eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Telefónica ficha al directivo de Metro bajo cuyo mandato se ordenó perseguir a gays y mendigos

Carlos Bruno Fernández Díez se incorporó "hace unos meses" al área de seguridad de una filial de la multinacional de telecomunicaciones

Abandonó Metro en octubre, tras difundirse una nota interna en la que se instaba a vigilar especialmente a "pedigüeños", "músicos", "mendigos" y "gays" en el suburbano

Hermano del jefe superior de Policía de Madrid, se había incorporado a Metro en 2013 procedente de Banco Santander

29 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Telefónica Deutschland sube hasta septiembre en beneficio operativo bruto un 16,1 por ciento

Un edificio de Telefónica. EFE

El ex director de Seguridad de Metro de Madrid destituido meses después de conocerse la existencia de una nota interna en la que se instaba a vigilar especialmente a "gays", "músicos" y "mendigos" en el suburbano madrileño, ha tardado poco en encontrar un nuevo empleo.

Bruno Carlos Fernandez Díez, que abandonó su puesto de director de Seguridad de Metro el pasado 1 de octubre, ha sido contratado por Telefónica, confirman fuentes de la multinacional española a eldiario.es

Las mismas fuentes no precisan cuáles son las nuevas atribuciones de Fernández Díez. Sólo indican que se ha incorporado "hace unos meses" al área de seguridad de DPS, una filial que aglutina la actividad audiovisual de la compañía que preside César Alierta.

Fernández Díez fue nombrado director de Seguridad de Metro de Madrid a mediados de 2013 por el equipo que dirigía el anterior presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, en un nombramiento muy criticado en su momento por los sindicatos, ya que supuso la creación de una nueva Dirección General en un momento de recortes de gasto en la empresa pública.

Considerado una persona de la confianza de la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, Fernández Díez es hermano del jefe superior de Policía de Madrid, Alfonso Fernández Díez, nombrado en ese cargo en enero de 2012 por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

Su despido llegó pocos meses después de que trascendiera el envío de un documento interno de Metro en el que se instaba a los revisores del suburbano a aumentar sus peticiones de tickets a "pedigüeños", "músicos", "mendigos" y "gays".

El escándalo se zanjó entonces con el despido de tres responsables, incluido el jefe del Servicio de Seguridad, y con una sanción para dos trabajadores del mismo departamento. Fernández Díez, que se había incorporado a Metro de Madrid procedente de Banco Santander, se mantuvo en su puesto unos meses más. Ahora vuelve a trabajar para una gran multinacional.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha