eldiario.es

Menú

Caras nuevas en el debate de política general

Antonio Estañ (Podemos) y Mari Carmen Sánchez (Ciudadanos) se estrenan como examinadores de Ximo Puig en el análisis de mitad de legislatura 

El president Ximo Puig pondrá el foco en la agenda valenciana y Compromís defenderá los avances sociales y la reivindicación del nuevo sistema de financiación

- PUBLICIDAD -
Vista del hemiciclo de las Corts Valencianes durante un pleno.

Vista del hemiciclo de las Corts Valencianes durante un pleno.

El curso parlamentario valenciano arranca con un plato fuerte. Este miércoles se celebra en las Corts el debate de Política General, el largo análisis de mitad de legislatura que examina la labor del Gobierno.

En esta sesión que dura dos días y prácticamente consume toda la noche entre ambos se estrenarán los portavoces de Podemos y Ciudadanos, dos formaciones que han pasado por grandes cambios en el primer bienio de legislatura. Antonio Estañ tendrá su primera intervención en el hemiciclo como portavoz de Podemos en sustitución de Antonio Montiel, que cambia de asiento. 

El síndic de la formación morada centrará su intervención en el empleo, principal carencia del Ejecutivo valenciano a su juicio, y  exigirá que se cumplan los acuerdos mínimos firmados en el Pacto del Botánico, que se materialice el cambio de modelo productivo y "profundizar en los retos sociales que se traduzcan en bienestar para la ciudadanía".

Desde Ciudadanos, Mari Carmen Sánchez, si bien con algo más de experiencia como portavoz, también se enfrenta a su primera ocasión como examinadora del Consell. Paradójicamente, el exportavoz de la formación naranja, al que sustituyó, no tendrá más voz que la que le quiera conceder la mesa para justificar su voto en el trámite de las iniciativas, segunda parte del debate. Alexis Marí y los diputados David de Miguel, Domingo Rojo y Alberto García, que abandonaron Ciudadanos en junio y ahora son parlamentarios no adscritos, pidieron intervenir en el debate y la Mesa de les Corts rechazó su demanda. 

Por parte de los partidos del Gobierno, más estables en sus filas, el discurso se centrará en reivindicar la agenda valenciana: financiación justa e inversiones acordes al peso poblacional del territorio, las reivindicaciones constantes ante el Ejecutivo central.

Además, PSPV-PSOE y Compromís quieren poner de relieve las mejoras en sanidad y en bienestar social, como las ayudas de vivienda, la lucha contra la violencia de género o la integración en el sistema de ayudas de miles de personas dependientes. Entre los temas pendientes del Consell queda  la reforma de la ley de servicios sociales, la aprobación de la Ley Valenciana de Educación, la creación de un plan de residuos y el plan de reindustrialización, así como el inicio de emisiones de la nueva radiotelevisión valenciana.

Por su parte, atosigado por la corrupción, el PP dirigirá sus esfuerzos a condenar la política educativa del Consell y en denunciar el supuesto  sectarismo, la imposición, el caos y el enfrentamiento. Isabel Bonig, aspirante a volver a liderar el partido, explicará su plan alternativo para 2019.

Finalmente, al contrario que en la mayoría de parlamentos autonómicos, no se ha llegado a un acuerdo para limitar las iniciativas presentadas ni la duración del debate, aunque todos los grupos salvo el PP se han comprometido a presentar un máximo de 100 iniciativas y a pactar las resoluciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha