eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las medidas para emprendedores quitarán 1.600 millones de la recaudación de 2014

El cambio de criterio en el pago del IVA restará 983 millones de euros de las arcas públicas que se recuperarán en 2015

Hacienda apuesta por una nueva panoplia de deducciones para incentivar el negocio de pymes y autónomos con el consiguiente quebranto para las arcas públicas

Las deducciones por reinversión de beneficios pueden dejar el tipo efectivo de las pymes en un 15% de sus beneficios

- PUBLICIDAD -
Ferre confía en que las Socimi permitan aumentar el valor de los activos inmobiliarios

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre.

Hacienda ha desvelado hoy la factura que supondrá para las arcas del Estado la batería de medidas fiscales de la ley de Emprendedores, una de las primeras promesas electorales cumplidas por el Gobierno de Rajoy. Pese a que el Gobierno aprobó ya el viernes pasado el Anteproyecto de una compleja ley de Emprendedores, no ha sido hasta este mismo lunes ha comenzado su campaña para aclarar los entresijos de las medidas adoptadas.

Sumando el cambio en el criterio de cobro y devengo del IVA (983 millones) y las deducciones por reinversión (624 millones), Hacienda dejará de ingresar en 2014 1.600 millones de euros. En un año donde el esfuerzo fiscal exigidio por Bruselas aún es grande, Hacienda volverá a contar de nuevo con menos recursos para cumplir el objetivo de déficit.

La teoría es que al menos en el caso del IVA, en 2015 los beneficiarios hagan el abono correspondiente al ejercicio anterior (vencido el plazo de un año fiscal no cuenta ya si se ha cobrado o no realmente la factura salvo en caso de que el deudor haya entrado en concurso de acredores) y se recupere por lo tanto la cifra que no se ingresó en 2014.

En cualquier caso, si la medida continúa en marcha en 2015, tal y como parece en la intención del Gobierno, esta recuperación del IVA se vería compensada por los nuevos devengos para 2016. Es decir, aunque Hacienda cobre el IVA del año anterior, al volver a aplazar el pago del ejercicio en curso se neutralizaría el impacto. Y así en años sucesivos.

En definitiva, Hacienda dejará de cobrar en los años en los que más necesita esa liquidez casi 1.000 millones de euros anuales gracias a esta medida.

La medida es voluntaria y algunas asociaciones críticas dicen que los clientes pueden tener reticencias a contratar a proveedores que se hayan acogido a este nuevo régimen ya que no podrán deducirse el pago del IVA antes de abonar la factura, como hacían hasta ahora. Según denuncian los autónomos, las principales morosas suelen ser las administraciones públicas, en especial los ayuntamientos. Así, estos no podrán beneficiarse en sus cuents públicas de estas devoluciones del IVA que eran una falsa inyección de liquidez.

Además, la medida también repercutirá indirectamente en los pagos a cuenta que recibirán las comunidades autónomas en 2015, ya que el Estado suele repartir cerca de la mitad de lo recaudado por IVA a las autonomías. Estas verán como sus anticipos disminuyen hasta que se cierren el ejercicio fiscal.

En el caso de las deducciones por reinversión de beneficios podrían hacer también una abultada mella en el Impuesto de Sociedades, ya que Hacienda espera un impaco de 527 millones de euros en el pago de tributos en este concepto. La medida, dicen en Hacienda, podría suponer que el tipo efectivo de las empresas de menos de diez millones de euros de facturación que se acogieran a estos beneficios fiscales bajara hasta al nivel del 15% (frente al tipo nominal del 20%). Esto teniendo en cuenta sola esta deducción, ya que con el esquema actual, las empresas españolas pagan un tipo efectivo más cercano al 12%.

Apuesta por el I+D+i

Hacienda ha apostado con fuerza por las deducciones como nuevo incentivo fiscal, lo que ahonda en las críticas por el actual sistema español de baja recaudación. A las deducciones por reinversión se suma una bonificación especial para la inversión en I+D+i y para los conocidos business angels los inversores en proyectos.

Hacienda ha cambiado el sistema para que las empresas que no tengan beneficios y por lo tanto no se pudieran aplicar la deducción por I+D+i, sigan teniendo incentivos para continuar con sus proyectos. Así, transcurrido un año del gasto (y del ejercicio fiscal en el que lo hubiera podido declarar), Hacienda compensará a la pyme con una parte de su inversión. Una especie de cheque a posteriori. Este modalidad operará en lo que se llama un "impuesto negativo".

También se mejoran las condiciones existentes para desgravar en "activos intangibles" esto es, en patentes de marca o en la compra de patentes.

Al estar diferido al menos en un año el beneficio fiscal, la factura no le llegará a Hacienda hasta 2015, ejercicio en el que espera gastar 427 millones de euros en implementar esta medida.

Las medidas para mejorar los incentivos de los inversores de proximidad o business angels, son de pequeña cuantía, por lo que terminarán redundando en que sean otros autónomos o conocidos los que aporten capital para sociedades que conozcan. Así, la cuantía máxima a desgravarse será de 20.000 euros y de esta, se deducirá el 20%. Es decir, que como mucho se le mermará su factura fiscal en 4.000 euros.


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha