eldiario.es

Menú

Convergència defiende una 'candidatura de país' ante las elecciones que reclama ERC

Convergència admite que el referéndum pactado es improbable y habla de elecciones siempre que haya unidad entre partidos

Horas después del 9-N, ERC ya ha pedido con urgencia unos comicios anticipados de los que se pueda extraer un mandato más claro sobre la independencia que el proceso participativo de este domingo

La formación de Oriol Junqueras tiene capacidad de presionar al Govern con la aprobación de sus presupuestos

28 Comentarios

- PUBLICIDAD -
CiU: convocar las elecciones antes del 9N sería desprestigiar la consulta

Jordi Turull, Josep Rull, Artur Mas y Lluís Corominas.

La alternativa de consulta propuesta por Artur Mas consiguió movilizar ayer a más de dos millones de personas, pero el presidente de la Generalitat no podrá saborear durante mucho tiempo haberse salido con la suya, puesto que los partidos proconsulta -sobre todo el que hasta ahora era su socio parlamentario, ERC- ya le presionan para que convoque elecciones anticipadas. "No hemos de perder ni un segundo más", ha proclamado la portavoz de ERC Marta Rovira.

La urgencia de los republicanos no es compartida por Convergència, aunque del comité de dirección celebrado hoy ha salido un mensaje de que ante un "improbable" referéndum pactado con el Estado español, habrá que convocar unos comicios anticipados. Esto sí, la batalla de CDC, que ya ha antidipado su secretario general, Josep Rull, será la de conseguir una "unidad de los partidos" -la llamada candidatura de país- que permita evitar el desplome que le dan a CiU las encuestas y mantener a su principal activo, Artur Mas, al frente del proceso soberanista. 

Esta opción política conjunta, que de entrada no agrada a ERC, se debería materializar, según Rull, con un programa de un único punto, que sea la proclamación de la independencia. El secretario general de Convergència está seguro de que esto permitiría recoger "un mandato reconocible" tras los comicios.

En la concreción de posicionamientos políticos que supone la superación del 9-N, CDC deberá lidiar también con Unió Democràtica, que ha dejado claro este lunes que convocar unas elecciones anticipadas sería un error. "No es el momento de unas elecciones, es el momento de gobernar", ha afirmado tajante el líder de UDC Ramon Espadaler. Los socios de convergencia centran su discurso en la necesidad de "negociar un pacto político que permita una consulta legal".

La presión de ERC con los presupuestos

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha asegurado este lunes que tras el proceso participativo del 9-N es necesario convocar unas "elecciones constituyentes" para luego formar un gobierno de concentración independentista.

La principal arma de presión de ERC sobre el Govern es su condición de socio principal del ejecutivo durante los dos últimos años, un pacto supeditado a la celebración de la consulta y que se rompió en cuanto Mas renunció a seguir adelante con la consulta pactada por todos los partidos y convocada por decreto.

La presión de ERC se podría centrar en la aprobación de los presupuestos de la Generalitat para el 2015, que Mas quiere llevar al Parlament antes de que termine el actual curso. La formación independenista ya ha dejado claro en más de una ocasión que apuesta por una prórroga de las cuentas -con una enmienda que permita recuperar la paga doble de los funcionarios- siempre que la Generalitat haya puesto fecha previamente a unos comicios anticipados.

ICV-EUiA: "Ganar la consulta y ganar a Mas"

Por su parte, ICV-EUiA ha optado hoy por rebajar la presión sobre las elecciones e interpelar a las formaciones del resto del Estado. Su coordinador nacional de ICV Joan Herrera ha constatado con el 9-N los catalanes se han cargado de "razones" para celebrar un referéndum vinculante sobre su futuro político, y ha reclamado al Estado "política en mayúsculas" ante la movilización "más masiva de la historia". Los dos líderes de ICV han considerado que se ha dado "un paso adelante" para poder celebrar una consulta vinculante con un mandato democrático, y en este sentido, han reclamado al Gobierno del PP, pero también al PSOE, que responsan "forma democrática" a las reivindicaciones catalanas.

También han dejado claro los ecosocialistas que una vez dejado atrás el 9-N saldrán a la ofensiva en los terrenos "nacional, social y democrático y en la lucha contra la corrupción". "Estamos comprometidos a ganar la consulta y a ganar a Mas", han proclamado, "un cambio radical en las políticas de Artur Ma para hacer un país justo, limpio y libre".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha