eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Mosterín, filósofo de la vida  

- PUBLICIDAD -
Izda: Portada de 'El triunfo de la compasión', publicado por Alianza Editorial. Dcha: Jesús Mosterín, su autor

El pasado lunes 4 de octubre nos dejo Jesús Mosterín. Filósofo de relevancia internacional y encendido defensor de la vida y la naturaleza. Jesús había nacido en Bilbao en 1941 y su formación tuvo lugar en España, Alemania y Estados Unidos. Catedrático de Filosofía en la Universidad de Barcelona y Profesor de Investigación del CSIC, ha sido uno de los pocos pensadores españoles de los últimos tiempos que ha alcanzado relevancia internacional con su filosofía analítica como herramienta para comprender y explicar la realidad. Ha sido el mejor filósofo de la biología que jamás hayamos tenido.

Quizás menos conocida, y desde luego reconocida, ha sido su enorme contribución al conocimiento, aprecio y protección de la naturaleza. Editor de la famosísima enciclopedia de Fauna, que todos atribuimos al eminente naturalista Félix Rodríguez de la Fuente, estuvo muy relacionado con los orígenes de Doñana, siendo amigo y admirador de José Antonio Valverde y Javier Castroviejo, aunque conservado sus sanas y eternas discrepancias con ellos.

Fue él quien ofreció la oportunidad de destacar a toda una generación de entonces jóvenes biólogos, fichándolos para escribir capítulos de la famosa enciclopedia destinada a dejar una profunda huella en la sociedad española. Más tarde, se sentiría un tanto decepcionado al ver que muchos de ellos abandonaban su compromiso con la defensa de la naturaleza en pro de un currículo personal más estándar. Su relación con Doñana se limitó mucho hasta que recientemente conseguimos volver a involucrarlo de nuevo, regalándonos un magnífico capítulo en el libro del 50 aniversario de la Estación Biológica de Doñana. 

En su vida han sido incontables las ocasiones en la que se ha visto envuelto en batallas en pro de la conservación y el aprecio del mundo no humano. Además de su incansable actividad en favor de los grandes simios, siendo presidente honorífico del Proyecto Gran Simio en España, quizás su intervención más reciente y recordada haya sido su oposición a las corridas de toros.

Recuerdo su intervención en los debates en sede parlamentaria de Cataluña cuando ante la pregunta de si una larga tradición como las corridas de toros no merecía ser conservada respondía "la ablación del clítoris es una larga tradición en algunos países del mundo pero eso, por sí sólo, no la hace merecedora de respeto y protección". En efecto, casi todo lo que consideramos progreso social es en realidad la abolición de actitudes "tradicionales" como la discriminación sexual o la pena de muerte.

Defensor del respeto a todos los demás animales no humanos, su postura no derivaba de la creencia en valores intrínsecos de dichos animales sino de un análisis más profundo de la empatía humana y el derecho que tenemos nosotros a no sufrir por el sufrimiento innecesario de otros compañeros de viaje. Su encendida defensa de la libertad política le granjeó alguna que otra incomprensión en Cataluña, especialmente en temas referentes a la necesidad o no de una "lengua oficial". 

De una increíble claridad de ideas y planteamientos tenía la envidiable virtud de unir en su pensamiento la precisión de un cirujano con la velocidad de una ametralladora, disparando argumentos con una velocidad que hacía perder el aliento.  Profundamente honesto y coherente en su pensamiento, era además una persona muy divertida con conversaciones enormemente interesantes y provocadoras, salpicadas de humor socarrón, cínico e inteligente.

Tuve la enorme suerte de compartir mucho tiempo con él, conocerlo y enredarlo en mis propios trabajos de filosofía que siempre estaba dispuesto a discutir. Era un maestro admirable con el que aprender y discrepar en un ambiente racional y radicalmente libre.

Ha muerto el filósofo de la vida. España ha perdido uno de sus mejores pensadores de los últimos tiempos y yo un admirado y entrañable amigo al que siempre echare de menos. Jesús ha vuelto a su casa, a la inmutable y eterna Naturaleza con mayúsculas de la que siempre se sintió parte. Hasta pronto, hasta siempre amigo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha