eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Los "bien comidos" y los "deficitarios educacionales"

Una mujer y dos bebés mellizos en el Open Arms.

El nivel de miseria humana puede medirse con un tuit como el de Marcos de Quinto, diputado de Ciudadanos, en el que se refirió a "los pasajeros bien comidos del Open Arms". El nivel de chulería, con su respuesta a la avalancha de repulsa en redes que esas palabras provocaron: "No es agradable tener que soportar continuamente a tanto deficitario educacional". Miras las imágenes de la cubierta de ese barco, esas personas tendidas en el suelo que no tienen bajo sus pies, esos niños cuya primera experiencia vital es ya casi un naufragio, esas mujeres que cuentan cómo fueron violadas, y no puedes imaginar palabras para reflejar la inmundicia moral que superen las del diputado, oficialmente, más rico de la Cámara y, presumiblemente, de su historia.

Su nivel de violencia y falta de respeto queda patente en este otro tuit: "No, pedazo de cretino, troll de mierda: soy un diputado al que ha votado mucha gente para que no se deje achantar por gentuza como vosotros y para que trabaje por un país mejor donde basura como tú desaparezca de las RR.SS. Tú sigue votando a izquierda". Obviamente, hay mucha gente como Marcos de Quinto, gente que ha votado a Ciudadanos para que gente como Marcos de Quinto hable en su nombre en el Congreso de los Diputados. Pero De Quinto se ha escudado en los votantes para justificar su grosería y, sobre todo, su falta de empatía, de respeto a los derechos humanos, de sentido de la justicia, su lengua envenenada de crueldad. Cabe preguntarse por qué esos votantes han elegido gente así para estar representados en los órganos más altos del ordenamiento democrático, como es un escaño en el Congreso de los Diputados, y qué piensan ahora de esa representación. ¿Piensan los votantes de Ciudadanos que las personas que han vagado como apestados por las aguas del Mediterráneo son "pasajeros bien comidos"?

El problema es que una formación política haya aupado a alguien como Marcos de Quinto (quien, por cierto, se presenta en su cuenta de Twitter como 'Pirata. Navego sin bandera', qué doloroso juego de palabras) hasta el Congreso de los Diputados. Ciudadanos ha metido en su saco a todo aquel que ha considerado conveniente, lo cual es lógico. Lo relevante es el criterio con el que lo ha hecho, a quiénes y por qué. Este fichaje estrella de Albert Rivera, que solo se concibe para que pueda representar en las instituciones políticas a grandes empresas como Coca-Cola (de la que es ex vicepresidente mundial y cuyo ERE impulsó), ha llegado a avergonzar con sus declaraciones sobre el Open Arms a compañeros de su partido, como el concejal por Las Palmas Javier Amador, quien ha pedido a Ciudadanos que "desautorice públicamente" al cargo electo ricachón. Ese extremo -la fortuna de De Quinto- y las influencias y contactos que comporta, son seguramente la única razón por la que Rivera impulsó políticamente a un hombre capaz de expresarse así sobre los pasajeros del infortunio. De Quinto, el hombre de las numerosas propiedades (los chalés en Madrid y Málaga, los pisos de Nueva York y Lisboa, las fincas, las naves industriales) y los 20 vehículos (dos Porches, dos Harleys, un velero…). Si al menos lo disfrutara sin ofender a quienes no tienen nada.

Seguir leyendo »

Nuestra mente juega en contra para enfrentarse a los 'deepfakes'

La película '1984'

A finales de 2017, el usuario Deepfakes publicó en la red social Reddit los resultados de un programa de inteligencia artificial que reemplazaba, de forma realista, los rostros de unas personas por otras. No era la primera vez que se hacía. Anteriormente, películas como Rogue One: una historia de Star Wars ya habían usado técnicas similares para mostrar la cara de una joven Carrie Fisher en otra actriz que interpretaba a la princesa Leia.

La diferencia es que Deepfakes desarrolló y empleó un software para implantar las caras de actrices famosas como Gal Gadot y Daisy Ridley sobre actrices de pornografía, creando vídeos sexuales en los que, aparentemente, estas celebridades participaban. Su ocurrencia popularizó unas herramientas accesibles para prácticamente cualquiera con una conexión a Internet, mínimos conocimientos informáticos y un ordenador sin grandes prestaciones. Manipular un vídeo para suplantar personas nunca había sido tan fácil, ni tan realista. El popular vídeo del falso Barack Obama ya nos mostraba en 2018 lo que eran capaces de hacer programas basados en inteligencia artificial, entrenados para sustituir caras:

Seguir leyendo »

Tenemos que hablar de Salvini

En la habitación europea se ha colado un elefante del cual nadie parece querer hablar. Se trata de Matteo Salvini, pinchahimnos playero, líder ultra de la ultra Liga, ministro del Interior italiano y el hombre que abre y cierra los puertos azurros cuando le sale de sus partes sin que, aparentemente, sus socios de gobierno del antes destemido e iconoclasta Movimiento Cinco Estrellas, los intocables jueces o los circunspectos señores y señoras que mandan en Bruselas y en las cancillerías europeas, antes tan valientes con los pobres griegos, puedan hacer nada salvo lamentarse y llorar por las esquinas; como los niños a quienes les quita la merienda el abusón durante el recreo. 

Ese paquidermo macarra y tan poco acostumbrado a trabajar y ganarse el pan con el sudor de su frente, como nuestro pinchahimnos nacional Santiago Abascal, tiene hoy casi todas la papeletas para convertirse en el jefe del Gobierno de uno de los cuarto grandes de la UE. Pese a la inminencia del peligro, nadie en la Unión parece dispuesto a hablar de él. Se prefiere ignorarlo, haciendo como que no existe, pretendiendo que Italia sigue siendo un socio fiable donde las instituciones continúan funcionando con normalidad, no solo cuando le da la gana a Salvini, y se respetan todos los acuerdos, no solo aquellos que le convienen al elefante. 

La otra estrategia favorita de los socios comunitarios consiste en tratar de apaciguarlo, dándole la razón en el fondo pero no en las formas, o reconociendo lo legítimo de sus mensajes xenófobos, racistas y falsos porque, a fin de cuentas, Europa siempre debería ser primero para los europeos, porque la caridad bien entendida siempre ha de empezar por uno mismo. 

Seguir leyendo »

Alerta, teocracia

36 Comentarios

"Gobernará Vox o las ideas de Vox"

Javier Ortega-Smith

Ya gobierna el PP con el apoyo de Vox también en Madrid. El otro día me decía un pródigo adversario de tertulia televisiva que a Sánchez ya no le iba a funcionar lo del miedo a Vox: no son nazis y la gente los está normalizando.

Seguir leyendo »

Las leyes del movimiento político

64 Comentarios

"La salida de Gran Bretaña de la Unión Europea sin un acuerdo de retirada sería una calamidad nacional inequívoca. Tiene que ser detenida por el Parlamento tan pronto y tan decisivamente como sea posible. Es la obligación de todos los miembros del Parlamento que se oponen a un Brexit sin acuerdo con la Unión Europea, trabajar juntos en las próximas semanas, alcanzando los compromisos que sean necesarios, con la finalidad de conseguir este objetivo". 

Con estas dramáticas palabras, empezaba The Guardian su editorial del pasado jueves, 15 de agosto (The Guardian View on MPs and no-deal Brexit: mobilise the mayority). Hay, sin duda, una mayoría en el Parlamento en contra de un Brexit sin acuerdo y, sin embargo, se está corriendo el riesgo de que esto sea lo que acabe ocurriendo por la incapacidad de dicha mayoría de ponerse de acuerdo en las medidas necesarias para evitarlo. El tiempo corre y es de muy pocas semanas de las que se dispone para evitar la hecatombe.

La razón de que así fuera, la expresaba ese mismo jueves en The Guardian uno de sus columnistas, Rafael Behr: "Los partidarios del Brexit no se detendrán ante nada para conseguir lo que quieren. Los contrarios al Brexit se detienen por casi cualquier cosa. Las leyes del movimiento político dictarán entonces en qué dirección se mueven las cosas" ("Remainers will do anything to stop Brexit, except install Corbyn as PM. Why?").

Seguir leyendo »

30 monedas de plata

95 Comentarios

Íñigo Errejón.

Cuando la política es mercancía, la expresión discursiva de los que ambicionan el poder se mueve hacia el centro. Es lo más eficaz para conseguir votos que luego se canjearán por dinero en el mercado de la democracia. Sí.

Un claro ejemplo de mudanza hacia el centro la tenemos en Íñigo Errejón, quien lleva tiempo haciendo méritos para acabar de secretario general del PSOE, por no poner otro cargo más a la derecha. Bien mirado, nunca mereció otro destino.

Porque con Íñigo Errejón, el neocapitalismo engrasa su piel de cordero; un traje a medida, de guay, populista y transversal, para quien es capaz de montar un partido político como si fuera un quiosco de helados al centro de la playa, que es donde más se vende. Sólo hay que escucharlo pregonar el rico bombón helado. Es fácil percibir la trampa, el engaño, cada vez que abre la boca. Bajo la superficie de su discurso, subyacen agujeros que quedan al descubierto cuanto más intenta taparlos. Se trata de un discurso peligroso, el suyo, donde la palabra "orden" siempre está presente. No puede desprenderse de ella, lo que revela que no es otra cosa que un chico de reglas fijas, capaz de aceptar jerarquías siempre y cuando su cabeza sea la primera de la fila.

Seguir leyendo »

Reflexiones de guerra

Cuando Estados Unidos giró hacia el proteccionismo con la llegada de Trump al poder, hizo saltar todas las alarmas en medio mundo y se empezó a hablar de una posible vuelta a un periodo similar al vivido durante la década de los años 30, preámbulo de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, hoy esas predicciones siniestras parecen completamente fuera de contexto. Es cierto que China se está desacelerando, y sí, también es cierto que empresas occidentales presentes en China como Apple, han sido duramente golpeadas. Lo cierto es que al menos durante 2018, el crecimiento global ha sido aceptable, el desempleo cayó y los beneficios empresariales aumentaron. Finalmente, si las conversaciones durante los próximos meses conducen a un acuerdo entre Trump y Xi Jinping, los mercados concluirán que la guerra comercial habría acabado, y esta se habría convertido en una suerte de teatrillo político, más que el hecho de tratar de frenar la expansión de China.

Pues bien, amigos, tal complacencia es del todo errónea y hoy por hoy persisten múltiples puntos de conflicto. Uno de ellos es la ingente cantidad de productos que China exporta a EEUU en comparación con la cantidad que EEUU exporta a esta. Por otro lado, China está convulsionando el mercado laboral americano, desplazando puestos de trabajo desde la manufactura de EEUU a otras regiones asiáticas, no solo chinas, con menores costes laborales. Finalmente, también debemos tener en cuenta que existen transferencias forzosas de tecnología de las firmas estadounidenses que trabajan en China a sus socios locales y, por supuesto, transferencias de propiedad intelectual.

Infographic: A Long-Term View On U.S. Trade With China | Statista You will find more infographics at Statista

Seguir leyendo »

Ayuso, la Musa del negocio del PP

43 Comentarios

Ayuso culmina 80 días después del 26M la apuesta personal de Casado de mantener la 'plaza' de Madrid

Le gusta posar y, solo cuando en su postura explota las armas de mujer en el más lamentable sentido tradicional, su mirada vacía cobra expresión. La están convirtiendo en la Musa del negocio neoliberal del PP de Madrid, emblema del español. Si destaco la ridícula afectación, tan "femenina", ante las cámaras es porque Díaz Ayuso, nueva presidenta de la Comunidad de Madrid, tuvo el valor de decir que es víctima de una campaña machista, al ser preguntada por sus irregularidades inmobiliarias.

La pobre niña mimada de Esperanza Aguirre, community manager de su perro Pecas, "solo" recibió de su padre un piso para evitar perderlo ante sus acreedores. Un hecho que, en sí mismo, sería sospechoso del delito de alzamiento de bienes. Al padre de Díaz Ayuso le había dado un crédito Avalmadrid, financiera semipública de la Comunidad, que regaba a empresarios del PP de la región donde lleva gobernando un cuarto de siglo, desde el Tamayazo. Como aval del crédito, pusieron una nave industrial de un pueblo de Ávila que era una construcción ilegal. El dinero prestado por Avalmadrid nunca fue devuelto. Todavía se advertían más irregularidades, como pueden ver aquí. La nueva presidenta de Madrid además no pagó en 5 años el IBI de otro local de oficinas en Madrid. Y dice Ayuso que señalar sus trapicheos es machista. Ella que posa de esta guisa nada casual.

pic.twitter.com/2QnTQpb4V7

Seguir leyendo »

Más allá de Plácido Domingo: por qué sí importa lo que haga "dios"

Una mujer sujeta una pancarta con la etiqueta de #metoo durante una marcha en Seattle en enero de 2018.

Una de las mejores lecciones de periodismo es escuchar a los reporteros Emily Steel y Michael Schmidt contar cómo investigaron las acusaciones de acoso sexual contra el presentador Bill O'Reilly. La exclusiva se publicó unos meses antes del escándalo del productor Harvey Weinstein y del movimiento de #metoo para romper el silencio sobre poderosos abusadores. 

Las acusaciones de acoso y abuso sexual de personas con poder político o económico y con pocos o ningún testigo de los actos en sí son difíciles de reportear. A menudo se trata de hechos con años de antigüedad y la mayoría de quienes los han sufrido se sienten en inferioridad de condiciones, no quieren meterse en un lío personal y profesional con posible escarnio público y optan por callar. Durante siete meses, Steel y Schmidt, del New York Times, entrevistaron varias veces a las víctimas de O'Reilly, sus familiares, sus conocidos y cualquier persona que pudiera corroborar relatos y detalles. Comprobaron mapas, agendas y localizaciones, buscaron personas que no hubieran hablado entre ellas y examinaron emails, diarios y acuerdos extrajudiciales. Cuando no podían verificar un detalle con la declaración de otra persona o un papel, lo quitaban. "Estábamos aterrorizados de equivocarnos en un detalle pequeño", nos contaba Schmidt a un pequeño grupo de periodistas hace unos meses en Harvard

Una de las labores más difíciles es convencer a las víctimas de que accedan a publicar su nombre o den detalles. Steel relataba cómo utilizaba con sus entrevistadas frases de la película Spotlight, que cuenta la investigación del Boston Globe que destapó los abusos sexuales en la Iglesia católica. Esa escena en la que Sasha Pfeiffer (la actriz Rachel McAdams) le dice a un hombre violado por un cura que no puede utilizar eufemismos: "La gente tiene que saber qué pasó exactamente".

Seguir leyendo »

Relato de tantos náufragos

Cuatro migrantes son evacuados del Open Arms

¿Recuerdan empatizar con el personaje de 'Relato de un náufrago' de Gabriel García Márquez? Su triste relato a la deriva, su búsqueda, su hallazgo. ¿Recuerdan? Era un caso real, el del colombiano Luis Alejandro Velasco: quien sobrevivió diez días sin comer ni beber nada. Gabriel García Márquez era, en aquel entonces, reportero. Y el libro fue en su inicio una serie de capítulos hechos por entregas en el periódico en el que trabajaba.

García Márquez le donó las regalías del libro durante 14 años, momento en el que Luis Alejandro Velasco lo llevó a juicio porque en su prólogo Gabriel García Márquez había escrito que "los libros no son de quien los escribe sino de quien los sufre". Obviamente, lo perdió. El trabajo lo había hecho el periodista y además le había regalado durante muchos años los derechos de la obra de forma absolutamente voluntaria y generosa. Pero como dictaminó la justicia, aquella donación de derechos, "no había tenido como fundamento el reconocimiento del marino como coautor, sino la decisión voluntaria y libre de quien lo escribió".

La justicia colombiana emitió un veredicto entre un escritor y un náufrago. Y estoy segura que a muchas personas les pareció injusta porque consideraron que el prólogo de García Márquez era una forma explícita de reconocer que el libro era del náufrago. Lo era, en un sentido literario. Pero el trabajo lo había hecho el artista, que durante catorce años donó cientos de miles de dólares. Hasta que llegó la sentencia. A partir de entonces Gabriel García Márquez dejó de donar los derechos a Luis Alejandro Velasco pero tampoco quiso quedárselos. Y desde entonces las regalías de aquel libro son para una fundación docente.

Seguir leyendo »