eldiario.es

Menú

Aislada una pedanía de Ciudad Real para poder hacer una montería de caza

Durante un día los vecinos de Minas del Horcajo no pudieron ni entrar ni salir de la aldea para que una empresa privada hiciera una montería

El camino de entrada fue cerrado por seguridad privada y Guardia Civil.

- PUBLICIDAD -
Viaducto de la vía estrecha para entrar a Minas del Horcajo (Ciudad Real) / Foto: http://valledealcudia.webcindario.com

Viaducto de la vía estrecha para entrar a Minas del Horcajo (Ciudad Real) / Foto: http://valledealcudia.webcindario.com

Aún permanece la indignación entre los vecinos de Minas del Horcajo, una pedanía perteneciente a Almodóvar del Campo (Ciudad Real), tras lo ocurrido el fin de semana en la zona. En la mañana del sábado el acceso a la pedanía fue cortado para que en la finca 'El Escorial' se pudiera celebrar una montería de caza. Los nueve vecinos que habitan la aldea no podían salir de allí ni nadie podía entrar: ni servicios sanitarios, ni distribuidores de alimentos, turistas e incluso una boda con su celebración, sacerdote incluido, que se quedaron en el camino de la N-420 parados por la seguridad que prohibía el entrar a la aldea.

El término municipal de Minas del Horcajo había sido cerrado sin dar ninguna información previa a sus vecinos para que los cazadores pudieran realizar su actividad. La seguridad se colocó en la entrada por dicha carretera para prohibir todo tráfico y también en un túnel que hay de acceso al término.

El corte afectó a 50 personas, desde la celebración de las bodas de plata de una pareja con todos los invitados que se quedaron fuera, a los propios 9 vecinos que tiene la pedanía que no podían salir o incluso los servicios sanitarios que hubieran necesitado entrar a la localidad en caso de emergencia ya que no se permitía el paso a nadie. Tampoco le permitieron el paso a la alcaldesa pedánea.

Un corte que afectó de manera muy importante a la actividad económica de la zona, ya que uno de sus principales ingresos es el turismo. Unas 20 personas que querían visitar la zona en la mañana del sábado tampoco pudieron acceder.

Otro de los problemas en este corte de carretera vino por las diferentes competencias entre ayuntamientos: mientras que el camino pertenece al término municipal de Brazatortas, la pedanía pertenece a Almodóvar del Campo, luego el camino fue cerrado sin dar explicaciones a los ciudadanos pedáneos. El corte estaba permitido y contaba con autorización local de Brazatortas, lo que ha provocado un fuerte conflicto entre los gobiernos de ambas localidades. La representante de los más afectados, la alcaldesa pedánea Verónica Gómez, ha increpado los hechos al alcalde de Brazatortas Pablo Toledano y se ha mostrado indignada con todos los hechos y de que se aísle un término municipal para la caza.

No obstante la seguridad del camino ofreció una opción paralela para entrar a Minas del Horcajo: atravesar una vereda de cabras de un camino privado por la finca La Garganta, de muy complicado acceso y privado. De hecho los vehículos normales no pueden pasar los desniveles de ese camino, que además se encontraba en pésimo estado por las lluvias y el barro. El taxi de la localidad no pudo acceder por ese camino y tuvo que ser ayudado por un vehículo todoterreno.

Lo más flagrante de la situación es que según la alcaldesa pedánea, la finca de la montería pertenece a la Junta de Comunidades. No obstante están acostumbrados en Minas del Horcajo a las actividades de caza, pero no sin ser avisadas previamente para que los propios habitantes puedan tener precaución por los caminos o simplemente que la actividad del pueblo se pueda modificar para que la gente no se quede en medio de un camino por una actividad privada. A ello hay que sumar el miedo a que se repiten estos sucesos, porque ahora los habitantes no se fían de que puedan usar una carretera pública cuando quieran.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha