eldiario.es

Menú

Artur Mas, sobre su imputación: "No desobedecí. Fue una rebelión democrática"

El president de la Generalitat defiende su inocencia y acusa al Gobierno de Rajoy de actuar "herido en su orgullo, con rabia"

Sobre su reelección, que se negocia estos días, Mas ha rebatido los argumentos de la CUP reivindicándo el suyo como un Gobierno de perfil social y asegurando que "una minoría no puede bloquear a una mayoría"

Descarta desobedecer ante una inhabilitación, y asegura que una situación así se resolvería creando un nuevo marco jurídico emanado de un nuevo Estado

24 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Mas, sobre su imputación: "No desobedecí. Fue una rebelión democrática"

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha defendido es miércoles su inocencia por haber impulsado el proceso participativo del 9 de noviembre de 2014, ya que según ha asegurado actuó conforme a la ley. "Legalmente no desobedecí", ha explicado, "políticamente hubo una rebelión democrática: puse urnas". Pese a eso, Mas ha sacado pecho por su actuación en el 9-N, del que ha considerado que fue "el pulso más grande que Catalunya le ha hecho al Estado español desde la muerte de Franco".

El president de la Generalitat, ya en funciones, se ha referido  en una entrevista en Catalunya Ràdio a los cuatro delitos por los que fue imputado este martes para rebatirlos puesto que, según razona, desde el Govern se respondió al veto del Constitucional retirando la primera fórmula de consulta para el 9-N y se preguntó que se debía suspender de la segunda, para lo que "no hubo respuesta". Según el líder independentista, la actuación judicial contra él mismo y contra las conselleras Joana Ortega e Irene Rigau responde a la voluntad de un gobierno que actuó "herido en su orgullo, con rabia, que actúa a las bravas", ha indicado en referencia al Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Después de negar que desobedeciera entonces, Artur Mas ha negado que tenga intentción de desobedecer en el futuo, al menos sobre esta cuestión. Ha tildado de "no plausible" la posibilidad de desobecer si le llegase a inhabilitar, y ha señalado, entre otras razones, que debería trabajar con funcionarios de carrera que tienen derecho a no cometer ilegalidades. Por esta razón, ha apuntado a la necesidad de hacer un Estado independiente, con un ordenamiento jurídico propio. "Eso cambiaría las cosas", ha subrayado.

Presión sobre la CUP

Artur Mas ha hablado también sobre las dificultades que está encontrado para formar nuevo gobierno, debido a que no está dispuesto a dar un paso atrás en su candidatura a la reelección, una condición que pone la CUP para apoyar un Ejecutivo de Junts pel Sí con sus 10 diputados. Mas ha considerado que la CUP debe entender "que tenemos una responsabilidad sin precedentes y que no podemos fallar", y ha rebatido las razones antisociales que los independentistas de izquierdas aducen para no darle su confianza, considerando que él ha gestionado "los recortes impuestos desde Madrid".

Tras defender el suyo como un Govern de perfil social –"hemos creado más impuestos que ningún otro", ha asegurado–, Mas le ha echado en cara a la CUP que intenten "bloquear desde su minoría" la aspiración de 1,6 millones de votos que su candidatura obtuvo. "No hemos llegado aquí para estropearlo todo", ha zanjado sin considerar por un momento la posibilidad de renunciar a su candidatura, asegurando que seguir siendo president no es un deseo personal sino de sus votantes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha