eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Podemos es el único partido que continúa sin cerrar sus listas en Andalucía para las elecciones generales

Trabaja todavía para colocar nombres destacados que supongan un golpe de efecto en unas candidaturas en principio elegidas por primarias.

Es el método que han usado también para configurarlas C's y Ahora en Común, mientras que el PP y el PSOE han recurrido a sus viejas fórmulas.

Desde este miércoles y hasta el 16 de noviembre es el plazo para registrarlas, y llegar antes implica ventajas en las papeletas de senadores.

- PUBLICIDAD -
Unos 36,5 millones de personas podrán votar el 20D, casi 5 millones en Madrid

EFE

Podemos es el único de los cinco partidos con representación en el Parlamento de Andalucía que todavía no ha definido a sus número 1 para las listas del Congreso de los Diputados, ni tampoco de los aspirantes a senadores. Junto con C's -que el pasado mes de julio fue el primero en tener cabezas de lista para el Congreso de los Diputados- e IU -integrada en Ahora en Común (Aec) y  que ha concluido el proceso este domingo tras un polémico desarrollo en el caso de Sevilla- han sido también los únicos que han optado por las primarias para elegir a sus candidatos, mientras que el PSOE y el PP no han recurrido a esta fórmula de participación.

Pero, si en principio el orden se ha decidido por votación, tanto en urna como vía telemática, y de manera abierta a la ciudadanía, ¿por qué no se sabe todavía cómo quedan las listas de Podemos? La realidad es que ese proceso ha servido para definir en parte el orden de las candidaturas pero no es determinante, puesto que la formación de Pablo Iglesias ha reservado "huecos" que en principio eran para la confluencia con otras fuerzas y que de momento han quedado para intentar captar fichajes que supongan un golpe de efecto, como es el caso del catedrático Javier Pérez Royo para liderar la candidatura por Córdoba, en el que trabaja la organización.

Es más, pese a que el secretario de Organización, Sergio Pascual, uno de los pocos números 1 para el Congreso de los Diputados que han trascendido (en su caso por la provincia de Sevilla) , sostenía en una entrevista hace un par de semanas que estarían las listas a finales de octubre, pero no ha sido posible. "Nos hemos puesto un proceso muy complicado para designarlas", confesaba hace unos días un dirigente del partido en Andalucía.

Este sentido, Podemos se debate entre las exigencias que se ha puesto de pretender ser un partido que decide por primarias, o sea la máxima participación, y la solvencia. O sea, dos formas distintas de entender la filosofía de partido que también suponen una barrera entre lo que defiende la dirección nacional y sus propias filas en Andalucía, lideradas por Teresa Rodríguez, quien insistentemente ha hablado de la necesidad que tiene la organización "de volver a su ADN".

No es el único que se ha visto enfrentado a sus propias contradicciones con las primarias. Le ha pasado a AeC, plataforma de confluencia donde la fuerza mayoritoria de IU, el Partido Comunista de Andalucía (PCA), se ha movilizado para conseguir que sus candidatos se hayan impuesto en el proceso. Cosa previsible partiendo de que cuenta con una maquinaria más potente que otras fuerzas que se han sumado a este proyecto, pero ha provocado que en el caso de Sevilla -precisamente donde más opciones tienen de escaño- haya terminado el proceso con un duro enfrentamiento.

Esto ha llevado que en esta provincia hayan desertado precisamente los precandidatos que representaban otras corrientes, como Iniciativa por Andalucía y la CUT, que si bien no participaba con sus siglas, sí lo han hecho militantes suyos, en el caso de Sevilla Álvaro García Mancheño, hasta que ha tirado la toalla denunciando "pucherazo". En cambio, en Málaga se ha dado una situación distinta, y es que en la candidatura de AeC para el Congreso de los Diputados han terminado incluidos, también a título individual, hasta tres integrantes de Podemos, formación que había desdeñado esta plataforma y por tanto ha pedido incluso darlos de baja por ello.

Dudas en el Senado también para C's y el PP-A

En cuanto a las listas para el Senado, que normalmente generan menos expectación, están tardando más en ser configuradas. En Podemos están con la misma situación que en los aspirantes a diputados. De hecho, sólo AeC desde este fin de semana y el PSOE -que las anunció hace tres semanas junto con las del Congreso de los Diputados- tienen definidos a su cabezas de lista en el caso. Mientras, C's no lo ha cerrado todavía en el caso de la provincia de Cádiz, lo que atribuye a que se están terminando de certificar los votos, y el PP, por su parte, sólo ha definido la mitad de los números 1 después de haber apurado hasta el pasado viernes para anunciar a sus cabezas de lista para el Congreso de los Diputados, en un proceso en el que Andalucía es donde "más problemas" reconocen haber tenido en el partido por la necesidad de contentar a históricos de la formación y también recolocar a los que se quedaron sin alcaldía en las últimas elecciones municipales, incluso habiendo ganado.

El caso es que el 11 de noviembre se abre el plazo para registrar las listas en la junta electoral y se podrá hacerlo hasta el 16. Por tanto, queda menos de una semana, y aunque hay tiempo, es cierto también que en el caso de las papeletas del Senado el puesto en las listas -que son abiertas- se decide por orden de llegada y estar entre los primeros se considera que da más ventajas a la hora de atraer el votante, que suele marcar -si es que lo hace- las primeras casillas por inercia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha