eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

¡La que has liao, Marchena!

Manuel Marchena, en el centro, y otros cuatro miembros del tribunal en una de las sesiones del juicio.

Marchena... y compañía. El tribunal que enjuicia a los diputados catalanes presos tenía en sus manos dos instrumentos para conseguir el objetivo que legalmente persigue, que no es otro que la suspensión de los cinco parlamentarios presos, y ha optado por elegir el que más complica las cosas. Tenía una bomba de explosión inmediata y sin intermediarios y otra de mando teledirigido. Usó esta última y así se ha ido embrollando el asunto sin que se sepa aún cómo terminará. El Tribunal Supremo envió de una forma muy urgente, cuando aún no existía ni presidente del Congreso ni los catalanes eran efectivamente diputados, una comunicación de presidente a presidente en la que solicitaba que se aplicaran los artículos precisos de los reglamentos de Congreso y Senado. Según manifestaron fuentes del tribunal en aquel momento -previo a la constitución de las cámaras- lo hacían para que "no se produjera una injerencia del Poder Judicial en el Legislativo" y porque "el tribunal no puede alterar las mayorías". Esta última apreciación deja ver de fondo una inconsciente valoración política porque ¿qué tendría que importarle al tribunal qué sucediera tras una decisión legal que es obligada, según afirman?, ¿si a Pedro Sánchez le sobraran diputados no hubieran actuado igual?, ¿qué sentido tiene que ni siquiera se lo planteen? Y es que han enviado a la vez un auto en el que afirman que no hace falta el suplicatorio porque está pensado desde su origen para que no se pueda alterar las mayorías de las cámaras.

La cuestión es que Marchena y su tribunal han optado por el mando teledirigido y traspasado el marrón a la Mesa del Congreso (y al pleno del Senado). Si pretendían ser expeditivos y rápidos se han equivocado, los catalanes llevan ya dos días de diputados, y si pretendían no tener que pronunciarse, también, puesto que no sólo la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, les ha dirigido una carta preguntándoles, en unos términos que no se han hecho públicos, por qué no usan la bomba de explosión inmediata sino que la propia Fiscalía del Tribunal Supremo, con firma de dos de los fiscales del juicio, le ha pedido que use de una vez ese instrumento directo y se deje de marear la perdiz. No son los fiscales Zaragoza y Cadenas ni sus colegas especialmente sospechosos de estarle bailando el agua a nadie que no esté en la línea ultra dura de la condena por rebelión así que ¿por qué esta confluencia de opiniones sobre la necesidad de que sea el tribunal el que mande y ordene suspender a los diputados catalanes?

La vía con mando a distancia del artículo 21.2 del Reglamento del Congreso contiene en su redacción una dificultad añadida ya que contiene una palabra explosiva: "cuando, concedida por la Cámara la autorización objeto de un suplicatorio y firme el Auto de procesamiento, se hallare en situación de prisión preventiva y mientras dure ésta". La palabra es suplicatorio. El tribunal enjuiciador ha argumentado en un auto, que también ha enviado al Congreso, por qué no es preciso en este caso el suplicatorio, y yo estoy de acuerdo con sus razones, pero lo cierto es que la palabrita de marras está ahí. Y da para consultas, peticiones de informes y recursos. Por cierto, que toda la disquisición sobre por qué no es preciso el famoso suplicatorio no hubiera existido si los abogados dizque defensores no le hubieran pedido al tribunal que lo solicitara, lo cual es bien raro ya que se trata de pedir que pidan algo que le resta derechos a tu cliente, ya que no les hubieran contestado en un auto sobre ello.

Seguir leyendo »

Feministas feas

Una de las fotos de la serie 'Princesas Caídas' de Dina Goldstein.

"A nuestra princesa de la infancia, Cenicienta, la maltrataban su madrastra y hermanastras, que son todas esas feministas feas que les dicen a las españolas lo que tienen que hacer".

Jorge Buxadé, candidato de Vox a las elecciones europeas

Basta ver los cinco primeros minutos en Youtube para entender por qué Cenicienta es el referente de Vox. Esa chica delicada, esclavizada por una mujer malvada que se casó con su padre y que derrocha -sí, Disney usa ese verbo- su fortuna mientras consiente a sus dos hijas biológicas, bruscas y desagradables. Para colmo, las tres compiten por un hombre que, obviamente, prefiere a la chica dulce a la que no puede retener la primera noche. Es difícil condensar más tópicos machistas en menos trama. 

En su frase, Buxadé utiliza una idea, también usada en ocasiones por algunos miembros del PP y Ciudadanos, según la cual el feminismo es perverso porque es paternalista y le dice a las mujeres lo que tienen que hacer. Pero el feminismo no obliga, da posibilidades -un anhelo de vida mejor, como dice Beatriz Gimeno- y esa ha sido siempre una de sus fortalezas. El feminismo te hace saber que no tienes por qué ser como ellos dicen. Que, valga la redundancia, tienes derecho a pedir derechos. A vivir tu vida como consideres. Al placer. A decidir si quieres un hijo o no y cuándo. A ir por la calle sin miedo. A la mitad de todo y a que todo cambie. A cuestionar lo que te han contado.

Seguir leyendo »

¿Esto va a ser la oposición?

El diputado preso de ERC, Oriol Junqueras, el presidente de Vox, Santiago Abascal, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la sesión sesión constitutiva de la XIII Legislatura en el Congreso de los Diputados.

Si lo del martes en el Congreso es lo que van a dar de sí las derechas, lo tienen claro. Porque la estrategia de sacar las cosas de quicio, insultando, mintiendo o pateando no les va a llevar a ninguna parte. Hace tres semanas las urnas les dijeron claramente que la crisis catalana podrá preocupar mucho a mucha gente, pero no tanto para justificar cualquier barbaridad. El momento político es ya otro. Ahora la serenidad y el empeño en afrontar los problemas tienden a abrirse paso. Y ninguna de las tres derechas está preparada para colocarse en ese nuevo escenario.

Aporreando sus pupitres, Vox se llevó la palma del disparate. ¿Para eso han accedido al parlamento, para demostrar que sólo saben dar golpes? Pero Albert Rivera, con unos movimientos bien estudiados, nada naturales, dejó ayer muy claras las carencias y limitaciones de un partido que pretende nada menos que liderar la oposición. ¿Con qué? ¿Repitiendo una y otra vez que los dirigentes independentistas catalanes son lo peor, que no tienen derecho a nada? ¿No le basta con que estén siendo juzgados, con que les puedan caer condenas espantosas y que lleven casi año y medio en la cárcel?

O hace algo, y pronto, o Rivera se va a quedar colgado de su brocha. Tiene que encontrar otros contenidos que den sentido a su propuesta política. Porque lo de limitarse a tratar de encabezar el rechazo español al catalanismo se le está agotando. Incluso en Cataluña, donde el 28 de abril perdió peso y donde el PSC empieza a acosarle seriamente. Aunque desde hace dos años ha centrado toda su estrategia electoral en superar al PP, acaba de fracasar de nuevo en ese empeño, como le ocurrió en Andalucía. Ciudadanos es un partido en serias dificultades políticas, sin perspectivas de futuro como no modifique a fondo sus planteamientos. Y cabe albergar serias dudas de que sepa hacerlo. Cuando menos en un horizonte temporal previsible.

Seguir leyendo »

Desobediencia maternal

Juana Rivas

Sabemos que la gran mayoría de periódicos de derechas, clericales, neoliberales –y que odian a Podemos– están manejados por hombres que, oh sorpresa, tienen un pequeño y a veces no tan pequeño problema con las mujeres. Su conocida misoginia y tradicional machismo, agravados por el auge del movimiento feminista, los lleva hoy a reaccionar a la medida de su frustración por esta pérdida de supremacía.

En los últimos días hay en marcha una operación coordinada entre estos medios de comunicación –El Mundo, La Razón, OkDiario, el ABC, El Español– entre otros, para cimentar el fantasma de "las otras Juanas Rivas": madres a las que se les acusa de alienar a sus hijos contra los padres, de hacer denuncias falsas para alejarlos de ellos y, finalmente, de secuestrar a sus vástagos. El objetivo final es que cale en la opinión pública que existe una auténtica pandemia. Acatando órdenes que vienen desde muy arriba de la pirámide patriarcal de los medios de comunicación, periodistas útiles, todos varones, alimentan la campaña con varios artículos al día, grandes especiales los fines de semana y entrevistas exclusivas con los padres afectados, que hacen las delicias de los lobbies machistas que claman por venganza.

La estrategia es tan burda como dañina. Y tan imprudente a la hora de tratar casos humanos muy complejos como los contenciosos entre madres y padres por las custodias de sus hijas e hijos, que terminan haciendo lo mismo que hicieron con Vox, porque el fascismo les parecía novedoso y periodístico. Pero ahora para crear el fantasma de la madre loca y criminal, esa vieja enemiga. Estas visiones no escatiman detalles acerca del dolor de los padres, que gozan de todo el privilegio que le dan los grandes medios al servicio de contar sus historias, mientras que las historias de las madres son invisibilizadas, tergiversadas y directamente falseadas. En ni uno solo de estos artículos se reflexiona acerca de por qué una mujer puede llegar a tomar una decisión tan radical y difícil. Por qué eligen una vida de denuncias, juicios y persecuciones. Se las culpabiliza a ellas y a sus apoyos. Llaman "organización criminal" a lo que son redes de apoyo mutuo entre mujeres. Y, por supuesto, se expone y revictimiza a las niñas y niños.

Seguir leyendo »

Preguntas

El diputado preso de ERC, Oriol Junqueras y el presidente de Vox, Santiago Abascal

En la noche del próximo domingo Oriol Junqueras será, previsiblemente, proclamado candidato electo por la Junta Electoral Central y, una vez formalizada su renuncia como diputado, que él mismo ya ha anunciado, pasará a ser miembro del Parlamento Europeo.

Previsiblemente también, Oriol Junqueras solicitará inmediatamente al Tribunal Supremo que ponga fin a la medida cautelar de prisión provisional que pesa sobre él, con la finalidad de poder ocupar su escaño de manera real y efectiva y desempeñar la tarea para la que ha sido elegido.

El Tribunal Supremo va a tener que decidir por segunda vez en menos de un mes sobre la prolongación de la prisión provisional de Oriol Junqueras o su libertad. Lo ha tenido que hacer tras ser proclamado diputado electo en el Parlamento español. Lo va a tener que hacer tras ser proclamado diputado electo en el Parlamento Europeo.

Seguir leyendo »

¿Qué vamos a hacer tú y yo a partir del lunes, sin elecciones?

 

El próximo lunes, cuando hayan quedado atrás las elecciones municipales, autonómicas, europeas (y las generales previas), nos vamos a mirar unos a otros como esos matrimonios que se sientan en el sofá la primera noche después de que el hijo se haya independizado, y se miran desconcertados: ¿y ahora qué? ¿Qué hacemos con el resto de nuestra vida? O en nuestro caso más bien: ¿qué hacemos con los próximos cuatro años?

Con la sola incertidumbre catalana, entraremos en un tiempo despejado, como no recordamos otro igual. Cuatro años sin citas con las urnas, sin adelantos ni repeticiones electorales; cuatro años sin campaña interminable, sin pactómetro, sin cálculo cortoplacista, sin miedo al castigo de los votantes, sin postureo de eternos candidatos. Imagino también el lunes a los líderes políticos mirándose entre ellos, una vez pasado el jolgorio del inicio de legislatura, de pronto sin saber qué decir: ¿y ahora qué?

Seguir leyendo »

Un bochorno perfectamente evitable

50 Comentarios

Junqueras promete su cargo de diputado "como preso político".

Lo peor del embarazoso y vergonzoso espectáculo que se nos ha ofrecido en sesión doble en el Congreso de los Diputados es que era perfectamente evitable. No me refiero al patético numerito de los diputados de Vox corriendo a ocupar los escaños de la bancada socialista. En todos los inicios de curso de todos los colegios del mundo concurre esa cuota de tontería inevitable. Cuando no puedes llamar la atención por otra cosa, la llamas por payasete. Es una verdad universal que acompaña al género humano desde la noche de los tiempos. De las sesudas informaciones sobre quién le dio o no la mano a quién, mejor ni hablamos.

La vergüenza que sí nos podían haber evitado se dio con el trato dispensado a los diputados presos catalanes. Representantes de la soberanía popular, legítimamente elegidos por el pueblo soberano y ciudadanos en posesión de sus derechos políticos, entre ellos a elegir y ser elegido. En una decisión que solo se puede calificar de peregrina, se les permitió acudir a la cámara a tomar posesión de su acta de diputado y participar en el pleno, pero haciéndolo como cuando aún se usaba el fax y las noticias llegaban por teletipos que escupían ruidosas en impresoras de agujas.

El resultado era un accidente esperando para ocurrir. En la era digital solo nos faltó ver a sus señorías lavándose las manos después de mear, para indignación de la prensa y las diputadas y diputados de la derecha, siempre con el teatrillo del melodrama constitucionalista a punto para la representación y siempre prestos para patear y abuchear todo aquello que no les gusta oír.

Seguir leyendo »

Una relación oblicua con la verdad

24 Comentarios

Debate en Telemadrid de candidatos a la Comunidad

La frase la dijo Ángel Gabilondo, candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid por el PSOE, en un debate electoral. Iba dirigida a Ignacio Aguado, de Ciudadanos, pero le encaja como un guante a las tres derechas españolas. Mantienen una relación sesgada, torcida, con la verdad. Como catedrático de Filosofía, antes de entrar en política Gabilondo impartía clases de Metafísica, Hermenéutica y Teorías de la Retórica y de Pensamiento Francés Contemporáneo. Hay un abismo alucinado entre Gabilondo -incluso entre una joven progresista como Isa Serra en el debate de Telemadrid que yo vi-, y esas criaturas voraces y depredadoras en las que ha degenerado la derecha española. Ése es uno de nuestros principales problemas, de todos los ciudadanos.

Tienen una relación oblicua con la verdad. Es decir, mienten como bellacos, para entendernos, como seres sin escrúpulos. Una y otra vez.  Sustentan sus éxitos en datos falsos o inexactos con el fin de embaucar a la ciudadanía y aprovecharse de su buena fe o su estupidez. La sociedad precisa  soluciones que se relacionen de forma recta con la verdad, directa. Las necesidades se cubren con realidades, no con cuentos.

Las tres derechas se manifiestan de forma similar, lo hacen sus líderes nacionales en los debates. Sus mentiras son extrapolables allá donde hablen. No es lo mismo tener deudas que no y cuando  Díaz Ayuso (PP) miente al decir que "Madrid es la región menos endeudada de España" cuenta con un presupuesto irreal. Miente de hecho, con enorme frecuencia. Vox parece basar su propaganda en falacias, doblemente peligrosas, al entrar de lleno en temas esenciales como sanidad, educación, o derechos. Vean la respuesta de un cirujano, destacado defensor de la sanidad pública, a las mentiras de Monasterio que han encontrado un público. 

Seguir leyendo »

El tipo que remontó Robocop 2

Hace una eternidad conocí a un tipo que había remontado Robocop 2. En su opinión, el guion de la peli era bueno, pero estaba mal rodada y peor montada. Había subtramas innecesarias y algunas escenas eran demasiado largas. Por entonces no existían las redes sociales. No había un foro donde clamar contra los responsables de aquella potencial joya cinematográfica desvirtuada en la sala de montaje. Así que aquel tipo se instaló en el PC una copia pirata del AVID y realizó su propio corte de Robocop 2.

Yo lo tomé por alguien excesivamente desocupado, casi seguro afectado por algún tipo de trauma en el que no quise adentrarme. Lo que resultaba indudable es que era un gran fan de Robocop. El mayor, tal vez. ¿Cómo iba yo a ser que se trataba de un visionario? ¿Cómo podía imaginar que se estaba adelantando a su época lo menos veinte años?

Mientras escribo esto, la petición en Change.org para que se rehaga la octava temporada de Juego de Tronos "con escritores competentes" supera el millón trescientas mil firmas, y el contador sigue aumentando ante mis ojos. La página anima, entre exclamaciones, a alcanzar el millón y medio. No sé por qué. Tal vez con esa cifra un directivo de HBO se encoja de hombros y diga: "a la mierda, haced caso a esos pirados".

Seguir leyendo »

De la pela a la fe

Imagen de archivo del juició del procés en el Tribunal Supremo

Las cosas incomprensibles son interesantes por la dificultad que entraña analizarlas. Y la política catalana ha ido acercándose al campo de lo muy complejo, hasta suponer un desafío para la ciencia política. Al principio, parecía que aquellas manifestaciones que cada año sumaban más cientos de miles de personas eran seguidas en nombre del dinero (Espanya ens roba, la pela és la pela) o del uso normalizado de la lengua. Pero it’s not the economy, stupid ¡Not this time! Posiblemente lo fue, cuando se hablaba sobre todo de recuperar la ordinalidad tras las transferencias de dineros autonómicos, pero la economía importaba desde muy pronto solo como una parte pequeña aunque esencial dentro de un magma en el que ya entraban otras cuestiones. También contaba el asunto lingüístico, pero ni una cosa ni la otra explicaban la eclosión de un fenómeno de masas que ha sorprendido incluso a sus propios protagonistas.

Y aquella complejidad inicial no ha hecho sino crecer con el paso de los años, con la llegada del acontecimiento fundacional frustrado: el referéndum que es ahora objeto de un juicio por crímenes improbables como ese golpe de Estado que solo han visto Maza y sus acólitos de la fiscalía general y unos pocos jueces. Hace tiempo que, observando el fenómeno social y político del procés, comencé a pensar que había algunos aspectos que lo aproximaban al campo de lo religioso. No eran ya la economía, ni la lengua, ni la violación de lo que dice la Constitución del 78 sobre quién es soberano en la aprobación de los Estatutos de Autonomía (Parlament y Congreso; seguidos de referéndum en la autonomía objeto de ese documento; y punto) lo único importante. Ni tampoco luego lo fue la judicialización.

Hay más causas para explicar la reacción espectacularmente masiva en favor de la independencia en Catalunya. Hay algo más, y es de otro orden. Lo vimos cuando el gentío que rodeó el Parlament el 3 de octubre rompió a llorar, literalmente a llorar, cuando los políticos independentistas decidieron, de la noche a la mañana, no implementar la promesa. No lloraban por el dinero ni por la lengua. Lloraban porque se había frustrado la promesa de la felicidad. Porque el procés había acabado prometiendo, sin nunca decirlo con todas las letras, el paraíso en la tierra.

Seguir leyendo »