eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El ganador es Pedro Sánchez

78 Comentarios

Íñigo Errejón en una fotografía de archivo

Ha sido una buena semana para el inquilino de la Moncloa. A derecha y a izquierda sus competidores le han ofrecido regalos que debería saber aprovechar. A fin y al cabo, no todas las semanas tu mayor competidor por la derecha te regala el centro y tu mayor competidor por la izquierda te quita la presión por mantener la hegemonía en el espacio progresista. Mientras, contra pronóstico de casi todos, también se multiplican las señales de que los presupuestos de 2019 podrían pasar sin apuros el trámite de las enmiendas a la totalidad -el cabo de Hornos de la tramitación presupuestaria, en palabras del socialista que más presupuestos ha negociado: Fernández Marugán-; después, las sesiones del juicio oral al Procés y los equilibrios de unos y otros dirán.

Núñez Feijóo, que es listo y aún gana elecciones por mayoría absoluta, lo ve venir. Mariano Rajoy también pero pasa; ha decidido que si su partido quiere estrellarse que al menos lo haga sin su ayuda. El presidente gallego lleva todo el fin de semana de gira por la Convención y por los medios de Madrid avisando el suicidio que supone abrazarse al neoaznarismo y volver a dejar el centro al PSOE y a Ciudadanos y el voto regionalista al nacionalismo democristiano.

Un rápido repaso a los resultados electorales del Partido Popular en Generales le da la razón por goleada. El aznarismo, el gran ganador del cónclave, derrotó por los pelos a un agonizante Felipe González en 1996 y obtuvo su mayoría absoluta en el 2000 con Rajoy de director de campaña y al más puro estilo marianista. El marianismo, el gran derrotado del cónclave, arrasó en 2011, ganó en 2015 y amplió su ventaja en 2016. Perdió por culpa de Aznar en 2004 y por sus propios méritos en 2008. El PP gana cuando ocupa el centro y, sobre todo, cuando logra desmovilizar a parte de la izquierda a base de moderación y pocas estridencias. El neoaznarismo trae dos buenas noticias para Sánchez: le regala el centro y le suministra un malo de manual para movilizar a sus votantes.

Seguir leyendo »

El reto viral definitivo: únete al #AliadoChallenge

21 Comentarios

Dice la periodista Lorena G. Maldonado que está harta de que le lleguen a la redacción tantos “libros de mierda” con la promesa de que son la nueva y radical aportación a la literatura feminista. Es cierto que, de un par de años a esta parte, la industria editorial ha encontrado una nueva gallina de los huevos de oro en este tipo de publicaciones. Ironiza al respecto, y con mucho acierto, la joven novelista francesa Leïla Bouherrafa, que en una escena de La dédicace retrata el escritorio de una reputada editora, repleto de títulos “empoderadores” que te enseñan, literalmente a “dibujarte la vagina”. Con un solo vistazo a esas montañas de libros de color rosa, Bouherrafa se ventila una moda ridícula, sí, pero en siguientes capítulos, su escritura llena de humor negro y conversaciones brillantes entre mujeres solitarias que habitan París nos hace entender que el desafío de la nueva literatura feminista no está en una fajilla con mensajes cuquis, ni en esas falsas y coloridas promesas que son producto de un marketing perezoso.

Con una industria favorable a escuchar mensajes hasta ahora desatendidos y menospreciados por la sociedad, y con una red de lectores dispuestos a aprender para poder guiarse en sus propias batallas, es probable que el reto se encuentre en la capacidad de autores y editores para abrir nuevos debates y alejarse de contenidos que sólo suman rumor al ruido.

Quizá peco de confiada, pero creo que teniendo el músculo, sólo falta afinar las ideas. Y eso es algo que vengo pensando aún más en las últimas semanas, con la llegada de 2019 y su nueva tendencia de ensayos, poemarios, novelas —y hasta producción audiovisual, ahí está la semanita que nos han dado los trolls del anuncio de Gillette— que retratan e investigan conceptos como las nuevas masculinidades o el papel del hombre-aliado en la lucha feminista. Barbijaputa también sacaba a relucir su particular humor en su  columna del viernes pasado sobre las masculinidades heridas por el anuncio de la marca de cuchillas de afeitar. “La masculinidad siempre ha sido frágil”, escribió refiriéndose a los ofendidos, “y si gritan tanto es porque ahora está ya resquebrajada”. La frase me hizo más gracia al buscar otros textos suyos que abordaran las nuevas masculinidades.

Seguir leyendo »

Y mientras tanto en el PP…

Aznar y Casado en la Convención de rearme ideológico del PP.

Son bromas macabras del destino. El mismo fin de semana en que se ha escenificado en Madrid la atomización de la izquierda, ha sido el fin de semana en que el PP ha celebrado en Madrid su Convención nacional. Y mientras la izquierda se lanzaba los puños, la derecha se hacía piña. Una vez más, la izquierda muestra desunión mientras la derecha aparenta unión. Nada nuevo, solo que esta vez nos pilla con el susto en el cuerpo porque los fascistas han vuelto, por mucho que Bono no quiera llamarlos así (Bono se olvida de que los fascistas ya no llegan por las armas sino por las urnas; las armas las sacan después: en la cacería, en el ruedo, en la Amazonía, en la frontera). Nos pilla además con la necesidad de defender lo rescatado de las manazas de la corrupción, del autoritarismo, del robo, del abuso de poder contra la ciudadanía. Dos razones de peso para estar muy atentas a lo que pasó en Ifema mientras pasaba lo que pasaba en el Madrid Central.

Pablo Casado lo expresó el domingo con contundencia: “No se puede unir España desuniendo el voto”. Y como el voto fragmentado de la derecha tiene el común denominador del nacionalismo españolista exacerbado, esas palabras resumen el objetivo. La derecha se lanza a la Reconquista de Aznar porque la derecha tiene a España: “Si decimos que España no es solo un hecho histórico, sino también un hecho moral, tenemos que actuar en consecuencia", llegó a decir Casado, quien va a la cabeza de la Reconquista y es, según el ex presidente, “un líder como un castillo”. No habló desde la grupa del caballo porque se lo ha prestado a Abascal. “A lo nuestro”, pidió Casado a correligionarios e invitados. Y sabía lo que decía: mientras la derecha tiene muy claro que hay ciertas generalidades que puede considerar y defender como lo suyo (España, la familia, la fe, el libre mercado, lo privado), la izquierda busca una identidad siempre plural, siempre en proceso. A fin de cuentas, la derecha está acostumbrada a considerar suyo casi todo, porque en sentido estricto casi todo ha sido siempre suyo. Es lo que viene a reconquistar.

Como la derecha tiene por costumbre ganar (sobre todo, dinero, que a fin de cuentas es poder), también ha ganado con su fragmentación. Ganancia es lo que ha habido en Andalucía y ganancia es lo que se respiraba en la Convención de Madrid. Por eso el líder como un castillo llamó a la reunificación y el lema del encuentro fue el rearme ideológico de la formación. Han querido dejar tal constancia de que el PP está dispuesto a todo con tal de seguir ganando que hasta han invitado a un chalado como Jaume Vives, portavoz de esa esperpéntica entelequia que es Tabarnia, que se atrevió a bromear, delante de un Casado de sonrisa congelada, pidiendo el voto para Vox. No deja de ser su pegamento andaluz y a lo mejor no era una broma, pero el nuevo PP de Aznar, el PP de Casado, aguanta lo que le echen porque quiere “ser todo a la derecha del PSOE”. Ultraderecha incluida, como siempre. Con su machismo, su homofobia, su xenofobia. “Sin complejos”. Pero que estén aguantando lo que le echen quiere decir que temen haber dejado de ser ese todo y se sienten la loncha del sándwich entre Ciudadanos y Vox. Para hacer un buen bocata de chorizo ha vuelto el mesiánico Aznar, acompañado de una moqueante Botella, que no lloraba de gripe, ni de contrición por el daño hecho a las personas estafadas con los fondos buitre, sino de emoción al ver que el PP aplaude de nuevo a su esposo y a pesar de Feijóo.

Seguir leyendo »

De pseudociencia y otras tristezas

Cliff Arnall, psicólogo británico y creador del Blue Monday, un invento publicitario.

Lloren. Es el día más triste del año. 

No. No es cierto. No hay forma de comprobarlo. Pero hoy, tercer lunes de enero, hay quienes se creerán esa historia porque la verán publicada por varias cuentas en redes sociales y leerán y compartirán palabras de ánimo para enfrentar el Blue Monday. 

El día más triste del año fue un invento publicitario que apareció en 2005 en Reino Unido. Era una treta para atraer público para Sky Travel, un canal donde pasaban programas sobre viajes y publicidad de hoteles, aerolíneas y agencias. Se publicó un comunicado de prensa, adornado con unos detalles que le daban un aire científico. Con un académico que firmaba una investigación. Con una complicada fórmula matemática que daba pereza leer e intentar resolver. Con un nombre fuerte y memorable: Blue Monday. Un Black Friday para las agencias de viajes. 

Seguir leyendo »

Una decisión necesaria y urgente

21 Comentarios

Sede del Tribunal Constitucional, en Madrid

Hay dos recursos de inconstitucionalidad interpuestos contra la aplicación por parte del Gobierno presidido por Mariano Rajoy del artículo 155. Uno fue interpuesto por Podemos y otro por el Parlament de Catalunya. Ambos fueron admitidos a trámite y están pendientes de que el Tribunal Constitucional los resuelva.

Si la posibilidad de que se pueda hacer uso de nuevo del 155 estuviera descartada, podría resultar razonable que el Tribunal Constitucional considerara que no tiene urgencia alguna en resolver dichos recursos y que puede dilatar la decisión sobre los mismos.

Pero no es eso lo que está ocurriendo. Prácticamente no pasa una semana sin que se reclame la aplicación del 155 de nuevo a Catalunya. Una aplicación que en esta segunda ocasión debería hacerse de manera plena y sin límite de tiempo. No es en absoluto descartable que el 155 ocupe un lugar destacado en las convocatorias electorales del mes de mayo, ni tampoco que se activen peticiones de aplicación por Parlamentos de las Comunidades Autónoma, como acaba de hacerlo el de Extremadura, o por un mayor o menor número de municipios.

Seguir leyendo »

La topera nacional

34 Comentarios

El juez estudia la puesta en libertad de Villarejo con arresto domiciliario o pulsera telemática


“La crítica a nuestra clase dirigente es, sencillamente, que cuando legislan para todos los hombres se omiten a ellos mismos”
G.K.Chesterton (1874-1936)

No sé sobre cuantas cosas baladís he opinado en los últimos días. Seguro que sobre varias. Los encargados de crear agenda no paran. Siempre hay una baladronada, una estulticia, un exabrupto nuevo al que hacer frente. Se le hace. No hay problema. La desazón comienza si todo ese ruido parece una orquesta disonante para evitarte oír el tenaz ronroneo de lo importante. Es lo que me ha sucedido. Cosas aparentemente históricas -hacer historia sólo significa permanecer en un hilo temporal en los que los actos públicos tendrán una consecuencia- han hecho sombra a cuestiones de máxima gravedad.

Es algo que me aturulla porque, desde que era periodista primeriza, soy consciente de vivir en un país en el que los emuladores de Woodward y Bernstein surgían tras cada rotativa. Ahora me doy cuenta de que de todo el esfuerzo y de que de toda la fuerza de la prensa como control democrático, sólo debía de llamarles la atención la posibilidad de derribar a un presidente, es decir, el poder. Luego he visto a muchos pretender derribar gobiernos y pasar de puntillas sobre cuestiones que reflejan la profunda podredumbre del sistema en el que vivimos. Una irrupción como la de Vox o Le Pen o Trump horroriza pero lo hace más en tanto en cuanto los sistemas de control y contrapeso existentes en una democracia estén demediados o no. Y ésta es la cuestión, que estamos pasando de puntillas sobre la profundidad sistémica de la corrupción en España. Nada de lo que nadie grite hablando de regeneración tendrá ningún sentido hasta que no nos fajemos con esto y, curiosamente, algunos de los que ahora quieren hacer historia limpiando están hasta las trancas en toda esta mierda.

Seguir leyendo »

Ritual para un cadáver

Arenas subraya que es un día "histórico" y se ofrece a Moreno para aportar "modestamente" cuando se lo pida

El amigo Juan Luis Muñoz, sabio de Tarifa, siempre me invitaba a las reuniones gastronómicas que hacía en su casa. Eran encuentros con gente importante, políticos, empresarios, tratantes de ganado, bodegueros, periodistas y, en ese plan, el amigo Juan Luis era capaz de sentar, en la misma mesa, a Jesús de Polanco y a Sánchez Gordillo junto a Javier Arenas y, con esto, arrastrarme a mí  para talycualear con ellos, alrededor de un plato de jamón y unos vasos de vino.

No sé si Sánchez Gordillo hacía lo mismo pero lo que es yo, nunca me presenté. Siempre alegaba jaqueca. Con esto quiero decir que nunca me atrajo conocer en persona al gran derrotado de las elecciones andaluzas. Porque si echamos la vista unos años atrás, podemos ver a Javier Arenas como el eterno aspirante a presidir la Junta de Andalucía. Un cargo que acarició, con la suspicacia del que se sabe preso entre su sombra y su destino. Para un coleccionista de cargos, eso ya es una derrota.

De todos ellos, de sus muchos cargos, el que más llama la atención es el que desempeñó como Ministro de Trabajo para el gobierno de Aznar. Tal vez, Aznar se fijase en él atraído por su aspecto de ganso, pues uno no sabe muy bien qué pensar a veces y menos cuando se trata de la derecha. Pero por marcar más su imagen, este vividor de la cosa política, unos años antes de pillar cartera, se sacó una famosa foto en el Hotel Palace de Madrid, leyendo el periódico mientras un limpiabotas le lustraba los zapatos. Todo un ejemplo de cómo los mecanismos de simpleza rigen las cabezas del espectáculo político de nuestro país.

Seguir leyendo »

Las energías renovables van a cambiar el mundo

El consumo de energía renovable en Andalucía alcanza en 2017 su segunda cifra más alta de la historia

La Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA) es la organización internacional que promueve el desarrollo y la implantación de las energías renovables en todo el mundo.

Creada en 2009 por Alemania, Dinamarca y España bajo la vicepresidencia de nuestra actual ministra para la transición ecológica, Teresa Ribera, esta prestigiosa organización tiene su sede en Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos) y entre sus principales misiones está la de alentar a los gobiernos a que pongan en marcha políticas de apoyo a las energías limpias y facilitar las inversiones que aceleren su despliegue. En ese sentido (@IRENA) funciona como el gran observador internacional de las energías renovables en el mundo.

Para ampliar esa perspectiva internacional, ése cómo estamos y hacia dónde vamos, y conocer mejor hasta qué punto las energías limpias están cambiando el mundo, sus responsables impulsaron el pasado año la creación de la Comisión Global sobre la Geopolítica de la Transformación de la Energía.

Seguir leyendo »

Humor en tiempos de cólera

El humorista Dani Mateo tras declarar en un juzgado

Ser humorista o articulista se ha convertido en una profesión de riesgo en España y no solo por las bajas remuneraciones. La regla milimétrica de la corrección política en un país en el que ser ofendidito es deporte nacional amenaza con inundar los tribunales de querellas absurdas, que en el 99 por ciento de los casos son archivadas de plano en cuanto llegan al juzgado y en el 1 por ciento restante inmediatamente después de tomar declaración al querellado, lo que conlleva su imputación y el correspondiente paseíllo judicial.

Dani Mateo tuvo la mala suerte de que le tocó uno de los cien jueces que podía ver indicios de delito en un sketch de El Intermedio en el que fingía estar resfriado y sonarse los mocos con una bandera de España. Aunque en el propio chiste ya avanzaba que su intención no era “ofender a nadie, ni a los españoles ni al rey ni mucho menos a los chinos que venden estos trapos”, el juez Adolfo Carretero sí vio en la broma un acto de menosprecio a los símbolos nacionales y admitió a trámite una querella de un sindicato policial, no solo por ultrajes a España sino también por delito de odio. Es decir, por promover o incitar a “la hostilidad, la discriminación o la violencia” contra una persona o grupo por motivos “racistas, antisemitas, de ideología, religión, creencias, situación familiar, etnia, raza, religión, orientación o identidad sexual, razón de género, enfermedad o discapacidad”. Tra, tra.

A Carretero -que en la mesa del despacho de su juzgado tiene un ejemplar del Código Penal, un crucifijo y una foto del rey emérito con su padre, que fue presidente del Tribunal de Cuentas en tiempos del escándalo Filesa- le pareció necesario tomar declaración al humorista para convencerse de que en realidad no estaba llamando a la violencia ni a la hostilidad contra los españoles, grupo al que el propio Mateo pertenece, y decidió imputarle. El día que tuvo que declarar en los juzgados de Plaza de Castilla un par de individuos le acosaron con enseñas nacionales, en consonancia con una campaña en redes sociales fervientemente animada por Vox. “Los telepredicadores progres forrados se ríen de la bandera de España y de los españoles. Ellos no necesitan a España. Su patria son sus millones, como los jerarcas chavistas”, dijo Santiago Abascal.

Seguir leyendo »

Podemos camina hacia la nada

92 Comentarios

Íñigo Errejón y Pablo Iglesias

Todo indica que es imposible revertir la ruptura que ha provocado Iñigo Errejón. Los mismos motivos que la explican van a impedir cualquier marcha atrás. Unos y otros han quemado las naves en una larga e implacable guerra interna que estaba condenada a terminar así. Sin arreglo posible. Con vencedores y vencidos. Lo malo es que cada una de las partes se atribuye ahora la parte buena de la historia. Pablo Iglesias y los suyos consideran que han ganado porque siguen teniendo el partido en sus manos. Errejón también. Porque no ha bajado la cabeza y ahora puede soñar con ocupar en el futuro el espacio de Podemos. Pero separados caminan hacia la nada. O hacia la casi nada.

Parece mentira que esa perspectiva no haya frenado el enfrentamiento, que no haya impelido a unos y a otros a buscar un mínimo entendimiento que evitara el desastre de este jueves. Pero la historia de la izquierda radical está llena de despropósitos de ese tipo. Batir al enemigo interno a cualquier coste y por encima de lo que fuera ha sido un principio demasiado habitual en ese mundo. Una herencia de algo que suena a tan antiguo y superado como el leninismo, pero que sigue actuando. Con efectos nefastos. Tantas veces antes y ahora también.

El leninismo inventó el concepto del centralismo democrático. Que nunca fue democrático porque concebía el funcionamiento del partido revolucionario como una maquinaria en la que las opiniones disconformes no tenían cabida, en la que la única opinión decisoria posible era la de la dirección. La necesidad de la eficacia justificaba esa aberración.

Seguir leyendo »