Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Sanitarios y consumidores piden mantener Madrid Central por salud

Sanitarios y consumidores piden mantener Madrid Central por salud

EFE

Madrid —

La Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) y la organización de consumidores Facua han pedido este martes al Ayuntamiento de Madrid que mantenga Madrid Central por razones de salud, porque previene males y evita muertes, y por la calidad del aire de la capital.

En sendas notas de prensa ambas entidades piden al Ayuntamiento de Madrid que conserve Madrid Central porque la ciudad debe estar entre las de Europa que apuestan "por la salud de todas las poblaciones y por la salud del planeta" (SESPAS) y porque -recuerda FACUA- la contaminación es responsable cada año de cerca de 38.600 muertes prematuras en España, según la Agencia Europea de Medio Ambiente.

El nuevo alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida (PP), determinó que desde el pasado día 1 no se impondrían multas a los conductores que entraran de forma indebida en el perímetro de Madrid Central, como había acordado el gobierno de su antecesora, Manuela Carmena.

Sin embargo, cuatro días más tarde, un juez paralizó la moratoria de las multas y le dio tres días de plazo al Ayuntamiento para presentar sus alegaciones.

La Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria, que ve "muy razonable que la autoridad judicial haya acordado dejar sin efectos esta suspensión cautelarmente", exige el cumplimiento de la legislación vigente en materia de salud pública al Ayuntamiento de Madrid y a la Autoridad Sanitaria Estatal.

SESPAS insta al Ayuntamiento madrileño a que "preserve los esfuerzos adoptados previamente para reducir la contaminación atmosférica, y que los amplíe para poder progresar".

"Madrid Central protege la salud de los ciudadanos, la actual y la futura, porque previene enfermedad y muertes evitables mientras promueve la actividad física", dice esta Sociedad tras recordar que "la contaminación atmosférica condiciona mucho la salud colectiva".

Y recuerda cómo las concentraciones elevadas de contaminantes en las ciudades grandes se deben especialmente a las emisiones de los motores de los vehículos, especialmente de los diesel, y se traducen en niveles relativamente elevados de partículas en suspensión de óxido de nitrógeno (NO2) y en algunos casos del ozono.

También insiste SESPAS en que las partículas en suspensión, especialmente las más finas, como los óxidos de nitrógeno y el ozono, que son respirables y llegan hasta los alveolos, "influyen negativamente en la salud y afectan a toda la población".

Y recuerda que la contaminación del aire aumenta los ingresos hospitalarios y las muertes por problemas cardíacos y vasculares, bronquitis, asma y otras enfermedades respiratorias, además de aumentar el riesgo de recién nacidos prematuros y con bajo peso, y de alterar el desarrollo neurológico en la infancia.

"Además -dice-, vivir en una zona con mayor contaminación del aire comporta más riesgo de sufrir cáncer respiratorio a largo plazo".

También dice esta Sociedad que varias grandes ciudades españolas "superan los niveles medios admisibles para algunos contaminantes, o el número máximo de días con concentraciones superiores a los definidos en la normativa" y recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

FACUA Madrid, por su parte, dice que se suma a la Plataforma en Defensa de Madrid Central para defender el proyecto, del cual los informes técnicos permiten constatar que en los primeros meses de funcionamiento descendieron en la zona los óxidos de nitrógeno (NOx) en un 38 % y el dióxido de carbono (CO2) en un 14,2 %.

Según FACUA, el tráfico en zonas tan congestionadas como la Gran Vía se redujo con Madrid Central hasta un 24 %, "lo que ha contribuido -dice- a la reducción de emisiones tóxicas y de su incidencia en dolencias como bronquitis, infartos, asma o fatiga".

En sus 472 hectáreas, se evita un 37% de los kilómetros recorridos actuales y un 40% de las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2), un contaminante que afecta a la salud y cuyos niveles incumplen la normativa desde 2010.

Madrid Central es un área de 472 hectáreas por la que solo pueden circular los coches de residentes, un número restringido de invitados, los vehículos con etiqueta Cero Emisiones y Eco y los vehículos B y C que acudan a un aparcamiento público, además de suministradores y prestadores de servicios, entre otros.

Etiquetas
Publicado el
9 de julio de 2019 - 17:32 h

Descubre nuestras apps

stats