eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El fantasma que se quedó a vivir Génova

G. Hernández lleva sus avales en la "caja de la ilusión" que "transformará" PP

A la sede del Partido Popular en la calle Génova, que se remodeló con pagos en negro por valor de 1,6 millones de euros, según la investigación que se sigue en la Audiencia Nacional, llegó el miércoles al mediodía muy sonriente el diputado José Ramón García Hernández, “ Joserra, el que viene a recuperar, a renovar y a reunir”, como apuntó él mismo de carrerilla en su carta de presentación ante los medios de comunicación. 

Joserra, traje gris y corbata pistacho, llevaba debajo del brazo la que denominó “la caja de la ilusión”, una urna de cartón que contenía los avales de los militantes que le apoyan para presidir un partido en el que la única caja que durante décadas ha despertado ilusión entre sus dirigentes era la de las donaciones ilegales que Álvaro Lapuerta recibía a cambio de puros habanos y Luis Bárcenas contabilizaba en sus cinematográficos papeles con meticulosidad germánica y trazos puntiagudos. 

La escena de los siete candidatos a presidir el PP llevando sus avales a la sede de Génova desprende la excitación de la primera vez porque es un inédito ejercicio de democracia interna en el principal partido del centro-derecha. Una elección sin dedazos, con primarias, candidatos de verdad, urnas de cartón como la de Joserra y un resultado incierto. Pero, al mismo tiempo, desprende el hastío de lo de siempre porque el vestíbulo en el que se iban contando los apoyos de los candidatos y las otras siete plantas del edificio a punto estuvieron de ser embargados por el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata cuando impuso a la formación una fianza de 1,2 millones de euros para asegurar su responsabilidad en el próximo juicio por la caja B de la formación . 

Seguir leyendo »

Pero, ¿por qué la política española da sorpresas que nadie se esperaba?

22 Comentarios

A principios de abril, cuando en esta columna se afirmó que Rajoy estaba al borde del abismo, que sólo podía sobrevivir unos pocos meses, más de un colega escribió que el PP estaba todavía fuerte y podía mirar con cierta tranquilidad al futuro. Un mes después, tan solo hace cuatro semanas, la impresión generalizada entre los cronistas políticos de la mayoría de los grandes medios, los que se supone que están mejor informados, se resumía en esta frase escuchada a más de uno de ellos: “aquí no va a pasar nada”.

Pero caben pocas dudas de que entonces, y probablemente desde hacía un tiempo, ya se estaba fraguando lo que ha ocurrido después, el triunfo de la moción de censura socialista y la debacle interna del PP que ya apunta a desastre. Porque esas cosas no nacen del día a la mañana. La pregunta que ahora hay que hacerse es la de por qué el despiste ha sido tan monumental. Y la respuesta que se atisba no es precisamente agradable.

En el cataclismo que se ha producido en las últimas semanas hay un dato importante, aunque no se haya subrayado mucho. El de que los mercados financieros no se han visto significativamente alterados por los acontecimientos políticos españoles. Ni la bolsa ni la prima de riesgo, que en todo caso se han movido, y no mucho, por la preocupación por la crisis italiana o por la guerra comercial desatada por Donald Trump, pero no por lo que ha ocurrido en el Congreso de los Diputados. Que Rajoy haya tenido que dejar el cargo y que un socialista se haya convertido en presidente del gobierno con solo 84 diputados no ha alterado a los inversores.

Seguir leyendo »

Acabar con los abusos de todas las manadas

Protesta contra la puerta en libertad de 'la manada'

Una manada constituida en tribunal de justicia decreta libertad provisional para otra manada.  Son 5 hombres, dos de ellos miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado, que agredieron sexualmente a una joven en Pamplona durante los Sanfermines de 2016. Están condenados a 9 años pero, en tanto se solventan los recursos, los magistrados los mandan a casa porque estiman que ha de haber medidas "menos gravosas" para darle "sosiego" a la víctima que tener a esas criaturas en la cárcel. Les dan 16 comunidades autónomas para operar, mientras reducen a una los movimientos de la víctima. Considera el Tribunal de Navarra que sus caras son conocidas y que si se fugan sería fácil encontrarles. Un tribunal de justicia del Primer Mundo ha justificado así su decisión.

Es el último episodio –por ahora- del tratamiento judicial  dispensado a un caso que ha removido como nunca la conciencia feminista en España. El rechazo frontal, ya a la sentencia, echó a miles de mujeres -y muchos hombres-  a la calle en un basta ya atronador. Pero hay mentalidades investidas de poder y vanidad que no quieren oír. Como si vivieran en otro tiempo y lugar.

Los datos de la víctima han sido divulgados, ni siquiera los protegieron como se debía. La víctima y su entorno siguen estando en riesgo, como cualquiera que tenga la desgracia de toparse con alguna de las manadas que corren por nuestro territorio  regidas por la Ley de la Selva. En un país en el que otros muchos millones de personas aspiran a vivir decentemente, en libertad, y apostado por el progreso. 

Seguir leyendo »

¡A por ellas!!! ¡Oéeeeeeeeee!

Manifestación contra el proceso a los jóvenes de Altsasu Foto: @altsasugurasoak

La decisión de liberar a los miembros de la organización para violar mujeres autodenominada ‘la manada’, que cuenta con numerosos adheridos en una cuenta de Whatsapp y el apoyo de sus familiares y vecinos, es simplemente descorazonadora. Lo es porque nos confirma en lo que ya hemos visto antes, no podemos confiar en la Justicia del Reino de España y que, en vez de protegernos, debemos temerla quienes seamos débiles, pensemos distinto o las dos cosas.

Así lo siente y lo sabe la mayor parte de la población según las encuestas y así nos lo restriegan por la cara, un día tras otro, miembros y miembras de esa institución. Aunque no puedo juzgar el trato que han dado antes y ahora a esos delincuentes, pues no quiero ir preso yo también, quienes votaron la libertad de los miembros de esa banda sin duda sabían el descontento y la rabia que ya había generado tanto la marcha del juicio, el trato a la víctima y finalmente el fallo, calificar sus delitos de abusos y no violación. Quienes votaron liberarlos ahora sabían el dolor que había sentido la sociedad entonces, primeramente las mujeres, y la respuesta social tan unánime de repulsa por ese veredicto. Así pues, eran capaces de prever lo que desencadenaría esta última decisión de mandarlos a sus casas con sus familiares y simpatizantes. Sabían perfectamente la rabia que sentiría tanta gente, sabían lo descorazonador que es, la impotencia que sentirían las mujeres y toda la sociedad.

La única explicación que encuentro a esa decisión, razonamientos jurídicos con que justifican la decisión aparte, es que precisamente han querido imponerse al sentir y al pensar de la mayoría de la sociedad y reafirmar su poder. Lo tienen, pueden meter preso a cualquiera. Pero ese poder entiendo que creen que les viene de origen divino o por nacimiento no por un encargo que le hace la sociedad que se entrega a su protección. Una Justicia tal no merece confianza cuando sólo pide obediencia y sumisión. De que haya jueces que están mal de la cabeza, sabiéndolo todo el mundo y sigan dictando sentencias ya no digo nada, parece que en este país es normal.

Seguir leyendo »

No sé si nos toman por idiotas o ya es un asunto personal

Sede de la Audiencia Navarra

El auto de puesta en libertad a los miembros de ‘la manada’ está siendo interpretado como un agravio al sentido común y una ofensa al sentir popular. Más allá de esto, desde una lectura jurídica, volvemos a comprobar el caso omiso que se hace a la palabra de la víctima, a la defensa de sus intereses, a la perspectiva de género y a la necesidad de cambios procesales que incorporen los peritajes psicológicos a la hora de valorar la reincidencia en los casos de violencia sexual.

Además, existe en este auto -como pasaba con la sentencia de este mismo tribunal- una disonancia total entre los motivos que se detallan para pedir que se prorrogue la prisión y lo que finalmente se dice en su resolución. Esta vez, la fundamentación jurídica -ajena a lo que plantean las partes que representan a la víctima- termina construyendo de forma paralela una realidad que da por hecho que lo único que se discute es si debe aplicarse automáticamente la continuidad en prisión. Y esto no es verdad. Ninguna de las partes que se opone a la libertad provisional plantea que los miembros de ‘la manada’ sigan en la cárcel porque sí, por el solo hecho de que haya una condena.

