eldiario.es

La ONU carga contra el acuerdo sobre refugiados de la UE: "No es consistente con la legislación"

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados ha mostrado su preocupación ante acuerdo que pretende expulsar a todos los migrantes a Turquía y realojar solo a los sirios

"La expulsión colectiva está prohibida por la Convención Europea de Derechos Humanos", sostiene Acnur

Amnistía Internacional y Acnur recuerdan que Turquía no es un país seguro, como dice la UE: "Está documentado que devuelven a refugiados a Siria, disparan a sirios en la frontera y muchos solicitantes menores no acceden a la escuela"

- PUBLICIDAD -
Las solicitudes de asilo en la UE crecieron un 123 % en 2015, hasta los 1,25 millones

Un policía macedonio indica a una mujer refugiada dónde dirigirse tras cruzar la frontera griega cerca de la localidad de Gevgelija| Efe EFE

Organismos internacionales de derechos humanos y ONG han cuestionado la base legal del principio de acuerdo alcanzado este lunes por la Unión Europea para cerrar el actual camino de los refugiados a territorio comunitario. Europa expulsará a Turquía a todos los migrantes y solicitantes de asilo, huyan o no de conflictos o persecución, y realojará solo a los sirios. "Un acuerdo que parece que establece la expulsión directa de extranjeros hacia un país tercero no es consistente con la legislación europea ni con la legislación humanitaria internacional", ha criticado Vicent Cochetel, responsable para Europa de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

El pacto, pendiente de concretar en unas semanas, apuesta por la expulsión a Turquía de los nuevos solicitantes de asilo que lleguen a las islas griegas a partir de la entrada en vigor del plan. "Por cada sirio devuelto", la Unión Europea se compromete a realojar a otro. Eso sí, según aclaró el presidente del Consejo Europeo Donald Tusk este lunes en rueda de prensa, los solicitantes procedentes de Siria que hayan pasado antes por Europa serán castigados. Serán colocados los últimos en la lista de personas pendientes de reubicar a los estados europeos. 

"Es inhumano. Los líderes de la UE dejan de lado lo más importante: el respeto de los derechos humanos. Intercambiar personas por personas, dehumaniza y no es la solución a la crisis. Lo que deben hacer es crear rutas legales y seguras para que no tengan que jugarse la vida en el mar", sostiene Carlos de las Heras, de Amnistía Internacional.

Desde la ONU, a través de Acnur, han mostrado también su inquietud ante la cuestionable legalidad el acuerdo . El plan de la Unión Europea, tal y como lo perfilan ahora mismo, sería ilegal en base al derecho internacional, según sostiene su representante en Europa: "U n acuerdo que parece que establece la expulsión directa de extranjeros hacia un país tercero no es consistente con la legislación europea ni con la legislación humanitaria internacional". 

La Unión Europea justifica la devolución colectiva de solicitantes de asilo y migrantes bajo la consideración de Turquía como 'país seguro'. Esta conclusión alarma a Acnur y a Amnistía Internacional. "El derecho de asilo afirma que ninguna persona puede ser retornada a un país donde pueda ser objeto de vulneraciones de derechos humanos. El hecho de que la UE pretenda calificar a Turquía como un país seguro es muy preocupante, porque está demostrado que no lo es", apuntan desde Amnistía Internacional.

El experto recuerda numerosos casos de vulneraciones documentadas: "Devoluciones de refugiados a Siria, a pesar de ser un país en conflicto; disparos a personas que trataban de entrar a Turquía desde la frontera siria; o condiciones de vida indignas, como que los menores solicitantes de asilo no están escolarizados".  

En esta línea, el portavoz de Acnur se ha mostrado estupefacto por el hecho de que la Unión Europea haya establecido este acuerdo "con un país tercero que tiene menos garantías que uno entre naciones comunitarias". En esta línea, el alto comisionado de la ONU para los refugiados (ACNUR), Phillipo Grandi, ha recordado en el Parlamento Europeo que "una persona que busca asilo solo puede ser devuelta si se salvaguarda su protección".

Por su parte, el Parlamento Europeo (PE) se ha comprometido a velar por el cumplimiento de Turquía de las condiciones básicas para las solicitudes de asilo, según ha declarado este lunes el presidente de la Comisión de Libertades Civiles de la Eurocámara, Claude Moraes. Según dice,  "desempeñarán un papel clave como organismo de control legislativo y político" en el cumplimiento de las condiciones básicas para los  refugiados .

Desde el Consejo General de la Abogacía Española han condenado el acuerdo y consideran que "todo el bagaje jurídico que hace de la Unión un bastión de los Derechos Humanos se vendría abajo con una medida de esa naturaleza". La institución que aglomera la mayoría de colegios de abogados de España, recuerdan que la legislación europea obliga a "una admisión ordenada, digna, estudiada y personalizada de cada solicitud de protección internacional".

"Aplicar la devolución a Turquía indiscriminadamente a “todos”, sin diferenciar y procurar refugio a los potenciales solicitantes de asilo, supone una vulneración radical y manifiesta del derecho internacional y europeo que obliga a todos los países de la Unión y la Unión misma", añaden. "La Unión Europea ha puesto precio a sus propios principios", han enfatizado desde Médicos Sin Fronteras. 

"El bloqueo de una ruta abre otra sistemáticamente"

El acuerdo desata más incógnitas sin resolver. Los sirios serán realojados, según insisten las autoridades europeas, después de ser retornados a Turquía, a pesar de que hayan recorrido miles de kilómetros huyendo de la guerra. Pero ¿qué ocurrirá con otras personas que huyen de la guerra o persecución desde otros países? ¿Qué pasará, por ejemplo, con los afganos, iraquíes o eritreos? Este es otro de los puntos que preocupan a los defensores de derechos humanos.

"En principio, el acuerdo deja fuera al resto: a personas que podrían ser refugiados, y se responsabiliza de ellos a Turquía", apunta de las Heras. La Convención de Ginebra establece que los estados miembros deben analizar las solicitudes de asilo de forma individualizada y no únicamente en base al país del que procede. 

Los efectos humanitarios de la aplicación del acuerdo preocupan especialmente a Médicos Sin Fronteras. "Cuando taponas una vía de acceso, sistemáticamente se abre otra: siempre", recuerda Carlos Ugarte, responsable de Relaciones Externas de la ONG. "Y esa nueva ruta, generalmente es más peligrosa que la anterior. Es un proceso continuo, sistemáticamente las condiciones humanitarias empeoran. Este pacto provocará más víctimas", advierte desde su experiencia de años de trabajo sobre el terreno. 

"Tenemos claro y ratificado que las familias que huyen de sus países, mientras no se eliminen las causas por las cuales abandonan sus hogares, van a seguir llegando a Europa. Pongan las trabas que les pongas", afirma Ugarte.  "Ahora, por cada uno de los refugiados que arriesgue su vida en el mar y sea sumariamente devuelto a Turquía, otro puede tener la oportunidad de llegar a Europa desde la propia Turquía en el marco del programa de reasentamiento propuesto. Este burdo cálculo reduce las personas a meros números, negándoles un trato humano y desechando su derecho a buscar protección", destaca.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha