eldiario.es

Menú

Motivos para cabrearse

40 Comentarios

Diada 2017

El 10 de febrero de 1976 el diario 'Le Monde' tituló su editorial 'Le défi catalan'. Hacía dos días que el centro de Barcelona se había colapsado con una manifestación en la que se reivindicaba que la transición hacia un régimen democrático no desdeñase el reconocimiento que exigía Catalunya. Un año antes el enviado especial del 'The New York Times' en uno de sus reportajes se refería a los catalanes como "una orgullosa minoría" que reclamaba un cambio político rápido. El cambio llegó en forma de transición, y se buscó el encaje de Catalunya en la única Constitución posible en ese momento, según el relato que nos inculcaron sus redactores y los medios. Pero 40 años después, los catalanes siguen saliendo a la calle.

Esa minoría orgullosa asumió una texto constitucional cuyas costuras es evidente que ya no dan más de sí. Se fueron resquebrajando mientras sus garantes miraban hacia otro lado. En 'El precio de la transición', publicado en 1991 por Gregorio Morán, el periodista asturiano escribía que si el cuerpo social español de los 90 pudiera ser diseccionado con ayuda de un bisturí, quizá daría la imagen de un enfermo gozando de una salud exultante.

Ahora, pasados 25 años, es fácil concluir que la salud ha empeorado y da síntomas evidentes de gravedad. Una parte importante de la sociedad catalana ha ido evolucionando de la desazón al enfado (el 'català emprenyat' que con tanto acierto definió el colega Enric Juliana) y ahora se encamina a un destino incierto. El "ahora o nunca" tiene ya fecha para aquellos que por convicción o por descarte han abrazado la causa independentista.

Seguir leyendo »

Diada a cara o cruz

Imagen de la manifestación de la Diada de 2015

Catalunya tiene derecho a un referéndum de reparación. Porque votó un Estatut que luego fue laminado por el Tribunal Constitucional. Y un desprecio a la voluntad legítimamente expresada en las urnas sólo puede repararse con las urnas. El Estatut superó un escrupuloso proceso democrático (aprobación en el Parlament, el Congreso, el Senado y en referéndum) y significaba para la mayoría de los catalanes el mínimo denominador común de sus aspiraciones nacionales, el sueño de encontrar un encaje en España.

Era la última oportunidad para renovar el pacto de la Transición entre Catalunya y España. Pero el Partido Popular decidió jugar fuerte: practicar el nacionalismo español frente a Catalunya, alimentar la catalanofobia para conseguir réditos electorales, sin importarle el daño irreversible que dejaba por el camino.

La tentación que verbalizó José María Aznar ("antes se romperá Catalunya que España") significa que se aceptaba la posibilidad de fracturar la sociedad catalana antes de abrir vías de diálogo. Quiere decir que, en el fondo, la estrategia del PP pasa por mantener un pulso que lleve a la 'derrota', por varias generaciones, de las aspiraciones soberanistas.

Seguir leyendo »

Día de furia en el Parlament

48 Comentarios

Carles Puigdemont en el Parlament.

Solo quienes no conocen a Carles Puigdemont pensaban que no intentaría llegar hasta el final. Cuando el president Artur Mas le pidió in extremis que aceptase ser el presidente, él puso dos condiciones. Una era que no le cambiasen el guión a media partida. La otra, que los suyos tuviesen claro que una vez hecho el trabajo no sería el candidato a las elecciones. Así, con mucha convicción y no menos errores, Puigdemont y la mayoría parlamentaria que sustenta a su gobierno han ido avanzando hasta llegar a la votación de la ley del referéndum y su posterior convocatoria. La desobediencia era esto.

