eldiario.es

Menú

Diez recomendaciones para el futuro del patrimonio natural del Cuenca

Un estudio sobre las Hoces de los ríos Júcar y Huécar pone  de manifiesto la necesidad de incorporarlo a la futura planificación de la ciudad

Las conclusiones se dan a conocer ahora tras la convocatoria de un concurso nacional con motivo del XX Aniversario de Cuenca como ciudad ‘Patrimonio de la Humanidad

- PUBLICIDAD -
Puente de San Pablo en Cuenca que cruza el río Huécar

Puente de San Pablo en Cuenca que cruza el río Huécar Foto: STIPA Consultoría & Ecoturismo

Cuenca necesita realizar una planificación “global” que pasa por un Plan de Ordenación Municipal (POM) de “urgente redacción” y por actualizar el Plan Especial del Casco Histórico y sus Hoces. Esta es una de las conclusiones del ‘Estudio del valor patrimonial de las Hoces de los ríos Júcar y Huécar’. Lo ha realizado un grupo de siete profesionales entre geólogos, arqueólogos o naturalistas  dentro de la convocatoria ‘I Concurso Nacional +Patrimonio’ coincidiendo con la celebración, en 2016, del XX aniversario de la Declaración de Cuenca como Patrimonio de la Humanidad. Sus conclusiones y recomendaciones se dan a conocer ahora.

 “La más urgente tiene que ver con la planificación. Cómo integrar la gestión de la hoces, sus antiguas huertas, el río…en la planificación de la ciudad”, explica Nuria Chacón, licenciada en Ciencias Ambientales, miembro de  la empresa STIPA Consultoría & Ecoturismo que ha coordinado el estudio. “Debe servir para incorporar esos datos a las políticas de planificación”.

El área de estudio comprende la superficie de las Hoces de los ríos Júcar, con 171 hectáreas, catalogada por la UNESCO como ‘zona buffer de protección’ que con el tiempo dieron paso a un cañón fluvial de unos cinco kilómetros. ¿Qué se propone de cara al futuro?

Vista de la Formación de la Dolomías de la Ciudad Encantada desde el Barrio del Castillo (Cuenca)

Vista de la Formación de la Dolomías de la Ciudad Encantada desde el Barrio del Castillo (Cuenca) Foto: CMJ

  1. - El patrimonio geológico

El estudio habla de la geodiversidad de la ciudad. Es una aproximación al  patrimonio geológico sobre la que se propone seguir trabajando para definir los llamados Lugares de Interés Geológico (LIGs) y su protección, incluso como Bienes de Interés Cultural, en el futuro. Se han identificado hasta 12.

Además, aunque no se realiza un informe exhaustivo de los riesgos geológicos,  se recuerdan los “históricos” problemas en las edificaciones ‘colgadas’. En algunas zonas existen riesgos de desprendimiento “habitualmente sin daños personales pero sí materiales para el paisaje y la economía”. Para planificar, se requiere un estudio previo de riesgos geológicos en las hoces.

Panorámica de la Hoz del Júcar en Cuenca

Panorámica de la Hoz del Júcar en Cuenca Foto: Nuria Chacón

  1. - El patrimonio vegetal

Cuenca tiene una alta diversidad de hábitats y especies vegetales debido a los diferentes ambientes que se pueden localizar (forestal, matorral, de ribera, roqueda, agrícola-pastizales) sobre los que, además, no pesa ninguna amenaza específica. Entre las recomendaciones  se propone actuar sobre las zonas de huerta abandonadas para mejorar el paisaje. “Hacía más de 25 años que no se publicaba nada sobre la zona”, comenta Chacón.  Se ha trabajado tanto en la caracterización de hábitats como en realizar un amplio inventario.

  1. - La fauna

Se recomienda mejorar el conocimiento sobre la riqueza faunística. De hecho, este es el primer inventario de fauna elaborado para la ciudad de Cuenca y su entorno más próximo. La diversidad es elevada. Se ha detectado presencia de  180 especies de fauna vertebrada (ocho de ellas consideradas vulnerables) y 149 especies distintas de mariposas

Pese a la acción del hombre, las Hoces son áreas naturalizadas que han sido recolonizadas por multitud de especies de fauna que desaparecieron en décadas pasadas. El estudio pide profundizar en las investigaciones sobre una fauna para el posterior desarrollo de iniciativas educativas o turísticas.

Ejemplar de martín pescador (Alcedo atthis) fotografiado en el río Júcar a su paso por la ciudad de Cuenca

Ejemplar de martín pescador (Alcedo atthis) fotografiado en el río Júcar a su paso por la ciudad de Cuenca Foto: Miguel Ángel Durán Fernández-Tostado

Además, se alerta de que el vertido de aguas residuales y cualquier otro tipo de contaminantes en cauces y riberas implicaría la desaparición de las especies de fauna más sensibles como la nutria  o el martín pescador. También se proponen acciones de restauración fluvial. En concreto, actuar sobre los  azudes artificiales que son infranqueables para los peces, por ejemplo el ubicado en el barrio de San Antón.

  1. - La necesidad de vincular patrimonio cultural y natural

Se pone de manifiesto un cierto desconocimiento hacia el patrimonio arqueológico conquense. Se recuerda la inexistencia de una Carta Arqueológica municipal. “Es conveniente tenerla”, señala el estudio, para actualizar y completar el actual  Inventario provisional de Bienes Inmuebles con valor patrimonial del Término Municipal de  Cuenca,  único  documento  que  se  contiene  una  lista  de  elementos  de Patrimonio Arqueológico incorporado al POM de 1996.

