eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Un pueblo exhausto

54 Comentarios

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias durante ronda de consultas para la investidura

"La miré sin comprender, aunque como un nadador solitario y exhausto la verdad poco a poco se fue abriendo paso en el mar negro de mi ignorancia"

Roberto Bolaño

Seguir leyendo »

De nuevo ante el vacío

Congreso de los Diputados.

Más allá del discurso de las culpas, que ojalá se agote pronto porque no lleva a parte alguna, el horizonte político español sigue marcado por la misma incógnita que existía hace cuatro meses, o hace cuatro años. La de cómo se puede lograr la estabilidad, siquiera durante dos o tres años. Ninguna de las hipótesis sobre los resultados del 10 de noviembre la despeja. Tras las elecciones se podría volver perfectamente a las andadas del periodo esperpéntico que empezó el 28 de abril. Y terminar igual de mal.

Aunque todo indica que ese es el panorama general, en las últimas semanas algunas novedades lo han modificado parcialmente. Las más destacables son las tres siguientes: 1) Un pacto entre las dos izquierdas, el PSOE y Unidas Podemos, ya no es posible y no parece que vaya a serlo en el futuro previsible; 2) Ciudadanos ha dejado de ser bajo cualquier concepto una referencia de centro equilibrador; 3) La ultraderecha ha perdido sus opciones de ser un actor principal en la escena. A eso habría que añadir una confirmación: los partidos nacionalistas catalanes están fuera del juego político español y nada puede sustituirlos a la hora de cumplir la función decisiva que desempeñaron durante varias décadas.

Esos factores, cada uno en su medida, están en la base de lo que se ha venido a llamar "bloqueo" y que no es sino la incapacidad de la realidad política española para asumir el fin del bipartidismo, es decir, el protagonismo de nuevos actores independientes en las grandes decisiones, la primera de las cuales es la formación del Gobierno. La actitud de los dos partidos tradicionales, el PSOE y el PP, sigue siendo sustancialmente la misma de siempre en lo que se refiere a la conquista del poder: ambos consideran que ese es asunto suyo. Y la de los nuevos, Unidas Podemos y Ciudadanos, sigue demasiado marcada por el espíritu que animó su éxito inicial: el de sustituir a su referente antagónico en el protagonismo de la izquierda y en la derecha, el PSOE y el PP respectivamente.

Seguir leyendo »

"La voz más alta". Una victoria del #MeToo que también es del periodismo

Cartel promocional de 'La voz más alta'.

El pasado 12 de agosto se puso a disposición de las audiencias de Movistar el último de los episodios de la miniserie 'La voz más alta', un biopic sobre Roger Ailes. Fallecido en 2017, con 77 años, Roger Ailes fue el fundador de Fox News, canal de ideología ultraconservadora soporte de presidentes como Nixon, Reagan, Bush o Trump. Pero su carrera terminó tras varias denuncias de abuso sexual. Es sobre esto último sobre lo que más se han centrado los análisis y críticas de la serie, por eso yo me centraré en destacar la forma en que revolucionó la televisión y la comunicación política. Porque Ailes estuvo detrás de las campañas que llevaron al poder a los últimos presidentes republicanos.

La serie de Movistar se basa en el libro del periodista Gabriel Sherman 'The Loudest Voice in the Room', publicado en 2014 para el que entrevistó a más de 600 personas relacionadas con el directivo de Fox.

Roger Ailes descubre en 1996, cuando toma el control del canal de noticias de Fox, la clave del éxito en la televisión de información política: apelar a las más primitivas emociones patriotas, promover la ira contra el adversario ideológico, mentir descaradamente, utilizar la máquina del fango contra los políticos enemigos, abandonar cualquier criterio periodístico para trabajar en connivencia con el poder político y utilizar solo analistas a medida de tu ideario. "No seguimos las noticias, creamos las noticias", deja claro ante sus periodistas.

Seguir leyendo »

¡No nos representan! ¿No nos representan?

56 Comentarios

 Oigo por aquí a mucha gente harta, aburrida, enfadada, que ante el bloqueo político y la repetición de elecciones recuperan un grito de hace ya ocho años: "¡No nos representan!". Incluso les oigo decir que haría falta convocar de inmediato "otro 15M". Vale, pero ya les aviso de que tengo todas las tardes ocupadas en los próximos diez años: si convocan otro 15M, no me llamen, gracias.

No digo que no haya motivos para ese hartazgo, aburrimiento, enfado: cuatro pasos por las mismas urnas en cuatro años; además de siete visitas a Zarzuela de candidatos, tres investiduras y dos mociones de censura. Normal que te salga gritar que "¡no nos representan!"

¿No nos representan? Pues no lo sé. Voy a dudar un rato en voz alta.

Seguir leyendo »

Nuevas elecciones, la carrera interminable

32 Comentarios

Sánchez abandona Zarzuela tras reunirse con el rey

Exhaustos llegamos a la convocatoria de nuevas elecciones. Una decisión previsible a la vista de cómo transcurría el proceso, de la que hemos hablado tanto que ha exprimido hasta el tuétano los argumentos. Y las consecuencias que cabe esperar. Nos quedan los estados de ánimo y las realidades que subyacen. Un escenario donde, en servicio al establishment, se huye de la izquierda aunque lo manden los votos. Y en el que la principal característica de los líderes políticos -salvo escasas y relativas excepciones- es la mediocridad.

Verán, me dormí y me desperté de forma intuitiva con la imagen de la carrera por la playa en Carros de fuego, la mítica película de 1981 encumbrada a la gloria por la música de Vangelis. Pies desnudos sobre la arena y el agua, que siguen después por pistas regladas y salvan obstáculos y continúan corriendo. Con placer o con dolor. El esfuerzo y el talento, la pugna. Duelo épico y bélico. Hombres solos, como solía suceder. Los atletas británicos de Carros de fuego llevan varias décadas desplazándose al ritmo acelerado del salto de sus pies. Con una meta: el éxito, quizás la conquista. Forrest Gump, en cambio, echó a correr un día simplemente para huir, para olvidar. Sin rumbo. Sin tiempo.

Llevamos en España 5 meses corriendo, sin avanzar. Desde el 28 de abril. No, desde que empezó aquella carrera. No, desde que hubo un cambio de gobierno por procedimiento excepcional y absolutamente justificado. No, desde 2016. No, desde 2015. Con las navidades encima, los turrones en la mochila y un plumífero por si acaso. Hemos atravesado nieves, vientos, brumas, lluvias, calor sofocante, dulces primaveras y cálidos otoños. Alcanzamos una meta y se desmorona. Se impone volver a emprender la marcha, llegamos y se cae también. Y otra, pero se aleja conforme nos acercamos y hay que continuar corriendo. La carrera interminable, mientras se orillan los problemas de la gente común.

Seguir leyendo »

Violencia machista con cinco víctimas

José Luis Abet, el autor confeso del triple asesinato de su expareja, su exsuegra y su excuñada, a su llegada este martes al juzgado de Caldas de Reis (Pontevedra) EFE/Óscar Corral

Esta vez han sido cinco las víctimas de violencia machista con un solo asesino. De una tacada tres asesinadas y dos víctimas más.

El criminal confeso, José Luis Abet, asesinó a su ex mujer, a la madre de su exmujer y a la hermana de su exmujer; lo hizo todo delante de sus dos hijos, de siete y cuatro años.

La contabilidad oficial nos hablará de una víctima de violencia machista: la que fue la mujer del asesino y madre de los dos testigos de la matanza.

Seguir leyendo »

Rivera salta a la cancha en los minutos de la basura

38 Comentarios

Albert Rivera y dos de sus colaboradores, a su llegada este lunes a una reunión con Casado para hablar de su propuesta de abstenerse en una investidura de Sánchez.

En el baloncesto se les llama minutos de la basura. Y es ese tiempo que resta cuando el partido ya está decidido, descansan los titulares del equipo y saltan a la cancha los suplentes para foguearse. A fin de cuentas, el resultado está ya sentenciado. En la política española, asistimos también en estas horas de ronda de consultas del rey con los portavoces parlamentarios, antes de proponer un candidato para la investidura o disolver las Cortes Generales, a un tiempo de relleno que Albert Rivera ha decidido usar en beneficio propio. Probablemente no con intención de resolver el partido, sino de empezar a dibujar ya la que será su próxima campaña.

El líder de Ciudadanos pudo ser titular del equipo porque los 57 escaños que obtuvo tras las generales sumaban mayoría absoluta con los 123 del PSOE, pero eligió quedarse de suplente tras su veto a Pedro Sánchez y negarse incluso a reunirse con el candidato del PSOE. El presidente del Gobierno en funciones era, a su entender, el "jefe de una banda" que quería perpetrar un "plan" del que forman parte Arnaldo Otegi (EH Bildu) y el president de la Generalitat, Quim Torra, y cuyo único objetivo era liquidar España. Ahí es nada.

Cuestionado dentro y fuera de su partido, Rivera se ha dado cuenta demasiado tarde de sus errores. Y en un impostado alarde de estadista se ha descolgado con una propuesta al PP para que ambas formaciones se abstengan ante una investidura de Sánchez, siempre y cuando el socialista acepte tres condiciones: romper con Bildu en Navarra, planificar la activación del 155 en Catalunya y no subir los impuestos a familias y autónomos.

Seguir leyendo »

Ascensión Mendieta: esa gigante civil que dio a todos los gobiernos lecciones de dignidad

35 Comentarios

Familiares de Timoteo Mendieta acuden al cementerio con flores para honrarle

Ascensión Mendieta (1925-2019) aguardaba sentada junto al nicho del Cementerio Civil de Madrid, en el que estaba a punto de ser enterrado su padre, Timoteo, un sindicalista asesinado por la represión franquista, el 15 de noviembre de 1939, identificado casi ochenta años después. Aunque no se publicitó la hora del entierro, cientos de personas aparecieron para acompañarla en ese momento. Había pasado muchos años luchando, muchos gobiernos democráticos para los que ella fue insignificante, muchos menosprecios parlamentarios, como el de Rafael Hernando, y toda clase de obstáculos que consiguió sortear gracias a un amor y una dignidad que la hicieron invencible ante todos los impedimentos que se interponían a su deseo de dar una sepultura digna a su padre.

Cuando el ataúd con los restos genéticamente idenficados de Timoteo fue depositado en el nicho, estalló en la garganta de Ascensión un grito terrible, un profundo lamento que llevaba setenta y seis años incrustado bajo uno de sus pulmones, enquistado por un duelo nunca elaborado, por el transcurso de lustros repletos de abandono institucional, en los que la familia fue muriendo y depositando en ella la responsabilidad de dar nombre y digna sepultura a los restos de su padre.

Timoteo Mendieta le fueron a buscar a casa después de comer. Su participación sindical le había puesto en el punto de mira de los fascistas de Sacedón. Llamaron a la puerta y una niña de trece años, Ascensión, la abrió y cuando preguntaron por él señaló la habitación en la que estaba durmiendo la siesta. Se llevaron a Timoteo por la fuerza y lo encerraron en la cárcel de Guadalajara hasta el día en que lo sacaron para asesinarlo y lo enterraron en una fosa común.

Seguir leyendo »

La navaja "amiga" de Dña. Cayetana

22 Comentarios

Cayetana Álvarez de Toledo, portavoz del PP en el Congreso de los Diputados

La pasada semana, en una entrevista de radio dirigida por Federico Jiménez Losantos y participada por más personas, la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, se refirió a la "tibieza" del PP vasco ante el nacionalismo y al "fracaso" de ese proyecto. Palabras muy duras y, desde luego, osadas e imprudentes –no sé si también ignorantes– desde varios puntos de vista.

De un lado, desde la visión del PP del País Vasco, que este fin de semana ha celebrado una Convención y que, obviamente, necesita tranquilidad y unidad, como cualquier otra fuerza política, máxime en momentos previos a unas hoy por hoy inminentes elecciones generales. Así, la respuesta recibida en este acto ha sido unánime contra las declaraciones en cuestión, con dos argumentos esenciales: uno, el recuerdo de los duros tiempos que la militancia del PP en Euskadi ha pasado "jugándose la vida" y, el otro, la apelación a la historia y a la Constitución, sin duda en relación con la previsión de su Disposición Adicional Primera, relativa al respeto a los derechos históricos de los territorios forales.

No se sabe –yo no, al menos– qué quiso decir la portavoz al referirse a la "tibieza" ante el nacionalismo. Ni se sabe lo que, en su mente, significa tal tibieza ni tampoco lo que entiende por nacionalismo. 

Seguir leyendo »

Que cada palo aguante su vela

74 Comentarios

El rey Felipe VI y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, en una reunión anterior.

El rey no habla. El rey escucha. No es un mediador que pueda intervenir para intentar que quienes son los protagonistas políticos del proceso de investidura se pongan de acuerdo. La pretensión de Pablo Iglesias de que el rey, tras oírlo a él, intente convencer a Pedro Sánchez de que acepte formar Gobierno en los términos propuestos por Unidas Podemos es política y constitucionalmente disparatada. Es una expresión de hasta qué punto la ansiedad con que está viviendo la investidura, a la que me refería hace unos días desde otra perspectiva, le está nublando el cerebro. Ni al partido más inequívocamente dinástico se le ocurriría reconocer al rey la facultad que Pablo Iglesias le atribuye.

El rey tiene que limitarse a escuchar y, una vez finalizadas todas las audiencias, tiene que hacer una propuesta a través de la presidenta del Congreso de los Diputados, que es la autoridad que refrenda el acto del monarca. En mi opinión, el rey no debe informar a ninguno de los líderes a los que recibe en el trámite de audiencia de cuál va a ser la propuesta que hará llegar a la presidenta del Congreso de los Diputados. El rey no "invita" a ningún líder político a ser candidato a la investidura. En consecuencia, nadie puede "declinar" la invitación, como hizo Mariano Rajoy tras las elecciones de diciembre de 2015. El rey "propone" y el candidato propuesto es informado por la presidenta del Congreso de los Diputados, a fin de que, en ese momento, decida si acepta o no acudir al Pleno del Congreso de los Diputados para el debate de investidura. El interlocutor del candidato propuesto por el rey es la presidenta del Congreso. Es a ella a la que el candidato propuesto tiene que responder si acepta o no el encargo del rey.

La propuesta del candidato por el rey y la aceptación o no de la misma no es un acto privado, sino un acto público y solemne. Entre el primero y el segundo se interpone la presidenta del Congreso de los Diputados, que es constitucionalmente la figura decisiva. Cuando el proceso de investidura no es problemático, como ocurrió con todos los que tuvieron lugar en el reinado de Juan Carlos I, este carácter público y solemne del acto pasa desapercibido para la opinión pública. Cuando es problemático, ocurre todo lo contrario. En el acto tiene que hacerse visible que se respeta escrupulosamente lo que la Constitución dispone.

Seguir leyendo »