Hasta ahora se habían forzado las costuras del reglamento parlamentario. Ahora ya se han roto. Es en lo único en que parecen estar todos de acuerdo. Al final ha habido choque, la culminación de una estrategia que evidencia que de aquí al 1 de octubre no habrá marcha atrás. Inhabilitar uno por uno a todos los miembros del Ejecutivo o solo al presidente de la Generalitat, amenazar a políticos y funcionarios con la pérdida de su patrimonio, situar (otra vez) a los Mossos en el centro de la pugna política o presionar a Ada Colau con titulares falseados no servirá para que un porcentaje muy destacado de la sociedad catalana reconecte con el resto de España. De la desafección que preocupaba a Montilla se ha pasado a la desconexión sentimental. Y eso no hay Tribunal Constitucional ni de Cuentas que lo resuelva.

La sucesión de informes, peticiones y recursos presentados por la oposición no frenará a Puigdemont pese a que están más que fundamentados y sobradamente justificados. Porque esto no va de leyes. O no solo va de legalidad. Va de política. La política lo estropeó, con episodios surrealistas como el pleno de este miércoles, y en algún momento la política deberá recomponerlo.

Seguir leyendo »

Jordi Évole, o el periodismo en tiempos difíciles

31 Comentarios

Jordi Évole, periodista

La falta de independencia, la manipulación de los atentados del 11-M, la burbuja inmobiliaria que nadie vio, la corrupción impune y sistémica del Partido Popular, el escándalo de Bankia, la estafa de las preferentes, el Caso Pujol, una profesión periodística muy frágil… Son caras de la misma crisis. La crisis de confianza entre los medios de comunicación y la ciudadanía. La prensa no solo sufrió en el año 2008 una devastadora depresión económica, sino que afrontó los efectos de una larga crisis de confianza y credibilidad. La opinión pública tuvo la percepción de que los medios de comunicación habían abandonado su función social para atender sus propios intereses. En otras palabras, que parte de la prensa había renunciado a la que era su principal función, la de reflejar la realidad de forma honesta y con voluntad de veracidad e independencia.

En este contexto, llegó Salvados, de Jordi Évole. Con las preguntas que se hacía buena parte de la ciudadanía y que los grandes medios solo planteaban entre líneas. Salvados nació a principios del 2008 sin una periodicidad fija y con una audiencia modesta, tanto que su continuidad estuvo amenazada durante meses. Pero, poco a poco, la audiencia fue creciendo de forma sostenida. Y la complicidad de los ciudadanos es la que mantuvo a Salvados a contracorriente en su propia cadena de televisión.

Tres años más tarde, en 2011, el espíritu de denuncia que se vivía en las plazas del 15-M conectó con Salvados. Muchos ciudadanos presenciaban por fin en la pantalla aquello que vivían a diario y que había sido tabú para los grandes medios. El caso más paradigmático, posiblemente, es el del accidente del metro de Valencia ocurrido el 3 de julio de 2006 y en el que murieron 43 personas. Eran los años del poder absoluto del Partido Popular en la Comunidad Valenciana y el accidente, que ponía en evidencia la mala gestión y la falta de inversiones en el metro, fue cubierto por una espesa capa de silencio, roto solo por la actitud valiente de algunos periodistas de Valencia. Hasta que en abril de 2013, Salvados logró “reabrir” el caso en prime time.

Seguir leyendo »

«Bravo» a quien se implica en contra del odio

En la manifestación en Barcelona, después de los atentados, se han podido ver muchos mensajes en contra de la islamofobia

La semana de los atentados de Barcelona y Cambrils el equipo del Servicio de Atención y Denuncias (SAiD) de SOS Racisme Catalunya registró un incremento importante tanto del número de notificaciones de contenidos islamófobos publicados en las redes sociales, como del número de personas que pedían información y orientación respecto a cómo poder denunciar o contrarrestar con un discurso diferente.

Para quien se dedica a estudiar estos hechos, esto no supondrá ninguna sorpresa: en efecto, la experiencia de los últimos años nos dice que es justamente en las horas y días que siguen hechos particularmente graves y violentos, como un atentado terrorista, cuando el odio (y en particular la islamofobia) más crece en las redes sociales. El mismo día del atentado de Manchester, el pasado mes de mayo, organizaciones británicas activas contra el hate speech registraron un incremento del 500% de denuncias por casos de discurso islamófobo en las redes.

Sin embargo, podemos decir que la islamofobia y el odio son el "producto" de situaciones graves como los recientes atentados terroristas vividos Catalunya? Aunque los números muestren claramente cómo estos hechos actúan de «catalizadores» del odio, la realidad es más compleja y merece ser analizada más en profundidad (sobre todo si consideramos las pocas fuentes rigurosas de información de que disponemos y la necesidad de conducir más investigación sobre este tema).

Seguir leyendo »

Son bravos estos catalanes, no?

22 Comentarios

Hola, vuelvo a escribirte después de un tiempo. Esta vez quería compartir con vos unas ideas sobre el Referéndum por la Independencia de Catalunya del próximo 1º de octubre. Porque está claro que todos nos jugamos mucho, y nosotros los latinos somos y seremos determinantes en el resultado final. Da igual si votas sí, si votas no, en blanco o abstención. Nuestro peso electoral es enorme y decisivo, sea la opción que sea la que elijamos y votemos. 

Vos y yo hace algunos años dejamos atrás nuestras vidas, amigos, parientes… y emprendimos con nuestras familias la experiencia –por momentos dura- de emigrar y afincarnos en Catalunya. Yo llegué hace 14 años con dos maletas (una llena de libros), 300 euros en el bolsillo y una beca de estudios en una universidad. Dos meses después llegaron mi esposa Mariajose y mis tres hijos: Juanmanuel, Jose y Camila. Iniciábamos una nueva vida, aprendiendo nuevas costumbres, una lengua nueva, intentando entender a una sociedad distinta a la nuestra. El camino, igual que el tuyo, no ha sido nada fácil.

Igual que lo hicieron nuestros pueblos y países de nacimiento hace más o menos unos 200 años, desde el Río Grande en Méjico hasta Tierra de Fuego en Argentina, pasando por el Chaco del Paraguay, el Altiplano en   Bolivia o en los Llanos de Venezuela. De hecho, la enorme mayoría de territorios que componen nuestro continente de nacimiento formaron parte de España y según “La Pepa” (la primera Constitución española del año 1812), todos los hombres y mujeres que habitaban aquellos territorios eran súbditos del rey y parte de la “indivisible” nación española. Y después de todo este tiempo, con momentos buenos y malos en la historia de nuestras naciones,   yo no conozco que ninguno de nuestros países y pueblos se hayan arrepentido de ser independientes. La prueba de ello es que ninguno ha solicitado nunca el reingreso!

Seguir leyendo »

No todo vale

Aeropuerto del Prat

Un indudable mérito del Procés es el de haber impuesto el concepto de hegemonía con facilidad pasmosa por la poca unión de sus adversarios, mayoritarios en número si atendemos a los resultados de las elecciones del 27 de septiembre de 2015. Buena prueba de lo que digo está en los últimos acontecimientos aeroportuarios que centraron la atención mediática antes de los atentados de Barcelona y Cambrils.

Pero a veces, y eso es de sentido común, querer estar en todas partes es un despropósito que desenmascara el tot s’hi val. Así lo vio una chica, captada por los cámaras de una cadena de televisión privada, que al recibir un panfleto de la ANC en el Prat sobre la cuestión hablo claro y preguntó si el problema laboral era también culpa de ser españoles. Su tono era coherente y terminó sus palabras comentando que la Assemblea quería hilar demasiado fino, pasándose de rosca. Tenía razón.

Entre otras cosas porque meter las narices en el conflicto es de una desfachatez superlativa. A lo largo de estos años no he visto ninguna medida del gobierno catalán consistente en mejorar la situación de sus ciudadanos, siempre más precarios, siempre más débiles por muchas campanas de victoria que suenen entre los poderosos. Se habrá terminado la recesión, pero las cifras hablan por sí solas. Se produce lo mismo con menos trabajadores, y eso sólo indica más beneficios para las empresas y menos estabilidad para los asalariados.

Seguir leyendo »

Por amor al arte ya no se trabaja

Imágen de la obra 'Paisajes sin casas' de la compañía La Virguería

Por amor al arte ya no se trabaja. Este parece el leitmotiv de las compañías teatrales catalanas, las independientes, las pequeñas, las poco o nada subvencionadas. Pero ¿qué significa ser independiente? ¿Y pequeño? Lo cierto es que el teatro catalán vive un momento luminoso en torno a la creación de compañías multitask. Aparentemente ha pasado la época de los grandes actores que hacían todos los papeles del Auca y los grandes directores que dirigían prácticamente todos los montajes, desde los 90 hasta la actualidad.

Desde hace unos años (no muchos) los artistas, creadores, actores, dramaturgos, productores... han entendido que las lógicas de la crisis económica (y del capitalismo) obligan a ser hombres y mujeres orquesta: actrices que hacen de productoras, directores que hacen de community manager, dramaturgas que hacen de técnico de sonido y un largo etcétera. Así se reducen los costes de la especialización a la vez que abraza el dicho de "el saber no ocupa lugar" (sic).

Sin embargo, y a pesar de hacer lo imposible, a menudo las compañías se encuentran con la cruda realidad: los números no salen. Y por aquello de "juntas somos más fuertes" deciden montar El Col·lectiu: una agrupación de más de 50 compañías que tiene por objetivo conseguir medidas laborales dignas para las personas que trabajan en torno al hecho escénico.

Seguir leyendo »

Clase turista o barbarie

El Park Güell de Barcelona

El día 18 de julio se hizo pública la decisión del Tribunal de Apelación griego en el caso de Irianna B. L. y Periklis M., dos jóvenes acusados de pertenecer a una organización terrorista. Entre los argumentos que la fiscalía esgrimió para negar su liberación provisional a espera de juicio hubo uno que destacó especialmente:

" Se han realizado viajes al extranjero, como por ejemplo a Barcelona [...] , y se han hecho de forma injustificada, no por ocio, es decir, a la ciudad de España conocida por la acción que ahí desempeñan organizaciones terroristas similares".

La reproducción de la frase en diversos medios disparó reacciones en las redes sociales como la del propio ministro de Salud y miembro de Syriza, Pavlos Polakis. En un comentario en Facebook, Polakis señaló con ironía: “ Fui a Barcelona en 2002, a un Congreso Paneuropeo de Cuidados Intensivos (por la mañana en la conferencia y por la noche, en grupos de diez, los vascos nos entrenaron en guerrilla urbana por las calles de la Barceloneta) ¡¡ DETENEDNOS!!”. Pero aunque la crítica –y el sarcasmo– se centraron en la segunda parte de la frase del fiscal, vale la pena detenerse unos instantes en la primera – viajar de forma injustificada, no por ocio– y reflexionar brevemente sobre tal insinuación y las derivaciones que a partir de ella se derivan.

Seguir leyendo »

La pornografía bancaria se exhibe sin ningún rubor

Oficina de empleo

El sector bancario mantiene una costumbre pornográfica: publicar cada seis meses el balance de beneficios del semestre anterior. Puntualmente a finales de julio, el tercer banco del país en dimensión acaba de informar que ha obtenido un beneficio de 839 millones de euros (+31,6% más que durante el mismo período del año anterior) y el primero 3.616 millones (+24%). Dudo que ningún otro sector e económico legalizado acumule, semestre tras semestre, incrementos de beneficios de tal grosor.

El partenaire de la costumbre pornográfica son las secciones de Economía de los diarios “serios”. Reproducen tal como llegan las cifras oficiales facilitadas por los bancos, sin contrastarlas con ninguna otra lógica que no sea la de la cúpula del sector.

El balance semestral no informa nunca de las viviendas desahuciadas durante aquel período por lo bancos, la cantidad de sucursales que han suprimido o de empleados que han despedido. Eso forma parte de la lógica contable de los ciudadanos y, en teoría, de las administraciones públicas que les representan, no de la lógica bancaria de los beneficios.

Seguir leyendo »