eldiario.es

9

La crisis climática avanza hacia los escenarios más inquietantes

Glaciar.

A menudo asociamos el concepto calentamiento global con la subida homogénea de la temperatura en todo el planeta. Sin embargo, una de las previsiones más inquietantes del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por su sigla en inglés) es la que alerta de un posible descenso de las temperaturas, de moderado a muy brusco, en el sur de Europa por el deshielo del Ártico. 

El investigador del cambio climático Peter Wadhams, Catedrático de física de los océanos de la Universidad de Cambridge, predijo en 2012 que, con los datos recogidos en los observatorios del Atlántico Norte, el calentamiento del clima podría provocar la fusión estival de la capa de hielo ártico antes de 2020. Su previsión ha estado muy cerca de cumplirse: el Ártico se está derritiendo, aunque lo cierto es que todavía no ha llegado a fundirse por completo.

Algunos compañeros de Wadhams sitúan la fecha de su total derretimiento estival en 2030. Otros la alargan hasta 2050. Pero de lo que no cabe duda es que el retroceso del hielo ártico está en marcha, es irreversible y su total disolución acontecerá más pronto que tarde.

Seguir leyendo »

Esta España descentrada

José Manuel García Margallo.

Leo que un señor muy solemne y muy ridículo que fue ministro en un gobierno del PP dice que el que pretende armar Pedro Sánchez con Pablo Iglesias estará lleno de "comunistas" y "bolcheviques" y que eso debe ser evitado con una maniobra que denomina "gobierno de salvación nacional".

Lo que vienen protagonizando de forma tan personalista Sánchez e Iglesias desde hace cuatro años, con una nueva entrega hace seis meses y ahora esta nueva escena de salón tendrá muchos nombres como "personalismo" o "inmadurez", pero visto el acuerdo genérico inicial no merece llamarse gobierno de izquierdas. Lo de "progresista" tampoco, pero habrá que reconocérselo tras las bárbaras barbaridades que aúllan tantos medios de intoxicación, que no comunicación, de esa derecha que es toda ella extrema. Porque la vida pública española, encerrada en unos medios de comunicación carentes de profesionalidad y de ética y que actúan como sicarios de un capital financiero que vive del estado devorándolo, está situada en la extrema derecha.

No es raro que individuos que ocupan puestos en la administración y se dicen "socialistas" hablen como falangistas, porque todo es un mismo espacio ideológico. Lo que acaba de decir ese señor Margallo lo podrían firmar afiliados ahora al PSOE o que lo fueron hace un tiempo.

Seguir leyendo »

Hacer dudar. Meter miedo. Matar al vecino

30 Comentarios

La construcción social de la realidad tiene poco que ver con los hechos y es la visión sobre la que basamos nuestro conocimiento del mundo, de nuestro país, de todas aquellas situaciones que nos afectan en la vida cotidiana. Una serie de noticias, propaganda, publicidad, artimañanas, efectos y visiones que transmiten al ciudadano una visión parcial, sesgada y limitada de la realidad social sobre la que sustentar sus decisiones políticas y humanas. El sustrato sobre el que actuar para cultivar el miedo.

La duda. En política importa más la percepción que la realidad. Por eso los partidos posfascistas no tienen ninguna intención de ser rigurosos con la información y los datos. Su único objetivo es plantar la duda, copar los debates y conseguir alimentar los sesgos racistas, machistas y xenófobos para que aquellos pensamientos ocultos y vergonzantes sobre lo extraño prendan. Establecer un elemento de miedo y peligro en la percepción ciudadana para a partir de ahí dejar que los mecanismos de protección y de supervivencia empiecen a operar.

La victimización. El paso previo al odio es la aparición en el interfecto de la caracterización de víctima. No importa ser el que maneja un discurso agresor, violento e intolerante. Es necesario verse a sí mismo como una víctima de la alteridad, de aquellos elementos que conforman la propia situación de víctima. Esa victimización es promovida por los discursos posfascistas como paso ineludible para la deshumanización del adversario y posteriormente su represión.

Seguir leyendo »

El ruido y la furia

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, durante la firma del preacuerdo para un Gobierno de coalición.

"Los que pueden actúan, y los que no pueden, y sufren por ello, escriben".
William Faulkner

Vivimos en el ruido.
Vivimos en el ruido de los que sólo quieren provocar y después mantener la furia hasta que salten por los aires los principios más ilustrados sobre los que hemos podido fundar nuestra convivencia.

Todo ayuda para el ruido. Ayuda la tecnología manipulada, la falta de sentido crítico, la confusión, la formulación de problemas falsos y la avalancha de soluciones inservibles por simples y por engañosas. El ruido de los antisistema, que amenazan con el coco de los comunistas y asustan a las abuelas y a los pusilánimes con el miedo a que sus menguados depósitos y sus demediadas pensiones sean consumidas por la rapacería de las izquierdas radicales mientras el capital ríe despiadado de la situación en la que ha sido preciso sumir a las clases medias para mantener su irrefrenable ansía.

Seguir leyendo »

Por qué millones de personas votan contra sus intereses

92 Comentarios

Simpatizantes de Vox celebran su victoria en las elecciones andaluzas

Han llegado 52 de ellos al Congreso, dos al Senado y pueblan, con marcada influencia, destacadas Comunidades Autónomas y Ayuntamientos como en Andalucía y Madrid. Son unos pintorescos ejemplares que han sabido unirse en la corriente ultraderechista que, en España, bebe del franquismo y de un nacionalismo carpetovetónico en su mejor definición. Una España profunda enfrentada a todo influjo foráneo, según la RAE.

Tres millones y medio de personas les han votado en las elecciones generales. A la ultraderecha nata. Y otros seis millones y medio a PP y Cs. El excelente estudio de datos cruzados de Raúl Sánchez en eldiario.es permite constatar reveladores hechos. Vox subió en los vecindarios situados en el 10% más pobre de España (y a costa de PP y Ciudadanos). Los ricos tienen mucho más claro quiénes defienden sus intereses. El 1% más rico de España vota masivamente (75%) a la derecha. "A más pobreza, mayor abstención. A menor nivel educativo, mayor abstención. A más desinformación, mayor abstención”. De ahí la estrategia de la derecha: la crispación. Así lo resumía, aquí, Ignacio Escolar.

¿Por qué hay tantas personas que votan en contra de sus intereses? Es algo que me pregunto desde hace muchos años. Y recientemente, todavía más, si no prevén siquiera qué futuro les espera por ese camino. Permítanme que empiece por aquí. Por este muchacho mexicano que ha cosechado enorme éxito en las redes. Basado en hechos exactos o no, felicita a un pobre anciano que reparte comida en Distrito Federal para UberEats. Es mayor, se pierde y tarda en llegar, pero es amable y muy meritorio… trabajando en tan precarias condiciones a su edad.

Seguir leyendo »

España, explicada a un niño de primaria

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firman su acuerdo de Gobierno

Las audiencias para el proceso de destitución del presidente de Estados Unidos me hicieron sonreír esta semana. No porque crea que Donald Trump está erosionando la democracia en todo el mundo, que también, sino por cómo explicó el impeachment el podcast del Daily. Mike Schmidt, veterano reportero de asuntos de seguridad nacional, contestaba a las preguntas de Leo, un niño de tercero de primaria de New Jersey.

"¿Cuánta gente escucha las llamadas del presidente?" "¿Qué significa quid pro quo?" ¿El denunciante es un chico o una chica?" "¿Qué son las audiencias?"

Con palabras simples y mucho respeto, Schmidt desgranó lo que se sabe hasta ahora de la llamada de Trump al presidente ucraniano y lo básico del proceso que empieza ahora en el Congreso. Para que lo entienda un niño de ocho años, pero también cualquiera de los millones de oyentes que por muy informados y sofisticados que sean se han perdido voluntaria o involuntariamente en los debates.

Seguir leyendo »

Alerta anticarcas

22 Comentarios

Vox está difundiendo que "la violencia de género no existe", que "es un invento político", que "hay muchas denuncias y cifras falsas" o que "el feminismo es cáncer". Cuando alguien ose blanquear la gravedad de estos discursos, que piense en el daño que hacen a nuestra convivencia. La extrema derecha está extendiendo este veneno, señalando a las mujeres, haciendo gala de su machismo, sembrando dudas sobre las víctimas, desprestigiando el trabajo de quienes trabajan para combatir esta lacra.

Vox, que se llena la boca de lucha contra el terrorismo, está relativizando el terror de tantas mujeres que sufren el acoso, la violencia, el asesinato a manos de sus parejas o exparejas que las matan. A ellas. En lo que va de este año, llevamos más de medio centenar de víctimas. Superamos la cifra del año anterior. Es una losa que un país debiera combatir trabajando todos a una. Aquí, la extrema derecha está difundiendo mentiras con la condescendencia de socios políticos y de quienes se lo toman como un discurso más.

Vox se llena la boca de patria, pero hay compatriotas que están siendo asesinadas y la extrema derecha hace demagogia con esta causa. Hay que protegerlas, sí, porque en gran número las matan a ellas. Por eso, nos dotamos de una ley que no es ninguna discriminación, sino una iniciativa para amparar al eslabón más débil, que son las mujeres a las que están matando por decenas cada año. Más de un millar con los datos desde 2003. No son un número inventado, ni una estadística falsa. Son casos que indican que hay que combatir el machismo y su violencia, que las mata.

Seguir leyendo »

Supercopa en Arabia Saudí, dinero en caja sin complejos

Salman bin Abdelaziz, rey de Arabia Saudí.

Hay ocasiones en las que el poder del dinero es tan visible que, como ha ocurrido al darse a conocer que la Supercopa de España de fútbol se va a celebrar en Arabia Saudí, casi sobra cualquier explicación. Pero dado que los dirigentes de la Real Federación Española de Futbol (RFEF) se han empeñado en añadir el insulto a la desvergüenza, parece necesario salir al paso de los forzados argumentos que han utilizado para "vender" a la opinión pública su decisión de celebrar dicha competición en suelo saudí durante los próximos tres años.

Así, en su afán por responder a las críticas que inmediatamente han surgido por tratar con uno de los regímenes más desacreditados del planeta, han considerado que se trata de "opiniones creadas". Como si no fuesen hechos sobradamente contrastados que en Riad se localiza el más rigorista ejemplo del islam suní (el wahabismo), que, por un lado, niega derechos no solo a las mujeres sino al conjunto de unos súbditos educados obligatoriamente en la sumisión total al gobernante (por muy arbitraria que pueda ser su conducta) y, por otro, está en la base misma del salafismo y el yihadismo que tantos dolores de cabeza sigue produciendo de la mano de Al Qaeda, Dáesh y tantos otros grupos terroristas. Como si no fuera cierto que Arabia Saudí es uno de los más preocupantes ejemplos de violación sistemática de los derechos humanos y uno de los principales ejecutores de penas de muerte. Como si no existiesen casos tan macabros como el del periodista Jamal Khashoggi o tan brutales como el recurso a la fuerza generalizado en el conflicto de Yemen, donde la crisis humanitaria se añade a la barbarie de una campaña militar para la que no se adivina final. O como si, en definitiva, no destacara la satrapía saudí, primera importadora de armas a nivel mundial, entre los regímenes menos interesados en promover los valores democráticos.

No se han atrevido los dirigentes de la RFEF, sin embargo, a defenderse con el recurrente "fútbol es fútbol y no hay que mezclarlo con la política”, quizás porque en el último momento se han dado cuenta de que son precisamente ellos mismos, con la colaboración interesada de los dirigentes y los jugadores de los cuatro equipos que van a participar en el espectáculo, los que se han encargado de hacerlo. Hay que estar muy engreído para creer que por el mero hecho de firmar un contrato con Riad para organizar unos partidos en su territorio van a moverse un solo milímetro los fundamentos de un sistema de poder tan autoritario y personalista. Hay que estar muy voluntariamente ciego para no ver que aun en el hipotético caso de que finalmente las mujeres (queda por ver qué mujeres llegarán a acercarse a los estadios) puedan mezclarse con los hombres en las gradas, seguirán estando igualmente sometidas a un poder arbitrario que sigue encarcelando a las que pretenden alcanzar algún día esa lejanísima igualdad de derechos. Y más penoso aún es el intento por acabar de defenderse con el anuncio de que se ha firmado un principio de acuerdo (es decir, nada) para poner en marcha una academia de fútbol femenino. Todo ello mientras ese mismo régimen da a conocer en esos mismos días que el feminismo, junto a la homosexualidad y el ateísmo, son ideologías "extremistas", y, por tanto, condenables y perseguibles.

Seguir leyendo »

Independencia o barbarie

25 Comentarios

Adriana Lastra y Gabriel Rufián, durante su reunión del jueves.

Liliana Segre. Jorge Semprún, Natalia Ginzburg, Giorgio Bassani, Angelika Schrobsdorff, Primo Levi, Agota Kristof y tantos otros escritores y escritoras a los que debemos recurrir para recordar el drama que vivió Europa el siglo XX. Revivir el humo. Ese "olor extraño, insólito, obsesivo" que ahuyentó a los pájaros. El olor de los hornos crematorios de Buchenwald que describe Semprún en las primeras páginas de La escritura o la vida. Esas primeras líneas estremecen una y otra vez. Dificultan la respiración. Vuelvo a pensar en ellas cuando leo que en Italia Liliana Segre, senadora vitalicia de 89 años, una de los 25 supervivientes a la masiva deportación de 776 menores de 14 años a Auschwitz en los cuarenta del siglo pasado, tiene que llevar escolta desde inicios de noviembre por las amenazas que recibe. 200 mensajes intimidatorios diarios que se intensificaron desde que se aprobó a iniciativa de Segre en el Senado italiano una comisión parlamentaria para combatir el odio, el racismo y el antisemitismo. La derecha se abstuvo. Los fantasmas del siglo XX vuelven a tomar cuerpo. Lentamente. Pero sin freno. Salvini ha sido apeado del poder, de momento. Pero el virus ya está inoculado y sigue avanzando. El desamparo de una parte cada vez mayor de la población, los miedos, el paro, las incertidumbres que provoca revolución tecnológica y la ausencia de esperanza de una parte de la población son aprovechados por la extrema derecha con discursos simples y emocionales de alta efectividad. La Lega acaba de arrasar en Umbría, feudo de la izquierda durante 50 años, con una victoria aplastante de 20 puntos por encima de la alianza entre 5 stelle y el PD. El escenario es terrible. Italia siempre marca el camino. Vuelve el odio.

Los 52. El resultado del 28 abril nos hizo pensar que España estaba a salvo. ¡Viva España! dijimos cuando constatamos que la extrema derecha de Vox sólo había recibido el 10% de los votos. 9 de cada diez votantes se oponían a la receta del odio, de machismo, de fascismo. Pero la negativa de Pedro Sánchez a pactar un gobierno de coalición con Pablo Iglesias, el veto al líder de Podemos, las temidas noches de insomnio del líder socialista nos llevaron al bloqueo y a la repetición electoral. Nos despertamos del sueño de abril con el fascismo como tercera fuerza política en España. Sánchez sacó a Franco del Valle de los Caídos, pero su profunda irresponsabilidad provocando la convocatoria electoral abrió de par en par las puertas del Congreso al fascismo. 52 diputados. Fue una temeridad permitir que hubiera elecciones justo después de la sentencia del procés, con una nueva recesión económica acechando y el hastío ciudadano con la clase política creciendo sin parar. El temblor ha sido tan profundo que Sánchez ha dado un giro de 180 grados y ha hecho posible lo que era imposible. Porque efectivamente, como dijo Pablo Iglesias durante la noche electoral, se duerme peor con 52 diputados de Vox que con ministros de Podemos. Así ha sido y finalmente ha habido entendimiento entre PSOE y Podemos. Allí donde había insomnio ahora hay un proyecto ilusionante. Sólo hizo falta una hora para apuntalar el acuerdo. Un acuerdo ahora pendiente de recabar suficientes apoyos en el Congreso para que sea una realidad.

La celebración. Si la victoria de Vox fue chocante, la alegría en los cuarteles de Junts per Catalunya por el resultado electoral fue impactante. Como si el auge de la extrema derecha no fuera con ellos, la candidata Laura Borrás y el president de la Generalitat, Quim Torra, se mostraron eufóricos por haber conseguido un diputado más (aun siendo tercera fuerza política). O es que quizás los 52 diputados ganados por la extrema derecha sí que son una buena noticia para aquellos que propugnan e incentivan el cuanto peor, mejor. La recuperación del autogobierno, la restitución de las libertades y la lengua costaron demasiado para que ahora una parte del independentismo sea, como mínimo, indiferente al crecimiento del fascismo. O creen que esa república catalana imaginaria con la que llenan sus discursos los hace inmunes a la amenaza de la extrema derecha. O su irresponsabilidad y cinismo es de tal magnitud que se atreverán a votar con la derecha y la extrema derecha contra el acuerdo de gobierno de Sánchez y Iglesias. Mientras tanto, los CDR, en la misma línea, amenazan con seguir bloqueando Catalunya si no se cumplen sus exigencias. "O independencia o barbarie". De Junts per Catalunya y los tutelados por Waterloo poco se puede esperar. De la CUP, tampoco. Pero de ERC, sí. Ahora es el momento en el que sabremos en qué lado de la balanza se sitúan los republicanos. O apoyo a la investidura, exigiendo, por supuesto, el fin de la judicialización del conflicto catalán y la apuesta por el diálogo (incluido ya en el acuerdo PSOE-Podemos), o terceras elecciones. Demos por seguro que los de ERC sufrirán el acoso y derribo del independentismo fanático, que serán acusados de traidores por Elisenda Paluzie, presidenta de la ANC, y otros tantos que anhelan el caos. Pero Catalunya es mucho más que eso. Estoy segura de que los líderes de ERC no desaprovecharán la oportunidad para mostrar que su giro al pragmatismo y la renuncia al maximalismo es una realidad. Hacer lo contrario sería una temeridad.

Seguir leyendo »

La que lo tiene mal de verdad es la derecha

35 Comentarios

Pablo Casado, presidente del PP.

De la misma manera que era arriesgado dar por hecho que el PSOE y Unidas Podemos pactarían tras el 28 de abril, no es aún seguro que Esquerra se abstenga en la investidura de Pedro Sánchez. Pero parece probable que lo hará. Si eso ocurriera se abriría una nueva etapa de la política española. Que si durara, y no está escrito que no pueda durar, mejoraría bastante la situación actual. Entre otras cosas porque la derecha desempeñaría un papel muy secundario en ella y en ninguna circunstancia, salvo la de una catástrofe, podría imponer nada.

Sobre las razones de Esquerra para hacer posible un gobierno PSOE-Unidas Podemos se ha dicho mucho en las últimas horas. Lo más contundente es que unas terceras elecciones configurarían la situación ideal para una victoria de los partidos que tienen posiciones más extremistas con respecto a la crisis catalana y que eso es lo último que quieren Oriol Junqueras y los suyos. Los impedimentos para dar ese paso también han sido sobradamente expuestos. El que los condensa casi todos es que un apoyo, por indirecto que sea, al nuevo gobierno de Madrid sería un argumento contundente para que los rivales independentistas de Esquerra, con Carles Puigdemont a la cabeza, impidieran su previsto triunfo en las futuras y no muy lejanas elecciones catalanas.

¿Qué va a pesar más? Da la impresión que lo primero y que, por tanto, las conversaciones que están teniendo lugar entre Esquerra y el PSOE, y seguramente también Unidas Podemos aunque de estas no haya noticia, tienen por objeto encontrar la fórmula para que ambas partes queden lo mejor posible ante sus respectivos públicos. Y lo más probable es que esa fórmula no contenga compromisos específicos, sino más bien intenciones. Lo cual tampoco será pequeña cosa.

Seguir leyendo »