eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Juan Cornejo: "Es lógico que tengamos peso en la nueva dirección del PSOE"

El secretario de Organización del PSOE-A es a todos los efectos el número 2 de la formación y tiene como primer reto coordinar la campaña de las Europeas.

Sobre Alfredo Pérez Rubalcaba: "Es mi secretario general. Otra cosa es cuando a mí me pregunten cuando haya varios candidatos, y entonces diré quién me gusta de los que se presenten".

"Más que en clave de resultados, las europeas las queremos ver en clave estructura, es decir, tener una maquinaria electoral ya funcionando", subraya como coordinador de la campaña.

- PUBLICIDAD -
Cornejo (PSOE-A), partidario de elegir los candidatos a municipales antes de unas primarias sobre candidato al Gobierno

Con un café por delante y un paquete de tabaco en el bolsillo, Juan Cornejo habla tranquilo, con pausa, con medida. El senador por la provincia de Cádiz desde 2008 es ahora secretario de Organización del PSOE-A y ,a todos los efectos, el número 2 de la formación una vez que Susana Díaz ha eliminado la vicesecretaría general. Tiene por delante el reto de coordinar la campaña para las elecciones europeas en un momento en el que Andalucía quiere volver a jugar un papel clave en todos los debates nacionales, dentro y fuera del partido, aunque lo ve cómo un calentamiento del aparato para las municipales, un elemento "clave" en la política de la presidenta, asgrua. Niega que el papel protagonista de Susana Díaz genere tensiones con Ferraz, e insiste en que las relaciones con el federal son "muy fluidas".

¿Cómo está resultando el trabajo estos primeros meses de la nueva ejecutiva regional?

Tenemos una dirección muy apoyada. En estos momentos de crisis, era fundamental un liderazgo sólido y la cohesión.

Con tanta cohesión, ¿queda espacio para la crítica?

Sí lo hay. Siempre. Se vio durante las primarias, donde hubo otros candidatos. Los que apostaron por otros están integrados en este momento. La habilidad no sólo está en tener la fuerza de líder, sino además, en saber aglutinar.

¿Qué quiere decir que están integrados?

Pues que forman parte del proyecto. No escucho ninguna voz que no esté de acuerdo con que las cosas se están haciendo bien. Los debates internos se producen cuando no hay coincidencia en el liderazgo, cosa que ahora no ocurre. En las ocho provincias están sumando.

Pero, por el contrario, en el federal sí se está reclamando ese debate interno.

Lo que ocurre a nivel nacional es que somos malos a la hora de vender las cosas. Llevo 38 años en el partido y nunca se había producido un debate tan profundo de ideas como el que desembocó en la conferencia política. La tristeza es ¡qué poco se habla después de ese gran trabajo!, donde tenemos posiciones en todas las materias en las que luego hay que tomar decisiones. Pero el debate estaba más centrado en el liderazgo del partido y en quién va a ser el candidato. Luego, pasamos al de las primarias cuándo. Y ahora, estamos en quién se presenta.

Pero precisamente desde Andalucía se urgía tomar esta decisión, ¿no cree?

Sí, pero hay que establecer una diferencia. Y es que en Andalucía sí gobernamos. Por tanto, las situaciones son distintas. Como en España no estamos gobernando, no hay premura..  Nos hemos puesto a trabajar y hemos dicho que es hora de elegir un candidato, y que no tiene que ser automáticamente el secretario general, sino por primarias, y abiertas esta vez.

¿No hay entonces prisa en tener un líder fuerte frente al Gobierno de Mariano Rajoy?

El secretario general lo es porque lo ha decidido un congreso. Ponerlo en cuestión puede ser respetable, pero tenemos que aceptar la realidad. La realidad es que tenemos un secretario general que salió de un congreso.

Cambiemos la pregunta: ¿Le parece Alfredo Pérez Rubalcaba un líder fuerte?

En el partido, es el secretario general. Ese debate se abrió cuando empezaron a salir encuestas, y algunos reconocieron que es la mejor cabeza del partido en este país, pero que no llega a conectar con la ciudadanía. Eso dicen las encuestas. Yo ¿qué pienso? Pues que es mi secretario general y por cultura de partido, porque así es cómo funcionamos y porque no lo entendería de otra manera, lo apoyo. Es el líder del PSOE. Otra cosa es cuando a mí me pregunten cuando haya varios candidatos, y entonces diré quién me gusta de los que se presentan.

Dado el peso del PSOE-A en la organización, ¿qué tienen que decir de cara a las primarias? ¿Barajan ya nombres para la nueva dirección que resulte?

Entiendo que el PSOE-A por número de militantes y por estar gobernando tiene que liderar siempre. Es una parte muy importante del PSOE.

Entonces sus aspiraciones son que haya una presencia importante de andaluces en la nueva dirección, ¿no?

Tiene su lógica porque se vería reflejada la realidad. Somos más de un cuarto de la organización.

¿Y en las listas para las europeas? ¿Cuál es el papel del PSOE-A?

El secretario general se comprometió a hablar con las federaciones y lo viene haciendo para todos los temas importantes. Está en un contacto continuo con la secretaría general de Andalucía. Habrá andaluces en esa candidatura y en puestos de salida. Como mínimo vamos a mantener la representación que ya tenemos porque hay gente muy válida.

¿Cómo se combate la abstención habitual en estos procesos?

Tenemos que ser capaces de, en lugar de perdernos en grandes discursos, poner en un papel cómo afecta a la vida diaria de un ciudadano Europa. Supondrá poner en marcha el tren electoral para que ya no pare. Tenemos una sede prácticamente en cada pueblo y eso nos hace ser una estructura compleja. Ese partido necesita echar a andar con tiempo para los temas electorales.

¿Hasta qué punto será un termómetro para otros comicios?

No son datos extrapolables los de unas europeas a unas municipales, aunque lo hagamos. Estamos hablando de unas elecciones distintas, con dificultad de movilización, con un partido que necesita toda su maquinaria funcionando porque empezarán luego otros procesos electorales. Más que en clave de resultados, las queremos ver en clave estructura, es decir, tener una maquinaria electoral ya funcionando.

Está también el inconveniente de que los ciudadanos no captan que luego tenga una aplicación real, por el poder limitado del Parlamento Europeo...

Queremos una Europa más democrática, sí. Si hubiera un Parlamento Europeo con suficientes competencias podría ser el instrumento para garantizar los servicios públicos para cada ciudadano viva donde viva, estemos en crisis o no. Europa ha sido reconocida como la cuna del estado de bienestar. Es un modelo que ahora quieren decirnos que no es sostenible, por lo que debemos introducir este debate en Europa. Si hablamos de blindar el estado de bienestar en España, ¿por qué no en Europa?

¿Y si pierden también estos comicios? ¿cuál será el análisis?

Nosotros vamos a ganar. En ese ciclo de pérdidas anteriores, cada una tiene su análisis, porque por ejemplo en las autonómicas fueron 40.000 votos de diferencia. En las municipales fue la primera vez que el ciudadano iba a las urnas una vez que José Luis Rodríguez Zapatero, en su último periodo, administró la crisis, y cometió algunos errores, que ya hemos reconocido y que no nos perdonaron los ciudadanos. Por tanto, hubo enseñamiento con nuestros alcaldes.  En estas europeas, digo yo que están muy enfadados con Mariano Rajoy... O no.

El IBEX 35 le ha pedido a Susana Díaz que medie con Cataluña, ¿puede generarle esto tensión dentro del PSOE?

Andalucía siempre ha sido muy importante en la historia de las autonomías, por su población. Pero también es la única comunidad autónoma grande gobernada por un partido diferente al del Gobierno de la Nación. En tercer lugar, Andalucía puede ayudar. Y por último, está la persona que actualmente ostenta el liderazgo. Luego es lógico que la presidenta esté actuando de mediadora y pidiendo algo tan simple y que a la vez parece tan complejo que es diálogo. Incluso desde el PSOE hemos apuntado soluciones, como que se afronte la reforma de la Constitución Española. ¿Y por qué no bajo los principios que dice la presidenta? Siempre y cuando se respeten las singularidades y se tengan en cuenta los hechos diferenciales.

¿No escuece en el partido ese protagonismo de Susana Díaz?

Como presidenta de la Junta de Andalucía es un papel inevitable, y además creo que el secretario general lo ha entendido como una suma, no como una resta. Si no, no estaría funcionando como lo está haciendo. La relación es tan fluida que todo lo que se decide, y que puede tener incidencia, se comenta con la presidenta de la comunidad autónoma más grande de este país. Ojalá estuviéramos gobernando en 10.

En un estado federal hacia el que caminan, ¿cómo se consigue esa igualdad vivas donde vivas si habría incluso más autonomía?

En el marco constitucional que hablamos de revisar, deben estar garantizados para todos los españoles, vivan donde vivan, cuestiones básicas, sus derechos y libertades.

Hablando de esas libertades, se ha dicho que se irá contra la reforma de la Ley del Aborto, pero ¿qué margen de maniobra tienen para ser insumisos como en el caso del copago o la LOMCE?

Es muy difícil. No se pueden incumplir leyes. Por eso vamos al Tribunal Constitucional.

Pero el Tribunal Constitucional empieza a parecer el agujero negro de las leyes…

Desgraciadamente, si. Hay más de 30 recursos a nivel nacional. Todas estas leyes importantes se han ido aprobando sin debate. Sólo admiten enmiendas para contentar la posición de algunos de sus barones.

Por cierto, exigen al PP que renuncie a la disciplina de voto con la Ley del Aborto. Sin embargo, expedientan a tres de los suyos del PSC porque respaldaron la consulta que propone Artur Mas. ¿Eso es coherencia?

Es distinto. El debate del aborto no es ni científico ni técnico. Es ideológico. Se mete en el derecho de ser madre y en la libertad de abortar. Es un tema de conciencia. Para otras cuestiones, hay que entender que estamos en una estructura de grupos parlamentarios y la posición debe ser la mayoritaria. Lo contrario no se puede permitir. Dicho lo cual, lo que tienen que hacer es no llevar la reforma al Congreso de los Diputados, porque hay miembros del PP que han manifestado que están en contra. Es en ese debate interno donde hablamos de que debe haber libertad de voto.

Cambiando de asunto, ¿vamos hacia una Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) bis?

No es así. Vamos a constituir un consejo donde estén presentados los alcaldes del PSOE para que en los temas que incidan en los municipios haya un foro donde analizarlos y debatirlos, para posicionarnos. Si la FAMP no ejerce su función fundamental de sentar a los alcaldes, alguien tendrá que hacerlo. Lo más grave es que desde los 80 no ha habido una ley que cambie tanto la realidad de las administraciones locales, y sin embargo, desde Andalucía, la institución que tenía que haber sido el vehículo para llevar el pensamiento de los alcaldes en el debate no estaba constituida. Deduzco pues que el ministro Cristóbal Montoro ha tenido una buena aliada [en referencia a la presidenta en funciones de la FAMP, Ángeles Muñoz] que ha silenciado a muchísimos alcaldes.

¿Seguirá la FAMP bloqueada hasta las próximas municipales, pues?

Nosotros no abandonamos ni los temas jurídicos ni el seguir solicitándole a la presidenta que convoque. No lo hace porque está en minoría, y si convoca a la ejecutiva sabe que se le va a pedir la asamblea y que se le acabó.

¿Y qué gana ella estando interinamente como responsable de la FAMP?

Pues que no haya una FAMP que se haya puesto delante de la contrarreforma. Se ha silenciado al conjunto de alcaldes del PSOE, IU y el PA, que los tres estamos en contra del modelo que ha impuesto el PP con esta ley. Nuestros alcaldes no han podido ejercer su derecho de participación en el proceso de debate porque no estaba la FAMP operativa.

Para terminar, ¿creen que el PP-A abandonará el arma de la corrupción en el debate político? No ayudan nuevos casos como el de UGT-A...

Con independencia de que nosotros queremos que todo se aclare y salga a la luz, lo que más me extraña es que el partido que tiene en duda su financiación a nivel nacional, con campañas electorales de ingresos dudosos, con reconocimientos de sobresueldos, ¿cómo puede permitirse convertir en eje de su debate la corrupción? Máxime con lo que implica de daño a la imagen de Andalucía, de desafección de la ciudadanía… Que denuncien la corrupción, vale, pero ¿que el eje de su debate sea este? Los ciudadanos no soportan la corrupción, pero también están hasta las narices de que no se hablen de sus problemas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha