eldiario.es

Menú

Magnolia Wines, el aroma de la garnacha a orillas del Júcar

Dos ingenieros lanzan su micro-bodega en Villalgordo del Júcar elaborando vinos artesanales con producciones muy cortas

- PUBLICIDAD -
uvas

vinosdegaraje.wordpress.com

Nuria Gisbert y Juan Pedro de Ruz son los fundadores de Magnolia Wines, una micro-bodega familiar en Villalgordo del Júcar (Albacete) que busca elaborar vinos artesanales, de la forma más natural posible, con producciones muy limitadas y fuera de los circuitos industriales habituales. Además son los creadores del blog Vinos de Garaje ( vinosdegaraje.wordpress.com) donde divulgan elaboradores de vino, bodegas y vinos fieles al estilo tradicional, de autor, con muy poca producción cada año.

Nuria es una apasionada del vino aunque su profesión pase por la ingeniería de Telecomunicaciones y también sea licenciada en Marketing. Emprendedora reincidente, este es su segundo proyecto desde el año 2000. En su tiempo libre se dedica a investigar sobre la cultura del vino, sus tipos de elaboración y su historia. Juan Pedro es un enamorado del vino. Ingeniero en Informática, trabaja en la administración como responsable de proyectos relacionados con las Telecomunicaciones y las Nuevas Tecnologías.

Entre los dos han conseguido convertir en realidad su sueño: elaborar su propio vino, Magnolia Garnacha, un vino de la I.G.P. “Vino de la Tierra de Castilla”. Están convencidos de que hay que dotar de valor a los vinos que se realizan en esta tierra y han querido plasmarlo en el suyo propio, haciéndolo de forma artesanal, poniendo el máximo cuidado en todas las fases de la creación del mismo: desde el cultivo de la uva en la viña, y la vendimia, hasta la elaboración en bodega. También han puesto mucho cuidado en el diseño final y la imagen de marca.

Magnolia Garnacha 2015 se vendimió en la última semana de septiembre. La uva procede de una parcela, “Magnolia”, ubicada en la misma orilla del río Júcar en apenas 1/2 hectárea de uva garnacha, de 20 años de edad, perfectamente cuidada.La vendimia se lleva a cabo por la noche, "para recoger la uva lo más fresca posible", comentan e incluso y vendimian ellos mismos, en familia y con amigos. 

Ponen mucho mimo a su trabajo y seleccionan cada racimo uno a uno, eliminando hojas, y uvas que no estén en perfecto estado. Los racimos se depositan en cajas pequeñas individuales, para evitar que se rompan y al amanecer la uva se traslada a la bodega, conservando el frescor de la noche, donde es despalillada cuidadosamente. Una vez en el depósito, se macera el mosto en frío durante 6 días. El resultado es una explosión de fruta en nariz y en boca.

Pero además, Nuria y Juan Pedro también se dedican a dar rienda suelta a una de su pasiones: escribir sobre el vino y dar a conocer todas sus vivencias con los elaboradores de vino de garaje. Compartir sus descubrimientos: esos vinos únicos e irrepetibles que, debido a las producciones tan reducidas, apenas si son conocidos fuera de la comarca donde se producen. De hecho, apenas un mes después de lanzar su blog Vinos de Garaje   ya habían conseguido 2.000 seguidores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha