eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

El PP calienta motores para una tercera moción de censura en la Costa del Sol

Tras haber recuperado las alcaldías de Rincón de la Victoria y Marbella estos meses, los populares quieren aprovechar la debilidad de pactos del gobierno liderados por el PSOE en Nerja, Benalmádena y Torremolinos

- PUBLICIDAD -
Ayuntamiento de Nerja.

Ayuntamiento de Nerja.

Lo ha conseguido en Rincón de la Victoria, el pasado mes de junio, y en Marbella, esta semana. El PP se ha hecho con dos alcaldías clave en la Costa del Sol que cedió a los socialistas tras las últimas elecciones municipales en 2015. La formación liderada por Juan Manuel Moreno en Andalucía está dispuesta a continuar conquistando, a costa de la debilidad de pactos de gobierno del PSOE con partidos minoritarios, municipios de la provincia de Málaga en los que en 2015 fue la fuerza más votada pero que se vio obligada a entregar sin haber logrado superar todavía ese golpe.

No son casos puntuales, sino que forman parte de una estrategia marcada también por la lucha de poder entre los propios populares, como se ha demostrado especialmente en Marbella, donde el secretario de Política Territorial del PP, Javier Arenas, ha impulsado a buscar la reprobación del alcalde del PSOE, José Bernal, incluso a espaldas de Juan Manuel Moreno. Éste insiste en que estaba al tanto de estos movimientos, pero los socialistas se apresuran en desmentirlo tirando del timeline de su Twitter.

Lo decía esta semana el secretario de Organización del PSOE de Andalucía, Juan Cornejo: "Tardó  cuatro días en reaccionar. Puso un tuit sobre el eclipse solar y no sobre la moción de censura". Sin embargo, el PP de Andalucía ha salido en tromba desmintiendo estos extremos y ha asegurado que Juan Manuel Moreno conocía "desde el primer momento" lo que se gestaba en Marbella. Y lo que se gestaba ha sido una reprobación que ha devuelto la alcaldía a la senadora Ángeles Muñoz, de las afines a Javier Arenas,  aprovechando la ruptura del tripartido que mantenía en el poder a los socialistas con IU y Opción Sampedreña (OPS), que es la que ha brindado la alcaldía a los populares.

Marbella ha dolido especialmente a los socialistas, por ser la segunda ciudad más importante de la Costa del Sol tras Málaga y por la carga que conlleva perder un bastión marcado la última década por el mayor escándalo de corrupción a nivel municipal conocido en España, el caso Malaya, en el que habían prometido empezar una nueva era. En este sentido, los socialistas no han dejado de insinuar posibles "intereses oscuros" en esta moción de censura, y la propia presidenta de la Junta de Andalucía y líder del PSOE en la comunidad autónoma,  Susana Díaz, sentenciaba esta semana: "Esperemos que Marbella no vuelva a las andadas".

El caso es que Ángeles Muñoz vuelve a tener el bastón de mando en justo después, además, de que el Juzgado de Instrucción número 3 de Marbella haya archivado la causa iniciada por presunta falsificación de actas en torno a la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1986, donde ella figuraba como denunciada aunque no investigada por su condición de aforada.

Después de de Marbella, Juan Manuel Moreno no ha ocultado su deseo de que se produzca una moción de censura en el Ayuntamiento de Nerja. "Nos gustaría una moción de censura en Nerja donde el PP se quedó a un concejal de la mayoría absoluta", ha enfatizado, para hablar luego de "malestar general" entre los vecinos del municipio como excusa para ello.

En este contexto, Juan Manuel Moreno ha dicho que su partido sólo plantea mociones de censura "siempre que sean posibles" en aquellos municipios donde ganó las elecciones municipales. "Si hay alguna otra posición la estudiaremos, por supuesto", ha apostillado. Y no es la primera vez que lo dice, porque ya hace un par de meses, en declaraciones a Canal Sur Radio, el líder del PP en Andalucía manifestó:  "Vamos a intentar llegar a un acuerdo con el resto de formaciones, especialmente con C's, para volver a la normalidad institucional en Nerja".

Nerja se halla en una situación complicada tras la decisión de la cabeza de lista de C's, María Dolores Sánchez, de abandonar el partido y pasar a ser no adscrita, después de que su partido le haya abierto un expediente que ha concluido esta semana con su expulsión. Un elemento que abre la posibilidad de una moción de censura que también necesitaría, además de los votos del PP (10 ediles), el de otro concejal.

Previamente los populares ya habían conseguido recuperar el poder en Rincón de la Victoria para Francisco Salado tras prosperar la moción de censura contra Encarnación Anaya (PSOE). La salida de IU del gobierno local y la división dentro del grupo municipal de C's, que ha terminado con un concejal no adscrito también en esta ciudad, han abonado el camino para esta crisis.

En este contexto, Nerja se vislumbra como su objetivo más inmediato, pero hay otros dos municipios clave en la Costa del Sol donde los populares aguardan cualquier resquicio que pueda hacer tambalear los pactos de gobierno que mantienen a los socialistas en las alcaldías. En concreto, en Benalmádena y Torremolinos. 

En Benalmádena, los populares observan la posible inestabilidad del pacto de gobierno entre el PSOE y los tres ediles que logró C's en los últimos comicios y que actualmente figuran como no adscritos precisamente por las diferencias con su partido en torno a este acuerdo. Pero, sin embargo, esta alianza ha sido calificada por la dirección nacional de C's como reprobable acuerdo antimoción de censura, por cuando entienden que los que eran sus ediles se han metido en el gobierno local con ese compromiso con los socialistas. No sería, en cualquier caso, la primera vez porque ya en 2009 el PP arrebató la alcaldía a los socialistas por esta vía.

Mientras, en Torremolinos, la situación también ofrece la posibilidad de una moción de censura, si bien la secretaria general del PP en el municipio, Margarita del Cid,  manifestaba en una entrevista a La Opinión de Málaga que su partido sólo la planteará "con argumentos de peso". También este municipio la llave para la gobernabilidad del PSOE se la entregó C's, formación que también ha tenido aquí sus problemas con el reciente paso a no adscrito de uno de sus cuatro ediles tras un expediente por la contratación de un familiar. 

En estas circunstancias cabe recordar que Málaga es una provincia clave en el poder de los populares en a nivel nacional. No en vano, Málaga, con Francisco de la Torre a la Cabeza, es la mayor ciudad que gobiernan en España, y desde hace varios mandatos, a lo que hay que sumar que hasta las últimas elecciones municipales mantuvieron un claro dominio de la Costa del Sol. Pese a que éste lo han perdido con el tiempo, continúan controlando la Diputación de Málaga, con Elías Bendodo, presidente del PP en la provincia, como presidente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha