eldiario.es

Menú

Opel Insignia Sports Tourer, todo elegancia y amplitud

Con este Sports Tourer, Opel aúna el refinamiento de la berlina de la que deriva y la versatilidad de un vehículo familiar

Con casi 5 metros de longitud, este Insignia ofrece unas plazas traseras de extraordinaria amplitud y un maletero de 560 litros

- PUBLICIDAD -
Opel Insignia ST.

Opel Insignia ST.

En los próximos días llegarán a los concesionarios las primeras unidades del nuevo Opel Insignia Sports Tourer, variante con carrocería familiar del Insignia Grand Sport que está a la venta en una horquilla de precios entre los 29.858 y los 42.793 euros.

El Sports Tourer aúna el refinamiento de la berlina de la que deriva y la versatilidad de un vehículo familiar en una síntesis muy agraciada desde el punto de vista estético. Destaca en este aspecto por las dos líneas cromadas que recorren su silueta desde el pilar delantero hasta los pilotos posteriores del coche, a la manera del concept Monza de Opel.

Con casi 5 metros de longitud, el nuevo modelo alemán ofrece unas plazas traseras de extraordinaria amplitud. Tanto el espacio para las piernas como la anchura aumentan 25 milímetros respecto a la generación anterior del Insignia, que no era pequeño, y el maletero gana 130 litros para situarse en los 560 (1.665 si se abaten los respaldos).

Los 560 litros de maletero del Opel Insignia ST.

Los 560 litros de maletero del Opel Insignia ST.

El compartimento de carga cuenta ahora con accionamiento automático que puede activarse con el pie si llevamos las manos cargadas y que permite regular el grado de apertura del portón (3/4 o completa). Dispone además de diversos útiles para separar y asegurar el equipaje. 

Para mover este vehículo que ha reducido su peso en hasta 200 kilos se recurre a un catálogo de tres motores de gasolina y tres de gasoil con potencias comprendidas entre los 110 caballos del diésel 1.6 más básico y los 260 caballos del 2.0 Turbo de gasolina, que va asociado a un nuevo cambio automático de ocho marchas y al sistema de tracción a las cuatro ruedas.

Para el resto de las versiones se ofrecen una transmisión manual de seis velocidades y otra automática del mismo número de relaciones. El 2.0 diésel, de 170 caballos, puede llevar tanto la caja manual de seis marchas como la automática de ocho, así como la tracción 4x4.

Opel ha echado el resto para hacer del Sports Tourer un modelo que, además de versátil, sea un coche de conductor. Por eso ha rebajado la posición al volante 30 milímetros y desarrollado un chasis adaptativo (FlexRide) que permite escoger el modo de conducción más adecuado a las circunstancias: Normal, Tour para un manejo tranquilo y confortable, y Sport cuando se pretende exprimir todo el jugo del motor y primar la agilidad en el comportamiento del vehículo.

Por su parte, las versiones con tracción integral disponen de un sistema de reparto vectorial de la fuerza del motor, de tal manera que la potencia puede transmitirse a una o a las dos ruedas traseras de forma independiente.

Interior del Opel Insignia ST.

Interior del Opel Insignia ST.

Como es obligado, el Insignia Sports Tourer ofrece ayudas a la conducción como el control de crucero adaptativo con frenada automática de emergencia, asistente de mantenimiento de carril con corrección de la dirección o alerta de tráfico transversal trasero.

Incorpora también asistente personal de conectividad y servicio Opel OnStar con funciones ampliadas, tecnología multimedia IntelliLink compatible con Apple CarPlay y Android Auto, asientos ergonómicos AGR y luces matriciales con 400 metros de alcance y haz antideslumbramiento. En el equipamiento opcional figuran la cámara de 360º con visión cenital y el head-up display en el parabrisas, entre otros dispositivos.

- PUBLICIDAD -