eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Las familias de la ocupación de Nuevo Amate de Sevilla abandonan las viviendas


- PUBLICIDAD -
Las familias de la ocupación de Nuevo Amate abandonan las viviendas

   Las familias que habían ocupado varias de las 220 viviendas protegidas construidas por la Empresa Municipal de Vivienda, Suelo y Equipamiento de Sevilla (Emvisesa) en los suelos del antiguo barrio de Regiones Devastadas, donde actualmente se alzan estas viviendas públicas conocidas como Nuevo Amate, han abandonado la mañana de este miércoles los pisos en cuestión. Después de que el Juzgado de Instrucción número 13 de Sevilla les citase a declarar como imputados por un presunto delito de usurpación, estas familias han renunciado a la ocupación de las viviendas como consecuencia del agotamiento físico y "emocional" sufrido a lo largo de los últimos días.

   Pastora Filigrana, abogada del Grupo de Juristas 17 de Marzo y asesora de este colectivo de familias, ha informado a Europa Press de que después de que el Juzgado de Instrucción número 13 citase a declarar para este viernes a los miembros de estas familias, se acercaba el fin de esta ocupación habida cuenta de que la Policía Local y la Policía Nacional contaban con órdenes de no permitir el retorno a las viviendas a los miembros de estas familias que, por un motivo u otro, saliesen de las mismas. La idea, según ha explicado, era mantener la ocupación hasta el viernes, si bien estas personas han abandonado su causa por agotamiento físico y "emocional".

   "Llevan muchos días rodeados por la Policía y sin electricidad o agua corriente. La tensión era mucha y ya no lo soportaban más", ha enfatizado la abogada señalando el grado de "desesperación" que sufrían estas familias. Estas personas, no obstante, están llamados a declarar a las 09,30 horas del próximo viernes ante el Juzgado de Instrucción número 13 por un presunto delito de usurpación derivado de la ocupación de estas viviendas.

DE REGIONES DEVASTADAS A NUEVO AMATE

   El asunto está conectado con el proyecto promovido por el Ayuntamiento para regenerar por completo el antiguo barrio de Regiones Devastadas, ubicado en el distrito Cerro Amate y ahora rebautizado como Nuevo Amate. Las antiguas viviendas de protección oficial de este barrio fueron demolidas y en su lugar han sido levantados cinco edificios que contienen un total de 220 nuevas viviendas protegidas, todo ello de la mano de la Empresa Municipal de Vivienda, Suelo y Equipamiento de Sevilla.

   Los inquilinos de las antiguas viviendas protegidas, todos ellos arrendatarios, fueron realojados en viviendas municipales como medida transitoria y a la espera de que las citadas 220 nuevas viviendas estuviesen a su disposición. Una vez listas las nuevas viviendas protegidas, el pasado mes de septiembre sólo 71 de los inquilinos recogieron las llaves de los pisos que les correspondían, porque buena parte de este colectivo de ciudadanos no ha ejercido su derecho a habitar estas viviendas y optan por permanecer en las viviendas de realojo que les fueron asignadas.

   Bajo la premisa de la necesidad de contar con un techo y la ausencia de recursos económicos para tal aspecto, estas cinco familias habían accedido a varias de las viviendas protegidas actualmente desocupadas  en esta promoción, sin contar con relación contractual alguna con los pisos en cuestión, extremo que motivó que Emvisesa, como titular de las viviendas, denunciase la usurpación de las mismas. En paralelo, la Policía Local y la Policía Nacional establecieron un amplio cordón policial que ha cosechado no pocas críticas a cuenta de las supuestas restricciones impuestas para que las familias recibiesen respaldo desde el exterior.

VERSIONES OPUESTAS

   Mientras las familias alegan que llevan "toda la vida" reclamando a Emvisesa una VPO, el gobierno municipal del PP esgrime que dos de estas familias ni siquiera habrían tenido contacto con Emvisesa para optar a una vivienda protegida y las tres restantes "se habían interesado por carta" en la posibilidad de solicitar una VPO y "se les contestó" emplazándoles a comenzar el procedimiento administrativo correspondiente a la solicitud de una vivienda protegida, pero no habrían llegado a materializar nada.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha