eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Municipalizar, un pecado capital

- PUBLICIDAD -

¿Por qué el anuncio de municipalización del Servicio de Información 010 del Ayuntamiento de Zaragoza ha provocado una reacción tan enérgica por parte de la patronal (CEOE) y de la terna neoliberal (PP, PSOE y C's)?

Es un hecho generalizado que las privatizaciones de servicios públicos no han traído los beneficios que prometieron los gobiernos anteriores. Los precios no han parado de subir a la vez que empeoraban las condiciones laborales; se deterioraban las infraestructuras públicas por falta de las inversiones contratadas, proliferaban las puertas giratorias hasta convertirse en una pandemia estructural y la falta de control sobre las contratas acentuaba el deterioro del servicio mismo e inflaba la burbuja de la corrupción.

Según un estudio de Aigua és Vida sobre la gestión del agua en Cataluña, los servicios privatizados en los municipios encarecen la factura una media del 25 %. En algunas zonas, como el Área Metropolitana de Barcelona, supera el 90 %. Parte de la culpa de este sobreprecio se sustancia en el pago del IVA que implica la gestión privatizada y en el lógico beneficio económico que debe obtener la empresa concesionaria y que, en ambos casos, el ayuntamiento se ahorra al asumir el servicio.

Según el Tribunal de Cuentas y la Universidad de Granada, tras comparar empresas públicas y privadas de agua en Andalucía, las empresas públicas son más eficientes que las privadas en la prestación del servicio y consideran que uno de los motivos causantes es la laxitud en el control de la actividad del operador privado por parte de la propia Administración. Muchos ayuntamientos, quizás por ser las instituciones más cercanas al ciudadano y, consecuentemente, las que mayor presión social reciben, han decidido remunicipalizar servicios públicos basándose en las razones de optimización expuestas.

Uno de los casos más conocido ha sido la remunicipalización del servicio de Limpieza Viaria y de Recogida de Basuras por parte del Ayuntamiento de León, del PP, en enero de 2013, con la subrogación de 224 puestos de trabajo, que pasaron a formar parte de la plantilla. Fue posible con el voto favorable del PSOE y supuso un ahorro de 8,75 millones € (45 %) tan sólo en el primer ejercicio contable. Esta medida fue clasificada por el concejal de Limpieza, Julio Cayón (PP) como «la más importante que toma el Ayuntamiento en los últimos años».

En Valladolid, el voto a favor de PSOE, Valladolid toma la palabra y Sí se puede hará posible que la gestión integral del ciclo del agua de la ciudad vuelva a ser plenamente pública en julio, con la aprobación abrumadora de la sociedad civil y la oposición de la Confederación de Empresarios. La concejala de Medioambiente de Valladolid, María Sánchez, ha declarado: "Hoy, Valladolid sigue la senda de otras ciudades como Berlín o París, y se pone al frente de las ciudades que trabajan por el cambio, que trabajan por remunicipalizar los servicios". El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, y el coportavoz de Equo, Juantxo López de Uralde, han felicitado al Ayuntamiento pucelano por la medida, que supondrá un ahorro de 600.000 € por año, la mejora de la infraestructura y el aumento del beneficio social.

Sin ser exhaustivos, se podrían añadir iniciativas semejantes en grandes ciudades como Hamburgo, Budapest, Nápoles, La Paz, Buenos Aires, Johannesburgo o Yakarta. En España, otros municipios que han remunicipalizado la gestión del agua han sido: los liderados por el PP como Torrelavega (Cantabria) en 2011, Manacor (Mallorca) en 2013 y Arteixo (A Coruña) en 2013; por el PSOE como Ermua (Bizkaia) en 2014 y Gibraleón (Huelva) en 2016; Arenys de Munt (Barcelona) en 2011 o Aguas del Huesna en 2007, para el servicio de un Consorcio de 22 pueblos den la provincia de Sevilla.

En Medina Sidonia, municipio gobernado por IU desde 2011, se ha procedido a remunicipalizar la gestión del agua, la promoción de suelo y vivienda, la recogida de basuras, la limpieza viaria y el transporte urbano. También se gestionan públicamente un parking público, viviendas sociales en alquiler, depuradoras, las piscinas del municipio y el mantenimiento de parques y jardines. El apoyo social a tales medidas es incontestable y creciente. Según Santiago Gutiérrez, primer teniente de alcalde, “la privatización (mercantilización) de servicios básicos en época anterior había sido un caldo de cultivo perfecto para la corrupción”.

En Cabrils (Barcelona), con gobierno de CiU, se decidió remunicipalizar en 2014 el 90 % de los puestos de trabajo que había externalizado la anterior legislatura socialista, suponiendo un ahorro estimado en 260.000 euros anuales. El servicio municipal de parques y jardines y el de limpieza viaria volvieron a ser responsabilidad del Ayuntamiento. En Vidreres (Girona) se dio el mismo caso con el servicio de recogida de basura. En Cádiz se van a acometer de modo inminente una serie de remunicipalizaciones con el apoyo del PSOE, promotor de algunas de ellas. 

Si estos procesos comienzan a extenderse con vigor por toda la geografía española y europea, ¿por qué en Zaragoza PP, PSOE y Cs se oponen frontalmente?

En Zaragoza existen dos depuradoras de aguas residuales: "La Cartuja", concedida a UTEDEZA (Veolia), y "La Almozara", a DRACE (ACS). En julio de 2016, Ecociudad sancionó a UTEDEZA por contaminar el río Ebro durante 2015 por mala depuración,  detectada por la Confederación Hidrográfica del Ebro y que supuso sanción para el propio Ayuntamiento de Zaragoza.  Unos meses antes, el Consistorio había decidido sancionar a DRACE tras las graves irregularidades detectadas en una revisión sorpresa de las instalaciones de La Almozara. Hasta ese momento, las instalaciones nunca no habían sido revisadas. Es éste un ejemplo de la tradicional falta de fiscalización pública sobre las contratas municipales.

Al finalizar la contrata con DRACE, alentado por las deficiencias del servicio y el previsto ahorro de casi medio millón de euros, el Consistorio intentó volver a su gestión pública, lo que fue evitado con los votos de PP, PSOE y C's, a pesar de que el PSOE incumplía así el "Pacto Social por la Gestión Pública del Agua en la Ciudad de Zaragoza y su Entorno", que había firmado en 2014 .

El servicio de información del 010, creado en 1997 por el PP y que lo concedió a una empresa privada, ha sido la última guerra por la remunicipalización en Zaragoza. En los últimos meses hemos conocido cómo la empresa adjudicataria había ido precarizando las condiciones laborales de las 14 trabajadoras (cuyo trabajo es largamente valorado por el ciudadano), hasta el punto de que no han recibido todos sus salarios trabajados y devengados. ¿Cómo puede explicarse esta situación en una empresa que cobra convenientemente sus servicios y que no tiene más gastos que los laborales, ya que presta el servicio en instalaciones municipales y con equipación municipal? ¿Cómo es posible que PP, PSOE y C's desoigan la situación del servicio y de sus trabajadoras? ¿Por qué se oponen a la municipalización sin proponer otra solución de que el servicio siga privatizado, a pesar de su nefasta gestión y resultado?

El coste actual del 010 es de 420.000 € (0,05 % del presupuesto municipal para 2017) ¿Por qué se oponen tan ferozmente a un contrato  cuantitativamente tan pequeño? El Gobierno calcula que su coste anual pasaría a 240.000 € (43 % de ahorro). Sin embargo, PP, PSOE y C's no quieren oír hablar de la planteada subrogación de una plantilla de 14 personas (cuando lo han hecho en otras ciudades) y alegan que ZeC pretende "enchufar a sus amigos”, siendo que las trabajadoras fueron contratadas por una empresa concesionada por PP y PSOE. Demasiado circunloquio.

Para rematar la hipocresía, fracasada politicamente la oposición de la terna neoliberal, la CEOE (Confederación de Empresarios), a cuya cabeza, curiosamente, está uno de los antiguos concejales del PP que privatizaron el servicio, va a acudir a los tribunales para intentar revertir el proceso. Nada nuevo que no haya ocurrido en otros lugares, salvo por la matemática coordinación instrumental entre la patronal, la terna neoliberal, la Delegación del Gobierno en Zaragoza y algunos funcionarios, como el Interventor, que al puro estilo “cena de negocios/lobbies”, ha proporcionado un nuevo informe, sin solicitud y conocimiento previo de instancias municipales. Es decir, un informe a la carta que modifica su propio informe previo, con el objetivo de perjudicar el proceso.

¿Qué diferencia a Zaragoza de otras ciudades en este aspecto? Claramente la singular comunión ideológica/económica local de la terna neoliberal. El PP zaragozano pertenece al sector radical del PP, ese que encabeza la Sra. Rudi, y es afín a esa logia llamada Opus Dei. Cs en Aragón puede contemplarse como un Frankenstein creado por la propia Rudi y Aliaga, (PP y PAR) y que, en consecuencia, no tiene naturaleza, independencia ni ideología propias. En cuanto al PSOE zaragozano (y aragonés), alineados con el sector más reaccionario del PSOE nacional, tiene como meta desalojar a ZeC del Ayuntamiento, lugar que siempre han considerado propio y donde están colocados muchos “de los suyos”. Y lo harán aún a costa de pactar con su ya indisimulable amigo: el PP.

Gestionar para el Bien Público en Zaragoza, cuando puede suponer pérdida de negocio para los poderosos amigos de la terna, es un pecado (contra el) capital.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha