eldiario.es

9
Menú

Tu mejor yo Tu mejor yo

Por qué es mejor hacer los propósitos de año nuevo en otra época del año

Ponerse objetivos demasiado ambiciosos para el nuevo año puede aumentar las posibilidades de fracasar

- PUBLICIDAD -
propósitos de año nuevo

propósitos de año nuevo

Hacer dieta. Ir al gimnasio. Dejar de fumar. Aprender inglés. Meditar. Todos los años alguien decide cambiar su vida para mejor. Pero el 80% de las personas que hacen propósitos de año nuevo fracasan a principios de febrero, y solo un 12% consigue sus objetivos, de acuerdo con un famoso estudio del psicólogo británico Richard Wiseman de la Universidad de Hertfordshire sobre 3.000 personas.

Son cifras desalentadoras, pero ¿puede ser que esta sea la peor época posible del año para hacer buenos propósitos?

Para empezar, si tu propósito es perder peso o hacer dieta, el invierno es un momento pésimo. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Exeter estamos condicionados evolutivamente, como muchos otros animales, a tener mayor apetito y almacenar más reservas cuando hace frío, ya que en esta época del año la comida era más difícil de encontrar.  En palabras del investigador jefe, “el día de Año Nuevo es el peor momento posible para empezar una dieta”.

Lo mismo puede decirse de otros propósitos comunes. Si has decidido poner en orden tus finanzas, gastar menos y ahorrar más, lo estarás haciendo en medio de la cuesta de enero, mientras te recuperas del despilfarro navideño. Si tu propósito es salir a correr todos los días, habrás elegido empezar en los meses más fríos y lluviosos del año.

¿Dejar de fumar? ¿Pelear menos con tu pareja? ¿Ser más amable con tus congéneres? Buena suerte, porque después de la Navidad es cuando se registra un pico de casos de depresión y ansiedad. Contrariamente a la creencia popular, la mayor cantidad de suicidios no se da en Navidad, sino en enero y los meses que siguen, porque los suicidas posponen sus planes hasta después de las fiestas.

Por otro lado, hacer propósitos de año nuevo puede ser una forma de posponer el cambio. Según el psicólogo canadiense Timothy A. Pychyl, autor del libro ‘La solución a la procrastinación’, los propósitos de año nuevo son “procrastinación cultural”. Unos días antes del fin de año decidimos cambiar algo, y entonces esperamos hasta el día uno, o mejor, hasta después de Reyes, para empezar. Esto nos hace sentir mejor en el momento de hacer la resolución, pero todo se queda en buenas intenciones. Según Pychyl, deberíamos hacernos la pregunta ¿qué puedo hacer ahora mismo para cambiar?, y eso es algo que no necesita fecha.

¿Quiere esto decir que hay que abandonar los buenos propósitos antes de intentarlo? En absoluto. Está demostrado que establecerse objetivos es la forma de cambiar y mejorar, ya que de otro modo es fácil perder el rumbo. Sin embargo, si queremos tener éxito hay que prestar atención a la ciencia de hacer propósitos:

  • Los objetivos tienen que estar claros y ser realistas. Si nos proponemos objetivos que entran en conflicto, como por ejemplo “quiero un ascenso” y “quiero pasar más tiempo con mi familia”, o tenemos un conflicto interno “quiero perder peso pero no puedo renunciar a los pasteles” aumenta la depresión y la ansiedad, y disminuyen las posibilidades de éxito.
  • Es más efectivo dividir el objetivo en pasos concretos que sean más asequibles y menos susceptibles a contratiempos. Por ejemplo, querer “perder dos tallas” puede llevar a abandonar después de unas semanas en las que no se vean resultados. Por el contrario, “usar las escaleras en lugar del ascensor” no tiene esa carga, requiere un compromiso menor, y con el tiempo el éxito es más probable.
  • Para conseguir un objetivo hay que quemar los puentes. Tener un plan B puede reducir la ansiedad, pero los estudios muestran que también reducen el compromiso con el objetivo. Si no tienes más remedio que hacer lo que te has propuesto porque ya te has tirado a la piscina, aumenta tu motivación y las probabilidades de conseguirlo.   

Todo lo que hayas oído para cumplir con tus propósitos sigue siendo válido. Comunica tu propósito a todo el mundo para que así sea más difícil retractarte. Busca el apoyo de otras personas que te animen y te ayuden a volver al camino si hay una recaída. Mide tus progresos y recompénsate por los pequeños logros. Pero no hace falta que sea el uno de enero. Puede ser cualquier otro día.

¿En qué se basa todo esto?

New Year’s Resolution Project
Al inicio del estudio, el 52% de los participantes confiaban en el éxito. Un año después, solo el 12% logró su objetivo. El estudio descubrió por qué tantas personas fracasan y qué se puede hacer para ayudar a garantizar el éxito.

Fatness and fitness: exposing the logic of evolutionary explanations for obesity
Muchos enfoques para comprender el almacenamiento de grasa en animales han demostrado que una estrategia de alimentación puede definirse por un nivel crítico de reservas por debajo del cual el animal intenta obtener más reservas [25, 26]. Este nivel crítico no es necesariamente un punto fijo único, pero puede tener múltiples valores para diferentes tiempos en los ciclos anuales o estacionales, o puede variar en respuesta a los cambios ambientales.

Many suicides at the start of January
En enero y en primavera, el número de suicidios por día es considerablemente mayor que en los otros meses. El pico es en enero.

Postponed suicide death? Suicides around birthdays and major public holidays.
Se encontró evidencia que respalda la teoría del "efecto de promesa rota" para los feriados públicos importantes, ya que parece haber un aplazamiento de un número significativo de suicidios desde antes de un feriado hasta después.

Goal Pursuit: Current state of affairs and directions for future research
El estado final deseado implica que hay algo que un individuo quiere avanzar o lograr (ya sea más abstracto o concreto). Sin este impulso, los objetivos no tendrían ninguna energía para alentar la acción o mantener la motivación, y en su lugar, vagar por ahí sin participar en comportamientos sin ningún sentido de sentido o propósito.

Goal conflict, ambivalence and psychological distress: Concurrent and longitudinal relationships
El conflicto de objetivos y la ambivalencia se asocian con síntomas ansiosos y depresivos

The action crisis in the disengagement process from personal goals
Se ha argumentado que para objetivos altamente valorados, incluso las bajas expectativas de resultados son suficientes para convencer a las personas de que se aferren. Sin embargo, cuando el logro de la meta cae por debajo de un cierto umbral e incluso un esfuerzo máximo parece inútil, la gente se dará por vencida.

How backup plans can harm goal pursuit: The unexpected downside of being prepared for failure
Específicamente, proponemos que el mero hecho de pensar a través de un plan de respaldo puede reducir el rendimiento de su objetivo principal al disminuir su deseo de alcanzar el objetivo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha