eldiario.es

Menú

El caso de las prótesis caducadas, cuando la corrupción atenta contra la salud

El concejal de la CUP David Vidal, que fue el primero en denunciar el caso Innova, apunta que la contratación de la empresa Traiber podría estar relacionada con la pieza 4 del caso

La empresa Traiber habría implantado prótesis a cerca de 3.500 pacientes en una treintena de hospitales en Catalunya y el 70 o 80% de las operaciones se habrían hecho en los hospitales de Sant Joan de Reus, Delfos, Quirón y Sagrat Cor

"Yo comprobaría si guardo el informe y miraría qué empresa es la fabricante de la prótesis", explica el Subdirector General de Serveis Sanitaris, Josep Davins i Miralles

- PUBLICIDAD -
Detenida la primera teniente de alcalde de Reus, de CiU, por el caso Innova

La Guardia Civil entra en el ayuntamiento de Reus, donde detuvo a la primera teniente de alcalde por el caso Innova

"Estamos terminando de recoger la información de todos los centros. El riesgo que identificamos en estos momentos es que la prótesis implantada tenga una durabilidad media más baja de lo habitual ", explica el Subdirector General de Serveis Sanitaris, Josep Davins i Miralles, a Catalunya Plural sobre el caso de las prótesis de rodilla, cadera o columna caducadas. La implantación de las mismas, sin tener el certificado de garantía sanitaria o con un etiquetado falsificado, obligan ahora a que se considere reoperar a 14 pacientes del hospital Sant Joan de Reus, tal como adelantó El País este fin de semana. Aunque de momento se desconoce el alcance del daño y el número de prótesis caducadas que se habrían implantado, este caso podría llegar a afectar a pacientes de una treintena de hospitales en Catalunya e incluso de otras Comunidades Autónomas donde la misma empresa fabricante también podría haber tenido contratos con algunos hospitales.

La empresa encargada de la fabricación y comercialización de las prótesis, la reusense Traiber, habría ejercido presiones a altos cargos municipales de CiU para que en 2014 el centro Sant Joan de Reus, que había dejado de comprar estos productos sanitarios a Traiber tres años atrás, volviera a contratar los productos sanitarios con ellos. El concejal de la CUP David Vidal, que destapó el caso Innova, lamenta el "largo camino de imputaciones", en alusión a las últimas noticias en Reus. Según él la contratación empresa Traiber podría estar relacionada con la pieza 4 del caso pero hace un llamamiento a la tranquilidad: "Calma, miremos lo que ha pasado y esperamos poder personarnos y reafirmar que estamos ante una red criminal organizada que cuenta con un número de personas indeterminado que han aprovechado el conocimiento del sector y los contactos para hacer fechorías en el ámbito de la gestión sanitaria".

Según ha podido confirmar Catalunya Plural, se les habrían implantado prótesis de Traiber a cerca de 3.500 pacientes en una treintena de hospitales en Catalunya y el 70 o 80% de las operaciones se habrían hecho en los hospitales de Sant Joan de Reus (donde tuvieron lugar unas 1.700), Delfos, Quirón y Sagrat Cor. Aunque de momento sólo se conocen estos nombres está previsto que la lista de todos los centros se haga pública. La empresa, que había "hecho trampas" según indica Davins, había embalado material que tenía caducado y falsificaba el etiquetado. "El hecho de que hayas recibido un implante de esta empresa no significa que sea fraudulento, todo paciente al que se le ha implantado una prótesis debe estar tranquilo", advierte. El subdirector general de Serveis Sanitaris anima pero a que, si alguna persona quiere comprobar si su prótesis es de esta empresa, consulte el alta hospitalaria. "Yo comprobaría si guardo el informe y miraría qué empresa es la fabricante de la prótesis", explica a Catalunya Plural.

La investigación sobre Traiber

A inicios de 2014 el hospital Sant Joan de Reus volvió a comprar los productos sanitarios de Traiber, un contrato que se mantuvo hasta el pasado mes de noviembre. Fueron, de hecho, los ex trabajadores de la empresa quienes denunciaron a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) sobre el estado de los productos vendidos y las prácticas fraudulentas cometidas. Respecto a las posibles presiones, Davins ha matizado que "cada proveedor decide su política de compra". "Nuestra competencia vela para que los materiales fabricados sean de máxima calidad y tengan una autorización por parte de la Agencia Española. En este sentido, en toda la política de compras nosotros no entramos ni tenemos nada que comentar ", ha justificado Davins.

Este martes el departamento de Salut ha emitido un comunicado en el que asegura que el 7 de noviembre se ordenó la cesión de de implantación de las prótesis de esta marca. El concejal de la CUP en Reus David Vidal asegura que "es una vergüenza que una sociedad, unas empresas municipales se vean afectadas por todas estas operativas policiales" y critica "la temeridad y la imprudencia de los gobiernos de CiU y el PP".

A partir de recibir el aviso de la AEMPS, Inspección Sanitaria de la Generalitat se presentó en la sede de la empresa en Reus con los inspectores y se confirmaron las irregularidades "de forma inmediata". "Por lo tanto se paralizó y precintó toda la actividad de la empresa", remarca Davins. Después de que se ordenara paralizar toda la actividad de Traiber, se identificaron y se contactó a todos los centros sanitarios donde se habían implantado prótesis de la empresa reusense para hacer el seguimiento de todos los pacientes. Según ha podido saber Catalunya Plural, en el acta del Consejo Administrativo del Hospital de Reus del 27 de Noviembre se informaba de los hechos y se daba cuenta de que se había ordenado la revisión de todas aquellas prótesis de Traiber implantadas desde 2005. También se pedía que no se hiciera difusión de la información a los medios porque no era bueno levantar alarmismo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha