Miles de mujeres salen a la calle para condenar los últimos crímenes machistas: "Somos el grito de las que ya no están"

Asistentes a la concentración de este viernes en la madrileña Puerta del Sol para condenar los últimos casos de violencia machista.

Miles de mujeres se han concentrado este viernes por la noche en la Puerta del Sol de Madrid para condenar el repunte de la violencia machista. Lo han hecho en una protesta "de urgencia" convocada tras el secuestro y asesinato de las niñas de Tenerife Olivia y Anna, de seis y un año, a manos de su padre, y el asesinato a manos de su expareja de Rocío Caíz, la joven de 17 años que llevaba desaparecida desde el 2 de junio.

El exnovio de la menor desaparecida en Sevilla confiesa que la asesinó

El exnovio de la menor desaparecida en Sevilla confiesa que la asesinó

"Tengo una hija de 15 meses y se me ponen los pelos de punta de pensar que me hubiera pasado a mí". Son palabras de Marta, que ha acudido a la concentración vestida de negro y trae consigo velas. Mientras habla con elDiario.es, el resto de asistentes va llegando. Las manifestantes están en el suelo montando las pancartas principales, mientras empiezan a corear consignas: "Jueces y fiscales también son culpables", "no son muertes, son asesinatos", "somos el grito de las que ya no están", "no es el padre, es un maltratador".

La concentración estaba prevista para las 22.00 horas, pero media hora antes cientos de mujeres –y algunos hombres– ya copaban la céntrica plaza madrileña. "No estamos todas, faltan Olivia y Anna", gritaban.

"Estamos aquí por todas y cada una de las que ya no están y por todo lo que no se ve y lo que no se dice", argumenta Mayte. Ha venido con Cristina y ambas tienen claro que es fundamental asistir para "dar apoyo y que las víctimas no se sientan solas".

"Lo que está ocurriendo en los últimos días nos parece horrible. La sociedad y la Justicia deben actuar", conversan. Las jóvenes, de 31 y 30 años, creen además que determinados sectores políticos y de la sociedad no tienen que negar los crímenes machistas: "Su discurso me quema por dentro", dice con rabia Mayte. "Las cifras están ahí, es algo que no se puede negar".

La lluvia empieza a caer sobre Madrid cuando son cerca de las once de la noche: "No está lloviendo, Madrid está llorando", cantan. Las gotas son cada vez más fuertes, pero las manifestantes no van a irse. "Estamos aquí para demostrar que la conciencia feminista es mucho más fuerte de lo que parece", expresa Ana. 

"Las mujeres tenemos derechos y no nos tienen por qué matar porque ellos tengan celos o porque piensen que somos de su propiedad, no somos propiedad de nadie", aporta Cristina. "Este es un problema urgente, a la altura del terrorismo, en el que hay un consenso social muy fuerte, y sin embargo yo creo que en la violencia machista todavía falta ese consenso social, que es muy necesario también por parte de los políticos", apunta Ana. "¿Dónde está el Ministerio de Igualdad?", alzan sus voces al tiempo las asistentes.

Entre las reclamaciones de esta noche, no ha faltado la "justicia" para Juana Rivas, que este jueves entraba en prisión. "Juana Rivas, libertad. Juana Rivas, libertad", gritaban. "Ella lo hacía para proteger a sus hijos, porque la prueba está, esas cosas pasan", clama Chari bajo una mascarilla morada con motivos feministas. "Él es un maltratador condenado y lo que no tiene lógica es que tenga él la custodia de los niños".

"Que viva la lucha de las mujeres", "Madrid será la tumba del fascismo", "no están locos, son asesinos", continúan gritando bajo sus paraguas. Muchas de ellas sostienen, además, velas en sus manos. En el cielo, dos aviones de papel con "mensajes positivos". Los han hecho el hijo y el sobrino de Lorena, que tienen siete años. Llevan puesta una camiseta negra y detrás, con imperdibles, pancartas sujetas que han hecho ellos mismos.

"Estamos aquí también por los niños, ellos son el futuro", expresa. "Es importante que sean feministas y que crean en la igualdad y sean capaces de ver lo que está pasando". 

Pasadas las 23 de la noche y todavía con algo de lluvia, cientos de manifestantes aún continúan en Sol. "Luego diréis que somos cinco o seis", "un bote, dos botes, machista el que no bote", "el Estado opresor es un macho violador", gritan cantando el himno de Las Tesis, "y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía", bailan con el brazo en alto, "el violador eres tú".

Entre los asistentes, también chicos: "Hay que mostrar que la población masculina también está concienciada con este problema", dice Jose, de 21 años. "Los jóvenes es clave que estemos hoy aquí porque es importante que haya un relevo generacional en todo tipo de luchas y porque no podemos tener una juventud completamente despolitizada y desconectada de la realidad".

"La solución es la educación", "feminismo en las aulas ya". Para las personas que han asistido esta noche a la madrileña Puerta del Sol, el fin de la violencia machista pasa por la educación: "Se habla mucho estos días de reforzar las leyes o de endurecer las penas, pero a la vista está que eso no es suficiente, porque a los maltratadores y asesinos no les importa morir. Muchos de ellos se suicidan", dice Marta, que apuesta por "concienciar a la sociedad". "También es básico dirigir la culpa a quien la tiene: yo puedo tener una pareja y dejarla y no tiene que pegarme", expresan Mayte y Cristina.

"Es esencial que las mujeres que están siendo maltratadas no tengan miedo a decirlo" subrayan las dos amigas, "que sepan que no están solas y que ellas no tienen la culpa de lo que están pasando". "No deben dejar que ningún hombre ni que tampoco su alrededor las manipule", sentencian.

Protestas por todo el país

La protesta se ha repetido ante los ayuntamientos o grandes plazas de toda España. Bajo lemas como #LoVamosATirar, #NiUnaMenos o #SiTocanAUnaNosTocanATodas, el Movimiento Feminista ha llamado a las mujeres a manifestarse "en repulsa a todos los feminicidios".

En Canarias, cientos de personas han secundado las diversas convocatoria. Multitud de personas e instituciones han guardado silencio durante la mañana en memoria de las dos menores. Por la tarde, las calles se han llenado de pancartas, proclamas y protestas ante lo que no es "un hecho aislado", sino una muestra de la violencia más "terrorífica", tal y como ha asegurado Ana Hernández, portavoz de la Plataforma 8M.

Unas 300 personas se han congregado también en Toledo. "Queremos tumbar los cimientos que consienten y amparan que nos asesinen, a nosotras y a nuestras criaturas" o "llevamos tiempo diciendo que los minutos de silencio no bastan, que necesitamos medidas y estrategias que nos protejan, reales y con presupuesto, que ese gesto simbólico no sirve", son algunos de los lemas que se han entonado.

Las protestas han llegado a las calles de Bilbao. Con consignas como "no es un caso aislado, se llama patriarcado", "violencia vicaria, Gobierno y media España" o "no es amor de padre, es asesinato", cientos de mujeres se han manifestado frente al Ayuntamiento para denunciar los asesinatos machistas y en especial, lo ocurrido en el caso de las niñas de Tenerife, Olivia y Anna. 

"Vamos a seguir saliendo a la calle para decir a todos los machistas, hombres e instituciones, que no vamos a parar. Las instituciones no cumplen con lo que prometen, tenemos pocas alternativas, pero seguimos adelante, en la lucha, todas juntas", han señalado desde la asociación feminista Bizitu, una de las organizadoras de la concentración.

Cientos de mujeres se han concentrado en la plaza del Ayuntamiento de València la noche de este viernes. "Un maltratado no es un buen padre", han gritado las concentradas, que también han aludido en sus lemas al caso de Juana Rivas, para la que han reclamado la libertad.

En Córdoba, cientos de personas se han congregado y han encendido velas a las puertas del Ayuntamiento. La concentración ha sido convocada por la Plataforma cordobesa contra la violencia a las mujeres y la Plataforma Nosotras decidimos, que pidió a los asistentes acudir con ropa negra y una vela.

1.906 mujeres asesinadas por la violencia machista

En total, desde enero han sido 18 las mujeres y tres los menores asesinados en crímenes de género. Desde 2003, cuando se comienzan a contabilizar oficialmente, son 1.096 las mujeres víctimas mortales de la violencia machista en el ámbito de la pareja.

Etiquetas
Publicado el
11 de junio de 2021 - 22:06 h

Descubre nuestras apps

stats