eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Aznar y la Gürtel: se me olvidó que te olvidé

Aznar en el Congreso de los Diputados

Quizá porque la distancia es el olvido o quizá porque Aznar se ha abandonado al negacionismo tan al uso en esta era de la posverdad, pero el rehabilitado referente del centro-derecha español despachó en el Congreso su relación con la trama Gürtel con una frase –“no conozco a Correa ni le contraté”- que se contradice abiertamente con las investigaciones que se han desarrollado en los tribunales durante los últimos diez años.

Hubo un tiempo en que Francisco Correa era “el amigo del presidente”, como le definió en el juicio de la Gürtel el exconcejal de Majadahonda José Luis Peñas, el hombre que grabó a los corruptos y despúes llevó las cintas a la policía. Según su relato, la organización de los mítines de Aznar era la “pantalla” que Correa utilizó para ir introduciéndose en municipios madrileños como Majadahonda o Pozuelo, en los que el saqueo de las cuentas públicas con contratos amañados se compensaba con regalos para las campañas electorales de sus candidatos. De ahí que el PP acabara siendo condenado por lucrarse con 245.000 euros que le pagó la trama corrupta.

Pero Correa sigue siendo fiel a quien le dio de comer durante los años en los que él y los suyos se sentían los mejores y, aunque nunca ha identificado a Aznar -ni siquiera a su yerno, Alejandro Agag- como su gran valedor en el PP, tampoco ha ocultado su relación con el expresidente. En 2009, ante el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid Antonio Pedreira, afirmó textualmente: “Viajábamos fuera con ellos, acompañando al señor Aznar en sus viajes internacionales y se creó una relación bastante buena”.

Seguir leyendo »

No habrá elecciones por lo menos en un año

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

A menos que el Gobierno sufra un accidente mucho más grave de los que ha conocido hasta ahora, hay que descartar la convocatoria de unas elecciones generales como poco en el horizonte temporal de un año. Es decir, hasta después de las municipales y autonómicas, lo cual, en la práctica, supone hasta otoño de 2019. Y no las habrá porque, pregonen lo que pregonen en la escena pública, ninguno de los partidos en liza quiere que las haya en estos momentos.

Porque ninguno está seguro de sus perspectivas electorales y porque todos ellos esperan, o no tienen más remedio que esperar, que con el paso de los meses sus posibilidades mejoren. Cuando se conozcan los resultados de las municipales y autonómicas será un momento crucial, la mejor encuesta, para valorar hacia dónde apuntan los humores del electorado. Hoy por hoy es, en buena medida, una incógnita.

En los meses anteriores a la moción de censura contra Rajoy las encuestas describían un panorama relativamente claro: el PP estaba en caída, aunque sin hundirse, Ciudadanos subía y mucho, el PSOE estaba prácticamente estancado, Unidos Podemos también y la suma de los porcentajes de los partidos de derecha superaba bastante claramente a la de los de izquierda.

Seguir leyendo »

Los lazos rotos

Lazos amarillos colocados en la vía pública en Catalunya

Ayer le oí decir a una escritora amiga catalana, con sus palabras, lo mismo que le oí hace un año a otro escritor también amigo y catalán algo que Hanna Arendt formuló en su última entrevista: “El problema personal radicó en lo que hicieron nuestros amigos, no nuestros enemigos”. Se refería al silencio de unos y la complicidad de otros conocidos y amigos cuando fueron a por los judíos alemanes. Estos amigos se referían a escritores españoles a quienes consideraban amigos. Claro que se trata de la ingenuidad tan propia de escritores, que de algún modo nos consideramos personas especiales y le damos significado profundo a las emociones comunes, rabia, odio, envidia, deseo…

Pero se referían a lazos rotos para siempre, el sentimiento de haber sido abandonados y traicionados. Efectivamente, en paralelo a la política, hay una ruptura en la conciencia y una ruptura moral. Creo con toda franqueza que, con independencia de como evolucione el conflicto entre Catalunya y el estado, que España ya ha perdido a los catalanes. Podrán obligarlos a estar pero nunca a ser. Pero es que no se van, los echaron.

Hace un par de días TVE emitió algunas imágenes de las cargas policiales a las personas que querían votar allí hace un año, unas imágenes que son más conocidas en otros países que aquí, donde le fueron ocultadas al público. Un pequeño adelanto sobre tantos años de ocultar la realidad y mentir pero pasará tiempo hasta que la población española tenga acceso a las informaciones que le fueron ocultadas, a la represión, a las actuaciones de los servicios secretos, a las actuaciones de jueces, fiscales y policías y cuando puedan conocer también la versión de los hechos de la otra parte podrá hacerse una idea de la verdad de lo ocurrido en Catalunya en los últimos años (La entrevista a Cuixart es un poco de aire).

Seguir leyendo »

"Como si de un país bananero se tratara"

Pablo Casado acompañando a José María Aznar en su comparecencia en el Congreso esta semana

La frase dibuja el retrato de una España atrincherada en sus obsesiones. “Exigiendo como si de un país bananero se tratara” fue uno de los lamentos de jueces reunidos en un chat institucional tras la negativa del tribunal alemán de Schleswig Holstein a extraditar a Carles Puigdemont por rebelión. El estupor de una justicia tuerta por sus prejuicios ideológicos que se manifiesta sin cautela, seguros de sus criterios. Forman parte de esa España convencida de la supremacía de sus excepciones a las normas generales. Y que no deja ahí las pruebas de su existencia.

Apenas encajada la noticia de ese preocupante chat,  la Fiscalía del Supremo decide no investigar el Máster de Pablo Casado en la Rey Juan Carlos. Tres compañeras de máster con las mismas 18 convalidaciones y los mismos cuatro sobresalientes en las cuatro asignaturas restantes están imputadas, él no, dado que el aforamiento del que disfruta por ser diputado incluye asuntos privados. Tras la sorprendente disposición de la Fiscalía, la decisión última es del alto Tribunal. Cuatro de los cinco jueces a cargo del caso, recordemos, están nombrados  por el PP.

España sufre estas anomalías, “como si de un país bananero se tratara”. Son insostenibles.

Seguir leyendo »

La burguesía barcelonesa suspira por Manuel Valls

30 Comentarios

El ex primer ministro francés Manuel Valls.

Manuel Valls viene seguro. El martes desvelará sus intenciones pero ese es el pronóstico que en los últimos días se repite en las conversaciones más o menos menos formales, sean cenas o conferencias de políticos, en las que participan representantes de la sociedad civil barcelonesa que a menudo coinciden en actos. En uno de esos encuentros, una buena conocedora de los contactos que el exprimer ministro francés lleva manteniendo desde hace meses con la flor y nata de la capital catalana explicaba que Valls ya ha entendido que no puede presentarse como el candidato de Ciudadanos y que debe aparecer como el alcaldable de una plataforma que aspire a aglutinar a votantes de Albert Rivera pero también del PP y del PSC.

Tiene que ser algo parecido al movimiento En Marche! de Macron o Ciutadans pel Canvi, la plataforma que se inventó Pasqual Maragall en 1999 para que le apoyase la primera vez que se presentó a unas elecciones autonómicas (para gran cabreo del PSC, que entonces aún era su partido). Valls ha llamado a la puerta de algunos de los cerebros de la plataforma que se inventó Maragall para que le ayuden a diseñar la campaña. Guillermo Basso, socio del experto estratega Xavier Roig, es una pieza clave en la estructura que está creando el político francés. Entre 1995 y 1998 estuvo en el gabinete de alcaldía y después fue uno de los impulsores de Ciutadans pel Canvi.

La burguesía catalana siempre había estado cómoda con Maragall en el Ayuntamiento de la capital. Podían votar a Pujol en las autonómicas y al PSC en las municipales. Y eso que si alguien tenía mala relación, incluso personal, eran Pujol y Maragall. Algunas de las campañas de descrédito que la Convergència del momento impulsó para difamar al exalcalde y después expresident serían dignas de llevar la firma de  Frank Underwood.

Seguir leyendo »

Voy a dejarme crecer un bigotito

33 Comentarios

José María Aznar

Después de su interrogatorio José María se mira al espejo y dice: "Voy a dejarme crecer un bigotito". Como en ese relato de Sartre, 'La infancia de un jefe', protagonizado por un chico que sufre la peculiar metamorfosis de un ser inseguro, buleado y machacado por la vida a la de temible proyecto de dictadorzuelo, el expresidente español volvía de lo oscuro empoderándose en cada una de sus intervenciones y su falta de bigote solo nos recordaba un virtual bigote, no el suyo sino el bigote más tristemente célebre de la historia.

Más allá de lo retorcidamente enfermo que luce su ego, hay en la aparición bravucona de Aznar en el Congreso la expresión de una forma de entender el poder y de ejercerlo históricamente desde un privilegio bautismal, sin concesiones. En sus maneras sobradas y despectivas, en sus gestos altaneros para negar lo evidente, se concentra todo el estilo de la derecha política arrasante, que manda desde la cuna, que gobierna desde el chuleo, que se impone porque pisa más fuerte, que se perpetúa cueste lo que cueste, mienta lo que mienta, mate a quien mate, sin bajar el tono, sin reconocer nada a nadie, sin autocrítica, con todos los medios y altavoces a su alcance. Porque sus ancestros franquistas pisaron así de fuerte y les enseñaron a pisar. Porque nunca les tocó ser "los otros".

¿Qué es la "derecha sin complejos" a la que han hecho referencia los 'Aznar lovers' en las últimas horas? Es la que no se acompleja porque se sabe inmune, que se muestra desfachatada porque se ha acostumbrado a avanzar cometiendo arbitrariedades y violando derechos, cuando no creando una burbuja económica o una caja B, sin complejos, claro, sin vergüenza. Por eso enamora a otros bravucones que lo consideran un jefazo, que añoran los días del bigote y la mano dura, los días de robar sin complejos. Los días en que se iban a la guerra.

Seguir leyendo »

Pero no te olvides de la corrupción

25 Comentarios

Casado dice que Aznar ha "demostrado su honorabilidad" ante la comisión que investiga la presunta 'caja b' del PP

Francisco Granados se peleó con Ignacio González por una mordida de más de un millón de euros que habían obtenido en el proceso de licitación de las obras para la construcción del tren a Navalcarnero. Lo hizo ante el compi yogui de la reina Letizia, Javier López Madrid, y frente a quien ahora ha confesado los hechos en la Audiencia Nacional, el constructor David Marjaliza. "Paco [Granados] decía que le debían un millón de euros de la adjudicación de Navalcarnero, pero López Madrid me dijo que todo había sido gracias a González", afirmó el empresario ante el magistrado.

La Audiencia Nacional investiga un pufo de 80 millones de euros en la construcción de la Ciudad de la Justicia de la Comunidad de Madrid. El proyecto estrella de Esperanza Aguirre es hoy un montón de ruinas que costaron más de 100 millones a los madrileños y que hoy sirven refugio a multitud de conejos. Los investigadores apuntan a posibles delitos de malversación, cohecho y tráfico de influencias. Se investigan, especialmente, varias operaciones que gestionó un político popular que ha sido fichado por Pablo Casado para vigilar la idoneidad de los cargos públicos del PP. 

Un concejal del PP chantajea a la alcaldesa de Torrelodones para que no vuelva a presentarse a las elecciones: En su conversación, el edil popular le dijo "queremos la silla en la que estás sentada" y la amenazó con sembrar dudas sobre los gastos realizados por el Ayuntamiento en la construcción de un túnel. En el colmo del cinismo, el concejal no solo reconoció que la regidora no se había "metido un euro en los bolsillos" en esa obra, sino que confesó lo siguiente: "Probablemente no podría decir lo mismo si hubieran intervenido algunas personas de mi partido". La dirección del PP se ha limitado a expedientarle.

Seguir leyendo »

El chat de los jueces

93 Comentarios

Si hubieran sido miembros de las Fuerzas Armadas tal como están contempladas en el artículo 8 de la Constitución o miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, tal como están contempladas en el artículo 104, los que hubieran participado en un chat corporativo en los mismos términos en que lo han hecho diversos jueces y magistrados en el suyo, ¿tiene alguien la menor duda de que ya se habría abierto una investigación oficial sobre su conducta e incluso se habrían adoptado medidas provisionales limitativas de su libertad personal?

¿Puede resultar aceptable que los jueces y magistrados puedan hacer lo que no podrían los militares, guardias civiles o policías nacionales? Es obvio que estos últimos tienen lo que técnicamente se denomina una “relación especial de sujección” con el Estado distinta de la “relación general de sujección” que tenemos todos los ciudadanos. En la especialidad de esa relación, más intensa en el caso de los militares que en la de los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y más intensa en los guardias civiles que en los policías nacionales, se justifica la restricción del ejercicio de determinados derechos, como sería su libertad de expresión en un chat corporativo en unos términos como los que han utilizado los jueces en el suyo.

Los jueces y magistrados tienen una "relación especial de sujección" mucho más intensa que la de los miembros de las Fuerzas Armadas o de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Estos últimos la tienen porque son institutos armados a través de los cuales los poderes del Estado, legislativo, ejecutivo y judicial, ejercen el "monopolio de la coacción física legítima" en que el Estado consiste. En su condición de institutos armados es donde radica la "especialidad" de su relación de sujección y en esta última la restricción en el ejercicio, no en la titularidad, de determinados derechos.

Seguir leyendo »

Brasil, un frente unido y progresista para rescatar la democracia

El presidente del Supremo ve "difícil" que la prisión de Lula sea revertida

“Nuestra Internacional Progresista debe llevar adelante una visión de prosperidad compartida y ecológica que podemos lograr gracias a la ingenio humano, siempre que la democracia le dé la oportunidad de desarrollarse.” Yanis Varoufakis

En este mes de Septiembre de 2018, un espacio amplio progresista ha logrado llegar a consenso sobre la urgencia de un frente unido contra la derecha nacionalista y la regresión acelerada de derechos que ésta trae alrededor del mundo. Ésto ha sido gracias a distintas convocatorias y pronunciamientos de líderes en América del Norte y del Sur, así como en Europa, en un momento clave para el futuro del mundo.

Seguir leyendo »

Vivillos

30 Comentarios

Paro y corrupción. Son los dos grandes problemas para los españoles, según el CIS. Hay otros asuntos que también preocupan, pero estos son los que más: tener algo en el bolsillo y que no nos lo birlen. Conviene recordarlo en estos días dispersos. Aznar y Solchaga han vuelto para recordárnoslo y mostrarnos lo que no debemos ser. Ni mentirosos con la corrupción, ni insensibles con los que defienden su trozo de pan.

Ha vuelto José Mari. Vuelve el hombre. El recórdman de velocidad, de abdominales, de invitados ilustres a una boda. La reaparición de Aznar da buena medida de cómo está el país. Agasajado, qué bien lo hizo, qué cojones tiene. La derecha se agarra a José María como soñando revivir aquello del Cid espantando a los enemigos después de muerto. José Mari cabalga de nuevo.

"Es un crack", se oyó decir a uno de sus cachorros en el Congreso, porque Aznar vuelve como Don Limpio. Aunque el partido quedara lleno de porquería: caja B, financiación irregular, ex ministros que medraron y se lo llevaron… José Mari es Míster Proper, porque tiene esa fuerza que tanto siervo admira del amo. Castigador, altivo y perdonavidas. Arrogancia, sin escrúpulos y cara de cemento.

Seguir leyendo »