eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Machismo pandémico

Mujeres haciendo la compra en Lima.

Desde hace unos días, en Perú, por decreto supremo, los hombres salen a comprar comida, al banco o pasear al perro los lunes, miércoles y viernes; y las mujeres los martes, jueves y sábados (el domingo no sale nadie), desde que el Gobierno decidió que para reducir el volumen de gente en las calles durante los días de confinamiento coronavírico las salidas iban a ser estrictamente por géneros y, OMG!, de forma exclusivamente binaria. La medida ha puesto de vuelta y media a la sociedad peruana en plena discusión sobre la gestión de la crisis, ha puesto a las feministas a reclamar por más enfoque de género durante y después de la pandemia, y la comunidad LGTBQI+ se ha puesto en pie de guerra por lo que pudiera venir.

El presidente peruano ha hecho lo que ha podido y se ha autoproclamado "gobierno inclusivo", y lo que hemos interpretado todos es que respetará todas las identidades después de que sus funcionarios aclararan que "quien sea vea como una mujer será considerada una mujer y quien se vea como hombre, pues como hombre", en suma, que no se habla solo de mujeres y hombres cis. Aunque usted no lo crea, esto ha supuesto un avance inmenso en el reconocimiento de los derechos de las personas trans y disidencias en un país sin ley de identidad de género. Aún así, en estos primeros días no han faltado las agresiones transfóbicas de la policía, porque lo que no se cambia en décadas no se cambia en un día.

Seguir leyendo »

Salgamos despacio que hay prisa

31 Comentarios

"El hombre sólo se entiende a sí mismo cuando se ve a sí mismo en cada uno de sus semejantes"
Lev Tolstoi

Será porque han comenzado a abrirse las primeras flores, será porque la esperanza es una característica de los valientes y de los audaces, lo cierto es que en los últimos días han comenzado a brotar las informaciones sobre la forma de volver a salir al mundo, las pautas para desconfinarnos, las miradas puestas en un fin próximo.

Lo estamos haciendo bien, los datos lo reafirman, y por eso no debemos darnos demasiada prisa. En esta pandemia está claro que las prisas no son buenas consejeras a la hora de volver a la vida normal. Tenemos el caso de Singapur, que fue puesto como ejemplo, y que tras un nuevo brote del virus ha tenido que volver a encerrarse tras haber salido. No se me ocurre nada peor, más desmoralizador, más paralizante, que iniciar una vuelta a la normalidad y tener que abortarla porque las cifras de contagio se disparan. No podemos cometer ese error aunque a todos nos consta que hay quienes presionan y van a seguir haciéndolo bien por intereses económicos bien por intereses políticos que les llevan a considerar que un gran fallo, éste sí, del Gobierno de la nación les vendría de perillas para sus intereses.

Seguir leyendo »

Otro estado de alarma para combatir la pandemia de los bulos

37 Comentarios

Los bulos se extienden en la red sin fácil castigo en el Código Penal

Llevamos ya varios años con el asunto de las fake news y los bulos como tema de actualidad. En los medios, en Internet, en las redes. Como ya he señalado en alguna ocasión, las nuevas tecnologías no han servido para democratizar la información, es decir, no han servido tanto para garantizar el derecho a informar y estar informado y así democratizar la información; como para lograr que cualquiera pueda formar parte del sistema de desinformación.

La gravedad del asunto depende de dos parámetros, el cuantitativo –cuántos bulos circulen y con qué impacto– y el cualitativo –sobre qué temas traten–. Según van pasando los años hemos ido observando que los dos parámetros no cesan de aumentar en cantidad y en relevancia de su asunto.

También en diversas ocasiones he llamado la atención sobre la ausencia de medidas legislativas que permitan actuar con contundencia sobre los bulos y las mentiras. Que se pueda mentir con impunidad en la prensa, en las televisiones, en los debates, en las tertulias, por parte de periodistas, analistas o políticos sin que eso conlleve ninguna responsabilidad legal. Que hayamos llegado al nivel de que, en un debate electoral, algunos medios desplieguen más periodistas para destapar los bulos de los candidatos que para informar de lo que dicen.

Seguir leyendo »

El mundo se derrumba, pero que los chavales no pierdan clase

68 Comentarios

A ver si lo he entendido: estamos viviendo (en palabras del secretario general de la ONU) "la peor crisis mundial desde la II Guerra Mundial"... pero cuidado no vayan a perder clase los chavales. Nos dicen que esto es "una guerra" que exige una "economía de guerra", sacrificios, medidas excepcionales, estado de alarma, recortes de libertades y hasta nuevos Pactos de la Moncloa… pero continuemos con el curso escolar, que desde casa y con un ordenador se arregla todo. Llevamos más de 13.000 muertos, hemos abierto hospitales de campaña y morgues improvisadas, no sabemos cuándo podremos salir a la calle… pero que sigan haciendo deberes, no se vayan a relajar demasiado los chicos. Cientos de miles de trabajadores se han ido al paro, el desplome de la economía no tiene precedentes, ha hecho falta aprobar un "escudo social"… pero venga, con un poco de buena voluntad de profesores y familias, ya veréis cómo continuamos con las clases. Estamos todos asustados, estresados, encerrados, dicen que sufriremos estrés postraumático… pero lo importante es que los estudiantes de todos los niveles educativos completen el curso, sean evaluados y se ganen el aprobado, aunque sea pasándoles un poco la mano.

Perdonen el sarcasmo, pero es que llevamos un mes catastrófico, en el que nuestras vidas se han detenido, medio mundo se nos ha derrumbado, vivimos en vilo pendientes del próximo mensaje del presidente, nos subimos por las paredes de nuestras casas sin poder salir, echamos de menos a nuestra gente querida, asistimos con angustia a la evolución de la famosa "curva", sentimos una enorme incertidumbre hacia al futuro (incertidumbre material para muchas familias)… y al mismo tiempo tenemos que dedicar a nuestros hijos el tiempo, la atención y la tranquilidad que necesitan para hacer sus deberes y trabajos, compartir con ellos recursos tecnológicos limitados (hogares con dos o más estudiantes y un solo ordenador, o ni eso), asegurarnos de que envíen todo en tiempo a sus profesores, ayudarles con materias que apenas habían empezado a dar en clase (y de las que a menudo las madres y padres no tenemos ni idea, con el añadido del bilingüismo en muchas familias).

También ellos estresados, los estudiantes, tras tantas semanas sin pisar la calle y en una continua convivencia familiar a veces complicada; asustados también ellos por lo que está pasando, tan incapaces de concentrarse como nosotros, y más necesitados de apoyo y cariño que de deberes y tensiones escolares.

Seguir leyendo »

Los daños invisibles

100 Comentarios

Ventana con una luz encendida durante la noche.

Como cabe la remota posibilidad de que los desestabilizadores den una tregua durante estos días de Semana Santa, les propongo prestar atención a las emociones. A ese torbellino desatado por una enfermedad devastadora que se extiende por el mundo. Desde la pérdida y la muerte a la pasión por vivir, pasando por la soledad, los miedos, la solidaridad, el cansancio; desamparos y consuelos, en fin. Reconocerlos, siempre ayuda.

Las noticias nos traían hoy un aumento espectacular de los fallecimientos en España. Desde el 17 de marzo al 4 de abril, que viene a coincidir con una época dura del coronavirus, pero también con el estado de alarma para frenarlo y otros factores a tener en cuenta. Los propios expertos piden tiempo para relacionar si este enorme repunte de la mortalidad está relacionado directamente con la pandemia o no. El caso es que la mortandad ha aumentado un 47% como media sobre los últimos años, pero en las dos Castillas anda entre el 155% y casi el 200% más.

Aunque no solo ellos, han caído sobre todo los mayores de 75 años, seguidos de los de 65 en adelante. La sanidad pública está haciendo un esfuerzo sobrehumano a través de sus profesionales, que supla las carencias a las que le sometió la tijera del PP, pero la mayor parte de los esfuerzos van dedicados a atender la gravedad de la pandemia. En Madrid, Díaz Ayuso ha cerrado 46 centros de atención primaria, un sector esencial como remarcan en su protesta los propios profesionales. La España vaciada también debe sufrir esas mermas por lo que ya arrastraba.

Seguir leyendo »

Calendario para una invasión extraterrestre

Día 1. Un escuadrón de platillos volantes sobrevuela Portugal sembrando el caos. El Gobierno español brinda su apoyo al país vecino, pero niega que sea necesario suspender la Tomatina. 

Día 2. El presidente de Estados Unidos considera la invasión extraterrestre un problema estrictamente asiático. Un asesor le informa de que Portugal está en Europa. El asesor es despedido.

Día 3. Portugal empieza a ser destruido por los rayos láser de los extraterrestres. El Consejo Europeo convoca una reunión de urgencia para debatir si se mantiene el cambio de hora o se elimina definitivamente.

Seguir leyendo »

Higiene mental para evitar una epidemia sectaria

Juan Pedro Sarrión, preparando los menús solidarios.

Mientras la gran mayoría de la población trata de sobrevivir a la ansiedad del confinamiento, a la preocupación que provoca la inseguridad económica en la que estamos inmersos y a la tristeza que nos sobrevuela por la pérdida de miles de vidas humanas, la derecha descentrada de España está en campaña. 

Como si no tuviésemos suficiente con el impacto que esta crisis sanitaria implica ya de por sí en la salud mental de cada una y cada uno, nos encontramos que los perdedores de las últimas elecciones buscan crear la tormenta perfecta y desestabilizar a todo el país. Montajes fotográficos terroríficos, convocatorias fantasma de caceroladas, un ejército de bots creando tendencias odiosas en Twitter y miles de bulos creados, difundidos sin escrúpulos, que luego son reproducidos por algunos periodistas e incluso los propios políticos. Una responsabilidad individual de la que han advertido los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad que puede implicar una responsabilidad penal. Lanzar bulos puede no salir gratis, puede ser delito

Más allá de la responsabilidad penal, desde un plano ético y de ejemplaridad, la oposición que está haciendo la derecha descentrada a la gestión del Gobierno está resultando un ejercicio inmisericorde de falta de empatía y respeto a la ciudadanía. No ya a los más de 26 millones de electores que rechazaron votar al PP o a Vox el pasado mes de noviembre, sino a los más de cuarenta millones de personas que habitan este país en un momento en el que tratan de sobrevivir a una tragedia global desde la solidaridad dejando de lado cualquier otro interés. Es como si todos fuéramos conscientes de lo que está en juego menos los representantes de Vox y PP. A no ser que para ellos esté en juego algo muy distinto a lo que nos preocupa e inquieta a la inmensa mayoría de conciudadanos.

Seguir leyendo »

Un presidente débil permite la militarización del poder

Bolsonaro celebra el Día del Ejército y enaltece la educación militar.

No hay vacío en la política. Siempre que hay vacío, hay instituciones que tratan de llenarlo. Como las Fuerzas Armadas brasileñas lo hicieron en 1964 y se proponen hacerlo de nuevo.

En 1964 las FFAA forjaron ese vacío para intervenir, actuando fuertemente para erosionar al ya débil gobierno de João Goulart. Apoyados en la Doctrina de Seguridad Nacional, erosionaron la legitimidad del gobierno y dieron el golpe, en sustitución de los ineptos políticos tradicionales y sus partidos. 

Ahora, de nuevo, los partidos tradicionales han entrado en crisis, derrotados sistemáticamente por el Partido de los Trabajadores. Bolsonaro se ha aprovechado de la nueva crisis de los partidos tradicionales para proponerse como alternativa. Fue un buen candidato para la derecha, el único que tenía un caudal de preferencias en las encuestas gracias al apoyo de las bases tradicionales del PSDB, que se habían radicalizado hacia posiciones de extrema derecha. Con eso, Bolsonaro era la única  apuesta posible de la derecha para establecer una maniobra monstruosa, que terminó llevándolo a ganar las elecciones, aunque de forma fraudulenta.

Seguir leyendo »

Pactos, no; banderas, sí

60 Comentarios

Pablo Casado posa en un minuto de silencio en la sede del PP.

La memoria se adapta y se moldea. Se ajusta al momento. Y se crean los recuerdos. Entonces llega la distorsión frente a la realidad de los hechos. Pasa con la vida y pasa con la política. Retenemos lo que nos agrada, lo que nos hace felices y lo que nos sirve de puente para un momento más próspero. Por contra, olvidamos lo que nos conviene. Porque nos duele, porque nos hace infelices o simplemente porque esculpir el recuerdo nos sirve para sobrellevar los malos momentos. El caso es que tenemos evocaciones cercanas o lejanas que no siempre fueron tal y como nos llegan con el paso del tiempo.

Ahora que el coronavirus nos ha parado la vida y la economía y que tanto se habla de unidad, lealtad y consenso era cuestión de tiempo que alguien trajera al debate la necesidad de unos nuevos pactos de La Moncloa. El acuerdo que cambió por completo España hace 43 años y permitió sentar las bases de una modernización que llevaría al país a integrarse en la UE y a tener uno de los periodos más largos de prosperidad de su historia. Corría el año 1977, España estaba en suspensión de pagos; el paro no dejaba de crecer y la inflación rondaba el 30%. El cuadro clínico de la economía era explosivo en medio de un cambio de régimen. Y Adolfo Suárez impulsó un gran acuerdo entre las fuerzas políticas y sociales que hoy algunos tratan de emular ante el tsunami socioeconómico que se avecina

Pero entre los pliegues de la memoria de quienes vivieron aquello en la primera línea de la política o el sindicalismo hay mucho más de lo que estos días se recuerda para invocar una reedición de aquel consenso. Quien habla a continuación es un exministro de Felipe González: "Apelar a ellos como ejemplo del pasado es recurrir a un mito, pero no a la realidad histórica. No fueron ni mucho menos lo que se dice. Ni los suscribieron todos (Fraga se escabulló y la patronal de Ferrer Salat, UGT y CNT no los firmaron), ni los promotores principales (Suárez y Carrillo) salieron indemnes de aquellos". En el recuerdo de este socialista aún permanece la posterior crisis del PCE y, sobre todo, la del PSUC, que se produjo por haber promovido y firmado los pactos Santiago Carrillo. Y sobre los resultados económicos, subraya, "tampoco fueron tan relevantes". De hecho, Enrique Fuentes Quintana, vicepresidente y ministro de Economía, además de uno de los principales artífices del acuerdo, saldría un año después del Gobierno. Es posible que el pacto sirviera para expresar un consenso político, el de la UCD, el PSOE y el PCE, que luego resultó útil para el acuerdo constitucional, pero el pacto económico, además de huérfano, "nació inane", recuerda el exministro.

Seguir leyendo »

Darle la vuelta al shock

Varias personas sin techo se preparan para dormir respetando la distancia de seguridad en Las Vegas (EEUU)

Una amiga me envía un vídeo de la ciudad de San Francisco, en el que aparecen las calles más lujosas de la ciudad. En ellas se aprecia cómo las tiendas más caras han forrado sus escaparates con tablones de madera, cubriendo por completo sus cristales. "¿Qué están esperando?", se oye decir al autor del vídeo. "El capitalismo se amuralla", me dice mi amiga. El capitalismo se protege  por miedo a la reacción de los más desfavorecidos, que en muchos casos se arriesgan a perder lo poco que tienen. 

Hablo con una conocida de El Cairo. Lleva días recluida en casa. "Las calles no están vacías, algunas son bastante transitadas, de hecho", me cuenta. Veo varios vídeos que lo corroboran. Quienes viven al día no pueden permitirse quedarse en casa si quieren garantizarse algo de comida. Otros ni siquiera disponen de un hogar como tal.

Me escribe un conocido desde Irak. "Aquí no tenemos miedo a la muerte, estamos acostumbrados a ella", dice. "Su cotidianidad nos permite no temerla, nos protege frente al miedo", apostilla. Es probable que en realidad tema morir, como cualquiera. Pero entiendo qué quiere subrayarme: que esto es solo otro capítulo más en su historia de injusticias, tragedias y guerras acumuladas en los últimos años. Y quizá no el peor para ellos. El tiempo lo dirá. 

Seguir leyendo »