Los razonamientos que se ofrecen para fundamentar su permanencia en prisión no solo se basan en la gravedad de los hechos y el riesgo para la propia víctima, sino también en la posibilidad de que a cuatro de los miembros de ‘la manada’ se les condene por otro caso similar y que no está del todo claro que no haya riesgo de fuga, en parte por las altas probabilidades de volver a prisión y en parte porque su actitud desafiante persiste además de su falta total de colaboración.

Seguir leyendo »

La tragedia de vivir con escolta

El periodista Roberto Saviano, en una foto de archivo

Vivir con escolta es una tragedia y, de los países occidentales, Italia es el que tiene el mayor número de periodistas en estas condiciones. Y la razón es que en Italia se encuentran las organizaciones criminales más poderosas y peligrosas del mundo.

A pesar de todo esto, el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, amenaza a los periodistas que viven con protección en lugar de intentar ayudarles.

El ministro del Interior me amenaza a mí, un escritor que desde hace 12 años vive con escolta. Escolta que no representa una medalla al valor, sino más bien la pérdida de la libertad a cambio de la posibilidad de seguir contando.

Seguir leyendo »

Otra decisión repulsiva

64 Comentarios

Manifestación feminista contra la sentencia de 'la Manada' en Santander. | JOAQUÍN GÓMEZ SASTRE

Tuve la impresión cuando leí la sentencia de “La Manada” que el juez que firmó el voto particular es el que había marcado el debate en el interior del órgano colegiado. Consiguió el objetivo que perseguía: debilitar la convicción de sus dos compañeros de Sala, de tal manera que no hubiera concordancia entre el relato de hechos probados y la calificación jurídica de los autores de los mismos.

El voto particular fue inusitadamente extenso. Es posible que los lectores lo
recuerden o no, pero para recordarlo, por si es necesario, es para lo que estamos los profesores de derecho, que entendemos que forma parte de nuestra obligación docente no solamente enseñar en las aulas, sino también proyectar la docencia en el proceso de formación de la opinión pública. La Universidad es una reserva de conocimiento que tiene que estar a disposición de la sociedad. Los profesores universitarios tenemos un estatus privilegiado en comparación co el de los profesores en los niveles preuniversitarios. Nuestro número de horas lectivas es mucho menor, la posibilidad de asistir a congresos y seminarios dentro y fuera del país es mucho mayor, las bibliotecas de que disponemos suelen ser excelentes...La sociedad invierte mucho en la formación de un profesor universitario, que debe, en consecuencia, estar disponible más allá del cumplimiento de su estricto horario lectivo.

Vuelvo tras el paréntesis, al voto particular, que, como decía, fue inusitadamente extenso. La extensión del voto particular, además del tono en que está redactado, nos da una idea de lo que tuvo que ser el debate entre los tres magistrados que componía la sala. Hay un esfuerzo titánico por parte del autor del voto particular en excluir que se pudiera contemplar siquiera que la conducta de los miembros de “La Manada” pudiera ser considerada constitutiva del delito de violación.

Seguir leyendo »

Un tribunal roto, una magistrada veleta

72 Comentarios

El grito de "no es abuso, es violación" vuelve a las calles de Pamplona

¡Qué cruel ha sido el destino con C! ¡No sólo fue violada y humillada sino que ha tenido la desventura de topar con este extraño tribunal que ha convertido su procedimiento en una aventura jurídica cuyo último e inesperado episodio acabamos de conocer!

Explicar lo difícilmente explicable. Eso se nos pide hoy. La decisión de dejar en libertad provisional a los cinco hombres condenados a nueve años de prisión hasta que haya sentencia firme es posible y hay que acatarla, pero revela unas dinámicas internas que distan mucho de ser las habituales y las que hubiera cabido esperar. La justicia penal es justicia material pero también debe ser justicia segura, justicia esperable, justicia lógica, justicia explicable y comprensible, justicia que parezca justa.

La decisión adoptada ayer nos vuelve a mostrar un tribunal fracturado, con dos magistrados que parecen haber asistido a distinto juicio, hasta tal punto sus convicciones y valoraciones de las pruebas difieren, algo que no es lo habitual. Normalmente, aún con profundas disensiones, los miembros de los tribunales suelen dar la impresión de haber asistido al mismo plenario. No es el caso. Entre los dos magistrados está la magistrada Fernandino, la magistrada que cual veleta ha considerado justo condenar a penas de prisión de nueve años a estos jóvenes para, inmediatamente después, y contra todo uso del foro, decidir que era mejor excarcelarlos porque todos los riesgos que ella misma apreció cuando aún no había habido juicio, ahora que saben que pesa sobre ellos una condena grave, han milagrosamente desaparecido.

Seguir leyendo »

Renovarse en el lodo

Es cierto que al lado de Rajoy parece moderno hasta Bertín Osborne, pero el casting que se ha puesto en marcha en la calle Génova para sucederle no parece augurar grandes cambios en el “nuevo” Partido Popular que surgirá del congreso de julio. Los candidatos con opciones a liderar la formación azul llevan años retozando, junto a su anterior líder, en el lodo de la corrupción. Sáenz de Santamaría, Cospedal, Margallo y Casado han sido cómplices por activa o pasiva de Correa, Matas, González, Granados, Rato y del resto de la banda. Ninguno de ellos alzó la voz ni una sola vez contra la mafia; más bien todo lo contrario. Todos, sin excepción, cumplieron a rajatabla el Manual Mariano (MM) que Moncloa aplicaba  en estos casos: negar sistemáticamente cualquier acusación, defender a los corruptos hasta que acababan esposados, culpar a media España de montar una trama contra el PP y, cuando no quedaba ya más remedio, renegar de los procesados en público mientras en privado les animaban a ser fuertes. No es la única pesada mochila con la que cargan estos cuatro jinetes del apocalipsis popular; ninguno de ellos se ha atrevido, además, a sacudirse la caspa franquista que sigue cubriendo los trajes de demócratas de los diferentes dirigentes que pululan por Génova 13.

El   viejoven Casado. Tiene solo 37 años y ya demuestra tener todas las “virtudes” del viejo PP. Las poseía, de hecho, desde siempre. En 2008 se dejó llevar por la emoción en un mitin para lanzar aquella famosa frase sobre los carcas de la izquierda que estábamos todo el día “con la guerra del abuelo, con las fosas de no sé quién, con la memoria histórica”. Las fosas de no sé quién... ¿Hay mayor declaración de intenciones que esa? ¿Qué pensaríamos de un político que definiese Auschwitz como “ese campo en el que hace muchísimos años exterminaron a no sé quiénes”? Solo pueden decir cosas así personas que mamaron en su casa el peor franquismo, la mayor de las ignorancias o ambas cosas a la vez.

Una pésima tarjeta de visita que se suma a su peculiar currículum académico. Másteres por Harvard que se cursan en Aravaca, convalidaciones masivas, tribunales que no existen, profesores fantasmas... Una serie de irregularidades que le invalidarían como candidato en cualquier país civilizado. Una serie de irregularidades que le definen como un político más de ese viejo PP que tomó al asalto las instituciones y también las universidades para utilizarlas como su cortijo. ¿Casado garantía de renovación y de regeneración? Contesten ustedes que a mí me da la risa.

Seguir leyendo »

Pánico frente al abismo

Sede del PP en la calle 'Génova'

El PP había sido siempre una aparente balsa de aceite. Nadie cuestionaba en las reuniones de la dirección ni una sola de las decisiones, silencios o parálisis de Rajoy en todos estos años.

Pero ha sido salir Mariano por la puerta de Génova y el PP ha estallado en un permanente de ataque de nervios. Tanto reírse de las primarias del PSOE para que ahora tengan más candidatos a la presidencia de los que han tenido nunca el resto de partidos.

El desconcierto es general porque además el principal favorito para la sucesión ha decidido quedarse cómodamente en Galicia y no enfrentarse a la trituradora madrileña de dosieres y conspiraciones, fotos con narcos incluidas. Feijóo se queda en su tierra viendo el espectáculo desde la barrera y esperando el tren de 2020 que tal vez ya no vuelva a pasar por Santiago.

Seguir leyendo »