eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Reflexiones de guerra

Cuando Estados Unidos giró hacia el proteccionismo con la llegada de Trump al poder, hizo saltar todas las alarmas en medio mundo y se empezó a hablar de una posible vuelta a un periodo similar al vivido durante la década de los años 30, preámbulo de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, hoy esas predicciones siniestras parecen completamente fuera de contexto. Es cierto que China se está desacelerando, y sí, también es cierto que empresas occidentales presentes en China como Apple, han sido duramente golpeadas. Lo cierto es que al menos durante 2018, el crecimiento global ha sido aceptable, el desempleo cayó y los beneficios empresariales aumentaron. Finalmente, si las conversaciones durante los próximos meses conducen a un acuerdo entre Trump y Xi Jinping, los mercados concluirán que la guerra comercial habría acabado, y esta se habría convertido en una suerte de teatrillo político, más que el hecho de tratar de frenar la expansión de China.

Pues bien, amigos, tal complacencia es del todo errónea y hoy por hoy persisten múltiples puntos de conflicto. Uno de ellos es la ingente cantidad de productos que China exporta a EEUU en comparación con la cantidad que EEUU exporta a esta. Por otro lado, China está convulsionando el mercado laboral americano, desplazando puestos de trabajo desde la manufactura de EEUU a otras regiones asiáticas, no solo chinas, con menores costes laborales. Finalmente, también debemos tener en cuenta que existen transferencias forzosas de tecnología de las firmas estadounidenses que trabajan en China a sus socios locales y, por supuesto, transferencias de propiedad intelectual.

Infographic: A Long-Term View On U.S. Trade With China | Statista You will find more infographics at Statista

Seguir leyendo »

Ayuso, la Musa del negocio del PP

36 Comentarios

Ayuso culmina 80 días después del 26M la apuesta personal de Casado de mantener la 'plaza' de Madrid

Le gusta posar y, solo cuando en su postura explota las armas de mujer en el más lamentable sentido tradicional, su mirada vacía cobra expresión. La están convirtiendo en la Musa del negocio neoliberal del PP de Madrid, emblema del español. Si destaco la ridícula afectación, tan "femenina", ante las cámaras es porque Díaz Ayuso, nueva presidenta de la Comunidad de Madrid, tuvo el valor de decir que es víctima de una campaña machista, al ser preguntada por sus irregularidades inmobiliarias.

La pobre niña mimada de Esperanza Aguirre, community manager de su perro Pecas, "solo" recibió de su padre un piso para evitar perderlo ante sus acreedores. Un hecho que, en sí mismo, sería sospechoso del delito de alzamiento de bienes. Al padre de Díaz Ayuso le había dado un crédito Avalmadrid, financiera semipública de la Comunidad, que regaba a empresarios del PP de la región donde lleva gobernando un cuarto de siglo, desde el Tamayazo. Como aval del crédito, pusieron una nave industrial de un pueblo de Ávila que era una construcción ilegal. El dinero prestado por Avalmadrid nunca fue devuelto. Todavía se advertían más irregularidades, como pueden ver aquí. La nueva presidenta de Madrid además no pagó en 5 años el IBI de otro local de oficinas en Madrid. Y dice Ayuso que señalar sus trapicheos es machista. Ella que posa de esta guisa nada casual.

pic.twitter.com/2QnTQpb4V7

Seguir leyendo »

Más allá de Plácido Domingo: por qué sí importa lo que haga "dios"

Una mujer sujeta una pancarta con la etiqueta de #metoo durante una marcha en Seattle en enero de 2018.

Una de las mejores lecciones de periodismo es escuchar a los reporteros Emily Steel y Michael Schmidt contar cómo investigaron las acusaciones de acoso sexual contra el presentador Bill O'Reilly. La exclusiva se publicó unos meses antes del escándalo del productor Harvey Weinstein y del movimiento de #metoo para romper el silencio sobre poderosos abusadores. 

Las acusaciones de acoso y abuso sexual de personas con poder político o económico y con pocos o ningún testigo de los actos en sí son difíciles de reportear. A menudo se trata de hechos con años de antigüedad y la mayoría de quienes los han sufrido se sienten en inferioridad de condiciones, no quieren meterse en un lío personal y profesional con posible escarnio público y optan por callar. Durante siete meses, Steel y Schmidt, del New York Times, entrevistaron varias veces a las víctimas de O'Reilly, sus familiares, sus conocidos y cualquier persona que pudiera corroborar relatos y detalles. Comprobaron mapas, agendas y localizaciones, buscaron personas que no hubieran hablado entre ellas y examinaron emails, diarios y acuerdos extrajudiciales. Cuando no podían verificar un detalle con la declaración de otra persona o un papel, lo quitaban. "Estábamos aterrorizados de equivocarnos en un detalle pequeño", nos contaba Schmidt a un pequeño grupo de periodistas hace unos meses en Harvard

Una de las labores más difíciles es convencer a las víctimas de que accedan a publicar su nombre o den detalles. Steel relataba cómo utilizaba con sus entrevistadas frases de la película Spotlight, que cuenta la investigación del Boston Globe que destapó los abusos sexuales en la Iglesia católica. Esa escena en la que Sasha Pfeiffer (la actriz Rachel McAdams) le dice a un hombre violado por un cura que no puede utilizar eufemismos: "La gente tiene que saber qué pasó exactamente".

Seguir leyendo »

Relato de tantos náufragos

Cuatro migrantes son evacuados del Open Arms

¿Recuerdan empatizar con el personaje de 'Relato de un náufrago' de Gabriel García Márquez? Su triste relato a la deriva, su búsqueda, su hallazgo. ¿Recuerdan? Era un caso real, el del colombiano Luis Alejandro Velasco: quien sobrevivió diez días sin comer ni beber nada. Gabriel García Márquez era, en aquel entonces, reportero. Y el libro fue en su inicio una serie de capítulos hechos por entregas en el periódico en el que trabajaba.

García Márquez le donó las regalías del libro durante 14 años, momento en el que Luis Alejandro Velasco lo llevó a juicio porque en su prólogo Gabriel García Márquez había escrito que "los libros no son de quien los escribe sino de quien los sufre". Obviamente, lo perdió. El trabajo lo había hecho el periodista y además le había regalado durante muchos años los derechos de la obra de forma absolutamente voluntaria y generosa. Pero como dictaminó la justicia, aquella donación de derechos, "no había tenido como fundamento el reconocimiento del marino como coautor, sino la decisión voluntaria y libre de quien lo escribió".

La justicia colombiana emitió un veredicto entre un escritor y un náufrago. Y estoy segura que a muchas personas les pareció injusta porque consideraron que el prólogo de García Márquez era una forma explícita de reconocer que el libro era del náufrago. Lo era, en un sentido literario. Pero el trabajo lo había hecho el artista, que durante catorce años donó cientos de miles de dólares. Hasta que llegó la sentencia. A partir de entonces Gabriel García Márquez dejó de donar los derechos a Luis Alejandro Velasco pero tampoco quiso quedárselos. Y desde entonces las regalías de aquel libro son para una fundación docente.

Seguir leyendo »

Monica Lewinsky versus Plácido Domingo

60 Comentarios

Plácido Domingo

El azar ha querido que haya llegado a la opinión pública mundial casi simultáneamente la noticia de que Monica Lewinsky va a coproducir con el título Impeachment la tercera serie de la temporada American Crime Story y la denuncia por acoso sexual contra Plácido Domingo de nueve mujeres.

Después de más de veinte años parece que Monica Lewinsky va a tener la posibilidad de dar su versión, de fijar "el relato", como ahora se dice, de lo que ocurrió en su relación con Bill Clinton.

Porque esta es una de las consecuencias terribles de lo que Plácido Domingo ha dicho, de manera exculpatoria, en el comunicado que ha hecho público tras la denuncia de acoso sexual: "Las reglas y valores por los que hoy nos medimos y debemos medirnos son distintas de las que eran en el pasado".

Seguir leyendo »

La historia se repite en Ucrania con la gestación subrogada

27 Comentarios

Gestación subrogada

Entre el año 2000 y 2009 más de 3.000 niñas y niños fueron adoptados en Ucrania por matrimonios españoles heterosexuales (el único perfil admitido en este país). La tendencia de 300 adopciones de media por año empezó a bajar en 2010 cuando, por primera vez, la cifra no alcanzó las 100 adopciones (fueron 65).

En aquel momento eran un secreto a voces las sospechas de irregularidades sobre las instituciones del país que tramitaban los expedientes y, sobre todo, por la falta de ética y posibles vulneraciones de derechos que cometían quienes intermediaban allí con las familias españolas. Dos años después, en 2012, el problema se hacía real y urgió ponerle solución. Fue entonces cuando la Comisión Interautonómica de Directores Generales de Infancia del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad acordó suspender definitivamente la adopción internacional en Ucrania por considerar que las autoridades ucranianas no observaban trámites esenciales en los procedimientos de adopción internacional impedían mantener un adecuado seguimiento y control sobre la tramitación de las solicitudes de las familias españolas en el país. Concluidos los expedientes que ya se habían iniciado (2 en 2013, 5 en 2014 y 2 en 2015), las adopciones internacionales, desde 2016 hasta hoy, han sido cero.

¿Cuáles eran esas sospechas de irregularidades? Ucrania se convirtió en el destino perfecto para quienes querían adoptar bebés blancos. El país no había firmado el Convenio de La Haya de 1993 que establece las mínimas garantías para velar por el interés del niño en los procesos de adopción internacional y evitar el tráfico de bebés. Ese vacío legal hacía difícil exigir a Ucrania que estableciera controles mínimos durante el proceso de adopción. Lo cierto es que esto no pareció preocupar a quienes acudieron a esta vía de adopción ni inquietar a las autoridades españolas que fueron concediendo los certificados de idoneidad como churros.

Seguir leyendo »

Plácido Domingo y las normas del pasado

25 Comentarios

La cantante Patricia Wulf, una de las nueve mujeres que han denunciado a Plácido Domingo por acoso sexual.

"El mundo de la ópera está en shock", repetían en radio y televisión. A mí, sin embargo, la noticia de las denuncias a Plácido Domingo por acoso sexual no me sorprendieron lo más mínimo. No porque yo conozca personalmente al tenor, ni siquiera a alguien que haya podido darme esa clase de información sobre él. Sencillamente porque, como mujer, sé que la inmensa mayoría de las mujeres hemos sufrido, en mayor o menor grado, acosos y abusos.

No digo todas para que no se me echen aún más encima los machinazis, e incluso esas otras víctimas del patriarcado, las mujeres que dicen "a mí no", obviando las innumerables discriminaciones, los infinitos machismos y micromachismos, la segregación, la exclusión, la minusvaloración –incluso con esa amable condescendencia y ese grimoso paternalismo presuntamente bienintencionado–, de los que todas las mujeres, todas, sin excepción, hemos sido víctimas en algún momento de nuestras vidas por el mero hecho de ser mujeres. Lo cual es también una forma de acoso: vital, social, histórico; y es también una forma de abuso: de autoridad patriarcal, autoadjudicada, impuesta. De ahí al acoso o al abuso sexual hay dos pasos. A veces, no, de acuerdo. Pero, muchas veces, ni dos.

Son nueve las cantantes y bailarinas que han acusado a Plácido Domingo. Con una sola de ellas sería suficiente, pero nueve son lo bastante como para reflejar un modus operandi, pues nueve son solo las que han dado el paso mediático de la denuncia (con el efecto personal, social y familiar que ello conlleva). Si ha sido modus operandi, el acoso sexual de Domingo a las mujeres ha sido asiduo y perseverante. Y todo ello en un entorno de trabajo donde él era dios.

Seguir leyendo »

Nessun dorma

54 Comentarios

El tenor español Plácido Domingo habla durante su recorrido por el Teatro Degollado en 2016.

"Mañana, S.A.R., hará recitar una comedia. Será cosa singular en el sentido de que todos los interlocutores hablarán con música"

Carlo Magni en 1607. Anuncio de la primera ópera: 'La Fábula de Orfeo' de Monteverdi

Yo las creo. Creo a las nueve mujeres que han abierto el fuego de su recuerdo sobre Plácido Domingo. Lo innegable es que hasta Plácido las cree. "Reconozco que las reglas y los valores por los que hoy nos medimos y debemos medirnos, son muy distintos de cómo eran en el pasado", dijo en un comunicado. Él no necesita creerlas. Para bien o para mal, en su perjuicio o en su beneficio, él sabe.

Seguir leyendo »

Recapitulación provisional

43 Comentarios

La preferencia del PSOE por no constituir un Gobierno del coalición con Unidas Podemos y proponer una solución "a la portuguesa" o un Gobierno "de cooperación" ha descansado en dos argumentos:

1º. Con Unidas Podemos no se tiene mayoría absoluta y, en consecuencia, es necesario el concurso de otras fuerzas políticas para formar gobierno, concurso que, en opinión del PSOE, sería más fácilmente alcanzable sin que Unidas Podemos formara parte del mismo.

2º. Con Unidas Podemos sería imposible la formación de un Gobierno para el que no fuera imprescindible la contribución del nacionalismo catalán, ERC, aunque fuera bajo la forma de abstención. Para constituir un Gobierno no contaminado por el nacionalismo catalán, no hay otra fórmula que la abstención del PP y/o Ciudadanos. Y dicha abstención es imposible con Unidas Podemos en el Gobierno.

Seguir leyendo »

Nuestro silencio no os protegerá

A las mujeres ya no nos interesa permanecer calladitas porque nos da igual estar menos guapas. Podemos acostumbrarnos a vivir con unas cuantas moscas en la boca: sabemos que lo realmente peligroso es mantenerla cerrada. Tu silencio no te protegerá, nos recuerda la poeta Audre Lorde.

Aplicamos sus enseñanzas a rajatabla.

También desarrollamos una habilidad dactilar ignorada hasta el momento y seguimos deshaciendo los nudos de esa maraña negra, abultada, apestosa y compleja que ha sido hasta hace poco nuestra existencia. A cada nudo deshecho, un grito de victoria. A cada nudo menos, un llanto de agonía. Cada pequeño paso que damos viene acompañado de un poco más de amargura que tragamos sin respirar y que corre garganta abajo y se nos queda dentro para recordarnos eso de la inercia, eso de que no podemos dejar que se imponga, porque lo que estamos tardando años en conseguir puede desaparecer de un manotazo.

Seguir leyendo »