eldiario.es

9

Gol de Pedro Sánchez

Emilio Lledó defendía que la ética es una praxis, una actividad. La teoría sobre ella, añadía el filósofo, solo es justificable si se une firme e inequívocamente a la práctica. En su elogiado 'Filosofía y lenguaje', de cuya primera edición se cumplen ya cuatro décadas, analiza y contrapone las concepciones aristotélica y platónica sobre el lenguaje. Se trata de una disquisición recomendable para quien tenga interés en aproximarse a lo que de manera coloquial podríamos resumir como un debate sobre los nombres de las cosas (disculpas a los filósofos que haya en la sala por un reduccionismo explicable por la voluntad de que alguien se lea este artículo). Si hoy hubiese que recurrir a ese ensayo para plantear un debate sobre la palabra de moda en la política española seguramente esa sería 'diálogo'.

Lejos de la ética, y también ya de la estética, estamos asistiendo a una tergiversación de lo que se entiende por diálogo de la que hay que responsabilizar a aquellos políticos dispuestos a distorsionar la realidad hasta límites inaceptables. Pero si se dejan de lado las manipulaciones partidistas, la realidad es que hay un documento en el que se especifica, aunque sea de manera poco precisa en algunos puntos, cómo será la mesa de negociación entre el Gobierno central y la Generalitat para explorar una alternativa que no sea la de perpetuar el actual conflicto. La realidad es que Pedro Sánchez y Quim Torra acordaron que el primer encuentro entre ambas partes se celebraría este mes de febrero. Y la realidad es que el tacticismo se impone al interés común en las filas independentistas. Otra vez.

Como bien diagnostica Paul Krugman, el Nobel que estos días está en España presentando su último libro, "todos somos vulnerables a las creencias que nos resultan convenientes". Es eso a lo que juega una parte de los dirigentes independentistas, a demostrar que el PSOE no quiere que la negociación fructifique (es posible que en las filas socialistas haya también quien crea que es mejor que fracase), a reprochar a ERC que vendiese sus votos a Sánchez pronto y baratos, y a presentarse como los guardianes de las esencias del tarro secesionista. Otra vez.

Seguir leyendo »

La muerte del Congreso

Pablo Casado y los portavoces del PP, durante la sesión de control de este miércoles.ajas sobre el 'caso Ábalos'

"La ley es ahora una mera continuación de la política por otros medios"

Lord Jonathan Sumption. Exmagistrado del Tribunal Supremo británico

Les diría que estoy de duelo si no fuera porque ya estoy convencida de que el asesinato de las formas más sagradas de la democracia es una tendencia internacional y probablemente irrefrenable que nos obliga a replantearlas o a asumir que en un futuro habrá más países con un régimen iliberal y anticipatorio, tipo China, que países con una democracia liberal y parlamentaria tal y como la conocemos. 

Seguir leyendo »

Matar otra vez a Miguel Hernández

27 Comentarios

Identificación de Miguel Hernández

Al poeta Miguel Hernández lo represaliaron por rojo, comunista, peligroso y republicano y el franquismo lo confinó de por vida en cárceles heladas que acabaron por secarle los pulmones a los 31 años. Llegó la democracia y brilló la letra y los poemas de un pastor que se había rebelado contra el golpe de Estado. Se le resarció como a un valiente patriota y un valioso poeta.

Esta semana, en un anacrónico salto atrás con voltereta, el Ayuntamiento de Madrid -gobernado por el PP en coalición con Ciudadanos y el apoyo de Vox, miren si las compañías importan- ha borrado sus versos de un memorial del cementerio de la Almudena, considerando quizás que no es digno de homenaje, que más vale no remover (ni leer) y evitando efectos de desestabilización social en este puñado de versos:

Para la libertad me desprendo a balazos

Seguir leyendo »

Que se preparen ellos

Marcha antirracista en Madrid.

El antirracismo quizá sea hoy el movimiento aguafiestas, el que más incordio e incomodidad produce entre las luchas sociales y anticapitalistas, porque tiene la valentía de decirle en su cara al racista que es racista. Sin importar si es el compañero de izquierda, el amigo gay o la compa feminista. Todos los días, el antirracismo señala que quienes podrían estar haciendo algo para que todo cambie radicalmente para el colectivo migrante en Europa y España –como empezaron un día, poco a poco, a cambiar las cosas para las mujeres o para el colectivo LGTBQI+–, están alineados con lo más discriminatorio de las políticas migratorias europeas vigentes y con las que están por llegar, que prometen ser más virulentas. Por eso incomoda el antirracismo, porque denuncia el falso humanitarismo, el progresismo de cartón piedra, la violenta distinción entre buenos y malos migrantes. Porque lo dice claro: ninguna persona es ilegal.

En este mismo momento hay un gobierno progresista en muchas cosas pero no en su mirada de la migración. Este es un gobierno que defiende las devoluciones en caliente, que manda a levantar 30% más de muro en la frontera, que deja morir a gente en las pateras, que va a endurecer el derecho al asilo humanitario. A Marlaska hay que decirle en su cara que es un racista, aunque cueste más. Y a cualquiera de su gobierno PSOE-Podemos que calle inmóvil ante sus políticas. Porque ese silencio cómplice también mata. ¿Hay un abismo inconmensurable entre un policía que se hace un vídeo con un cuchillo diciendo "que se preparen los MENA" y un ministro que promociona un muro más alto como diciendo "que se preparen los negros", que sostiene que los derechos humanos tienen límites? No tanto.

Hay tantas cosas que el colectivo euroblanco podría hacer: no calles, no seas cómplice, cásate conmigo porque el matrimonio por papeles también es por amor, cede tus citas médicas, cede tu voto para votar contra Vox, vete hasta el muro tú que no corres peligro, túmbalo como tumbaste el de Berlín, negocia con la policía, cúbreme en las manis, demanda el cierre inmediato de los CIEs, bájate del avión en el que quieren deportarnos, ve a ponerte de escudo humano en las casas de los menores tutelados, devuélvenos el oro, deja de posar en la foto como salvador blanco, hazme un contrato de trabajo, vete del campo con tu compañero futbolista al que acaban de tirarle plátanos, que te la sude si se cancela el partido, si pierdes el campeonato, si pierdes un país. Mucha gente lo pierde todos los días.

Seguir leyendo »

Peligros globales en ascenso (y no incluyen a Venezuela)

24 Comentarios

Donald Trump, presidente de los EEUU

"Le diré que no siempre los gobiernos pueden hacer, en determinadas circunstancias, todo aquello que desde fuera parece que se puede hacer". Era el histórico 12 de Mayo de 2010, con un hemiciclo casi desierto ya, cuando José Luis Rodríguez Zapatero contestaba así a los partidos minoritarios. La troika –Comisión Europea, BCE y FMI- y hasta Obama le habían conminado a hacer recortes en la Era de la austeridad. El panorama no ha cambiado… a mejor.

El gobierno progresista español ha aprobado este martes las llamadas Tasa Google y Tasa Tobin –impuestos a determinados servicios digitales y a algunas transacciones financieras- aunque no entrarán en vigor hasta final de año. Se trata de buscar fondos que no pasen por la tijera a la sociedad del bienestar como se ha venido haciendo. Y a los Estados Unidos de Trump no le gusta, como tantas otras medidas no gustaron a sus antecesores y movieron en embajadas, según supimos hasta por WikiLeaks. Ni a EEUU ni a los países que detentan más poder, ni a aquellos para quienes gobiernan, ni a la derecha española sin ir más lejos, que también tiene muy claras sus prioridades. Puestos, ni a la derecha de los demócratas estadounidenses que andan mirando cómo desactivan a Bernie Sanders por ser demasiado progresista.

El problema se ha incrementado. Donald Trump no es un presidente republicano al uso, parece más bien el Director Gerente de EEUU S.A., incluso de Trump S.A. Su director de ventas y gestiones, también conocido como Secretario de Estado, Mike Pompeo, anda advirtiendo a los países europeos que utilizan telecomunicaciones Huawei que eso "podría dañar sus relaciones con Estados Unidos", según CNN. Insistió más bien. En diciembre había hecho la misma "advertencia" en Portugal. Las relaciones dañadas con EEUU suelen implicar sanciones y aranceles. Y la rivalidad tecnológica entre Estados Unidos y China nos está haciendo asistir a nuevos e inquietantes capítulos.

Seguir leyendo »

"He leído y acepto las condiciones de Google…", y no dicen nada de eludir impuestos

La "tasa Google", esa que ha aprobado el Gobierno para que los gigantes digitales paguen un mínimo de impuestos en nuestro país, no va a servir de nada. De nada-nada. Un brindis al sol. Papel mojado. Olvídenlo, ni caso.

No servirá, por estos cinco-argumentos-cinco, todos incuestionables:

1) Solo se conseguirá cuando lo hagan todos los países, mediante acuerdo internacional.

Seguir leyendo »

Debates a muerte dentro de un feminismo muy vivo

Manifestación feminista en Santiago

Leo un artículo de la periodista feminista Sonia Tessa en la sección de 'Las 12' del prestigioso diario argentino Página 12. El texto está escrito hace poco menos de una semana y se titula: "El debate dentro del feminismo: sin reparar en privilegios". Por un momento dudo si está hablando de España, pero no. Habla de lo que está sucediendo a más de 10.000 km de nuestro país, en Argentina. Sin embargo, las similitudes, los conflictos y los argumentarios son prácticamente calcados. Llamativo... o no tanto.

Cuestionamientos, insultos y acusaciones que van mucho más allá del intercambio de pareceres. "Proxenetas" parece que es el calificativo más frecuente que reciben las mujeres del movimiento feminista argentino que representan a las organizaciones de mujeres que no se posicionan a favor del abolicionismo de la prostitución y hablan de trabajo sexual. "La violencia de los intercambios –si se les puede decir así- entre las feministas abolicionistas y las que están por el reconocimiento del trabajo sexual inundaron las redes sociales durante la última semana. Y saltaron a medios de comunicación ávidos de decir: ¿Vieron? Estas son todas locas", cuenta Sonia Tessa en su artículo para preguntarse: "¿Es esa la forma de tratar a compañeras que, más allá y más acá de las diferencias, son parte del mismo movimiento popular que venimos construyendo como el más pujante de la Argentina?". Buena pregunta.

El feminismo anda embarrado en la disputa de dar sentido a sus luchas. Y esto es algo que traspasa fronteras. No solo sucede en España o en Argentina. El feminismo está en movimiento, es movimiento, está muy vivo y por eso sus debates ahora son tan intensos. A los ultraconservadores que lo tachan de ideología de género les gustaría ver muerto a este movimiento feminista que ha llegado tan lejos. Quién sabe si uno de sus objetivos al inocular en la sociedad sus modos y lógicas de odio es que este y otros movimientos sociales terminen saltando por los aires. Seguro que acudirían de negro y altivos al minuto de silencio, alzarían triunfales su pancarta y harían las correspondientes declaraciones: "¿Vieron? Todas las violencias son iguales. Ellas también se matan, incluso entre ellas. Son feminazis violentas".

Seguir leyendo »

Residuos tóxicos, gobernantes y ciudadanía

Imagen de las labores de extinción en el vertedero.

Estaba el PNV casi sesteando, relamiéndose ante el previsible éxito en la próximas elecciones del 5 de abril, cuando la realidad ha venido a visitar al Gobierno vasco en forma de alud de productos tóxicos en una zona densamente poblada y transitada.

De momento, la quiebra del vertedero ha provocado la desaparición de dos personas, Alberto Soraluze y Joaquín Beltrán, ha sembrado el pánico y la angustia en, como mínimo, los habitantes de la zona y ha supuesto una quiebra en la confianza de los ciudadanos en sus instituciones.

Urkullu, al alimón con Nuñez Feijóo, había convocado las elecciones de manera anticipada con la voluntad de evitar así el contagio, no deseado por ambos, con el proceso de los comicios catalanes, anunciados, pero sin fecha. Desde luego que Urkullu no contaba con este accidente, con este destrozo de personas y para el medio ambiente y con la crisis política de consecuencias aún impredecibles que se ha desatado. Hay en Euskadi una densa trama institucional que une a los ayuntamientos y al gobierno autonómico de otras comunidades, las potentes diputaciones, que recaudan los impuestos de los ciudadanos y se supone que ejercen un control de cada una de las tres provincias.

Seguir leyendo »

El "bloquismo" era esto

30 Comentarios

Pedro Sánchez y Pablo Casado, durante la reunión.

Felipe González contó no hace mucho en presencia de Mariano Rajoy que una vez Tsipras le preguntó si cuando fue presidente le había producido alguna frustración el choque con la realidad, y que él respondió: "No tanto como a ti porque tú eras un revolucionario que chocaba con la realidad y yo sólo era un reformista de mierda que intentaba reformar la realidad”. Ambos expresidentes coincidieron, en un diálogo público el pasado noviembre, y estuvieron de acuerdo en que gobernar obliga a un ejercicio de realismo que convierte en pequeñas las diferencias ideológicas.

Tanto es así que el exlíder del PP contaba: "Fui el presidente de un gobierno de derechas y la primera decisión que tomé fue subir el impuesto sobre la renta en 20 puntos; la segunda, nacionalizar unos cuantos bancos y la tercera, permitir más endeudamiento público, que como se sabe son todas medidas muy de derechas. El peor enemigo de la economía es el sectarismo". A lo que el exmandatario del PSOE añadió: "La mejor dieta para un político es comerse sus propias recetas".

González y Rajoy lamentaban en amistosa charla, con la perspectiva que da el no tener ya responsabilidades institucionales, que España hubiera pasado sin apenas tránsito del bipartidismo imperfecto a una especie de "bloquismo" en el que se hacía imposible acordar asuntos fundamentales para el país y unas cuantas reformas estructurales. Nada como salir de La Moncloa para olvidarse de lo que el socialista llamó "el sentimiento trágico de la existencia" para llegar a la conclusión de que nada es imposible y de que, aún entre adversarios, si se antepone el interés general al particular o al partidista, no puede haber tantas diferencias.

Seguir leyendo »

¿Hablar o no hablar de la extrema derecha?

Desde que han empezado a surgir partidos de extrema derecha con fuerza en toda Europa se ha hablado como se podía combatir esta expansión. Algunos pensaron que hacer un cordón sanitario y excluirlos de las instituciones era una buena idea para mostrar que no se pueden normalizar estos partidos. Otros, se han planteado si era mejor rebatir los postulados de la extrema derecha para cuestionarlos o no hacerlo para reducir su visibilidad. Hasta ahora no hay una posición clara.

Dentro de este debate, la semana pasada saltó una polémica sobre la publicación de un reportaje sobre los votantes del partido Vox. Había dos bandos, aquellos que defiende la información y consideran imprescindible saber y conocer qué pasa en la sociedad. Y aquellos que asumían que la publicación de determinadas noticias sobre partidos de extrema derecha solo publicita esta formación política e incluso la blanquea.

Lo que concluyen las investigaciones es que cuando los medios cubren en mayor medida a estos partidos y publican más noticias, aumenta el voto a los mismos. Se podría pensar que la relación causal es a la inversa, es decir, que a medida que estos partidos van teniendo apoyos, los medios de comunicación se hacen eco. Sin embargo, queda claro que los medios ejercen una influencia en los ciudadanos, ampliando o reduciendo el apoyo a determinadas formaciones.

Seguir leyendo »