eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Los andaluces prefieren aumentar el gasto público en sanidad y educación y bajarlo en defensa, arte y cultura

Se muestran mayoritariamente contrarios a reducir las prestaciones sociales incluso si ello viene acompañado de reducción de impuestos

- PUBLICIDAD -

Los andaluces consideran que se debe gastar 'más o mucho más' en educación (78,3 por ciento de los encuestados), sanidad (73,1 por ciento) y pensiones (64,5 por ciento), que son las partidas tradicionales del estado del bienestar, según se desgrana de la Encuesta de la Realidad Social en Andalucía (ERSA), informe bienal realizado por el Centro de Estudios Andaluces, dependiente de la Consejería de Presidencia e Igualdad

Según ha explicado la consejera de Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, durante la presentación de dicho informe, el 49,8 por ciento de los andaluces consideran que el gasto público debe disminuirse en fuerzas armadas y defensa, así como también en arte y cultura (38,5 por ciento); una partida que ha variado sensiblemente desde el año 2009 en el que sólo un 20,2 por ciento de la población opinaba que ese gasto debía reducirse.

La encuesta, realizada sobre una muestra teórica total de 1.200 individuos en el conjunto de la comunidad autónoma de Andalucía, permite estudiar la evolución en el tiempo de una amplia batería de indicadores sociales por su carácter periódico (las anteriores oleadas corresponden a los años 2009 y 2011 coincidiendo, por tanto, con las fases de inicio y desarrollo de la crisis económica).

Los andaluces se muestran mayoritariamente contrarios a reducir las prestaciones sociales incluso si ello viene acompañado de una reducción de impuestos, dado que a la pregunta de si es preferible bajar los impuestos aunque esto signifique un menor gasto en prestaciones sociales y servicios públicos, la mitad de los andaluces está en desacuerdo o muy en desacuerdo con esta propuesta (49,8 por ciento), mientras que aquellos que están de acuerdo o muy de acuerdo representan un tercio aproximadamente (34,5 por ciento).

Entre los resultados más relevantes relacionados con la 'Percepción de la Situación Social y Personal' los encuestados consideran que los tres principales problemas son el paro (68,7 por ciento en Andalucía frente el 55,4 por ciento en España), la crisis económica (11,8 por ciento en Andalucía frente al 16,7 por ciento en España) y la clase política (5,8 por ciento en Andalucía frente al 8,4 por ciento en España).

La preocupación por el desempleo en Andalucía ha ascendido casi un dos por ciento con respecto a 2011 (66,8 por ciento), al tiempo que disminuye el porcentaje de aquellos que señalan como principal problema de nuestra comunidad a la crisis económica (15,8 por ciento en 2011 y 11,8 por ciento en 2013) y a la clase política (siete por ciento en 2011 y 5,8 por ciento en 2013).

También cabe destacar que en materia de corrupción, el 5,3 por ciento de los encuestados cree que el problema más importante de España es la corrupción, mientras que solo 1,2 por ciento cree que sea el problema más importante de Andalucía. Según la consejera de Presidencia, "aunque ni un dato ni otro es satisfactorio, si que existen diferencias entre España y Andalucía".

SUSPENSO AL GOBIERNO ANDALUZ Y AL PARLAMENTO

En lo que se refiere a la satisfacción con las instituciones y los servicios públicos, los andaluces otorgan un 5,2 al funcionamiento de la democracia en España y en Andalucía, una cifra que baja al 4,5 en la valoración de la educación en España y al 4,4 sobre la educación en Andalucía. Sí que aprueban en esta valoración el sistema sanitario en España (5,5) y en Andalucía (5,4).

El Gobierno andaluz suspende en la valoración que le dan los andaluces sobre su gestión, con un 4,6 de nota, una cifra que asciende al 4,8 en el caso del Parlamento andaluz, pero que tampoco llega al aprobado. El Ejército es la institución más valorada con un 5,6. Les siguen el Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Constitucional con un 5,1. También suspende la Monarquía con un 4,8.

En cuanto al capítulo dedicado a 'Valores y actitudes hacia la desigualdad' se ha consultado a los andaluces sobre la movilidad social subjetiva a través de su opinión acerca de las probabilidades que tiene una persona de llegar a ser médico o abogado en función de los diversos orígenes sociales.

INCREMENTO DE LAS DESIGUALDAD DE OPORTUNIDADES

En esta cuestión se detecta que, respecto a la oleada de 2011, todas las probabilidades han descendido lo que muestra una actitud más pesimista de ascenso en la escala social; por ejemplo, en una escala del 0 al 10, la percepción sobre la probabilidad de que el hijo de un jornalero sea médico o abogado ha descendido de 6,2 en 2011 a 4,7 en 2013.

Ello implica que se ensancha la distancia percibida entre orígenes sociales; es decir, que los andaluces tienen la percepción de vivir en una sociedad en la que se incrementa la desigualdad de oportunidades.

En relación a la extensión de la pobreza, los andaluces creen de medida que más de una de cada cuatro personas vive en la pobreza en España (26,8 por ciento); una estimación razonablemente cercana a la realidad, aunque sobreestima el dato real (21,8 por ciento de la población, según el último dato de Eurostat).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha