eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

Grecia comienza a trasladar refugiados desde los centros de detención de las islas al continente

El Gobierno griego dice que el objetivo es "aliviar" la situación de los centros de detención de las islas –la mayoría ya, en régimen abierto–, donde hoy se hacinan 13.889 personas en un espacio para 7.450

Las autoridades decidirán a quienes sacan de las islas con tres criterios: quienes puedan reunirse con familiares, los que estén en situación "vulnerable" o aquellos que no puedan ser devueltos a Turquía

- PUBLICIDAD -
Grecia trasladará a los migrantes de los centros de las islas al continente

Una agente de policía conversa con dos niñas refugiadas iraquíes al otro lado de una valla, en el centro de detención de inmigrantes indocumentados de Amygdaleza, en Atenas, Grecia. EFE/Archivo

Grecia ha comenzado este viernes a trasladar a territorio continental a parte de los refugiados y migrantes que se encuentran en los centros de acogida de las islas del Egeo, según ha confirmado Acnur a eldiario.es. El primer grupo, de 50 migrantes, ha llegado por la mañana desde Lesbos al puerto griego de El Pireo, desde donde se les ha trasladado a los centros oficiales de Kyllini, Trikala y Alexandria. 

El objetivo de la medida, según ha dicho el ministro griego de Asuntos Europeos, Nikos Xydakis, es "aliviar la situación" de los centros de detención de las islas trasladando a "gran parte" de los 13.889 refugiados y migrantes que actualmente se hacinan en unas instalaciones con capacidad de acogida para solo 7.450 personas. 

Entre sus paredes hay también familias con niños, ancianos, mujeres embarazadas y menores no acompañados, en condiciones que diversas ONG han calificado como "infrahumanas". Allí viven, a la espera de que se estudie su situación, porque llegaron las islas griegas después del 20 de marzo, fecha en la que entró en vigor el acuerdo entre la UE y Turquía

Sobre el procedimiento que seguirán las autoridades griegas para decidir qué personas serán trasladadas al continente, Acnur explica que se seguirán tres criterios de "admisibilidad": los casos que pueden optar a la reunificación familiar, los "perfiles vulnerables" y las personas para las que Turquía no sea un "tercer país seguro". 

En el primer caso se incluyen los refugiados que puedan reunificarse con sus familiares directos ya establecidos en algún otro país europeo. En el segundo caso, las autoridades consideran personas con "perfil vulnerable" a los niños no acompañados, mayores, embarazadas y mujeres en estado postnatal, supervivientes de abuso, familias monoparentales, víctimas de trata o tortura y supervivientes de naufragios con síntomas postraumáticos. 

En tercer lugar, también se podrá proponer para su traslado al continente a quienes demuestren que Turquía no puede ser considerado para ellos como "tercer país seguro" y, por lo tanto, no se les devuelva al país euroasiático en virtud del acuerdo entre la UE y Turquía. 

Evitar el desconocimiento

Según Acnur, no son los propios migrantes y refugiados que actualmente viven en los centros de las islas los que pueden solicitar ser trasladados al continente, sino que son las autoridades las que los eligen, estudiando su situación particular antes incluso de que puedan solicitar asilo. "La Policía griega les hace rellenar un papel al llegar a las islas donde ellos describen cuál es su situación, para poder darles un documento temporal para controles", dice Roland Schönbauer, portavoz de Acnur en Grecia. 

Ese es el documento en base al cual las autoridades deciden sobre el futuro de los migrantes y refugiados. La Agencia de la ONU para los refugiados incide en la necesidad de informarles de que este procedimiento existe para que puedan detallar su situación particular: "Estamos trabajando para que los asistentes legales de Acnur puedan informarles. Además, ayudamos a las autoridades a identificar a aquellos que puedan ajustarse al perfil y apoyamos la logística en los traslados", explica  Schönbauer. 

Nuevas opciones para los trasladados

Con la adopción de esta nueva medida, algunos de los migrantes y refugiados que llegaron a Grecia tras la puesta en marcha del acuerdo entre la UE-Turquía –varios de los cuales, también niños, llevan encerrados meses en centros de régimen cerrado– podrán salir por primera vez de las islas y confirmarán que no serán deportados a Turquía.

Ya en territorio continental, serán trasladados a los centros oficiales de refugiados, donde conviven aún tres de cada cuatro de los más de 60.0000 refugiados que han quedado atrapados en Grecia tras el cierre de fronteras. Sus instalaciones han sido también criticadas por parte de ONG y organismos oficiales, como las propias autoridades sanitarias griegas, que pidieron su cierre por considerarlos "un riesgo para la salud pública". 

La nueva situación para los que consigan abandonar las islas abre un abanico de posibilidades un poco más amplio: allí podrán solicitar asilo en Grecia, pedir la reunificación familiar con sus parientes (en caso de ser "casos Dublín") o alistarse en el programa de reubicación de la UE para ser acogidos en otro país comunitario, según el perfil particular de cada uno. 

En este último caso, deben demostrar que un 75% de las solicitudes de asilo de las personas de su nacionalidad son reconocidas, lo que normalmente excluye a los afganos e iraquíes, entre otros. "Nosotros creemos que sería bueno y humano ampliar las nacionalidades que puedan incorporarse a este programa para aliviar la presión en el sistema de asilo griego", demanda Acnur. 

Una niña siria intenta cortar la alambrada del centro de detención en el que está encerrada en la isla griega de Quíos. | Imagen cedida por el activista Benjamin Julian

Una niña siria intenta cortar la alambrada del centro de detención en el que está encerrada en la isla griega de Quíos. | Imagen cedida por el activista Benjamin Julian

Acnur ha aplaudido la medida y la afirmación del ministro griego sobre que la cifra de trasladados será "considerable". "Esperamos que así sea porque allí en las islas ni las estructuras ni la administración pueden con tanta gente. Las personas no pueden vivir así", denuncia  Schönbauer. 

El experto recuerda que Acnur no gestiona ninguno de estos centros de las islas de forma directa y recalca su postura en contra de las condiciones de los mismos. "Si se traslada a un número alto de personas al continente, se va a aliviar la situación de quienes queden en las islas y esto va a permitir acelerar la administración de las solicitudes", añade, aunque confirma que la cifra exacta no se ha concretado. "Tampoco se sabe cuándo dejarán de trasladar a la gente", asegura. 

La UE incumple

Tras anunciar la nueva medida, el ministro heleno de Asuntos Europeos lamentaba la actitud de Europa. "La mayor parte de los países de la UE, o bien aceptan muy pocos refugiados o bien no responden a nuestras peticiones de reubicación". "Hay actualmente 7.000 personas que podrían ser trasladadas inmediatamente a otros países de la Unión", añade. Siguen esperando a que algún Estado de la UE los acoja. 

Hace un año, los Estados miembros llegaron a un acuerdo en Bruselas para reubicar desde Grecia a 66.400 refugiados en un plazo de dos años, pero hasta la fecha solamente se han realizado 4.400 traslados. Mientras, en territorio heleno se hacinan actualmente más de 65.000 personas. 

Quienes están hoy encerrados en las islas

Desde el 20 de marzo, fecha en la que entró en vigor el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía, todos los migrantes y refugiados que han llegado a las islas griegas (incluidos niños, ancianos y mujeres embarazadas) han sido alojados en centros  en régimen militar. Algunos de ellos mantienen un régimen cerrado, manteniendo a los migrantes y refugiados encerrados, aunque la mayoría ha ido adoptando un régimen abierto que da mayor libertad para salir y entrar de las instalaciones. 

Las personas que hubieran llegado antes de esa fecha fueron trasladadas con anterioridad a la puesta en marcha del pacto al resto de campos del país, también gestionados por las autoridades, aunque en régimen abierto. A estos últimos están siendo traslados desde las islas los que se ajustan al criterio de esta nueva medida que ha anunciado el Gobierno griego. 

El acuerdo UE-Turquía considera que todos los migrantes y refugiados que hubieran pasado por Turquía antes de llegar a Grecia podían haber solicitado asilo en el país euroasiático, por lo que en algunos casos se les enviaría de vuelta, pese a las graves violaciones de los derechos humanos que varias ONG han documentado allí contra los refugiados.

La propia ONU puso en duda la legalidad del pacto, ante lo que los dirigentes de la UE acordaron que se estudiaría "individualmente" la situación particular de cada migrante o refugiado para no devolver a Turquía a ninguna persona cuya seguridad se pusiera en compromiso en el país euroasiático. Hasta la fecha, todas las devoluciones se han realizado con personas que no habían solicitado asilo en Grecia, aunque algunas organizaciones humanitarias han denunciado la falta de información a la que se enfrentan durante todo el proceso

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha