WhatsApp desmiente oficialmente la teoría de la conspiración sobre la censura de mensajes en España: "Es 100% falso"

Uno de los mensajes virales que incluyen el bulo.

WhatsApp ha decidido desmentir la campaña de la extrema derecha de desinformación dirigida contra los medios de verificación de contenidos españoles y contra su propia plataforma, a la que los 'terraplanistas del coronavirus' acusan de formar parte de una estrategia de censura coordinada desde el Gobierno. "Es 100% falso", señala en un comunicado oficial al que ha tenido acceso eldiario.es. "Queremos aclarar los hechos", señala la compañía, propiedad de Facebook y con más de 2.000 millones de usuarios en todo el mundo, tras detectar estos "rumores falsos" en España.

El nuevo bulo impulsado por Vox y sus comunidades afines asegura que la limitación de la función de reenviar mensajes adoptada por WhatsApp el martes 7 de abril esconde en realidad una maniobra del Gobierno español para "censurar" a los usuarios de la plataforma. Los ejecutores de esa censura serían, según esta teoría, los medios independientes de verificación de contenidos con los que Facebook (propietaria de WhatsApp) trabaja para identificar la desinformación que corre por su red social y disminuir la visibilidad y viralidad de estos contenidos.

"WhatsApp introdujo el nuevo límite de reenvío global para mantener el servicio personal privado y frenar la propagación de mensajes virales en el servicio, con el objetivo de mantener seguros a nuestros usuarios. No está relacionado de ninguna manera con las organizaciones de verificación de hechos, o con la "censura", y cualquier sugerencia de lo contrario es 100% falsa", especifica en el comunicado.

La limitación del reenvío de contenidos en WhatsApp entra en acción cuando un mensaje ya ha sido reenviado cinco veces. A partir de ese momento el usuario que lo quiera volver a reenviar no podrá hacerlo automáticamente a otros cinco contactos o grupos, sino que tendrá que hacerlo de uno en uno. El objetivo de la medida, explica la propia compañía, es dificultar que las cadenas que incluyen bulos y desinformación se propaguen rápida y fácilmente por la plataforma gracias a la función de reenviar el mensaje.

Este es el comunicado íntegro de WhatsApp:

Hay algunos rumores falsos que circulan sobre el nuevo límite de reenvío de WhatsApp, y también sobre cómo funciona la verificación de hechos en WhatsApp. Queremos aclarar los hechos.

WhatsApp ha tomado recientemente una serie de pasos para abordar el desafío de la información errónea que se comparte en el servicio. Hemos introducido un nuevo límite global para reducir la cantidad de veces que se pueden compartir mensajes reenviados con frecuencia, a fin de mantener WhatsApp personal y privado, y limitar la propagación de mensajes que pueden contener información errónea dañina. Una vez que un mensaje se ha compartido 5 veces, ahora solo es posible reenviar ese mensaje a un contacto a la vez. Este límite se aplica automáticamente y no tiene ninguna relación con el contenido del mensaje, que WhatsApp no ve, ni modera ni censura, porque todos los mensajes y llamadas en WhatsApp están protegidos con cifrado de extremo a extremo. El cifrado de extremo a extremo significa que solo usted y la persona a la que está enviando mensajes pueden ver el contenido de sus mensajes, y nadie más, ni siquiera WhatsApp. El límite de reenvío automático se aplica de forma coherente en cualquier parte del mundo y no tiene ninguna relación con la comprobación de hechos en WhatsApp o Facebook.

WhatsApp ha proporcionado recientemente una donación de un millón de dólares a la Red Internacional de Verificación de Hechos (IFCN, por sus siglas en inglés) del Instituto Poynter para brindar apoyo para expandir la batalla contra la desinformación relacionada con COVID-19. La IFCN lanzó CoronaVirusFacts Alliance, una red global que representa a más de 100 verificadores de hechos en más de 45 países, incluido España, que utilizan WhatsApp como herramienta para combatir la información errónea y disipar información engañosa. Los verificadores de hechos usan WhatsApp como una forma de obtener información errónea del público, que puede enviarles rumores para su revisión. Alentamos a la IFCN a compartir las mejores prácticas de WhatsApp, incluido cómo usar los productos comerciales de WhatsApp, con toda la comunidad global de verificación de hechos.

WhatsApp introdujo el nuevo límite de reenvío global para mantener el servicio personal y privado y frenar la propagación de mensajes virales en el servicio, con el objetivo de mantener seguros a nuestros usuarios. No está relacionado de ninguna manera con las organizaciones de verificación de hechos, o con la "censura", y cualquier sugerencia de lo contrario es 100% falsa.

Actualización 16.00 horas: Facebook ya ha publicado el comunicado oficial en castellano en su página oficial. Puedes leerlo aquí.

Una primera versión del bulo acusaba a la periodista Ana Pastor, fundadora del medio de Newtral, de ser la encargada de "censurar" los mensajes que se distribuyen en WhatsApp según su contenido. Versiones posteriores también involucran a otro medio como Maldita.es. Ninguno de los dos equipos de verificación tiene acceso a los contenidos de nadie en Whatsapp, a pesar de lo que difunden insistentemente algunos activistas.

La única colaboración entre los medios verificadores es con la propia red social de Facebook y no afecta a los contenidos personales sino que se trata de detectar enlaces que lleven a páginas de bulos. El acuerdo de Facebook con Maldita.es y Newtral para cazar la desinformación en su red social en España (que también incluye a la Agence France Press, AFP, la agencia de noticias más antigua en el mundo y una de las mayores junto con Reuters, Associated Press y la española EFE) es una réplica de los pactos a los que ha llegado con verificadores independientes de los múltiples países en los que opera.

La campaña para pasarse a Telegram

La fase dos del bulo contra WhatsApp y los verificadores de información lanzado desde la extrema derecha ha sido llamamiento a sus simpatizantes para descargar a la aplicación de mensajería rusa Telegram. Vox, sus líderes, varios perfiles próximos en redes sociales que reproducen sus mismos mensajes y youtubers han pedido a sus comunidades de seguidores que se pasen a la plataforma rival.

No existen estadísticas oficiales de descarga de ambas aplicaciones en tiempo real, por lo que no es factible medir el éxito de este llamamiento en nuevos usuarios de Telegram. No obstante, el canal oficial de Vox en la plataforma ha pasado de no llegar a los 15.000 seguidores a finales de marzo a rozar los 39.000 a primera hora de este lunes. En otros canales y grupos de conversación no oficiales, gestionados simpatizantes de la formación, el crecimiento ha sido más comedido, en torno a unos pocos cientos.

Los canales son una particularidad de Telegram respecto a a WhatsApp. Son una función especialmente útil para organizaciones como los partidos políticos que deseen hacer llegar sus mensajes directamente a sus seguidores. Funcionan como un tablón de anuncios donde los usuarios se unen y reciben notificaciones. Vox los utiliza para coordinar a sus simpatizantes en acciones dirigidas a aumentar la visibilidad de sus mensajes en otras redes sociales y distribuir propaganda.

Telegram no da cifras oficiales sobre sus usuarios, aunque se estima que oscilan los 300 millones en todo el mundo.

Etiquetas
Publicado el
13 de abril de 2020 - 12:53 h

Descubre nuestras apps

stats