eldiario.es

Menú

A desobedecer y a votar

Me resulta imposible defender la legalidad y democracia de la que habla este gobierno. Tampoco creo en la independencia de un poder judicial que hace política para mantener un orden establecido insostenible. Así que animo a desobedecer y a votar.

73 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Ha empezado. El choque de trenes a cámara lenta se ha acelerado en las últimas horas con la detención de cargos de la Generalitat y registros por parte de la Guardia Civil y se ha producido la colisión que los dos gobiernos andaban buscando. No seamos ingenuos ni nos sorprendamos, estamos siguiendo la ruta que ambos se han marcado para sus propios objetivos. Rajoy necesita sacar músculo ante quienes le acusan de flojo y el independentismo se fortalece provocando que la maquinaria estatal vaya a por ellos. Ganan en sus respectivos caladeros, pero el PP ha perdido la batalla de la legitimidad en el momento en que la policía ha empezado a encarcelar a políticos y a hacer el trabajo que le corresponde al gobierno. Se va a quedar solo otra vez con el único apoyo de Ciudadanos porque ni el PSOE ni el PSC más huidizos van a poder ponerse del lado de una derecha autoritaria que impone la fuerza bruta porque le falta la autoridad moral. Si lo hacen, estarán protegiendo más a un régimen caduco y corrupto que a la justicia y la legalidad.

La consulta puede ser ilegal pero no puede serlo la voluntad de millones de ciudadanos a los que habrá que responder con algo más que porras y mazos. No puedes detenerlos a todos y detener a sus representantes hace más por la independencia que todas las Diadas del mundo. Puede que no haya referéndum el 1 de octubre pero habrá una movilización de órdago al gobierno. El PP está colaborando como el que más a que una lucha nacional por la identidad se transforme en una lucha universal por las libertades. Alguien tiene que decirlo, Rajoy trabaja para el independentismo.

También hay que decirlo: españoles, el gobierno ha empezado a tomar la autonomía de Cataluña. No es oficial porque no está siguiendo los cauces legales que dice proteger pero Rajoy ha empezado a hacer efectiva la suspensión recogida en el artículo 155 de la Constitución, aunque pasándoselo por el forro. Ha preferido dejarlo en manos de su ministro de Hacienda y de una justicia teledirigida porque aplicarlo le obligaría a consultar al Senado y al Parlamento, obtener una mayoría y ceñirse a un marco legal pactado. Demasiados requisitos democráticos para un partido que viola la legalidad con frecuencia, utiliza a las cloacas para espiar al adversario y dice que prohibir la libertad de expresión es defender la democracia. El PP no tiene credibilidad como garante de la ley porque no respeta el estado de derecho ni cuando dice defenderlo.

Me resulta imposible defender la legalidad y democracia de la que habla este gobierno. Tampoco creo en la independencia de un poder judicial que hace política para mantener un orden establecido que me parece insostenible. Vivimos una farsa para que nada cambie. Así, pues, aunque defiendo una consulta legal y pienso que las banderas excluyen, que el problema no es la nación sino el sistema y que la derecha catalana es un pilar de ese sistema corrupto y desigual, creo también que el desafío social de los catalanes es una oportunidad de acabar con el caduco régimen del 78. De modo que animo a desobedecer y a votar. A favor o en contra, pacíficamente siempre, pero a votar.

A las 10h en www.carnecruda.es, Anna Gabriel, diputada de la CUP.

Recuerda que este programa es solo posible gracias a ti.
Difúndelo y, si puedes, hazte Productor o Productora de #CarneCruda.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha