El Ministerio de Universidades crea un nuevo programa con 3.900 ayudas para la formación de profesorado universitario

El ministro de Universidades, Manuel Castells. EFE/Fernando Alvarado/Archivo

El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha anunciado este jueves la creación de un nuevo programa para la formación del profesorado universitario y la atracción de talento nacional y extranjero a los campus españoles. El programa, que tiene previsto repartir 3.900 ayudas durante tres años y medio (hasta el final de la legislatura), tiene tres patas: un plan para personas que hayan cursado el doctorado en los últimos dos años, otro para la recualificación del actual profesorado universitario y un tercero para atraer talento con una cierta experiencia a los centros públicos.

El programa estará dotado con 387 millones de euros de presupuesto y contempla unas ayudas que irán entre los 2.800 euros y los 4.000 euros mensuales brutos, según la ayuda que se solicite. "Este es uno de los programas más ambiciosos que conocemos de recualificación sistemática del sistema universitario español", ha explicado Castells en rueda de prensa. "Es un proyecto de futuro, que apuesta por los jóvenes, pero sin olvidar el presente, recualificando lo que es esencial, que es el profesorado. Es el personal docente investigador (PDI) el que hace la calidad del sistema", ha asegurado.

Este programa llega sin perjuicio de los ya existentes, como las ayudas Beatriz Galindo, y durará hasta finales de 2024, como la legislatura. El ministro ha expresado su deseo de que se mantengan más allá, aunque ha admitido que podría no depender de su ministerio que continúe o no. "Hay que tener a la vez perspectiva a largo plazo a la vez vivir peligrosamente", ha valorado. "Vamos a hacer el máximo con lo que tenemos. Un joven doctor que pasa dos o tres años en un centro de alto nivel pudiendo enteramente dedicarse a su formación es futuro ya. La recualificación es futuro ya".

Ayudas para jóvenes doctores

La primera modalidad del programa ha sido denominada Margarita Salas. Esta línea de ayudas está dirigida a "jóvenes doctores", apelando la "juventud" a la tesis y no a la persona en sí. Esto es, el único requisito temporal para pedirlo es haber finalizado la tesis como mucho dos años antes de haber presentado la solicitud (el programa se pondrá en marcha en las próximas semanas, burocracia mediante), aunque el ministro ha aclarado que se tendrán en cuenta situaciones personales como bajas por maternidad, etc. a la hora de las valoraciones. No hay límite de edad para el solicitante.

Estas ayudas supondrán la mitad del total que va a otorgar Universidades. Serán en total 1.800 ayudas con un salario de 3.500 euros brutos mensuales para las estancias en el extranjero y 2.800 para las estancias en España ("por razones obvias", ha dicho Castells) y con una duración de dos o tres años. Además, se debe solicitar la incoporación a un centro distinto de aquel en el que se realizó el doctorado "para que cambien de horizonte y se formen en otra institución". Dicho de otro modo, para evitar la endogamia universitaria. Hay otra condición: quien se acoja a una ayuda para estudiar en el extranjero deberá volver para el último año de la estancia a una universidad española. "Para que estas ayudas no sirvan para la emigración", aclaran desde el ministerio.

Las ayudas, tanto para doctorados en universidades públicas como privadas, se repartirán entre los centros en función del número de tesis doctorales presentadas en los últimos años. "No son para sus doctores", ha aclarado Castells. Ningún centro quedará excluido y serán las universidades las que procesen y juzguen las solicitudes.

Recualificación del PDI

Estas ayudas están dirigidas al personal docente actualmente empleado en las universidades españolas públicas –las privadas quedan fuera– aunque no a todas las figuras. Titulares y contratados doctores con hasta diez años de experiencia en ambos casos, ayudantes doctores y las figuras laborales equivalentes que tiene cada comunidad autónoma podrán aspirar a alguna de las 1.400 ayudas que se concederán durante un máximo de tres años para los permanentes y dos para los ayudantes doctores. Los asociados, que conforman casi la mitad del cuerpo docente universitario, quedan fuera.

Las ayudas deberán solicitarse para una universidad distinta a la que estén actualmente, y e el caso de los ayudantes doctores (o sus equivalentes) conllevarán necesariamente la reserva de plaza en el centro en el que están, conservando la antigüedad. Estas ayudas serán equivalentes al sueldo concreto de cada beneficiario más un 20% en concepto de movilidad.

Atracción de talento

Las ayudas María Zambrano, como ha denominado el ministerio a esta partida, están dirigidas a personal investigador español o extranjero con una trayectoria postdoctoral acumulada no inferior a 24 meses en universidades españolas o extranjeras diferentes a donde defendió la tesis doctoral. "Es para atraer talento a las universidades públicas españolas", ha valorado Castells.

Estas 700 ayudas tendrán una duración de uno a tres años y se llevarán a cabo en universidades públicas españolas. La dotación económica será de 4.000 euros brutos al mes.

Etiquetas
Publicado el
28 de enero de 2021 - 14:35 h

Descubre nuestras apps

stats