5 claves para viajar en moto

Una carretera vacía en medio de la naturaleza, el paraíso de todo motorista amante de los viajes.

Hay muchas maneras de viajar, pero para algunas personas viajar en moto es la mejor de todas las posibles. La libertad de movimientos, el disfrute de la carretera o la cercanía con lo que nos rodea no son comparables a las sensaciones que ofrecen otros medios de transporte motorizados, y por eso los viajes en moto son diferentes a todos los demás. Para que nada falle y sea posible disfrutar de este momento de desconexión sobre dos ruedas no pases por alto ninguna de las siguientes claves que aquí repasamos.

Tu moto en perfecto estado

Eres responsable de que tu moto esté siempre en perfectas condiciones pero a la hora viajar es algo que debes cuidar especialmente. Comprueba el estado de los neumáticos, que tengan dibujo para ir y volver o tendrás que cambiarlos a mitad de viaje, y que las presiones son las correctas teniendo en cuenta si viajas con pasajero y con equipaje. Revisa el nivel del aceite del motor, las luces, los frenos, el líquido refrigerante, la batería y la transmisión, especialmente si tu moto tiene cadena.

Ten en cuenta que tu propia seguridad depende de la buena salud de tu moto, así que en caso de duda una visita a tu taller de confianza para comprobar que todo está en perfecto estado nunca está de más, una avería tonta podría arruinarte las vacaciones y en muchos casos se pueden evitar con algo de previsión.

Un equipamiento seguro y confortable

Si la moto ya está lista para viajar… ahora te toca a ti. Aquí es cuando tu equipamiento se vuelve fundamental pues debe ser tan confortable como seguro, por lo que no vale cualquier tipo de equipamiento y menos aún prescindir de él, claro está. Casco, chaqueta, pantalones, guantes y botas, todo el pack completo. Hay prendas especialmente diseñadas para viajar, versátiles y adaptables a según el tiempo que te haga, y siempre es recomendable que sean impermeables. Si no lo son no está de más llevar un traje de agua en el equipaje.

El casco es una parte fundamental, los más recomendables son los integrales, por su protección y capacidad para aislarnos del ruido, así como los abatibles, ya que permiten abrir la mentonera y dejar la cara al descubierto cuando lo necesitemos, muy útil al interactuar de manera más cercana con la gente que encontremos por el camino. Además, si viajas con pasajero, contar con buenos intercomunicadores en los cascos marcará la diferencia entre que ambas personas viajen en solitario durante horas, aunque estén a escasos centímetros, y que los dos sean uno y puedan compartir charlando cada instante del viaje.

Cómo llevar el equipaje en moto

En moto puede dar la sensación de que siempre queremos llevar muchas cosas y no disponemos de mucho espacio. Pero no, no es una sensación, sino que por lo general esa es la realidad. Dependerá del tipo de moto que tengas, pero casi en todas se pueden adaptar diferentes sistemas de equipaje para llevar nuestras cosas. Pueden ser maletas laterales rígidas, alforjas blandas, baúles traseros, bolsas estancas con redes elásticas, etc. Lo más importante es que el peso vaya equilibrado y centrado, lo más cerca posible del centro de gravedad de la moto para no desestabilizarnos. Las cosas de valor que interesa tener accesibles, como la cámara de fotos, puedes llevarlas en una bolsa sobredepósito para tenerlas siempre a mano en cada parada.

No olvides tampoco el equipaje de la moto. Es decir, lo que la moto pueda necesitar durante el viaje: aceite de motor, alguna luz de recambio, alguna herramienta, un kit reparapinchazos, etc.

¿Viajas en un grupo de motos?

Nada tiene que ver viajar en solitario a hacerlo en un grupo. En este caso deberás tener en cuenta algunos detalles para que el viaje sea lo más placentero posible para todos. Por ejemplo, cuando la moto que tenga el depósito más pequeño necesite parar para repostar el resto de las motos debe repostar también, así se evitarán paradas sucesivas al poco tiempo. Hoy la tecnología permite conectar motoristas y pasajeros de diversas motos mediante intercomunicadores inalámbricos, esto nos permitirá comentar el viaje y tomar decisiones de manera sencilla. Y por supuesto, a la hora de situaros en la carretera, recordad hacerlo escalonadamente en ambos lados de vuestro carril, así el campo de visión será más amplio y aumentaréis la distancia de seguridad entre las motos.

Un poco de preparación

Un viaje en moto requiere algo más de preparación que otros tipos de viajes. Al igual que pasa al viajar en coche debes tener en cuenta la documentación del vehículo, especialmente si viajas al extranjero, donde permisos y seguros tienen un papel fundamental. Tampoco está de más hacerte una lista con los talleres oficiales en tu destino, porque nunca se sabe.

Planifica un poco la ruta, dejando margen para la improvisación, pero conociendo los puntos de interés que merecen una parada a tu paso. Hazte con mapas y contempla la posibilidad de llevar un GPS para hacerlo todo más sencillo. Posiblemente tu destino marque el tipo de equipamiento que te convendrá llevar, así que no estará de más informarte un poco sobre qué te deparará tu ruta.

Y un último consejo, aprovecha las primeras horas del día para desplazarte, en verano serán las menos calurosas, y busca las carreteras menos frecuentadas, será la mejor manera de disfrutar como es debido de un buen viaje en moto.

Etiquetas
Publicado el
19 de julio de 2018 - 23:01 h

Descubre nuestras apps

stats