eldiario.es

Menú

Mas asegura que una victoria de Colau sería "una amenaza para el 'procés'"

Trias cede el cierre de la campaña al líder de CiU, que acusa a BComú de querer gobernar una ciudad "haciendo escraches y asambleas" y de "dudar" en el horizonte nacional de Catalunya

CiU se entrega al liderazgo de Mas en el sprint final hacia la reelección de Trias con el objetivo de blindar la capital ante la emergencia de BComú

La campaña de CiU en la capital catalana se ha basado en ubicar la propuesta de Colau en el terreno de la "crispación" y presentar Trias como alcalde "de la cordura y el diálogo"

- PUBLICIDAD -
Mas carga contra Colau y dice que Barcelona se juega ser desierto o jardín

Mas y Trias en el acto final de campaña en el pabellón Nova Icària

Extender una sombra de dudas sobre el compromiso de Barcelona en Comú con el proceso soberanista y alertar del peligro de que la capital catalana caiga en un "desierto económico" si Ada Colau es alcaldesa. Estos han sido los dos caballos de batalla que la federación nacionalista ha sacado a desfilar el día que ponía punto y final a su candidatura para revalidar la alcaldía de Barcelona. Un último esfuerzo en el que Xavier Trias, debilitado tras de dos semanas de campaña y medio afónico, ha cedido todo el protagonismo al presidente Artur Mas, que se ha erigido como el gran dique de contención contra Ada Colau.

Ante los cerca de un millar de personas que se han reunido en el Pabellón de la Nova Icària de Barcelona, Mas ha subido los decibelios hasta el límite: "¿Qué han pensado!? No se puede construir una capital como Barcelona ni generar riqueza haciendo escraches ni asambleas, que coño!", espetó el presidente de la Generalitat, entre aplausos de un público fiel, que ha ondeado banderas esteladas y senyeres. Con un discurso contundente contra el asamblearismo, los procesos de confluencia, ICV y todo lo que representa su principal adversario, el líder de CiU ha hecho un llamamiento a su electorado para que apoye este domingo a Xavier Trias, "el alcalde leal que necesita Barcelona en el momento crucial que vive el país".

"Esto no está hecho", ha advertido Mas, que ha resaltado que la pugna entre el candidato de CiU a la reelección y la alcaldable de Barcelona en Comú, está igualada. "Sé que puede parecer que esté hecho, que entre uno y la otra no hay color, pero eso habrá que ganarlo el domingo", ha insistido el presidente, que ha seguido con el argot futbolístico para hablar de Trias como el otro Xavi -en alusión al futbolista Xavi Hernández, que ha anunciado recientemente que deja el FC Barcelona-. "Por suerte el otro Xavi, Trias, no deja la política y debe seguir repartiendo el juego cuatro años más en Barcelona".

CiU carrega contra Colau en l'acte final de campanya a Barcelona / JORDI MOLINA

CiU carga contra Colau en el acto final de campaña en Barcelona / JORDI MOLINA

Mas, que por sexta vez ha comparecido junto a Xavier Trias en esta campaña, ha explicado un doble objetivo del próximo domingo. El primero, ser la fuerza más votada en todo el territorio y, el segundo, ganar por segunda vez en la historia en la ciudad de Barcelona, la plaza más preciada que conserva la federación nacionalista, y pieza clave en el proyecto político de la federación . El presidente Mas ha insistido, como había hecho durante la mañana, que su formación no ha tenido que esconder las siglas en ningún lugar del territorio, a diferencia de Ada Colau, donde ha insistido en que coexiste ICV: "Estos gobernaron durante 30 años en Barcelona y se vendieron todo el suelo público al mejor postor", espetó.

En su turno, Trias ha tejido un discurso plagado de agradecimientos. Ha mencionado uno por uno los 14 concejales que hace 4 años le hicieron ganar la alcaldía y casi no ha entrado en la pugna dialéctica contra Colau. "Tenemos que hacer la política de una manera diferente. Lanzar un mensaje que no vaya a la contra, que reme a favor. ¿Desean colaborar? Estamos aquí!” a dicho Trias, pretendidamente conciliador, consciente de que la contundencia ya la había puesto el su homólogo en la Generalitat. "Os pido a todos que os mováis para coger teléfonos y enviar mensajes. Tenemos que conseguir sacar un resultado indiscutible que nos haga ganar y continuar gobernando esta ciudad”, indicó Trias, que ha recogido el guante del presidente en materia nacional: "Presidente, a mí me tendrá al lado en la transición nacional que vive el país".

Por su parte, el secretario general de CiU, Ramon Espadaler, ha insinuado que Ada Colau hará "perder años" a Barcelona en caso de que se convierta en alcaldesa y se ha reafirmado en la idea principal de la campaña de CiU. La federación nacionalista ha levantado la bandera de la cordura ante la "crispación" de su principal adversario político: "No somos gente de protestar, ni nos instalamos en la mentira ni la acusación gratuita. Y esto es lo que está en juego", concluyó el Espadaler, que ha tenido más presencia que el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, que sólo ha aparecido en la campaña de Trias en una ocasión.

El acto ha finalizado con el despliegue de una gran bandera catalana mientras sonaba el himno nacional de Catalunya , Els Segadors. Fuera del recinto, la PAH i la CNT protestaban con persistencia. Los primeros, ya habían acudido al acto a primera hora, con la intención de hacer un escrache a Trias y Mas. Los segundos pedían a gritos “fuera políticos de nuestros barrios”. Un amplio dispositivo policial de los Mossos d’Esquadra separaba los manifestantes de los simpatizantes convergentes que se lo miraban son recelo: “Estos son los de la Colau”, bromeaban entre ellos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha