobierno de Uttar Pradesh, Kamal Rani Varun, falleció a consecuencia del virus.

La ceremonia dará el pistoletazo de salida a la construcción del templo para el dios Ram, muy esperado por la comunidad hindú de la India y que el nacionalismo hindú liderado por el gobernante Bharatiya Janata Party (BJP) de Modi reclama desde hace décadas.

El evento tiene lugar el mismo día en que se cumple un año de la decisión del Gobierno indio de eliminar el estatus especial del estado de Jammu y Cachemira, al tiempo que impuso un bloqueo sin precedentes y durante meses a los habitantes de la región.

Etiquetas
Publicado el
4 de agosto de 2020 - 15:06 h

Descubre nuestras apps

stats