Se sugiere continuar con proyectos de investigación arqueológica en localizaciones como el tercer recinto de muralla de Cuenca en la Hoz del Júcar. Una vez completado el inventario, se propone establecer la “hoja de ruta” de conservación y divulgación priorizando elementos como el  Acueducto, como elemento monumental que puede vertebrar el aprovechamiento de la Hoz del Huécar.

Mariposa Polyommatus (Lysandra) coridon

Mariposa Polyommatus (Lysandra) coridon Foto: Nuria Chacón

  1. - El paisaje urbano forma parte del patrimonio

La idea es preservar la calidad del medio en el que viven las personas.  De hecho, existe una tendencia generalizada a  incluir al paisaje urbano como parte fundamental del patrimonio. “Es tendencia mundial. De hecho la UNESCO hace hincapié en una serie de pautas a considerar a la hora de hablar de patrimonio como la  calidad de vida de los habitantes o de la calidad ambiental. Dentro de esta última se engloban los valores naturales”.

El estudio  recomienda establecer líneas de trabajo donde interactúen entidades de gestión como el propio Ayuntamiento de Cuenca e instituciones académicas y universitarias y demás centros de investigación para profundizar en la noción de paisaje urbano histórico y colaboren entre sí a escala local.

  1. - Actualización de la planificación urbanística y ambiental de la ciudad

La ciudad histórica de Cuenca “precisa del riguroso conocimiento y análisis” de las Hoces para poder establecer nuevas arquitecturas.  Se apunta la necesidad de “resolver” la accesibilidad al Casco Antiguo y mejorar servicios e infraestructuras.

La planificación de la ciudad “debe incidir un poco más en los aspectos naturales. Las directrices respecto a las hoces son muy ambiguas y laxas. Faltan pautas concretas para su gestión del territorio que rodea el Casco Histórico”, explica Nuria Chacón quien sostiene que a ciudades como Cuenca o Toledo “les vendrá muy bien”   la Ley de Ordenación del Territorio y del Paisaje que prepara el Gobierno de Castilla-La Mancha.

El POM de Cuenca lleva vigente 20 años.  “Un nuevo documento normativo y regulador” constituirá “una oportunidad” para desarrollar una “ciudad inteligente y digital, verde y sana, educadora y creativa, proveedora de servicios territoriales”.

El estudio supone el primer inventario de fauna de la ciudad de Cuenca

El estudio supone el primer inventario de fauna de la ciudad de Cuenca Foto: STIPA Consultoría & Ecoturismo

  1. - Crear un Plan Rector de las Hoces

Se trata de ordenar y conservar los recursos paisajísticos, naturales y patrimoniales porque, recuerdan  el desarrollo de la ciudad “nunca” pensó en aprovechar la ribera del río Júcar y Huécar ni la vio “como un lugar amable, sino más bien este espacio urbano ha sido ignorado”.

“La ciudad crecido de espaldas al río”,  creando “una cadena de espacios vacíos desaprovechados y con riesgo de degradación”. Por eso se sugiere una actuación paisajística integral. Hay que  revisar los límites de las Hoces, como “zona buffer” de protección de la ciudad. Los autores del estudio creen que el plan rector podría plantearse en el contexto español como una experiencia innovadora en materia de planificación y concepción de la ciudad.

  1. - Fomento de la actividad investigadora, educativa y divulgativa de la riqueza natural de las Hoces

El estudio advierte de que los espacios naturales protegidos son “de vital importancia” para la conservación de la biodiversidad y de los procesos ecológicos. Nuria Chacón recuerda la falta de estudios técnicos y publicaciones referentes a la riqueza natural de las Hoces. “La documentación es escasa y la balanza estaba desequilibrada. Hay bastante información sobre el patrimonio cultural de la ciudad de Cuenca, no tanto en cuando a su riqueza natural. Hemos intentado recopilar información y actualizarla con datos inéditos”.

Juego de bolos junto al río en Cuenca

Juego de bolos junto al río en Cuenca Foto: Nuria Chacón

  1. - Fomentar la participación de la población

Valorizar el patrimonio en clave de sostenibilidad requiere, según se recoge en el estudio, “una nueva gestión del territorio (gobernanza)” basada en la “responsabilización” y en un uso “innovador”  del capital social, incluyendo la formación de niños y jóvenes.  

  1. - Posicionar a Cuenca como destino turístico de referencia aprovechando su riqueza patrimonial integral

El patrimonio cultural y natural gestionado de forma integral podría multiplicar las oportunidades de desarrollo que ofrece el turismo. Para eso, dice el estudio, se requieren “nuevas visiones y nuevos modelos de gestión integral”. Apuntan como clave la coordinación de políticas de medio ambiente, urbanismo, infraestructuras, ordenación del territorio, cultura, seguridad o turismo.

En este sentido se propone “evitar la escenografía y la tematización” y se califica de “imprescindible eliminar la baja calidad, la banalidad y los tópicos de la oferta turística” apostando por la “innovación y creatividad”. Se ve como interesante sentar las bases de un Pacto Local por el Turismo Sostenible.

Nuria Chacón explica que los conquenses valoran su patrimonio natural aunque, reconoce, a veces pasa desapercibido en la rutina diaria. “¿Qué piensan los conquenses de su entorno natural? Es algo a estudiar de forma más profunda”, sostiene.   El estudio hace también un pequeño recorrido sobre valores  ligados a lo estético, social, etnográfico, histórico, religioso y espiritual (incluidas las leyendas) ligados directamente al espacio natural. Se repasa el “gran arraigo social y etnológico” de los oficios como el ganchero o los de tradición textil y mimbrera.

El documento quiere “promocionar” el patrimonio conquense y darlo a conocer. Por eso se pondrá a disposición del ciudadano, con objetivo “didáctico” a través de la web del 20 aniversario de la ciudad como ‘Patrimonio de la Humanidad’ y del propio Ayuntamiento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha