eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

La leyenda de los indecisos

Pasan las últimas encuestas solemnes y ceremoniosas como los pasos de cierre de una procesión de Semana Santa. La victoria del PSOE y el segundo puesto del PP parecen fuera de toda duda y de los márgenes de error, garantizadas ambas posiciones por ventajas de más de 5 puntos en todas las encuestas. Todo lo demás se halla en disputa y dentro de los márgenes de error. Ni el tercer puesto de Ciudadanos, ni el sorpasso de Vox, ni el derrumbe de Podemos están garantizados. En la mayoría de la encuestas, con márgenes de error de más del 3%, la diferencia entre los porcentajes de voto que se les atribuyen a los tres apenas alcanza el punto y medio.

Que el PSOE supere el treinta por ciento en voto marca su margen de maniobra para gobernar en solitario o con cómodos apoyos. Las llamadas de Podemos a un voto que obligue a los socialistas a no mirar a su derecha, o los mensajes de ERC avisando que no permitirá un gobierno de derecha por acción u omisión, nos dicen que las apelaciones al voto útil por parte de Pedro Sánchez le parecen una amenaza bastante real.

Que el PP aguante por encima de la barrera de veinte por ciento en apoyo marca la frontera para que el bloque de la derecha pueda aspirar a gobernar. La ausencia de Vox en los debates ha sido la mejor noticia de la campaña para Pablo Casado, quien podrá apropiarse del discurso de Abascal sin competir con él en directo y ante millones de espectadores. No estar supone un desastre para Vox, que no les engañen con su WhatsApp filtrado. Siempre es mejor estar. Nadie vota a Vox por la racionalidad de sus propuestas o la solidez de su programa ni va dejar de hacerlo por lo contrario. Les votan porque hacen daño allí donde aparecen. Lo que no se ve, no duele.

Seguir leyendo »

Cayetana y el sexo

Foto: Control

Si se hablara más de sexo y menos de personajes como el que representa Cayetana Álvarez de Toledo, es posible que no tuviéramos tanto problema en comprender qué significa "el silencio" antes, durante y después de una relación sexual. Sin embargo, en la España del 2019, el sexo sigue siendo tema tabú imposible de abordar desde una mirada educativa y divulgativa que no lo asocie a coito y procreación. Un síntoma de ello es que dentro de la familia sigue sin hablarse con naturalidad y que la oferta que se hace desde la educación formal recoge un abanico de contenidos al margen de lo curricular tan pobres que sirven de muy poco a adolescentes y jóvenes para lo que luego es esa vida real, la vida donde el placer y el deseo juegan un papel fundamental.

Como la ‘educación sexual’ no está regulada en España, nuestro sistema educativo la da por convalidada con los contenidos de la asignatura de Biología cuando explican la función reproductora de los órganos sexuales y poco más. Luego, a modo de plus, están esos centros educativos que se atreven a ofrecer contenidos complementarios y alternativos que, sin abandonar el coitocentrismo y desde una perspectiva higienista, hablan sobre cómo evitar embarazos no deseados y no contraer enfermedades de transmisión sexual en relaciones de corte heterosexual. De esta forma, no es de extrañar que, centrándome en las chicas, una gran mayoría de éstas salgan de la escuela sin saber que su propio placer en el sexo no es un privilegio sino un derecho y que ellas, además de ellos, también pueden y deben sentirlo incluso más allá del orgasmo vaginal. Correrse es un derecho que las declaraciones internacionales reconocen como derecho sexual aunque no utilicen ese término.

Detrás de esta y otras graves carencias que tiene en España la población joven (y no tan joven) en sexualidad, placer y deseo debería haber una preocupación mayor entre los partidos políticos que no sea la de darse raquetazos en la cabeza a cuenta del feminismo. Los expertos señalan que existe un vínculo directo entre las situaciones de acoso y agresión sexual y esa falta de educación formal e integral en sexualidad, y para afrontar el problema de raíz, no es suficiente una reforma del Código Penal ni para aumentar las penas ni para dar mayor claridad en la deficiente regulación de los delitos contra la libertad sexual. Más allá del punitivismo y además de la reforma necesaria, vistas las cifras, hay una urgencia social mayor. Necesitamos una asignatura de educación sexual que entienda la sexualidad como una parte fundamental de nuestro desarrollo como personas al margen de creencias religiosas que la tachan de ideología de género cuando se trata de dar formación sobre derechos. Si en España queremos luchar contra la violencia sexual, tenemos que sumarnos a ese 80% de países de la UNESCO que ya trabajan la sexualidad en las escuelas como una asignatura más.

Seguir leyendo »

La justicia: la gran ausente en el debate electoral

Estatua dorada que representa a la justicia, en Brujas (Bélgica)

Cuando llegan los periodos electorales, todos los partidos proclaman a los cuatro vientos cientos de medidas que piensan poner en marcha si los ciudadanos les confían las riendas del poder. Pienso que los profesionales de la información política las habrán leído, pero es evidente que tal cúmulo de buenos o malos propósitos no caben en los espacios informativos; por lo que necesariamente tienen que centrarse en aquellas cuestiones que consideran más relevantes o en la fanfarria, pretendidamente patriótica, que sustituye el mensaje por la brocha gorda.

Confieso que no he leído en su integridad todas ellas, pero es notorio que el tema de la organización, funcionamiento o mejora del servicio público de la justicia no sale en ninguno los mensajes que escuchamos o leemos a diario en los medios informativos. Los símbolos de lo que algunos llaman su patria, los mensajes catastrofistas sobre la supervivencia de nuestro país ante el peligro separatista o la invasión inmigratoria, incluso la defensa de nuestro costumbrismo, como los toros o la caza, son el único apoyo que algunos encuentran para confrontarse con sus adversarios políticos. Ocasionalmente, se abren espacios para hablar de "las cosas que interesan a la gente" como el paro, las pensiones, la sanidad, la educación, ofreciendo la fórmula milagrosas de potenciar su mejora, bajando impuestos.

La postura de los partidos políticos ante el Poder Judicial presenta síntomas alarmantes de bipolaridad que, como se sabe, es un trastorno de la personalidad. Por un lado, son conscientes de que es imposible controlar a los más de 5.000 jueces y juezas que en este momento constituyen el cuerpo judicial, por lo que han decidido centrar sus esfuerzos en dominar lo que consideran que es un órgano decisivo, como el Consejo General del Poder Judicial. Esta tarea, que se repite desde el año 1985, adquirió en tiempos recientes unas cotas de cinismo y  desvergüenza difíciles de superar. Hemos contemplado, estupefactos e indignados, el cambalache entre el Partido Socialista y el Partido Popular para conseguir un acuerdo en el que los considerados progresistas tendrían once vocales frente a los nueve identificados con el Partido Popular. Este partido, en un alarde de ingenuidad difícil de explicar a los que conocemos los entresijos del funcionamiento del sistema, confiaba en que la "auctoritas" del juez Manuel Marchena, Presidente "in pectore", les ayudaría a conformar mayorías favorables a los intereses de su partido y a controlar la Sala del "process" desde detrás (sic).

Seguir leyendo »

Inteligencia (artificial) y programas (electorales)

En las elecciones de 2015, los programas (que se repitieron en 2016) de los partidos políticos en materia de lo que se empezaba a llamar Cuarta Revolución Industrial y la digitalización fueron pobres. Algo más ricos los del PP, desde el Gobierno, y del PSOE. Casi inexistente, salvo en lo referente a la brecha digital, en Podemos. El de Ciudadanos ni siquiera mencionaba el término "digital". En 2019, la situación ha cambiado de forma dramática. Incluso en alguno de los programas, como el del PP y el de Unidas Podemos, se ha colado el Blockchain (un sistema de transacciones seguras de todo tipo). Los sindicatos también están en esto, aún a sabiendas de que la revolución tecnológica no les favorece como organizaciones. Pero una cosa son los programas y otra la campaña electoral, y en esta casi no se habla de esta revolución tecnológica que tantas cosas está cambiando. Más que otras que figuran prominentemente en la campaña. Piénsese qué nos ha cambiado más la vida en los últimos 15 años en los que la crisis tapó en parte la entrada en esta revolución tecnológica.

No es solo que la política haya cambiado, sino que también la sociedad se ha digitalizado y conectado. España se ha convertido, a pesar de la crisis en la que algunas empresas siguieron haciendo inversiones importantes en este campo, en uno de los países más conectados del mundo, desde luego en fibra óptica en el hogar, y en penetración de los smartphones, según el reciente informe Sociedad Digital en España 2018, de la Fundación Telefónica. Un reto mayúsculo es ahora el de coger a tiempo el tren de la Inteligencia Artificial y del 5G.

Según este informe, hay preocupaciones entre la ciudadanía, por encima del 70%, en cuanto a la privacidad y la pérdida de control sobre los datos personales, incluyendo fotografías y vídeos. Según el Barómetro del Real Instituto Elcano de diciembre de 2018, aunque los españoles miran esperanzados a la revolución tecnológica en términos de mejora de la calidad de vida y de los servicios públicos, una amplia mayoría está preocupada por su posible impacto en el empleo y los salarios, la desigualdad y las pensiones, además de la ya citada privacidad.

Seguir leyendo »

Cosas que se me ocurren cuando habláis despectivamente de los "escritores millennial"

1/ Decir que un escritor con 20.000 seguidores en la red social de turno tiene que ser forzosamente malo -y que si interesa a la industria editorial es sólo por la cantidad de potenciales clientes que hay entre sus likes- es casi como atreverse a decir que un escritor con una columna semanal en el periódico de turno es irremediablemente malo -porque si interesa a la industria editorial, es sólo por la cantidad de potenciales clientes que hay entre los lectores de tal medio-. En verdad, las dos cosas podrían resultar más que ciertas, con la salvedad de que al primero le acusaremos de estar matando a la literatura y al segundo le coronaremos en la lista de "lo mejor del año".

2/ Caso A: 'Prestigioso Premio Literario' de 'Una Gran Casa Editorial' es entregado a un escritor de culto que ha rebajado su nivel para llegar al público 'mainstream' con una 'novelita' sencilla de amor. Caso B: 'Prestigioso Premio Literario' de 'Otra Gran Casa Editorial' es entregado a una escritora que ya llegaba al público 'mainstream' pero que quiere ganar otro tipo de prestigio con una 'novelita' sencilla de amor. Adivinen contra quién se publicarán los artículos más incendiarios. Adivinen en cuál de los dos casos las reseñas irán acompañadas de alusiones a la vida personal, al físico, al tipo de fotografías que sube a Instagram o al simple hecho de ser, ay, 'millennial'.

3/ Guía para publicar tu reportaje sobre "escritores millennial que sobreponen la cantidad a la calidad": A) Empieza mencionando a alguien grande, a alguien tocho. A ser posible, empieza con una cita de un Premio Nobel para demostrar así cuánta distancia hay entre los 'Jovenzuelos de Instagram' de los que vas a hablar y los inamovibles 'Señores del Canon' que definen tu idea de gran literatura. B) Habla de cifras. Sólo de cifras. Ni te molestes en comentar el contenido de los libros que esos 'jovenzuelos' han escrito. C) Utiliza como fuentes a otros escritores. Procura que le echen bien de mierda a los protagonistas de tu reportaje, porque estamos hablando de la decadencia de la literatura contemporánea, pero en este artículo sí que nos vamos a permitir rebajarnos al barro. D) Ni se te ocurra pillarte los dedos analizando las tácticas de las editoriales. E) Ilustra tu reportaje con fotografías de escritoras jóvenes, aunque ni siquiera las hayas mencionado en tu texto, y no dejes pasar así la oportunidad de que tus comentaristas les recuerden que "si lo que quieren es fama, que no escriban, que se dediquen al porno".  

Seguir leyendo »

La asignatura pendiente del Estado español es su separación de la Iglesia católica

22 Comentarios

Procesión de Semana Santa

Como turista de Semana Semana en una localidad andaluza, asistí a una procesión. Hacía años que no veía una en directo y aparte de la curiosidad -digamos, estética y antropológica- que, dado el contexto, me producía ese espectáculo, quería también revisar mis presuntos prejuicios al respecto. Se reafirmaron todos como juicios formados en base a una realidad que se me hizo evidente y era tangible. De hecho, tuve tan cerca el paso del Nazareno que podría haberlo tocado, como lo tocó un bebé a quien su padre acercó a aquel brillante repujado. No quise hacerlo.

La curiosidad con la que había acudido dio paso enseguida a un dejá vu que me llevó a un pánico de infancia. Yo entonces no sabía nada del Ku Klux Klan pero aquellos encapuchados que avanzaban con velas encendidas y blandían grandes cruces me producían terror. Ahora, en plenas vacaciones adultas, los penitentes me lo produjeron también, porque ya sé lo que es el Ku Klux Klan. Si entonces era miedo a lo que eran los del capirote ahora fue miedo a lo que representan. “Pura idolatría y fanatismo”, me había comentado alguien a quien manifesté mi interés por ir la procesión. Cualquiera diría que estaba hablando de otras gentes, otros lugares, otras culturas. Pero no: se estaba refiriendo a la Semana Santa española. Y tenía razón.

Tras los penitentes aterradores iban, entre otros personajes siniestros o inquietantes, unas cuantas mujeres de luto integral y mantilla negra (mujeres conocidas como Manolas, cuyo único papel es acompañar a los hombres y acaso contener el llanto o llorar), un puñado de niños repeinados vestidos de monaguillo y, como era de esperar por mucho que te pusieras las gafas relativistas, varios representantes de las aún fuerzas vivas de la España rancia y reaccionaria, desde curas con sotana y alzacuellos hasta políticos locales con traje de domingo. Iban escoltados por varios agentes de policía. Salvo algunos detalles que no pasaban por alto si te fijabas bien (unas zapatillas Nike asomando bajo el hábito de un penitente, las plataformas excesivas sosteniendo a duras penas a una Manola), solo apartar la vista del cortejo y dirigirla hacia el público te hacía volver de los años cuarenta.

Seguir leyendo »

La liga del debate

Algunos de los debates electorales celebrados en la televisión

"Tan importante como los propios debates, puede ser la cobertura que los distintos medios hagan sobre ellos"

Javier Garcia. "La cobertura mediática de los debates electorales en España"

Lo que no puede ser no puede ser y, además, es imposible. La situación insostenible que alcanzó el pulso de los debates –Sánchez solo en TVE y sus oponentes a tres en Atresmedia– sólo admitía una solución raruna e insólita como era duplicar el debate a cuatro en dos días diferentes. Aceptarlo desde el inicio hubiera ahorrado algunos bochornos. Conviene mantener la cabeza fría y el espíritu crítico de guardia porque lo de alinearse borreguilmente con los dictados de los gurús de los partidos, aunque sean los del tuyo, puede dejarte con el culo al aire. Esto le pasó a muchos en el interregno en el que el PSOE decidió que sus normas y sus tácticas iban a ser aceptados por todos: grupos mediáticos, periodistas, contrincantes y votantes. No es ejercicio sano restregar a nadie, pero sí insistir en que la defensa cerrada y acrítica de cosas indefendibles suele acabar en chasco.

Seguir leyendo »

Manoseando el feminismo

Manifestación feminista en Galicia

La palabra feminismo corre una suerte muy desigual en los programas electorales de los principales partidos que se presentan a las elecciones el 28A. Aparece con frecuencia en los de los partidos de izquierda, 16 veces en el de Unidas Podemos y 37 en el del PSOE. Mientras que su presencia es testimonial en los de derechas. PP y Cs ni lo mencionan y Vox, que lo menciona una sola vez, lo hace para atacarlo.

Que las tres derechas no incluyan la palabra feminismo en sus programas, a excepción de la mención de Vox para proponer una "supresión de organismos feministas radicales subvencionados", no implica que el feminismo no esté presente en sus estrategias electorales. En realidad, está muy presente, aunque encubierto bajo formulaciones que suponen un auténtico fake sobre lo que representa el feminismo y el movimiento feminista. A falta de argumentos consistentes, la derecha española recurre a la caricatura, al viejo recurso de presentar lo que se quiere criticar como lo que no es, a costa en muchas ocasiones de decir sobre el feminismo auténticas barbaridades que ninguna persona sensata defiende. Como en otros campos, la derecha recurre a mentiras y fakes para referirse al feminismo, como las siguientes.

- El feminismo que defienden las izquierdas es un feminismo radical que no consigue la igualdad sino solo enfrentar a mujeres contra hombres, victimizando a las primeras y criminalizando a los segundos.

Seguir leyendo »

Un remedio peor que la enfermedad

36 Comentarios

Inés Arrimadas

Ciudadanos está tomando la mala costumbre dirigirse a sus adversarios políticos, singularmente a los nacionalistas, con amenazas. Hace unos días fue Albert Rivera el que les recomendó que contraten buenos abogados, pues ellos no los van a indultar cuando lleguen al Gobierno. Ayer Inés Arrimadas desde Palma (Mallorca) le dijo que se les va a quedar helada la sonrisa en el rostro, cuando Ciudadanos establezca la barrera electoral en el 3% del cuerpo electoral del Estado.

El uso continuado de amenazas es un indicador de baja cultura democrática en general. Invocar la justicia penal como amenaza para los adversarios es propio de una cultura predemocrática, que debería haber quedado desterrada de nuestro sistema político. Tal vez sería conveniente que el Consejo General del Poder Judicial difundiera un comunicado solicitando que se deje a la Justicia penal fuera del debate electoral.

Pero hay amenazas que son todavía peores, porque afectan a la arquitectura constitucional diseñada en 1978 y sin la cual no es posible la convivencia en democracia. De esta naturaleza es la amenaza sobre la barrera del 3% nacional lanzada por Inés Arrimadas.

Seguir leyendo »

Fernando Savater

40 Comentarios

Fernando Savater

Si hay algo que define la expresión discursiva de la derecha, ese "algo" es su vacío; la ausencia total de pensamiento. Hablar mucho para decir nada.

Con esto no quiero decir que Fernando Savater sea de derechas, aunque a veces lo parezca, pues, en los últimos tiempos, su expresión discursiva se ha arrimado demasiado al vacío y a sus obscenos intereses. Sin ir más lejos, cada vez que tiene ocasión, señala que el principal problema de nuestro país es el nacionalismo y así nos lo quiere hacer creer el hombre, todo él cargado de razón, a una tajada de cochinillo del triple bypass cuando se pone a hacer propaganda electoral.

Hubo un tiempo en el que Savater fue el filósofo oficial del polanquismo y, con ello, su filosofía imperó en lo que respecta a la cultura dominante de la época. He de reconocer que yo leía a Savater desde que Savater simpatizaba con el anarquismo en sus piezas para 'Ruedo Ibérico'. Luego, con el tiempo, caí en la cuenta de que Savater era uno más de aquellos que escribían mucho para decir nada, un tipo que siempre estuvo más cerca de los postulados de la economía clásica que de la verdadera disidencia que postula el anarquismo. Suele pasar. En un país con ausencia de cultura de raíz política nos la pegan a la primera de cambio.

Seguir leyendo »