eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Peter Schneider afirma que "se pueden ver emociones con la luz de la Costa da Morte"

- PUBLICIDAD -
Peter Schneider afirma que "se pueden ver emociones con la luz de la Costa da Morte"

Peter Schneider afirma que "se pueden ver emociones con la luz de la Costa da Morte"

El fotógrafo alemán afincado en Lugo Peter Schneider cree que la luz es tan "fascinante" en la coruñesa Costa da Morte que con ella "se pueden ver emociones" en todo lo que ilumina, una ilusión que ha tratado de reflejar en quince imágenes reales que conforman la exposición "Ao carón do mar".

El Centro Cívico de Malpica (A Coruña), en colaboración con la Asociación Cultural Calderón, acogerá desde hoy y hasta el próximo 8 de diciembre esta muestra, en la que se pueden ver fotografías del puerto, los barcos, las redes o un solitario árbol en una playa, todas ellas tomadas durante estos dos últimos años en este pintoresco pueblo coruñés.

"Cuando estás en la Costa da Morte la luz es fascinante, cambia a cada momento en Galicia y, en combinación con la luz, la visión de un barco en el puerto cuando está nublado o cuando está soleado es totalmente distinta y se traduce en emociones que ves en imágenes", explica este fotógrafo alemán en una entrevista con Efe.

Las fotografías, todas a color y de 40x50 centímetros, retratan paisajes del entorno de Malpica y "las emociones en la costa" de una manera "muy personal" para este profesional de publicidad y reportajes.

Peter Schneider (1963, Fráncfort, Alemania) empezó su carrera en estudios de publicidad de Alemania en 1988 y, diez años después, se trasladó a Malpica, donde vivió durante seis años antes de instalarse en la capital lucense por cuestiones laborales.

Pero Malpica es su sueño dorado y regresar casi una utopía, confiesa sin parecer resignado, y quizá, anticipándose a esa vida que anhela, por ello expone por primera vez en color en esta tierra.

"Antes del digital trabajaba solo para exposiciones en blanco y negro pero estas son fotos nuevas que hago en pequeñas escapadas de libertad", confiesa.

Y es que Peter Schneider es alemán y vive en Lugo pero la familia de su esposa, con la que tiene tres hijos, es de una aldea de Malpica, por lo que visita este pequeño pueblo casi cada semana.

Durante esas escapadas los fines de semana ha hecho las fotos que conforman esta exposición en "zonas más tranquilas, en temporadas fuera del verano, con las emociones de la costa y de la naturaleza".

La historia de su relación con tierras gallegas, relata, es "un poco rara", pues cuando se inició en la fotografía ganó su primera beca de arte con unas fotos que hizo en varios viajes a Galicia.

"Desde Alemania -recuerda- hice unos viajes con un amigo veterinario de A Coruña que trabajaba por aldeas cerca de Ordes, y así conocí el interior, pero siempre me gustó la Costa da Morte por su naturaleza espectacular y la gente estupenda".

Fue entonces, en 1998, cuando decidió vivir una temporada en esta zona de la provincia coruñesa y, como le "encantó" Malpica, buscó un piso. "Sin pensar mucho lo alquilé y me quedé aquí. Pensé primero en tres meses y ya van quince años en Galicia", asegura Schneider.

"Estoy vinculado con Malpica para siempre y si en los pueblos de la costa no estuviera la cosa tan parada me gustaría seguir viviendo allí", añade este fotógrafo y profesor también en Compostela, antes de trasladarse a Lugo "por trabajo".

Aunque reconoce sentirse "a gusto" en Lugo, asegura también que "echa de menos la luz de la costa, que es muy distinta, y la mentalidad de la gente, que no tiene nada que ver con la del interior".

Este fotógrafo alemán de alma gallega no renuncia a su sueño y, pese a atravesar "tiempos difíciles", asegura que "a lo mejor en dos años vuelve con su familia a Malpica". Elizabeth López

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha