eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

El verdadero 'Notre-Dame' es callar las muertes

El Open Arms vuelve a la mar. Una noticia agridulce, porque no tiene permiso para hacer lo que ha venido haciendo desde que el Mediterráneo se ha convertido en la ruta de huida de los desesperados y en una fosa común. Un barco al que se le prohíbe rescatar náufragos, personas condenadas a una muerte segura si no se las rescata. Si el sentimiento de humanidad no funciona, apelemos al derecho internacional, al derecho marítimo o a ese derecho no escrito pero respetado por marineros y trabajadores de la mar desde el inicio de los tiempos: rescatar y ayudar a quienes estén en apuros en medio del mar. Es pura humanidad, puro sentido común.

He dejado pasar horas para intentar templar mi indignación ante una propuesta que se hizo desde Bruselas. Se propuso que los eurodiputados renunciasen a un día de su sueldo como donación para la reconstrucción de la Catedral de Notre-Dame de París. Sé que es un símbolo, que es uno de los iconos de esa ciudad, de Europa y si me apuran de nuestra civilización y cultura. Pero me incendia por dentro  esta idea del presidente del Europarlamento y que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, instase a todos los Estados miembros de la UE a contribuir en la reconstrucción de la catedral parisina. ¿En serio? La Europa implacable de la austeridad y los recortes durante la crisis. La Europa que mira hacia otro lado y silba, cuando países como Grecia, Italia o España están solos gestionando la frontera sur y la emergencia de refugiados e inmigrantes. La Europa que consiente campos de refugiados donde se hacinan miles de personas en condiciones infrahumanas. Hablen con las ONG que siguen trabajando en Lesbos y Samos. Porque ya no lo sacamos en portada, pero es absolutamente intolerable que esto siga pasado en Europa, que haya gente viviendo así y sin esperanza ninguna de mejora.

¿Cómo digerimos las imágenes terribles de la avalancha de refugiados que colapsaron la estación de tren en Tesalónica cuando un rumor, en las redes, dijo que se había abierto la frontera con Macedonia? Son de hace 15 días, pero parecían imágenes de la Segunda Guerra Mundial. Y nada. No ha pasado nada. Hemos visto esas familias desesperadas por un tren que no llega como si no fuera con nosotros.

Seguir leyendo »

Feminismo y elecciones

Una mujer en la manifestación del Día Internacional de la Mujer / Olmo Calvo

Algunas semanas atrás, cuando contemplábamos con asombro la formación de un nuevo gobierno en Andalucía con el apoyo de la extrema derecha, escribí un artículo que titulé 'El voto de las mujeres'. En él trataba de explicar el largo camino recorrido por la derecha española en feminismo e igualdad, convergiendo con la izquierda en temas centrales como participación política, políticas de apoyo al empleo femenino o la violencia de género. Sin despreciar las importantes diferencias entre izquierda y derecha en la lucha por la discriminación de género, las posturas se han ido aproximando, aquí y en toda Europa, hasta situar las reivindicaciones políticas en un espacio políticamente transversal. Advertía entonces de lo peligroso que podía llegar a ser polarizar ideológicamente un tema sobre el que tanto esfuerzo ha costado alcanzar acuerdos y consensos; mejor sería dejar al feminismo fuera de los fuegos cruzados entre bloques. 

Pídele peras al olmo, los partidos de extrema derecha se alimentan precisamente de ese fuego y han acabado por dominar el arte del incendio. A la vez, a otros partidos parece salirles a cuenta trasladar la contienda política a ese extraño tablero con esquinas pero sin centro. En resumen, con el calentamiento de motores de la pre-campaña queda ya bastante claro que el feminismo y las políticas de lucha contra la igualdad están en el punto de mira de no pocos ataques. 

¿Cómo ha afectado la polarización al posicionamiento de los partidos sobre el feminismo y la igualdad de género? 

Seguir leyendo »

El llulla presidente

Alan García

Mi padre solía contar que, cuando publicó su libro sobre Alan García, yo me eché a llorar porque tenía miedo de que lo mandaran a la cárcel por ello. El título del libro era El llulla presidente. 'Llulla' en quechua quiere decir mentiroso. Quizá porque la trayectoria del dos veces expresidente constitucional del Perú estuvo siempre rodeada de falsedades, denuncias por corrupción, hechos delictivos y violaciones de los derechos humanos, esta mañana cuando nos enteramos de que iba a ser detenido por su implicación en el caso de Odebrecht, muy poca gente lo creyó. Alan había burlado a la justicia demasiadas veces como para confiarnos. Pero cuando solo una hora después empezaron a correr las noticias de su suicidio, la desconfianza fue aún mayor. Es terrible pero la convicción de que Alan era capaz hasta de hacerse el muerto para eludir la cárcel embargó a muchos. ¿Alan entrando y encerrándose en su habitación, mientras el fiscal espera al pie de la escalera, y disparándose a continuación en la cabeza? No, solo podía ser una mentira, una treta del llulla presidente al verse acorralado con más pruebas, un nuevo montaje en el que distraernos mientras él ya estaba en la frontera.

Y sí, eso era, pero en un sentido más escalofriante. Muchos han entendido el suicidio de García como una nueva y exitosa escabullida. La fuga premeditada hacia la muerte para no enfrentar lo que tenía que asumir en vida. El atajo más corto para una efemérides mucho más amable que la que le hubiera tocado si acudía a declarar y se sometía al debido proceso. La última hazaña de un ego colosal, como solía definirse al de García.

Con 35 años Alan fue el presidente más joven del Perú. El político audaz y orador de balcones que mi abuelo aprista soñó tantas veces sería la reencarnación del fundador del Apra, Víctor Raúl Haya de la Torre. El líder nato de centroizquierda con espíritu latinoamericano y antiimperialista. Pero en los dos periodos en los que llegó al poder, lo que demostró en realidad fue autoritarismo y un discurso vacío, sin un proyecto de país más allá de sus enormes ambiciones personales. En el primero, de 1985 a 1990, marcado por la mayor crisis económica de nuestra historia. Y el segundo, de 2006 a 2011, por una apertura económica salvaje en la que corrió raudo el dinero de la corrupción.

Seguir leyendo »

Sánchez, el debatiente

36 Comentarios

Pedro Sánchez en un mitin.

"Vosotros hacéis a los oradores hombres perversos o de provecho y no al revés, pues no sois vosotros los que aspiráis a lo que ellos desean sino ellos los que aspiran a lo que estimen que vosotros deseáis".
Demóstenes. Discursos políticos

No engaño ni sorprendo a nadie si confieso que deseo fervientemente que el gobierno de España siga en manos progresistas pasadas las elecciones lo que, para cualquiera que siga la actualidad política, se traduce en que confío en que en torno a Pedro Sánchez se conforme una mayoría que le permita seguir siendo presidente y que además consiga cortar el paso a la coalición que incluiría a la ultra derecha. Eso no es óbice, valladar ni cortapisa ni empece en modo alguno para mostrar mi más absoluto pasmo con el comportamiento errático e incoherente que el PSOE ha mostrado en lo que podríamos llamar el Caso Debate y que ahora ya habría de llamarse el Caso Sánchez, por lo mal que ha sido manejado. Una acción lícita ejercida por tres partidos periféricos ha puesto en jaque la estrategia de campaña de los socialistas y su equivocada reacción ha convertido el asunto en una pelota que ahora arde en el tejado de Ferraz sin que se aviste una postura que restablezca la situación y salve la credibilidad.

Empezando por el final, pues todo ocurre a velocidad vertiginosa, al mantener tanto Atresmedia su debate del día 23 como el resto de candidatos su palabra de acudir a pesar de las alteraciones forzadas por la Junta Electoral Central. ¿Qué va a hacer Pedro Sánchez, mandar a un segundo a debatir con los líderes de las otras formaciones como hizo Rajoy? Hay una cosa que se llama palabra y compromiso y dudo mucho de que un presidente del Gobierno pueda comprometer la suya, hasta el punto de enviar a un ministro jefe de campaña a sacar la bola de su turno de intervención, y después incumplirla palmariamente porque el escenario estratégico ha variado. Entiéndanme, que era una estrategia del PSOE acudir al debate que incluía a Vox porque le beneficiaba no lo digo yo, lo dijo el propio ministro Ábalos al terminar el sorteo de ese mismo debate. El cambio sobrevenido en las condiciones no es imputable a Atresmedia, ni mucho menos, por lo que difícilmente puede explicarse que la respuesta a una decisión de la administración electoral pueda ser dar portazo a lo que abrazaste libremente.

Seguir leyendo »

Los debates presidenciales: un lío espantoso

El debate en TVE de este martes

La celebración de debates presidenciales televisivos en España ha sido siempre objeto de gran polémica. Carecemos de norma alguna al respecto. Tampoco hemos tenido experiencias repetidas que ayuden a asumir una tradición. Ha habido de todo. Suárez nunca hizo debates; González, cuando le interesó; Aznar les cogió aversión tras una mala experiencia; a Zapatero le gustaban; Rajoy hizo y no hizo a 2 y a 4, según le vino en gana; la "nueva política" parecía haber consolidado un modelo que la Junta Electoral ha tumbado. Como siempre, casi nadie está de acuerdo en cómo han de celebrarse y dónde. Esta es la auténtica tradición en España: el lío.

Adolfo Suárez nunca aceptó debatir en televisión. Había sido director general de RTVE y fue el último presidente de la dictadura. Sus apariciones en TVE siempre fueron en solitario. En las primeras elecciones de 1977, ni siquiera hubo polémica sobre la inimaginable posibilidad de realizar un debate presidencial. Ya se celebraban en todo el mundo, desde que en 1960 Kennedy y Nixon participaran en el primero en Estados Unidos. En España, a los partidos, algunos recién legalizados, el gobierno de Suárez sólo les permitió un discurso televisivo por separado la noche anterior al día de reflexión.

En 1979, Felipe González, candidato del PSOE, reclamó insistentemente durante la campaña la realización de un debate presidencial, pero Suárez, como líder de la UCD en el gobierno, se negó en redondo. Todas las encuestas le daban como previsible ganador. Fue la primera vez en la historia que este asunto fue objeto de cierta polémica, aunque la negativa de UCD fue rotunda.

Seguir leyendo »

Miedo al miedo

21 Comentarios

Tras el disparatado arranque viajero de la campaña electoral más plana y pobre que uno recuerda, hemos vuelto a los pastos donde mejor creen los estrategas que se pastorea al electorado. El miedo guarda de nuevo la viña electoral. Cojan, por ejemplo, el ya legendario artículo 155, otra vez en el centro de la campaña. Pueden ustedes elegir entre el miedo a aplicarlo y el miedo a no aplicarlo. Para las soluciones, por lo visto, ni ha llegado el momento, ni se le espera. Explicar que uno no parece gran cosa pero el otro sería mucho peor se ha vuelto tendencia en la campaña 2019.

El miedo ha acreditado funcionar como un acelerador electoral de primera magnitud. Su alcance se ha demostrado plenamente transversal, no exige pensar mucho para diseñarlo o fabricarlo, su producción masiva sale extraordinariamente barata, se propaga con asombrosa facilidad y sus efectos acostumbran a resultar inmediatos y contundentes. Ya lo avisó Maquiavelo, el Príncipe no puede asegurar el amor de sus súbditos pero sí puede asegurarse de que le teman.

En el corto plazo todo parecen ventajas. Ese subidón barato y fácil que produce el recurso al miedo hace olvidar con frecuencia que, después, siempre sigue una resaca cara y difícil. Como todo aquello que se obtiene rápido y sin demasiado esfuerzo, se puede perder en un momento y sin poder hacer mucho para conservarlo. Igual que vino, se va con otro.

Seguir leyendo »

Prohibido protestar

25 Comentarios

La Ertzaintza carga contra manifestantes tras el mitin de Cs en Rentería

Rivera pide a la Fiscalía que actúe contra el intento de boicot en su acto de Rentería. Y por los abucheos e interferencias al acto de su candidata en Barcelona en la Universidad. Pablo Casado teme que se pierdan libertades cuando recibe protestas en sus periplos electorales.  Ambos, con su extrema derecha oficial, Vox, no dejan de evidenciar el nulo respeto que tienen por las libertades de los demás y por las opiniones que no sean la suya. Lo peor es que se esté imponiendo, que se haya impuesto ya, la represión de las ideas propia de los regímenes autoritarios. Y antes de llegar al gobierno en el supuesto de que tal cosa suceda. Varios medios convencionales y algunos de sus periodistas participan de la mano dura contra quien levanta la voz, la voz exclusivamente, con gran entusiasmo.

  No sé si la sociedad es consciente de que la Ley Mordaza del Partido Popular restringió ya un grueso paquete de derechos. Se diría que supuso un bozal a la libertad de expresión, a la libertad intrínseca de las personas vista la forma en la que ha calado: la mayoría lo acepta. No por casualidad España es el país que se arrodilló ante el rey felón para pregonar su sumisión con aquel aterrador “Vivan las caenas”. No tenemos más que ver que esta ley denunciada hasta por la ONU  o el Consejo de Europa sigue vigente por las trabas puestas a su derogación en el Congreso. Y que a los nuevos piopíos de la derecha se les hace la boca agua pensando en qué más derechos restringirán o anularán si llegan al poder.  No paran de anunciarlo, nadie puede llamarse a engaño.

   Las tres derecha sueñan con una Catalunya sometida a Madrid por un 155 perpetuo. Varios líderes han hablado de ilegalizar a los partidos nacionalistas, Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, en cabeza.  Huelgas, manifestaciones, protestas, no gustan a esta derecha radical. Si sus miembros pudieran reformar la Constitución, la dejarían en tres artículos como suelo comentar. Derechos ni uno, solo unidad de España, fuerzas de Seguridad para mantener sus órdenes y barra libre para los saqueos permitidos del neoliberalismo.

Seguir leyendo »

Pandemónium

Rivera en Errenteria

"La campaña discurre muy alejada de los grandes debates europeos. La caza, los permisos de armas, ETA o el independentismo colapsan la agenda", escribió Albert Sáez en El Periódico este lunes ('Un nuevo pacto social').

No es la primera vez que ocurre ni será la última. Recuerdo que en 1989, cuando explicaba a los alumnos el sistema electoral, les hice referencia a las elecciones generales celebradas ese año y les dije que, aunque las anteriores elecciones tuvieron lugar en 1986 y, por tanto, hasta 1990 no tenían por qué convocarse nuevas elecciones, Felipe González decidió hacerlo.

No tenía necesidad de haberlo hecho, añadía. En 1986 el PSOE obtuvo una mayoría absoluta de 186 escaños y, por tanto, la estabilidad del gobierno estaba asegurada. Fue Carlos Solchaga el que convenció a Felipe González que disolviera anticipadamente las Cortes Generales y convocara elecciones con el argumento de que en los próximos años se iba a producir el tránsito de las Comunidades Europeas a los que acabaría siendo la Unión Europea y que era bueno que el Gobierno de España dispusiera de un mandato claro de los ciudadanos para tener más autoridad a la hora de participar en ese proyecto político europeo que se avecinaba.

Seguir leyendo »

Ya están los sindicatos con sus huelgas fastidiándome las vacaciones

Hay tradiciones que no se pierden: en semana santa nunca pueden faltar las procesiones, las torrijas, la subida de los carburantes, las huelgas del transporte… y el discurso antisindical asomando la patita en la prensa.

Desde la semana pasada recorto noticias sobre huelgas convocadas para estos días vacacionales. Las hay en trenes, aeropuertos y transporte marítimo, lo que facilita el titular ingenioso elegido por varios medios: "¡Huelgas por tierra, mar y aire!" Paros que, por cierto, no causan el desastre anunciado, "gracias" a la práctica cada vez más habitual de maximizar los servicios mínimos y esquirolear para sustituir a los huelguistas.

La mayoría de noticias de los últimos días compartían el mismo sonsonete, se leía fácilmente entre líneas "ya están los sindicatos con sus dichosas huelgas fastidiándote las vacaciones, con las ganas que tenías de salir unos días y no falla, ahí están los jodidos sindicatos cancelándote el tren, retrasándote el vuelo o dejándote en tierra…".

Seguir leyendo »

Españoles verdaderos

Santiago Abascal en un acto de Vox en Burgos.

Le han faltado poco más de seis mil votos al partido ultraderechista Verdaderos Finlandeses para ganar las elecciones generales celebradas en Finlandia este domingo.

El país que junto con Suecia, Noruega, Dinamarca y Holanda quedó establecido durante años como modelo de sociedad ejemplar en cuanto a igualdad, calidad del sistema educativo, tasas de paro ínfimas, equilibrio salarial entre sus habitantes… Los xenófobos se han quedado a un escaño y 6.813 votos de ganar a los socialdemócratas, los más votados a pesar de ser uno de sus peores resultados.

Hace años, mediados de los noventa, el periodista Stieg Larsson, luego más conocido como escritor de best-sellers, adelantó en su revista Expo que los países de referencia de la Europa más avanzada serían escenario de la irrupción de fuerzas de ultraderecha. Con el banderín de enganche de "la patria en peligro" ante la llegada de inmigrantes, fuerzas xenófobas podrían, decía Larsson, llegar incluso a cometer atentados.

Seguir leyendo »