España empezará a vacunar contra la COVID el domingo 27 de diciembre

Las primeras vacunas contra la COVID-19 se recibirán en España el sábado 26 de diciembre, y se comenzarán a administrar en todo el país el domingo 27 de diciembre. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha comparecido en rueda de prensa este viernes para anunciar estos detalles sobre la vacuna de Pfizer/BioNTech tras cerrarlos con la Unión Europea y acordarlos con las comunidades autónomas. Las dosis llegarán a todas las comunidades a la vez, entre el 26 y el 27, tal vez de madrugada. Tras una primera remesa, nuestro país irá recibiendo entregas cada semana. Illa todavía desconoce la cantidad exacta de ese primer envío del 26, está a la espera de que las autoridades europeas la confirmen, "no van a ser todas las que quisiéramos" pero se irán ampliando continua y gradualmente. El visto bueno de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés) está previsto para el lunes 21 de diciembre.

Sanidad asegura que la vacunación estará preparada para el 27 de diciembre, pero aún no sabe cuántas dosis llegarán en la primera remesa

Sanidad asegura que la vacunación estará preparada para el 27 de diciembre, pero aún no sabe cuántas dosis llegarán en la primera remesa

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció este jueves que las fechas previstas de comienzo de vacunación en la Unión Europea serán el 27, 28 y 29 de diciembre. El visto bueno de la EMA se ha acelerado al día 21, aunque en principio estaba agendada una reunión para decidir el día 29. La del día 29 se mantiene, pero es altamente improbable que la decisión se postergue hasta ese encuentro o que haya un rechazo, porque el análisis de los datos sobre eficacia y seguridad que ha aportado Pfizer ya está muy avanzado, y ya tienen la autorización de otras agencias como la británica, la estadounidense y la canadiense. El anuncio comunitario, "protegemos a nuestros ciudadanos juntos", llegó un día después de que Alemania anunciara sus planes para comenzar la vacunación el 27 de diciembre. El Gobierno de Angela Merkel ha sido el que más ha presionado a la Comisión para que los plazos se adelanten una semana.

"No queremos esperar ni un solo día. Esto no es el fin [de la pandemia], es el principio del fin, pero queremos que empiece cuanto antes", ha dicho Illa. La idea es que igual que Europa ha armonizado el comienzo de la vacunación en todas las comunidades, el Ministerio haga lo mismo con todas las comunidades y llegue a todas las regiones a la vez. El reparto va a ser "equitativo", aunque fuentes de Sanidad han explicado que en unos primeros momentos lo será en proporción a la población diana, no de la total. Aunque la organización de la vacunación dependerá de cada comunidad, "la información de la que dispongo es que todas están preparadas para empezar el 27. Todos tenemos ganas de empezar el primer día posible".

España contará con alrededor de 50 puntos de entrega a los que Pfizer hará llegar las dosis, distribuidos por las comunidades autónomas, abundan las mismas fuentes de Sanidad. Cada comunidad tiene al menos dos. El reparto final será equitativo entre las comunidades por población, pero la cantidad se modulará de manera gradual. Los primeros grupos poblacionales a los que se les administrará según el plan consensuado entre Sanidad, las comunidades y expertos como está diseñado, serán usuarios de residencias, sanitarios y grandes dependientes, en total la idea es que haya unos 2,5 millones de ciudadanos inmunizados entre enero y marzo. Luego irán los otros grupos poblacionales, 15 en total, en otras dos fases hasta verano, hasta alcanzar a la población general.

"La campaña de vacunación va a ser larga y va a tener peculiaridades. Pero ha sido trabajada desde septiembre", ha mencionado Illa, en referencia al plan de vacunación que han preparado técnicos del Ministerio, de las comunidades y expertos y que han decidido, entre otros aspectos, esos 15 grupos poblacionales. Después de la de Pfizer llegarán otras vacunas, la primera programada es la de Moderna. En función de la ficha técnica de las que vayan llegando se irá decidiendo el procedimiento y logística de las demás, aunque el plan de prioridades previsto es el mismo: primero inmunizar a esos tres primeros grupos y luego al resto de la población. El plan es "flexible" y se irá adaptando a las circunstancias y a las características de cada ensayo, aunque no depende del repunte de casos.

Los ciudadanos comenzarán a recibir citación para vacunarse "lo antes posible", los equipos del Ministerio y comunidades están trabajando "con jornadas exhaustivas" y están yendo "lo más rápido posible", "toda Europa a contrarreloj". "Queremos garantizar que lleguen de manera eficaz y segura", ha dicho. Sanidad prevé que, tras la primera remesa de finales de diciembre, el suministro de dosis de Pfizer sea aproximadamente semanal, de manera continuada. Las dosis de las vacunas llegarán en neveras porque el suero necesita una conservación de alrededor de -80 grados. Esas neveras, con nieve carbonizada, podrán contener hasta cinco bandejas con 1000 viales cada una, es decir, con lo suficiente para 5.000 pinchazos –se necesitan dos dosis para ser inmunizado frente a la COVID-19 con Pfizer, puestas con una distancia de 3 semanas–. Pero eso es un máximo. Si la logística así lo requiere, porque haya puntos de vacunación que vayan a atender a menos personas, por motivos de conservación podrán guardarse menos dosis, por ejemplo una nevera con 1.000. Para vacunar a la gente o bien se desplazarán los sanitarios al lugar –especialmente en el caso de las residencias de ancianos– o bien los pacientes a los centros de salud. Siempre, en todo caso, se hará en entorno sanitario, y se centralizará en la Atención Primaria.

Salvador Illa también ha compartido en su comparecencia que la situación epidemiológica actual es "muy preocupante". Ya hay un "cambio de tendencia claro en la evolución de la pandemia", España ha vuelto a superar los 200 contagios por cada 100.000 habitantes en 14 días, y se observa "el fin del proceso de descenso" que se arrastraba desde hace un mes en muchas comunidades. Ese cambio de tendencia se ve a partir del 9 de diciembre, según los análisis del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, por lo que aún quedan por saberse los efectos totales del puente de la Constitución. "No vaya a ser que por celebrar la Navidad lloremos en Reyes", ha resumido el ministro. Por tanto, para las Navidades ha pedido a la ciudadanía "una actitud de máxima prudencia" y ha mostrado su apoyo a las medidas de endurecimiento que están tomando algunas comunidades para estos días. El miércoles, Illa y los consejeros autonómicos pactaron poder hacer más restrictivos los encuentros navideños. La Comunidad Valenciana ya ha prohibido en consecuencia los viajes a la región para ver a familiares, y la Comunidad de Madrid ha reducido el máximo de los encuentros de 10 a 6 –la que era la opción inicial de Sanidad y que Madrid quiso ampliar–.

Etiquetas
Publicado el
18 de diciembre de 2020 - 12:09 h

Descubre nuestras apps

stats