eldiario.es

Menú

Un dispositivo nasal anti-ronquidos y un robot para podar viñedos, los más "innovadores"

Son los dos proyectos premiados 'ex aquo' por la Fundación Caja Rural de Castilla-La Mancha dentro de su programa Lazarus 2 

- PUBLICIDAD -
Un momento de acto de entrega de premios

Un momento de acto de entrega de premios

La Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha ha entregado un cheque de 3.500 euros a Ángel Perea, de Albacete, y Felipe Beteta, de Pedro Muñoz (Ciudad Real) como ganadores ex aequo del premio al “Proyecto más Innovador” de Lazarus 2, su incubadora y aceleradora de empresas innovadoras y el proyecto más importante de su Área de Emprendimiento, por sus por sus proyectos de dispositivo nasal anti ronquidos y robot para la poda de viñedos.

El cheque fue entregado en Toledo por el presidente de Caja Rural Castilla-La Mancha y su Fundación, Andrés Gómez Mora, y la directora de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, Ana López-Casero, acompañados por el director de Emprendimiento e Innovación de la Fundación y de Lazarus, Vicente Muñoz, y el director territorial de la Escuela de Organización Industrial-EOI, Javier Rivero, codirector del programa en su parte formativa.

También estuvieron en este acto Fernando Oharriz, ganador del Premio al “Mejor Proyecto Tecnológico” por la Fundación Rafael del Pino - que incluye la participación en el Programa Encuentro TR35 Week del MIT (Massachusetts Institute of Technology)- y Alberto Cabanes, ganador del Accésit “Innovación Social” por h2i Institute.

Novedosos e imaginativos

Ángel Perea es uno de los promotores del proyecto “Noseclip”, basado en un dispositivo nasal que incrementa el flujo de aire inspirado para facilitar la práctica del deporte y el sueño sin ronquidos. Por su parte, Felipe Beteta ha ideado el proyecto “Trimbot”, consistente en un robot autónomo y móvil guiado con sistemas de inteligencia artificial que realiza la poda de viñedos.

Además, el proyecto ganador ganador del Accésit “Innovación Social” por h2i Institute es “Adopta un abuelo” de Alberto Cabanes, programa de voluntariado de compañía para la tercera edad que ya cuenta con más de cien voluntarios trabajando en cuatro ciudades.

Junto a éste, el ganador del Premio al “Mejor Proyecto Tecnológico” por la Fundación Rafael del Pino es “Oseus”, que revoluciona el mercado de los implantes dentales mediante la regeneración ósea guiada y personalizada, al escanear la mandíbula del paciente e imprimirle en 3D la estructura de soporte de su pieza.

Otros proyectos de Lazarus 2 son “Babel’s Quest’ de Belén Gómez Sanz, juego para Tablet, ordenador y móvil con el que se puede aprender chino mandarín y obtener una titulación oficial; “Becash” de Carlos Mateo Enseñat, primer comparador de becas que ayuda a estudiantes de todo el  mundo a alcanzar sus metas; “Don Cicleto”, de Pablo Rosa Casado, red de aparcamientos para bicicletas en los espacios no utilizados de los parkings de automóviles; “Globity” de Javier Segarra Juárez, pegatinas de bajo coste para la localización GPS de personas, objetos y animales; “inPark” de Fernando Barrero Elías, app para controlar las puertas de los garajes desde cualquier lugar, y “Blabelia” de Javier Fuentes Ibáñez, plataforma de economía colaborativa que conecta a profesores de idiomas y alumnos de todo el mundo.

Convertir ideas en negocios rentables

Gómez Mora y López-Casero dieron la enhorabuena a los ganadores por idear “proyectos novedosos, útiles e imaginativos y trabajar con ilusión y constancia por llevarlos a la práctica”, confiando en la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha y en Lazarus, que ayuda a los emprendedores a convertir sus ideas en negocios rentables y de futuro dándoles soluciones con una visión de 360 grados sobre sus necesidades.

La directora de la Fundación destacó que se trata de proyectos “muy diversos, muy plurales y con mucha investigación detrás” y añadió que ha habido 250 presentados y 11 seleccionados, ideados por emprendedores de Castilla-La Mancha y España, con más de dos profesores por proyecto.

Por su parte, Perea y Beteta se mostraron “tremendamente agradecidos” a esta entidad por impulsar sus proyectos para tener un negocio y repercusión a nivel nacional e internacional, algo que en un principio consideraban impensable, apostando por el talento innovador y la gente de nuestra tierra.

De esta forma, han podido acceder a una formación, unos profesionales y una red de contactos de primer nivel y ser acompañados para que su empresa no se caiga en sus dos primeros años de vida, los más difíciles para salir adelante.

Un total de 250 candidatos de toda España se han presentado a la segunda edición de Lazarus, la única aceleradora privada de empresas de Castilla-La Mancha y uno de los programas de emprendimiento con más servicios en España.

Los emprendedores seleccionados forman parte de este programa durante tres años: desde la definición de su idea hasta las fases más maduras de su empresa, mediante acompañamiento -el más completo del mercado- y aceleración sin pedirles capital a cambio, entrenando con ellos para controlar los riesgos de sus proyectos y hacerlos más sólidos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha