eldiario.es

Menú

CATALUNYA

Goirigolzarri critica a los gestores anteriores de Bankia por la salida del grupo a bolsa

El presidente de Bankia esperará a las resoluciones de la Audiencia Nacional para tomar alguna acción legal contra los anteriores gestores

- PUBLICIDAD -
Goirigolzarri espera resolver este año los arbitrajes de híbridos de Bankia

Goirigolzarri antes de intervenir en el parlamento catalán EFE

Pulcro, con calma y recitando punto por punto los hitos de su gestión, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha comparecido en la comisión del Parlament de Catalunya creada para analizar si se produjeron irregularidades en la gestión de las cajas de ahorros. Con tranquilidad y con un gesto neutro y tecnocrático ha desgranado los argumentos de su gestión, remarcando que tenía que ver con el salvamento de la entidad heredera de Caja Madrid y no con la etapa anterior.

Después de casi una hora de explicación técnica, y en una de las respuestas al diputado de ERC Pere Aragonès, ha admitido, como de paso, que el anterior equipo de la entidad había cometido errores. El principal, la salida a bolsa de las entidades fusionadas en el entorno de Caja Madrid. Acto seguido ha destacado también que su papel ha sido solucionar el "problema" de las preferentes y la deuda subordinada, emisiones que ha recordado que son anteriores a Bankia.

El gestor, que fue prácticamente cooptado por su antecesor en el cargo, Rodrigo Rato, ha soltado algunas píldoras que, en el contexto, podrían entenderse como críticas. Así, ha afirmado que las siete cajas que confluyeron en Bankia habían basado su operación en un "apalancamiento" vinculado con un crecimiento del sector inmobiliario.

Cambio de equipos

Con este tenor Goirigolzarri ha contestado a una pregunta sobre cómo valoraba los anteriores gestores de la entidad que ahora gobierna, con una respuesta tangencial: ha asegurado que al llegar cambió los equipos de gestión de las entidades. Goirigolzarri, que antes de presidir Bankia se jubiló del BBVA con una pensión de 50 millones, ha tirado balones fuera cuando se le ha preguntado por los productos híbridos (preferentes y otros activos ahora considerados tóxicos), afirmando que no los había emitido Bankia sino las cajas que confluyeron en ella.

Los afectados por productos híbridos son, según ha reconocido el máximo directivo de Bankia, 182.000 personas, de las que la mayoría han acudido al mecanismo de arbitraje y sólo un 3% han suscrito demandas que, en su opinión, tienen una valoración -en caso de que la entidad tuviera que pagar- equivalente a la media de lo acordado en el arbitraje.

A la pregunta de si Bankia ejercerá la acción civil en el caso de que la justicia apreciara responsabilidades penales en la gestión de Rodrigo Rato, ha afirmado: "Esperaremos a ver las conclusiones de la Audiencia Nacional y lo analizaremos". Goirigolzarri también se ha escapado de la acometida al ser preguntado por la actitud de la entidad en relación con los desahucios. Ha dicho que es política de Bankia intentar arreglos en lugar de tomar medidas más robustas.

Respecto a la reestructuración del grupo, ha valorado en un millar las oficinas que se cerrarán, 300 más de las que había planeado y ha culpado de ello al plan de la Unión Europea vinculado al salvamento del conjunto de cajas fusionadas.

Sobre el papel jugado por el Banco de España ha afirmado que se le hace difícil juzgar las decisiones tomadas en el momento de la crisis por el supervisor. Una respuesta que muestra la habilidad del personaje, capaz de caer en la fosa de las Aleutianas y salir perfectamente seco.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha